Adiós, Elvis del espacio…

Head Of David

David Bowie, Earl’s Court, 1978 (Evening Standard/Getty Images)

David Bowie dejó la Tierra después de caer en ella hace 69 años, y sobran motivos para entristecer. Claro, en la oleada de panegíricos que sucederán a su muerte, el mío será uno más. Está bien, tampoco se trata de buscar ser únicos y trascendentes cuando simplemente tendríamos que sentirnos nostálgicos y agradecidos, además de que vivimos en la triste época en la que todas las muertes polarizan drásticamente a la opinión pública, tan mal representada por nuestros foros digitales de expresión.

Pero Bowie murió, esto no puede (ni debe) pasar inadvertido, ya que el dolor de su deceso es genuino. Él seguía dando de sí hasta el último momento, pues estaba en su naturaleza, y por eso nos sorprendió con Blackstar cuando ya su partida estaba anunciada para quienes le eran más cercanos. Tan sólo por ello debemos admitir, entonces, que no hay forma de ser cínicos ante su muerte sin pasar por ignorantes o por simples trolls adictos a la provocación. En este mundo donde Kanye West se autoproclama “genio”, ¿cómo llamamos a David Robert Jones? No habrá término apropiado, entonces.

¿Murió el último gran ídolo de la música moderna? No, ahí están muchos contemporáneos haciendo acto de presencia… aunque su aporte no sea tan innovador ni tan vigente. Sin embargo es un hecho que murió el artista más grande de su época. No es hipérbole, ahí está su legado. Bowie fue el Dalí de la música, sin más ni más. Incursionó en múltiples estilos y épocas, sin quedar nada a deber. Fue el genio que se rodeó de genios, pero no para mejorar su propia calidad creativa, sino para hacerle justicia a su sonido y visión.

David-Bowie-010

Podemos decir de entrada que cumple los requisitos para ser un inmortal de la música bajo estándares no-oficiales (pero útiles) como el de poseer al menos cinco álbumes perfectos: The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, Hunky Dory, Low, “Heroes”, y Scary Monsters (And Super Creeps), nada más para abrir boca.

O quizá hay que validarlo con el logro de tener un disco imprescindible en cada una de las décadas en las que estuvo activo: Space Oddity (60’s), Young Americans (70’s), Let’s Dance (80’s), Outside (90’s), Heathen (00’s) y The Next Day (10’s), para ni siquiera repetir las joyas del criterio anterior.

¿Más argumentos? Contemplemos el de contar éxitos globales en múltiples estilos drásticamente distintos entre sí: check, check aaaaaand check, sobran ejemplos, desde el glam rock de Rebel Rebel hasta la electrónica de Dead Man Walking, del sonido de garage en Boys Keep Swinging al pop sensible de Blue Jean. Es cierto que Bowie podía tener uno que otro desatino en su producción, pero aún esos experimentos resultaban ser nobles esfuerzos donde siempre había algo muy rescatable, por no decir inspirador. Sí, aún los vilificados discos de Tin Machine, se los juro. Un petardo de David podía ser el Sgt. Pepper para un artista del montón. Y sus aciertos eran obras de arte, sobra decirlo…

Entonces, yendo más allá de lo musical, ¿Bowie también aportó? Discúlpenme, pero si hubiera elegido avocarse cien por ciento a, digamos, la actuación, también hubiera sido una leyenda. Podías colocarlo al lado de unos muppets pesadillísticos en Labyrinth y no había forma de negar su magnetismo a cuadro. Scorsese hizo de él un Poncio Pilatos que iba mucho más allá del anecdótico lavado de manos. Es un crimen que no lo hayan nominado por su rol como prisionero de guerra en Merry Christmas, Mr. Lawrence. El cameo en Zoolander es prueba hilarante de que podía autoparodiarse como el que más, al igual que la canción que le dedica a Ricky Gervais en Extras. ¡Hasta prestó su voz para un episodio de Bob Esponja, caraxo! Y miren su entrada a escena interpretando a Nikola Tesla en The Prestige. La cámara simplemente le adoraba:

Y es que lo increíble de su vida y obra es que puedes tomar tan sólo un aspecto mínimo de ella que harás tuyo para siempre. Su imagen pasó de ser un moptop más de la invasión británica a un andrógino ser caído de las estrellas. Fue el cadavérico ente que conocimos como Thin White Duke, subsistiendo a base de “pimientos, cocaína y leche”, pero también un Pierrot alienado y un krautrocker adoptivo que cimentó a Berlín como una meca creativa en plena Guerra Fría. Se reinventó como un icono cool en el comercialismo ochentero sin perder un ápice de credibilidad, y adoptó un neobritanismo exacerbado poco antes de ponerse el conservador traje de quien ya no tiene que reinventarse, pues lo ha reinventado todo. Cantó, compuso y produjo como pocos. Hasta el final.

