Finísimos Filmes #016 – Sixteen Candles

No desesperes más, ya puedes planear a gusto tus actividades cinematográficas a partir de los estrenos del viernes. Y es que ya está aquí Finísimos Filmes, el podcast que le hace agujero al fondo a la bolsa de palomitas… para que se salgan por ahí los maicitos sin reventar, mal pensados.

Así que vestidos con nuestras mejores garras de Ralph Lauren y soplando 16 velitas (una por cada episodio producido), dimos rienda suelta a todas las nuevas sobre Hollywood, la raza y varios más. No dejes de escuchar cautivadoras viñetas auditivas como:

  • Una idea para hacer engordar un poco a Angelina Jolie, que se ve de lo más desmejorada en El Turista…
  • Nuestros vaticinios para los próximos Oscares, a sabiendas de que nuestras opiniones son tan absurdas y mal informadas como la tesis universitaria de uno de los conductores…
  • El breve repaso por los nominados al Razzie, premio otorgado a lo menos brillante del cine mundial (una pista: la saga de Crepúsculo es contendiente)…
  • Los nominados a unos premios de cine mexicano que ni fiesta tienen…
  • Todo sobre la película más esperada de la década: el remake hecho en Hong Kong de What Women Want, ese clásico de la comedia con Mel Gibson y Helen Hunt (Fidel Sarcastro dixit)…
  • La estúpida argumentación de Toño respecto al interminable talento histriónico de Sir Anthony Hopkins…
  • La más estúpida argumentación de Oliver para convencer a Toño de darle una oportunidad a la película (que no es película) de Olallo Rubio…
  • Además de la taquilla nacional, El Esperómetro, La Nota Lohan y el resto de tus secciones favoritas.

Si necesitas más razones que las anteriores, no tienes perdón. Visítans en Finísimos Filmes, en Podomatic o en iTunes, o baja los archivos directamente aquí:

Finísimos Filmes #016 – Sixteen Candles (29.6 Mb) en MobileMe (MP3)

Finísimos Filmes #016 – Sixteen Candles (30.2 Mb) en MobileMe (AAC)

Anuncios

Contra Reloj

A veces me entretiene trabajar contra reloj. La presión de saber que las horas y los minutos se esfuman, rumbo a una hora cero que marca una entrega ineludible o un cierre de actividades. No en vano llevo tanto tiempo trabajando en el mundo editorial, donde las publicaciones viven y mueren en pos de estirar al máximo los últimos segundos.

En el fondo creo estar enviciado de las entregas bajo presión. Hay un ingrediente de incertidumbre, sí, que al parecer está ligado a las descargas de adrenalina. Pero me imagino que también nuestro cerebro entra en un estado de alerta y dispara las dendritas a todo gas una vez que se sabe en situación de urgencia. Sigue leyendo

Lo que nunca fue…

Hace unos días Barnes & Noble anunció que en las pasadas fiestas navideñas la cadena había vendido más libros digitales que libros impresos en papel, por primera vez en la historia. Sorprendente, sin duda alguna. Pero a mi me llamó aún más la atención por haber servido como otra clara muestra de que mis dotes adivinatorias y mis prognosis son tan confiables como las que hacen los canaritos que sacan papeles de una caja para predecir la fortuna.

Debido a mi personalidad como Bocón-Alfa, es clara la tendencia que tengo de hacer grandes pronunciamientos sobre eventos a ocurrir, mismos que no se materializan o simplemente muestran resultados diametralmente opuestos a lo que yo he llegado a intuir. En el ejemplo anterior, recuerdo haber desdeñado el Kindle de Amazon y otros e-book readers como artefactos sin futuro alguno. Bien jugado, NostraDumbass…

Como me gusta reconocer mis errores… o mejor dicho, reconocerlos yo mismo antes de que ustedes lo hagan por mi, riéndose como Nelson en Los Simpson, he aquí un compendio de burrería premonitoria cortesía de su seguro servidor:

  • “No necesitamos ningún otro formato para guardar música más allá del Compact Disc.  Imposible pedir más fidelidad que eso…”
  • “Este año [2010] mis 49ers vienen con todo. La división es de ellos, y tienen con qué meterle un susto a cualquiera en playoffs. El regreso a un Superbowl empieza ahora mismo.”
  • “Verás que el Kindle va a ser un fracaso rotundo. Será el Nintendo Virtual Boy de Amazon, seguro.” Sigue leyendo

Finísimos Filmes #015 – Quinceañera

¡Nueva producción! ¡Nuevas secciones! ¡Los mismos idiotas conduciendo! ¡Finísimos Filmes 015 – Quinceañera, ya está aquí!

