Y, Toño… ¿Quién Eres? – La Era AgüeBox

EresToNo&Naranjo

Hace más de un año, cuando anuncié el nacimiento de este blog, les dije que iba a empezar por subir mis materiales previamente publicados, con énfasis en los trabajos que hice para Conozca Más y para la revista Eres. Claro, esto probó ser más difícil de lo que hubiera pensado en un principio, esencialmente porque entre un par de averías de disco duro, infinidad de mudanzas y un pésimo sistema para organizar mis archivos personales, descubrí que mi colección de columnas estaba bastante incompleta.

Aún así, a petición de seis güeyes, reproduzco al fin las tan cacareadas columnas de mi paso por la Eres, que aparecieron bajo el título de AgüeBox. La revista en ese entonces contaba con secciones llamadas Inbox y Outbox, así que alguien sugirió el nombre pues sabían que de inmediato iba a ser asociado con el criadazo que escribía dichas nacadas. En fin, pensé mucho sobre si valía la pena actualizarlas de alguna manera, pues verán que los chistes y referencias están más añejos que mi esmoquin de la graduación, pero mejor he decidido incluir un breve comentario antes de cada columna, sólo por añadir contexto. Y recuerden: el mercado meta de la Eres eran “jóvenes frescos y divertidos, entre 13 y 17 años” (palabras de mis entonces patrones). ¡Luego no reclamen! Opriman el link para seguir leyendo…

Sigue leyendo

La Vida Real y los Videojuegos

pac-man-mundo-real

LA NOTA CON BOTAS: Llevo semanas de búsqueda infructuosa en pos de una vieja columna que escribí para la Eres (en mi sección AgüeBOX) donde mencionaba las diferencias entre la vida real y los videojuegos. La versión final no aparece, pero me encontré un borrador de la misma y le di una pequeña actualizada para compartirla con sus mercedes. Y todo fue gracias a unas inspiradoras fotos del alemán Patrick Runte, que engalanan este estupidísimo post. Siéntanse en libertad de aportar al texto en sus comentarios, siempre bienvenidos.