No, señores, no habrá muestras exageradas de amor para David Bowie: todas serán legítimas. No me interesa saber si alguien es menos porque “sólo lo conoce por la de Under Pressure” o porque creen que se suman a la Legión Oportunista del Muerto Famoso. Si tu único contacto con Bowie fue tan sólo una breve viñeta dentro de su apabullante alud creativo, no importa: deja que te duela. Si fuiste el fan que no le cuestionó ni siquiera su horrible destrucción de Dancing In The Street en complicidad con Jagger, todo bien: seguro estás inconsolable, con justa razón. Toda manifestación es válida para el que hizo de todo, y siempre con más impacto y alcance que lo que debería de permitirse a los simples mortales.

Así que hay que llorarle, y bien. Porque David Bowie regresó a su lugar de origen, aunque fuimos inmensamente afortunados de haberlo experimentado en calidad de préstamo durante tantos años. Lo camaleónico debería ser llamado “Bowiesco” de ahora en adelante, por mera lógica. Yo le lloraré con Life On Mars? para empezar, y luego cantaré/gritaré Heroes a tres micrófonos, como Eno dijo que debería grabarse. Bailaré mal al compás de Young Americans, bajaré mi voz para el “Oh baby just you shut your mouth” de China Girl. Son demasiadas horas de temas que me hicieron creer, sin poner en duda mi coherencia, que alguna vez compartí planeta con un extraterrestre que me podía hacer llorar con una canción…

BIG BROTHER MÉXICO – POWER RANKING #03

29szYkHM

Les dejo nuestro primer Power Ranking COMPLETO, ahora que ya tenemos a los 14 ocupantes oficiales (más uno que viene en camino, definido por el público), con nuestros Finísimos Pronósticos de lo que va a suceder en torno a la primer nominación. A partir de ahora, nos vemos cada semana.

Como era de esperarse, estos especímenes “sin oficio ni beneficio” según lo dicho por Adela Micha cuando estuvieron todos dentro de la casa, no tardaron ni un instante en mostrar el cobre darse a conocer y cambiar rápidamente las posiciones en nuestro ranking.

LOS PROTAGONISTAS

#1 Sexy Devil. Demuestra que sabe de qué va Big Brother y pasea sus protuberancias en bikini a todas horas, logrando tener a las cámaras pendientes de ella. Más bolas que en práctica de bateo.

#2 Dandy. El infiltrado quedó como un santo al no aceptar que destruyeran las maletas del resto de los habitantes. Y ya no se ríe tanto, lo que se agradece… MUCHO.

#3 Lili. La administradora se aventó el tiro de hacer las compras con el reducido presupuesto semanal para gastos de la casa sólo empleando una pantalla táctil… y una calculadora… y la ayuda de seis habitantes para sumar y dividir… y apenas le tomó 4 horas. Eso y la revelación de que aún es virgen la ayudan a subir, a pesar de la falta de escotes. Sigue leyendo

BIG BROTHER MÉXICO – POWER RANKINGS #02

Screen Shot 2015-09-23 at 22.40.01

¡Hola! Gracias por leer los Power Rankings de este bodriazo, escritos por su servidora el día de ayer. Hoy toca el turno de rankear momentáneamente a los competidores restantes, que definitivamente son los “respaldados por el barrio”, pues las diferencias con los primeros, tanto en aspecto físico como en personalidad, son más que notorias. En las próximas entregas tendremos la jerarquía de TODOS los participantes y sucesos relativos al programa, de acuerdo a lo que vaya ocurriendo. Prosigamos…

#1 CORONITA (FANNY ALEJANDRA CORONA)