Lo prometido es deuda. Literalmente, porque prometimos nuevas secciones y nueva producción para la segunda temporada de tu podcast cinematográfico favorito, así que invertimos en algo de tecnología de punta (sin albur) para darle un revamping a este potaje de incongruencias que llamamos Finísimos Filmes.

Como la Quinceañera de la película, abrimos con timidez nuestra beldad y madurez en forma de las últimas noticias sobre Hollywood, la raza y varios más. En esta ocasión puedes deleitarte con contenidos de este calibre:

  • La confesión de Oliver respecto a que admira a dos grandes hombres en su vida. Y ninguno de los dos es Toño…
  • Un dato Wikipediesco que explica porqué Finísimos Filmes es tan popular en Bolivia…
  • El onanista repaso mental que hace Toño en remembranza de las beldades que han interpretado el papel de Catwoman…
  • Posibles títulos para la próxima película de James Bond, basados en títulos preexistentes de esta serie…
  • Un breve debate sobre si conviene o no gastar 3 millones de dólares de tiempo comercial durante el Superbowl para anunciar la venta de un Jetta ’98…
  • Y la especulación sobre una versión ghetto del musical Anita La Huerfanita, incluyendo la confesión de uno de los idiotas conductores respecto a saberse de memoria varias de las canciones.

No le puedes pedir más a la vida, en mi opinión. Búscanos en Finísimos Filmes, en Podomatic o en iTunes, o baja los archivos directamente aquí:

Finísimos Filmes #015 – Quinceañera (28.9 Mb) en MobileMe (MP3)

Finísimos Filmes #015 – Quinceañera (29.3 Mb) en MobileMe (AAC)

POR CIERTO… tengan paciencia. Los feeds de iTunes y Podomatic a menudo tardan un poco más en actualizarse durante el día, pero la espera rara vez excede un par de horas desde el momento en que lo subimos al servidor. Gracias por su comprensión y por sus propinas.

Lucas y el fin del mundo

Brian Posehn, uno de mis comediantes favoritos, dice que George Lucas es como el tío que te parecía muy cool cuando eras niño… hasta que abusó sexualmente de ti aprovechándose de la cercanía y la confianza. Hay razones de sobra para apoyar esta noción, pues el director de cine se ha cansado de demostrar, al son de tres precuelas consecutivas de la saga de Star Wars, que es todo menos, precisamente, un director de cine.

No soy el único que piensa lo anterior, claro. Ni siquiera es válido el viejo argumento de “pues si es tan mal director, ¿porqué tanta gente va a ver sus películas?”, pues la mercadotecnia es hoy en día una ciencia tan depurada que nos puede vender prácticamente cualquier cosa si se envuelve en un empaque atractivo y se adereza con una campaña publicitaria eficaz. Recordemos que MC Hammer fue alguna vez uno de los músicos más populares sobre el planeta, que el Chevy color morado pobló durante un tiempo nuestras calles como si se tratase de una plaga motorizada y que las escuelas siguen sin saber cómo erradicar la presencia de papas Sabritas entre los estudiantes, pese a que somos el país que inventó esa delicia llamada “jícamas con chile”. La popularidad y la calidad son cosas distintas, está claro. Sigue leyendo

Motivar y motivarte

El otro día intercambié e-mails con un amigo de quien no había sabido nada en varios meses. Su vida no va bien. Aún no encuentra un trabajo decente, casi 8 meses después de haber sido despedido. El trabajo de medio tiempo que tiene ahora no le gusta, pues trabaja larguísimas horas bajo las órdenes de un jefe que tiene casi la mitad de su edad y la décima parte de su experiencia. Las presiones económicas de tener un hijo que aún no cumple el año, aunadas a la mala economía de los Estados Unidos, amenazan con hacerle vender la casa que está pagando con toda clase de sacrificios y mudarse con familiares hasta que los gastos queden bajo control. Y su equipo favorito ni siquiera pasó a la post temporada, así que el desastre es casi total.

