Reescribiendo el Menú

No soy muy fan de los restaurantes temáticos. ¿Se acuerdan de la oleada de los mismos, ocurrida hacia principios de los 90? De golpe y porrazo aparecieron por todo el mundo sucursales  de una gran diversidad de franquicias, todas con sus conceptos comerciales muy marcados y muchas veces amarrados a grandes nombres de supuestos “socios”: Planet Hollywood (Schwarzenegger, Stallone y Willis), All-Star Café (Gretzky, Shaq, Montana, Agassi), Bubba Gump Shrimp Co. (dedicados a la historia de Forrest Gump), House of Blues (Dan Aykroyd y Jim Belushi), Rainforest Café (bien ecológico… NOT!)Harley Davidson Café (para todos los devotos de las Hogs), NASCAR Café (Jeff Gordon, Rusty Wallace, et al), Fashion Café (Naomi Campbell, Christy Turlington y Claudia Schiffer)… Sólo nos faltó ponernos vivos a los mexicanos con una franquicia dedicada a nuestro máximo embajador cultural para estar a tono. Claro, expandir el menú de El Chavo del Ocho Café® más allá de las tortas de jamón hubiera sido un reto, pero la oportunidad estaba ahí.

La mayoría de esos changarros murieron, o sobreviven de sus viejas glorias. Algunos estaban predeterminados al fracaso, como el mentado Fashion Café. ¿A quién se le ocurre poner un restaurante amarrado a una profesión como el modelaje, donde provocarse el vómito o matarse de hambre constituye una práctica habitual? Y lo más impactante es que los menúes de todos estos sitios solían ser casi iguales. Claro, todos comenzaban por ofrecer una serie de especialidades únicas, pero a la larga acababan en el conformismo de ofrecer siempre la misma gama de nachos, alitas de pollo, hamburguesas, pastas sin imaginación y ensaladas césar con pollo a la parrilla.

El Hard Rock Café es el único de estos establecimientos que llego a frecuentar de vez en cuando, ya sea en México o en Miami. Nunca cuando visito otras ciudades, pues creo que comer en sitios únicos y no en franquicias con platillos que ya conocemos debe ser parte del propósito de viajar. Pero debo reconocer que el Hard Rock me late, pues en primer término soy un nerd de la memorabilia musical. Los tragos son bien servidos, la comida es bastante decente y las rolas que ahí suenan siempre ponen de buenas.

Lo que me extraña es que no hayan caído en la práctica cutre, cheesy y predecible de ponerle nombres “ingeniosos” a los platillos, consistentes con el tema del restaurante. Es, a mi modo de ver, una oportunidad desperdiciada para hacer el imbécil (una de mis actividades favoritas, por si es la primera vez que visitan este blog). Recuerdo un establecimiento en Guadalajara que tenía una admirable selección de antojitos ingeniosamente bautizados: el sope Wonderbra (chicharrón prensado), la torta Chabelo (de pierna), el taco Gobernador del Estado (pura lengua)… En fin, darle un poco de originalidad a la oferta culinaria.

Animado por esa idea y por la buena recepción (o sea que nadie me mentó la madre) al sugerir uno de estas confecciones gastronómicas en Twitter, comencé a armar un menú temático que le ofrezco desinteresadamente a los del Hard Rock, por si les interesan mis siempre brillantes ideas.

De entrada hay que expandir la variedad. No pueden conformarse con las cansadas opciones tradicionales. La variedad de Nachos puede incluir los Nachos Cano y los Nacho Pop. En vez de una aburrida sopa de brócoli con queso, ¿porqué no abrir boca con la Sopa de Frijol & Oates? El primer ingrediente es el bueno, el segundo es de mero adorno.

En cuestión de arroces la tenemos hecha, con el popularísimo Arrozsmith. O si ese arroz no te llama la atención, también puedes pedir un platillo doble llamado Guns Arroces: el primero te abre el apetito para la destrucción, y el segundo puede ser frito al estilo chino. Lo malo es que el segundo es tardadísimo, pero ahora que se está poniendo de moda el dichoso slow food movement, puede pegar. Y si andas muy internacional y en un ánimo pop-jazz, la PaElla Fitzgerald es la opción.

Las especialidades mexicanas no están bien representadas en los restaurantes temáticos de este tipo. Sí, hay quesadillas, pero nada que ver con la queca tradicional mexicana. El Hard Rock podría ofrecer QuesaDylans: La Jacob luce muy atractiva, pero es más bien ligera y ni te acuerdas de qué sabe una hora después de comer (ideal para las dietas). Ah, pero La Bob simplemente no te la acabas, de lo grande y magnífica que es. ¿Lo ven? Se puede lograr consistencia temática con los artistas en casi cualquier platillo.