VYGPVP5y

26 años. Tapatía. TeibolerBAILARINA PROFESIONAL DE GOGO. Le gustan la música y los deportes extremos… porque treparse al tubo con ritmo y poca luz siempre es riesgoso. Dice tener personalidad muy atrevida… Sorprendente, pues las teiboleBAILARINAS suelen ser más bien tímidas. Para romper el hielo, nos narra que confundió el clítoris con el coxis… y que le dolía mucho. No pregunten. Afirma que “si eres su enemigo, te odiará a muerte”… si no le pagas el privado, también. Se insinuó que cayó en las garras del bonito arte de la “danza en prendas ligeras” porque quedó huérfana a los ocho años y tuvo que hacerse cargo de sus hermanos. Próximamente, los detalles hechos telenovela por Juanito Osorio. Sigue leyendo

BIG BROTHER MÉXICO – POWER RANKINGS #01 (por Finísima Esposa)

big-brother-mexico-2015

FINÍSIMA PERSONA DICE: ¡Hola! Nos han preguntado si además de MasterChef México reseñaríamos la más reciente edición de Big Brother. Hacer kilométricas recapitulaciones sería imposible (y el tiempo es dinero), así que Finísima Esposa accedió a hacer este Power Ranking para determinar quién es quién en la jerarquía de uno de los reality shows más exasperantes de la historia. Hoy comenzamos con los primeros 7 inquilinos…

Oli. Soy Finísima Esposa. Y me invitó Finísima Persona a usar un espacio vacante en su blog, pues él lo alimenta menos que a nuestra perra rescatada, la Licenciada Gladys de Recursos Humanos. Sí, es tan callejera como algunos de los personajes que voy a enumerar a continuación:

#1 EL RUDO (ISRAEL RUDOVSKY ROQUEÑI)

Rudo28 años. Tapatío. Mirrey, modelo, actor porno (perdón, erótico), productor de videos y un largo etcétera. A esta versión judía de Sebastián Rulli le gusta la fiesta, ligar y tirar filosofía barata de adicto, lo que nos sorprende porque se supone que las drogas están prohibidas en la casa. Se dice egocéntrico, por lo que imaginamos el berrinche que hizo cuando no le permitieron narrar el evento “carísimo de París” que organizó para una “pedida de mano”.

Se ubica momentáneamente en primer lugar porqueBONITO, y en este país nos encanta encumbrar a estos tipos, hasta volverlos presidentes.

#2 DJ SEXY DEVIL (MARTHA SALGADO)

djsexy27 años. Tapatía. Se hace llamar “DJ Sexy Devil” porque “chica prepago” no está bien visto en TV abierta. A esta versión barata de Kim Kardashian le encanta mencionar que las chicas de Playboy “le enseñaron a tocar” (pero no aclaró qué), además de seducir, provocar y aclarar que nunca dura con nadie… a falta de chiva y mapacha, entró la zorra. Por supuesto le auguramos mucha popularidad porqueCHICHIS y porqueMORBO; mientras más permanezca, más probabilidades habrá de ver escenas setsuales, ya que parece ser más ligera que el agua Bonafont. Sigue leyendo

FINÍSIMAS RESEÑAS: MASTERCHEF MÉXICO – EPISODIO 10

Así los leo. O así me leen, ya no sé.

Así los leo. O así me leen, ya no sé.

Seré honesto: no estaba del mejor ánimo para escribir esta reseña. O ninguna otra, de hecho. En días pasados murió mi abue Angelita, a la nada desdeñable edad de 95 años, así que resulta algo difícil hacerse el gracioso cuando el mood familiar anda bajoneado. Pero además he de decir que los acontecimientos de este episodio no contribuyeron en absoluto a seguir adelante con las críticas mala leche. Verán, yo me di a la tarea de reseñar UN CONCURSO DE COCINA, no una estúpida telenovela más. Pero claro, los imbéciles redomados a cargo de este programa decidieron abandonar más temprano que tarde la tónica de la emisión… para convertirlo en una estúpida telenovela más.

Y sin embargo, aquí me tienen. Mal y tarde estoy cumpliendo, diría el maestro Sabina (¡Saludos, Gonzo!), pero no quiero que se diga de mí que, ante la perspectiva de beber la cicuta por voluntad propia, me conformé con un traguito. No, Finísimos, este veneno se bebe hasta ver fondo. Y hablando de fondo, es hora de tocarlo…

EPISODIO 10: Mercado de Lágrimas

¡Sor…prais!

¡Sor…prais!