Yo hice lo que tiene que hacer todo buen amigo en casos de este tipo: decirle que es un perfecto maricón, que deje de tristear y que confíe en su inteligencia, talento y habilidades para salir avante, en vez de pasar por fracasado. Le recalqué una y otra vez que mis amigos no son perdedores, que la suerte cambia eventualmente y que las cosas pierden el cariz trágico vistas con un poco de distancia objetiva y con una cerveza bien fría en la mano, siempre y cuando te hayas ganado dicha cerveza con el esfuerzo de las horas previas. Y terminé diciéndole que estoy a sus órdenes para acudir en su ayuda si la cosa se pone peor, pero que se aguante el festín de patadas en el trasero que le voy a dar en el proceso tan sólo por pensar que no tiene los recursos para salir adelante. Sigue leyendo

Finísimos Filmes #014 – 7 Plus Seven – La Nueva Temporada

¡Ya llegó! ¡Ya está aquí! El año 2011 nos trae el inicio de la segunda temporada de Finísimos Filmes, el podcast que mezcla palomitas acarameladas con picosas para crear “dimensiones al paladar”.

Nuestro episodio #14 será el último con el esquema que ya conoces, así que despídete de la presente producción y prepárate para escuchar un podcast renovado (Reloaded, en vernacular de marketing cinematográfico) a partir de la semana entrante. ¿Pero qué puedes esperar esta semana?

  • Fan service a nuestros escuchas más fieles… se les quiere, bola de infelices.
  • La taquilla mexicana y su espantosa epidemia de películas familiares.
  • Consideraciones a nuestra enorme base de amigos en Bolivia.
  • Debate sobre el estatus de Tron Legacy: ¿es buena o es popó?
  • Debate sobre el esatus de Olivia Wilde: ¿es buen partido para Toño o es excelente partido para Toño?
  • Una petición para que hablen bien de Oliver y su trabajo diseñando el póster promocional de Splice cuando visiten su cine favorito.
  • Charlie Sheen: guionista involuntario de Two and a Half Men.

Todo esto y muchísimo más en la hora más rápida del mundo podcastero. Escúchalo en Finísimos Filmes, en Podomatic o en iTunes, o baja el archivo directamente aquí:

Finísimos Filmes #014 – 7 Plus Seven (28.7 Mb) en MobileMe (MP3)

Finísimos Filmes #014 – 7 Plus Seven (29.1 Mb) en MobileMe (AAC)

Bellas… y marcadas

¿Por qué tanto escándalo respecto a las cicatrices, me pregunto yo? En el mejor de los casos confieren un aire de madurez, de experiencia. Quien las porta con orgullo sabe el precio que tuvo que pagar, ya sea en dolor o en sobreponerse a su presencia, por lo que pueden demostrar carácter y fortaleza. Y aún en los peores casos, donde la gravedad de la cicatriz amenaza con convertirnos en extra de una película de Rob Zombie, siempre existe el consuelo de que gracias a ellas existe toda una industria dedicada a su remoción o al menos a su disimulo, así que podemos estimarlas como generadoras de un número considerable de fuentes de trabajo. ¿Ven? Siempre hay algo positivo.

Así pues, animado por el desparpajo de la mujer que inspiró este post (Elle Driver en Kill Bill), he aquí una lista de mujeres cuyas cicatrices las hacen ver de lo más sexy, cool y plenas de personalidad. Por cierto, Daryl Hannah, quien interpretó a Elle Driver, tiene un dedo postizo en una mano, pues se lo mochó siendo niña. Eso es badass

CATHERINE ZETA-JONES


¿De dónde la conozco? Actriz ganadora del Oscar (Chicago), esposa de Michael Douglas.