  • En la vida real, lo primero que debes hacer cuando una patrulla policial se te empareja es bajar tu velocidad, detenerte al borde del camino y preparar tu licencia y tarjeta de circulación para el agente.
  • En los videojuegos, lo primero que debes hacer cuando una patrulla policial se te empareja es intentar sacarla del camino embistiéndola con tu auto, y huir a toda velocidad hasta llegar a tu destino. Si lo logras, las autoridades milagrosamente te dejarán en paz.
  • En la vida real, matar a una persona provoca la llegada de las autoridades, del forense y de los servicios que llegan a remover el cuerpo del lugar de los hechos.
  • En los videojuegos, matar a una persona te da da experiencia, acceso a mejores armas y por el cadáver, ni preocuparse… desaparece después de un rato o una vez que hayas dado muerte a muchas personas más.tetris-mundo-real
  • En la vida real, comer en exceso te puede matar.
  • En los videojuegos, comer mucho te repone la energía vital cuando estás a punto de morirte.
  • En la vida real, obtener municiones para un arma requiere de un permiso de posesión y/o portación de las mismas, además de un desembolso económico en un comercio autorizado.
  • En los videojuegos, las balas suelen estar por todos lados: tiradas en el suelo, debajo de objetos cotidianos, o simplemente se les caen a otras personas en cuanto les das muerte.
  • En la vida real no puedes dispararle a especies animales en vías de extinción sin enfrentar la ira de la Secretaría de Protección al Medio Ambiente,  autoridades ecológicas o Greenpeace.
  • En los videojuegos, es perfectamente aceptable meterle un tiro a un tigre, un gorila o un dinosaurio si eres una arqueóloga chichona oriunda de la Gran Bretaña.
  • En la vida real, consumir hongos puede nutrirte, envenenarte o provocarte experiencias psicotrópicas.
  • En los videojuegos, consumir hongos te hace crecer al doble de tu tamaño, hacerte chiquito o te permite revivir una vez que te mueres.
  • En la vida real, los peores enemigos de los plomeros son las cañerías obstruídas.
  • En los videojuegos, los peores enemigos de los plomeros son los gorilas y las tortugas.
  • En la vida real, el uso de una motosierra indica que te ganas la vida como leñador.
  • En los videojuegos, el uso de una motosierra indica que los zombis y los alienígenas que viven en el subsuelo no se impondrán sobre el género humano mientras tú tengas algo que decir al respecto.space-invaders-mundo-real
  • En la vida real, alguien que se rodea de niños de 10 años, de desempleados y de nerds suele ser conocido como Michael Jackson (QEPD).
  • En los videojuegos, alguien que se rodea de niños de 10 años, de desempleados y de nerds es conocido como un genio que formó un equipo invencible en Halo 3.
  • En la vida real, los senos de las mujeres abarcan toda clase de tamaños, consistencias y firmezas, mismas que varían con el paso del tiempo.
  • En los videojuegos, los senos de las mujeres van del 34 C al 38FF, y no están sujetos a las incómodas e inconvenientes leyes de la gravedad.
  • En la vida real, México se está jugando la clasificación al mundial de fútbol enfrentando a equipos como Honduras, Costa Rica y Estados Unidos.
  • En los videojuegos, el Tricolor lleva ganados 697 mundiales de fútbol al hilo contra adversarios como Brasil, Italia y Alemania.
  • En la vida real, el sexo con prostitutas puede provocarte enfermedades como sífilis, herpes o VIH, además de la posibilidad de que te maten y roben el dinero al consumar el acto.
  • En los videojuegos, el sexo con prostitutas te proporciona vitalidad, además de la oportunidad de matarlas y robarles el dinero al consumar al acto.
  • En la vida real, lograr el éxito como músico depende de constancia, dedicación, originalidad, práctica y un chingo de suerte.
  • En los videojuegos, lograr el éxito como músico depende de lograr apretar cinco botones y una manivela al compás de música que ya compusieron otros güeyes.
  • En la vida real, los miembros de la tercera edad merecen nuestra asistencia, comprensión y trato digno.
  • En los videojuegos, los miembros de la tercera edad suelen ser temibles, desalmados y ágiles peleadores a quienes debemos dar muerte con toda clase de artes marciales o poderes psíquicos. Lo más efectivo suele ser electrocutarlos, o congelarlos y destruirlos con un buen upper-cut.
  • En la vida real, meterte a una coladera te deja echo un asco y oliendo a madres.
  • En los videojuegos, meterte a una coladera te da acceso a tesoros de valor incalculable, pero suelen estar protegidos por murciélagos, mutantes o momias.
  • En la vida real, un botiquín de primeros auxilios te ayuda a aliviar cortadas o quemaduras menores.
  • En los videojuegos, un botiquín de primeros auxilios te ayuda a reponerte de 14 escopetazos en cabeza y torso.
  • En la vida real, el arte de la conversación depende de la experiencia social del individuo, su facilidad de palabra, su inteligencia y su nivel cultural.
  • En los videojuegos, el arte de la conversación suele consistir en elegir una de cuatro o cinco posibles frases prefabricadas, propias para toda ocasión.pong-patrick runte
  • En la vida real, un ataque alienígena probablemente terminaría con la humanidad en cuestión de segundos, gracias a su avanzada tecnología.
  • En los videojuegos, un ataque alienígena suele ser repelido con relativa facilidad, pues suelen descender hacia nuestros disparos formados en filita y moviéndose en perfecta armonía.
  • En la vida real, el agradecimiento que le muestras al amigo que te acompañó a darle en la madre a toda una pandilla de maleantes que secuestró a tu novia es una sólida amistad y la promesa de que intentarás corresponder a su desinteresado altruismo cuando se encuentre en un aprieto.
  • En los videojuegos, el agradeciemiento que le muestras al amigo que te acompañó a darle en la madre a toda una pandilla de maleantes que secuestró a tu novia es la oportunidad de agarrarse a madrazos entre ambos, para que el vencedor se quede con ella.
  • En la vida real, si necesitas dinero tienes que trabajar para conseguirlo.
  • En los videojuegos, si necesitas dinero tienes que destrozar todos los objetos destruibles a tu paso, pues al terminar con ellos dejan caer una moneda de oro.
  • En la vida real, un paraguas sólo sirve para repeler la luz del sol o las gotas de lluvia.
  • En los videojuegos, un paraguas te permite saltar desde cualquier altura sin recibir daño, o fungir como arma punzocortante contra toda clase de oponentes.
  • En la vida real, la saga de Star Wars está cada vez más pinche.
  • En los videojuegos, la saga de Star Wars  está cada vez más chingona.
  • En la vida real, cuando tienes un accidente vehicular debes que esperar a que llegue el del seguro y a que la grúa lleve tu auto al taller.
  • En los videojuegos, cuando tienes un accidente vehicular tu auto regresa automáticamente al asfalto, pero unos veinte metros más atrás. Y con la carrocería en perfecto estado.
  • En la vida real, ocultarte exitosamente requiere de un entrenamiento riguroso en técnicas paramilitares, sigilo extremo y control absoluto sobre tu respiración y movimientos.
  • En los videojuegos, ocultarte exitosamente requiere de meterte en la sombrita o dentro de una caja de cartón.
  • En los videojuegos, los comentaristas deportivos suelen repetir las mismas frases gastadas y los cansados clichés una y otra vez, al punto de que prefieres quitarles el volumen por completo.
  • En la vida real, los comentaristas deportivos suelen repetir las mismas frases gastadas y los cansados clichés una y otra vez, al punto de que prefieres quitarles el volumen por completo.

¡Hoy cualquier imbécil tiene un blog!

¡Sí, no hay mejor prueba que éste!

Bueno, este espacio servirá para publicar algunos textos semi inéditos, tales como:

  • La era literario-cuaternaria conocida como “Planeta Paulina” (un club de letrados animales que decidieron bautizarse con el nombre idiota de una cantante más idiota)
  • Las viejas columnas de “AgüeBox” aparecidas en “Eres”, circa 2001. Son aportaciones extremadamente añejas pues la mayoría de las referencias a la cultura pop de la época han perdido vigencia, pero aún me llegan mails al respecto, así que imagino que queda aún alguien con interés por leerlas…
  • Las columnas de “Pan y Circo” y “Finísima Persona” publicadas en Conozca Más. Digo, prefiero ponerlas YO en la red a que me las sigan mandando por e-mail, mal copiadas de la revista y llenas de errores ortográficos. Admito ser bastante bruto, pero al menos me precio de tener una Hartografía razonable…
  • Los nuevos materiales para el Club Literario de Miami (nombre sujeto a cambio en breve), muchos de ellos con tintes más serios (por aquello de que estoy envejeciendo a pasos agigantados)…
  • Estupideces variadas de reciente manufactura.

Creo que no olvidé nada. Sean pacientes. Bienvenidos, etc.