“Hoy, cuando entré antes de entrar a la cocina…”, abre Alan Gump, poniendo de inmediato el ilógico tono de esta entrega. El dizque lavaplatos dijo que no se iba a estresar por la caja misteriosa, que venga lo que venga él va a intentar crear algo innovador. Y va a decir que jamás había cocinado eso/conocido ese ingrediente/ visto la televisión, para no romper con su personaje. Amnesiette Michel les recuerda a todos de qué va lo de la dichosa caja, pero dice que ésta es “muy especial”. Adrián “Ramsay de Vecindad” (gracias, Carlos Dragonne) Herrera les pregunta a los chefspirantes qué creen que van a encontrar al destaparla, y las respuestas se suceden en tropel, pero nadie le atina (obvio).

Chef Betty dice que dentro de estas cajas “se encuentra quizás su verdadero yo”. Ojalá, pues nos han presentado a tanto falso amateur posando como albañiles, organizadoras de eventos y garroteros que algo de autenticidad no nos vendría mal. Meh, inútil esperanzarse, pues al destapar el cajerío se encuentran… Sigue leyendo

FINÍSIMAS RESEÑAS: MASTERCHEF MÉXICO – EPISODIO 9

“Toño entregó casi a tiempo, ¡albricias!”

¡Logré ponerme al corriente! Les entrego DOS hermosas reseñas DOS en UN fin de semana, así que creo que me merezco algo. Como poner una alcancía para propinas en el blog resulta complicado, les agradeceré si recomiendan en sus redes sociales estos profanos textos pletóricos de mala leche (como AdeS) y humor cuestionable. ¡En serio, al menos páguenme el esfuerzo con tráfico, so engendros! Perdón por lo anterior, pero quería “hacer un Herrera” y comenzar con regaños a lo estúpido, a ver qué se sentía. Ya en serio, al menos mándenme alguna clase de regalillo para la Finísima Esposa, pues su labor de arrearme con los textos, hacer corrección de estilo, conseguir fotos y ver las grabaciones de esta gansada de programa la han privado de la poca vida social que yo le brindaba el fin de semana. ¡Salven mi matrimonio, so engendros! Bueno, vamos todos a sufrir…

EPISODIO 9: ¿Dónde tragarán los niños?

¿Es el Dismaland de Banksy?

¿Es el Dismaland de Banksy?

Iniciamos con la llegada de los concursantes al magnífico parque temático Six Flags®, situado en las laderas del Ajusco, a espaldas de las instalaciones de TV Azteca. ¡Ja ja, ilusos! No, más bien se trata de un parque de diversiones genérico, situado en un lugar de Colombia que está muy, pero muy apartado de las instalaciones de la tres veces mediocre televisora del Ajusco. Algunos de los participantes hablan de sus remembranzas de la niñez en estos lúdicos espacios de esparcimiento. Bueno, Alan Gump dice que él no tuvo estas vivencias, pues nunca fue a un parque de diversiones. El drinking game estipula que los “nuncas” de Alan son para efectos de ingredientes y platillos, pero es justo hacer una excepción para este caso: ¡BEBAN! Luego admite que sí fue a un parque una vez, colándose por una puerta de salida, pero el efecto de generar pobrezofilia empática ya se logró.

Debería existir un juego para tirarle pelotas de béisbol a los jueces…

Debería existir un juego para tirarle pelotas de béisbol a los jueces…

Rodeada de felices niños con acento bogotano, Niñette Michel da la bienvenida a los 10 cocinerillos aún en contienda, ante la mirada atenta del trío de jueces: la chef Betty Vázquez, el chef Benito Molina y el “chef” Adrián Herrera, cuyo título es tan ilegítimo como los juguetillos que regalan en los juegos de destreza del dichoso parque. El regiomontano sombrerudo les advierte (siempre en tono de pendexearlos) que los niños que visitan ese lugar vienen a divertirse con sus amigos (¿En un parque de diversiones? Atípico), así que más vale que ninguno de los concursantes les eche a perder la feliz jornada preparándoles comida que induzca a la diarrea explosiva. Para eso está el puesto de hot dogs. Sigue leyendo

FINÍSIMAS RESEÑAS: MASTERCHEF MÉXICO – EPISODIO 8

AnetteCome2

“Mmmftammuenisimmmo…”