¿Su cicatriz? En la base del cuello. Cuando era niña tuvieron que practicarle una traqueotomía de emergencia a causa de una obstrucción en vías respiratorias. Por si no lo sabías la traqueotomía consiste en abrirte un agujero en la tráquea e insertar un tubo para que te entre al aire en los pulmones. Piensa eso la próxima vez que te portes todo nenita pues “duele la garganta al tragar cosas frías”, grandísimo marica.

¿Por qué me gusta? No sólo lleva un rato siendo una de las mujeres más abrumadoramente bellas en Hollywood (¿la recuerdan en La Máscara del Zorro?), también está casada con Michael Douglas, que es de esos tipos que me caen bien siempre, aunque interprete a ojetes descarados. Pero olvídense de Michael Douglas por un momento, y mejor renten Entrapment para verla en pantalón pegadito, esquivando alarmas de rayos láser, moviéndose como una auténtica felina. Eso es cine de arte y no las estupideces de Iñarritu…
Sigue leyendo

Finísima Culinaria

LA NOTA DEL BORREGOTE: Un ejercicio creativo que me entretiene es llevar elementos cotidianos al terreno de lo pretencioso (seguro ya se habían dado cuenta, ¿no?). Y pocas cosas pueden llegar a ser tan pretenciosas como las críticas restauranteras. Así pues, decidí hacer una reseña gastronómica en base a un establecimiento no precisamente ubicado en el radar de los gourmands nacionales. Y me aventuré a convertirla en la crítica más mamona del mundo. En mi defensa, tenía insomnio y había bebido bastante. En fin, espero les agrade…

YOLA: ¿Simpleza sofisticada o sofisticación simplificada?

El ancestral ejercicio de introducir carne en un hoyo ha constituido un baluarte para el desarrollo de las civilizaciones desde que el género humano comenzó a aportar técnica al otrora orgánico acto de consumir alimentos en sus formas más elementales, ya fuera en crudo o mediante rudimentarios métodos de conservación como salazones y encurtidos. Por ende, es una tarea frustrante el buscar innovación y creatividad ahí donde los rígidos cánones de la tradición imponen su draconiana ley.

Es por ello que un dejo de curiosidad me abordó al escuchar frecuentes loas a la labor que hace la chef de cuisine (título honoris causa) Yolanda Zamudio de Gómez en su establecimiento, La Barbacoa de Yola. Seguramente se exageraba su pericia e inventiva a la hora de ofrecer al comensal las mínimas variaciones y sabores que se derivan de una carne tan suculenta como es el borrego, ¿o no? Después de todo, estamos hablando de comida cuyas raíces son más festivas que basadas en la cotidianeidad, así que el margen para la experimentación es más bien reducido, al menos en la praxis. ¿Qué podría estar haciendo la chef Yolanda – o Doña Yola, como insiste le llamen todos los asiduos a su establecimiento – para desmitificar una oferta estandarizada y típica?

Sigue leyendo

Aprobación

Antes que nada, ¡bienvenidos a 2011! Algunos de ustedes creen que es el último año que nos queda antes que se acabe el mundo, pero también hay un grupo considerable de fundamentalistas cristianos que piensan que este año se abrirán los cielos y se llevarán a los puros de corazón (que por mera casualidad también tienen que ser cristianos), dejándonos detrás a toda la raza que escucha AC/DC o que corona su cabeza con turbante o yarmulke. En fin, todo indica que a partir del 21 de mayo del presente el mundo se pondrá mucho más interesante y ya no tendremos que enterarnos de la vida y obra de Yuri. Buenas noticias, pues.

En lo personal, el fin de año me sirvió para reposar un poco (¿más?) y estructurar mis planes para el año entrante. No me gusta considerar esto como mis propósitos, pues tengo un largo historial de fracasar en ellos, así que mejor los considero como mis proyectos personales. Me encuentro actualmente estructurando una compañía propia, así que esto requiere de atención y dedicación inusual en alguien tan pazguato como yo. Por cierto, no puedo creer que me tomó tanto tiempo incluir “pazguato” en este blog, siendo una de mis palabras favoritas.
Sigue leyendo