¡Hola, finísimos amigos! Tengo que confiarles que he estado varias veces a punto de abandonar la innoble labor de hacer estas torturantes reseñas, pues MasterChef México parece alejarse más de lo culinario para explotar lo melodramático con cada nuevo episodio, pero qué quieren… me debo a ustedes y a sus necesidades de dudoso humor. Que prosiga la debacle:

EPISODIO 8: Canastas de ricos y pobres

Iba a hacer un chiste soez respecto a la entrega del

Iba a hacer un chiste soez respecto a la entrega del “anillo único”, pero este es un blog decente…

Los chefspirantes son recibidos por Anethelien, princesa élfica de la Tierra Media, en las colombianísimas instalaciones de siempre. Alan Gump dice que le gustan los retos de “Caja Misteriosa” pues nadie sabe qué hay dentro de la caja y todos tienen que cocinar con los mismos ingredientes. Gracias, Einstein. “Si sus vidas son aburridas, eso no me importa a mí, ¡no quiero un plato aburrido!”, les advierte el chef Herrera con ese encanto que asociamos con oficiales nazis en películas de campos de concentración. Benito Molina dice que han visto “bastante evolución, cada vez mejores platos”, así que sospecho que los jueces tienen acceso a material que a nosotros no nos pasan, ya que lo más memorable que hemos visto en este show es el plato vacío de Healthy Diana. Hey, al menos fue MUY original, dicen que NADIE había presentado así.

Al destapar la caja encontramos ternera, pollo y camarón entre las proteínas. Y claro, también hay un litro de AdeS. O “miados de soya”, como los describió la abuelita de mi co-conductora en Gastronomicast, Mariana Orozco. Miren, quejarnos más del product placement excesivo de TV Azteca sería redundar, pero hablo MUY en serio cuando digo que deberíamos enseñarles nuestro desdén por su insultante abundancia mediante un boicot. Yo, por lo pronto, me referiré a esa xodida bebida como miAdoS de ahora en adelante. Gracias, abuelita de Mariana. Y gracias, TV Azteca, haces cada vez más fácil el odiar a tus marcas asociadas.

“ASCOMIIIIIIL…”

Herrera hace el comentario que todos parecen gallinas descabezadas en el mercado, y que hacen puras cochinadas y no sé qué otras idioteces. Cállate, pelmazo, por piedad. Corren los 40 minutos. Carmen La Tâmaliérè dice que si ella gana no intentará favorecer a nadie con la elección de ingredientes en la siguiente fase. Un momento, ¿como si estuvieras en una competencia? ¿Ya le comentaste ese concepto a otros de los participantes? Digo, porque de pronto la gente se toma las cosas como si estuviera en una dinámica de los Boy Scouts.

¡Oh, veo que esperamos la visita del canciller!

¡Oh, veo que esperamos la visita del canciller!

El “carismático” Adrián y la chef Betty se pasean por las estaciones. Le dicen a Ale La Cachirula que está quemando sus elotes y que su risotto tiene pocas probabilidades de éxito. Ella CREO que se defiende, pero la verdad es que su acentillo Lobuki no ayuda a la comprensión de sus parlamentos. La hermana Flor estaba haciendo un guisadito muy cuco, pero como ya había hecho algo similar le dicen que le varíe un poco. ¡Cocíneles algo molecular, hermana Flor! Seguro en el convento se la vive haciendo esferificaciones de pipián sobre espumas de totopo azul. Sigue leyendo

FINÍSIMAS RESEÑAS: MASTERCHEF MÉXICO – EPISODIO 7

"Chef" Herrera, hablando al chile.

“Chef” Herrera, hablando al chile.

¡Hola, amantes del mal gusto en telerrealidad! Ya ni les explico mis prolongadas ausencias, pues ustedes toman mis razones como excusas y yo nada más me acongojo como gorgojo. Sí, me sigo mudando de casa y eso ha retrasado mis ocupaciones ociosas (este blog), pero ya mero me pongo al corriente. Mientras eso sucede vamos a la reseña de…

Episodio 7: Welcome to the Hotel Cali, Colombia

A la monjita ni ser despertada a las 2 de la mañana le altera el ánimo

A la monjita ni ser despertada a las 2 de la mañana le altera el ánimo

Los Chefspirantes duermen a pierna suelta, soñando con regresar algún día a México en vez de seguir semi secuestrados en tierras colombianas. A las 2:30 am el Huracán Anette irrumpe en la casa y se pone a despertar gente sin ningún remordimiento, ignorando almohadazos en el pelo, costras de baba en cachetes, lagañas pegajosas y una que otra erección nocturna para decirle a los pobres involucrados que se espabilen, pues la siguiente prueba de campo les espera. “Ya sólo quedan 12… y muy pronto… serán 11…”, reflexiona la conductriz con una lógica a prueba de balas.

Aquí notamos otro terrible vicio de los creadores de MasterChef México, extraído directamente de ‘Producción Televisiva para Idiotas, vol. 1’: la hermana Flor se pregunta si tendrán que ir al campo a “matar a una vaca o a un borrego”, y en edición de sonido… le ponen un mugido de vaca y el balido de un borrego “para reforzar el chistoretín”. No sé ustedes, pero yo creo que los que producen este programa son personas que mueven los labios al leer y miran el papel de baño después de limpiarse. Esa impresión me dan a raíz de sus decisiones estilísticas.

HotelLobby

Un lobby de hotel en la madrugada de por sí es “creepy”, ahora súmenle a estos saltimbanquis…

Madruguette Michel y los jueces esperan a los participantes en el lobby de un hotel. Marlene y la monjita son capitanas de sus respectivos equipos por ganar la prueba principal del episodio previo. La Güerita-Alfa va a ser la primera en elegir integrantes, mientras que sor Flagüer puede escoger el menú  a preparar. Así quedan conformados: Sigue leyendo

FINÍSIMAS RESEÑAS: MASTERCHEF MÉXICO – EPISODIO 6

carmenjueces2

Hoy me siento tan mal con ustedes como Carmen frente a los jueces…

“¿Otra vez tarde con la reseña, Toño?” Otra vez tarde con la reseña, Finísimos Lectores. Estoy en medio de mudanzas, frilanzas (bonito palabro) y dolores de panza, los últimos provocados precisamente por el aborto de episodio que MasterChef México nos regaló esta semana. ¿Pero para qué preambular? A lo que te truje, lencha…

EPISODIO 6: UNA TAMALERA EN APUROS (sólo en cines)

Los Chefspirantes llegan a la cocina, y Alan cuenta a la cámara que han estado hablando las cosas entre ellos para que no haya rencores después de los ríspidos incidentes del episodio previo. La Ballena de la Premonición salta sobre las aguas y nos salpica con gotas de AHORA VA A SER PEOR. En fin, arrancamos con OTRO regaño de los chefs a los presentes, quienes un día van a acabar reaccionando como perritos ante un periódico enrollado. Dicen que hasta el momento les habían estado perdonando todas sus pendexadas (¿presentarse al casting, por ejemplo?), pero que se acabaron las contemplaciones. Menos mal, porque hemos visto cada platillo por ahí… estoy casi seguro que Gabriela presentó unos panes Bimbo remojados en La Lechera durante un reto previo.

El chef Benito y su fiel bigote nos anuncian que en este reto de Caja Misteriosa solo van a elegir los TRES platillos más interesantes para sacar un ganador. Marlene hace algo de aritmética rápida sotto voce: “Ya no son seis, ni cinco, son tres…” ¡No tan rápido, Alicia Villarreal de las hornillas!

"Corro el punto decimal, divido entre seis, le resto el número que pensé…"

“Corro el punto decimal, divido entre seis, le resto el número que pensé…”

[CORRO POR UNA CALCULADORA PARA COTEJAR SU CÁLCULO] Sigue leyendo

FINÍSIMAS RESEÑAS: MASTERCHEF MÉXICO – EPISODIO 5

También van a contraer amibiasis en esta hacienda…

También van a contraer amibiasis en esta hacienda…

¿Qué pensaste? “Este asno seguro va a retrasarse otra semana con la reseña”, ¿cierto? ¡FALSO! Este asno se tomó tiempo (en pleno cumpleaños, nada menos) para terminar de analizar y destrozar la quinta entrega del reality show para el tragaldabas sin escrúpulos de hoy: MasterChef México. Y no me lo agradezcan a mi, sino a la Finísima Esposa, quien además de fungir como correctora de estilo y de aportar como el 60% de las gracejadas que aquí leen, también me arrea para que las mismas salgan a tiempo. Una vez cedido el honor a quien honor merece… ¡a sufrir se ha dicho!

EPISODIO 5: Y NO SE HAN CASADO POR FALTA DE PAN

Tras la doble partida de Ariel y Nallely en el episodio previo, necesitamos un viaje a la campiña para despejarnos. El ambiente es bucólico… campirano… colombiano. Así es, MasterChef México con escalas en la serranía de Caranacoa prepara una prueba situada en una típica hacienda colombiana. Los chefspirantes especulan sobre lo que tendrán que hacer. ¿Cocinar para una celebridad, quizá? ¿René Higuita? ¿Brangelina? ¿César Bono? De pronto aparece una carroza tirada por un corcel, de la que desciende una joven pareja.

El embajador OBVIO no se presta para programitas de chisguete.

El embajador OBVIO no se presta para programitas de chisguete.

Él es Rhayne, diplomático mexicano. Ella es Alín, química en alimentos. Ellos… SON DETECTIVES. Bueno, no, son novios y se besan sus partes. Ruquette Michel los presenta con los concursantes, diciéndoles que tienen el gran compromiso de cocinarle un banquete de bodas a la feliz pareja. Que dejará de ser feliz una vez que estos saltimbanquis enciendan las hornillas, pero la vida es dura.

Tras una conmovedora historia sobre la entrega del anillo (que a nadie le importa), los novios van a ponerse guapos mientras todos preparan su show. El chef Herrera se cambia de nombre y se pone mamón en su guayabera salmón. “Esto no es una piñata, es una boda”, les advierte atronadoramente. La Finísima Esposa observa que esta es la única edición de MasterChef donde gritotean y amenazan a los concursantes ANTES de que la zurren. “No me van a hacer quedar mal aquí”, concluye el chef. Oh, qué equivocado está.

¿Boda? ¿O mejor dicho, "boda"?

¿Boda? ¿O mejor dicho, “boda”?

Healthy Diana dice que ella NUNCA le pediría a concursantes de MasterChef que prepararan el banquete de su boda. No, Diana, nunca le pedirías a concursantes de MasterChef MÉXICO que prepararan el banquete de tu boda. En otras ediciones suelen cursar estas pruebas comunales con mayor dignidad. Sí, hay uno que otro contratiempo, pero los participantes suelen estar listos para afrontar estos retos, pues han visto el programa con anterioridad. Lleva un buen rato al aire, ¿sabes? Sigue leyendo

FINÍSIMAS RESEÑAS: MASTERCHEF MÉXICO – EPISODIO 4

wideShotKitchen

Yo también tuve problemas con el tiempo, como Anette…

Antes que nada, UNA CARRETADA DE DISCULPAS. Fue una semana muy complicada, y por ello me retrasé tantos días con esta reseña, pero les juro que fue por una buena causa. Digamos que ese malvado empresario que quería arrasar con el parque donde juegan los niños del barrio para construir un centro comercial tendrá que buscarse una nueva ubicación. Fue una buena idea retarlo a un dance-off

Pero no nos desviemos. Admítanlo, lectores: me extrañaron. Estas reseñas se están volviendo como una de esas incómodas relaciones entre adictos y su dealer: quizá este último no sea la clase de persona con la que te gustaría convivir a todas horas, pero es un hecho que te da gusto verlo en sus interacciones recurrentes. Les pido me perdonen por hacerlos esperar tanto en esta ocasión, procuraré que no se repita más.

Un dato curioso: debo decirles que los alcances de estas reseñas ya han contagiado con su mala leche y peor gusto a gente relacionada con TV Azteca y MasterChef México. En efecto, no sólo me están siguiendo a últimas fechas personas que laboran en esa empresa televisora, y que leen mis comentarios crueles y corrientes con avidez… ahora también me sigue UNO DE LOS CONCURSANTES.

Ya hasta nos mandamos vidas en Candy Crush…

Ya hasta nos mandamos vidas en Candy Crush…

Aunque ustedes no lo crean, el mismísimo Ariel (aún sin apodo) me añadió como amigo en el Feis. Pero antes de seguir escribiendo la reseña, debo hacer una aclaración para todos ustedes. El hecho de que él (o cualquier otro participante de este programa) se haya vuelto mi lector, seguidor y/o “befo” NO CAMBIARÁ EN NADA EL TONO DE MIS RESEÑAS. Seré tan objetivo como he sido desde el principio, tan cruel en mis críticas y tan corriente en mis comentarios sobre las personas de quienes se prestaron a este sainete. Mi integridad es incuestionable, y es bien sabido que soy la clase de persona que no puede ser comprada con objetos materiales o dinero, ya no digamos con lisonjas que engrandezcan mi de por sí desbordado ego.

Hecha la aclaración, manos a la masa:

EPISODIO 4: ¡TACOS, JOVEN!

Mandilette Michel y los jueces.

Mandilette Michel y los jueces.

Tras la predecible eliminación de Flacomemo, los Chefspirantes vuelven a la Cocina MasterChef Colombia Subarrendada al Ajusco©. Aburridette Michel les da la bienvenida a los remanentes. El chef Herrera, la chef Betty y el chef Molina están presentes para el reto de la caja misteriosa. Alan Gump dice que le gustaría poder cocinar “un conejo o un pato”, en la mejor tradición de Elmer J. Fudd. Herrera le pregunta a Luis El Virgen qué cree que vayan a encontrar dentro de la dichosa caja. Le responde que “un ave, para desplumarla”, evidentemente pensando que hoy no le ha jalado el cuello al ganso.

Niño, déjese 'ai…

Niño, déjese ‘ai…

No, Luis El Virgen, tus onanistas fantasías tendrán que esperar, pues la caja contiene… masa, agua y una prensa para tortillas. Así es, los concursantes deberán manufacturar sus propias tortillas y preparar tacos. Por fin, una prueba que nos despierta genuinamente el apetito. Sigue leyendo

FINÍSIMAS RESEÑAS: MASTERCHEF MÉXICO – EPISODIO 3

Amigas y amigos que leen este sufrido blog, me faltan palabras para agradecerles su atención a los presentes escritos. Literalmente miles de ustedes conmiseran a través de mis reseñas y hacen más llevaderos los momentos en los que quiero arrojar objetos pesados a la pantalla de TV. Eso, para mí, cuenta. Así que ahí va una recapitulación más de un episodio que rebasó los límites de lo que significa ser un reality show para adentrarse en terrenos de ficción y fantasía.

EPISODIO 3: De Medellín a Manzanillo

manzanillo

NOTA: No, no tengo idea acerca de la locación real donde se graba MasterChef México, pero es un hecho que es en Colombia y no en México. Así que ahórrense sus comentarios aclaratorios de “no, Antonio estás equivocado, tu reseña debería llamarse “De Bogotá/Calli/Cartagena a Manzanillo”, no los voy a pelar. Me gusta la aliteración en los títulos, ¿de acuerdo?

Los chefspirantes (bonito palabro) aterrizan en el Aeropuerto Internacional de Manzanillo, Colima, y de inmediato suben a sendos camionetones rumbo a una misteriosa prueba. Llegan a una marina donde abordan un par de botes de pesca y se alistan para tres horitas de un viaje por la mar, ¿qué podría salir mal?

Mucho, de hecho…

Mucho, de hecho…

Los ocupantes de los yates pesqueros lucen sus estorbosos chalecos salvavidas mientras aprestan la captura de especies marinas. Se respira un ambiente relajado, jovial, tranquilo… demasiado tranquilo. De pronto los ocupantes de uno de los botes señalan hacia la otra embarcación. ¿Humo? ¿Ya tan temprano se pusieron a quemar la comida estos ignaros? ¡No! ¡FUEGO!

Y ese humo después se convirtió en el monstruo de 'Lost'.

Y ese humo después se convirtió en el monstruo de ‘Lost’.

En efecto, estamos a punto de ver una de las secuencias televisivas peor realizadas en la historia de TV Azteca. Y ojo, estamos hablando de la empresa responsable por la telenovela ‘Tres Veces Sofía’.

Las tres etapas de All-Bran: estreñimiento, evacuación dolorosa y alivio.

Las tres etapas de All-Bran: estreñimiento, evacuación dolorosa y alivio.

Las cámaras a bordo del yate humeante muestran a algunos de los concursantes saltando al agua para salvar sus vidas. Todo luce tan natural como los senos de Sabrina Sabrok. De pronto empiezo a desear que alguien entre los náufragos tenga alguna herida abierta para que la sangre atraiga a los tiburones, terminando así con esta farsa estúpida e innecesaria. En el otro bote la seño Gina exclama: “¡Se está quemando el barco!” ¡Ay, seño Gina! Usted nos cae rebién, pero su actuación apesta. “Y quién los va a rescatar?”, pregunta Tianne.

Sigue leyendo