El Taco Placebo puede ser la versión alternativa del taco placero. No sabes si es un taco bien machín o más bien medio jotón, pero en cuanto lo pruebas te das cuenta de que sí la hace. Las Gorditas de Abba pueden ser otra buena opción para diversificar las entradas: la Frida se hace de maíz prieto y la Agnetha de maíz blanco. Las EnchiGaGas son un platillo cuyo concepto también encaja a la perfección, pues los comensales siempre acaban preguntando si tienen chile o no.

Claro, no podemos dejar de lado los platillos internacionales clásicos, pero hay que darles un tono roquero. RavioLes Paul. Fettucinni AlFreddy Mercury. Rissottom Waits. Fleetwood Mac & Cheese. Un buen corte de Paul McCarne Asada no puede faltar, pese a su elevadísimo precio. También puedes ordena una Iron Maidenesa con Papas, opción más económica, pero que satisface más.

LangosTina Turner: suculento crustáceo.

En cuestión de pescados y mariscos también se puede ser creativo. La LangosTina Turner tiene buena porción de carnita en la cola, pero las piernas también tienen lo suyo. Oasistiones en su concha. Belle & Sebichetian. Pulp en su tinta. Pearl Jaiba

Y si quieren un plato fuerte mexicano, siempre pueden ordenar una especilidad de la cocina Paiki: el Möle Crüedo. O el Pipiánk Floyd. Hasta la Cochinita PiP.I.L. es buena opción.

En los desayunos todo es cuestión de poner una barra donde te preparen un Omelette Zeppelin a tu gusto. O de plano ordenar The ChilaKillers verdes o rojos.

¿Algo dulce? Estamos armadísimos. Flan Ferdinand. Muse de Chocolate. James Brownies. Los Pays Girls (del Chef Orozco) todavía están buenos, pese a ser un platillo entrado en añitos. Pero en cuestión de postres hay un Rey: Elviscocho.

Bueno, no he hecho más que escarbar un poquito la inmensa gama de posibilidades para los señores del Jarro Café. Ya soy su cliente. Ahora quiero ayudarles más allá de pagar los cuentones que me cobran. Y claro, mi oferta desinteresada se extiende a los Finísimos Miembros, quienes de seguro van a sugerir sus propias especialidades. Yo no pido nada a cambio, quizá una tarjetita de descuento del 15% por consumo.

¡Ah!, y que nunca incluyan la Ensalada César Costa

Y ahora, algo diferente…

No se me ocurrió otra imagen para abrir el post que un diseño exclusivo de mi próxima línea de Finísimas T-Shirts...

La idea era hacer un post sobre stalkers (status: 72% terminado), o terminar Toño Vs. El Doctor Parte 2 (status: 30% terminado), o presentar mi lista de musicales para machines (status: 59% terminado), o tomar algunas fotos más del tour fotográfico por la Mansión Sempere – México (status: 81% terminado), o convocar a los Finísimos Carnales para un Nuevo Finísimo Podcast (status: 2% terminado). Pero por otra parte tenía varias cuestiones menores en mi carpeta de Sobras Maestras, cuyos contenidos me interesa compartir con ustedes, así que vamos a darle curso a un post más tradicionalmente bloggero: un breve repaso de lo cotidiano, lo mundano y otras palabras terminadas en “ano”…

"Fútbol Fantástico" nada más no suena igual...

  • Para desgracia de su servidor y beneplácito de mi mujer, la temporada de la NFL se acerca a su fin. Mis San Francisco 49ers se quedaron en la orillita de pasar a playoffs, pero hay motivos para mostrarse optimistas de cara al futuro. Pero lo que más voy a extrañar una vez que expire el tiempo en el Super Bowl (7 de febrero, gracias a Ferrari1 por la aclaración) y hasta agosto de este año (cuando empiece la pretemporada 2010) será mi bienamado Fantasy Football. Esta temporada fue memorable en este renglón, ya que por primera vez desde que empecé a participar en este pasatiempo (allá por 1996) GANÉ en una liga. Siempre me había quedado en el “ya merito”, pero este año jugué en 3 ligas, cosechando un 3er lugar (en la Liga Sin Dinero Y Sin Vergüenza, la más tradicional), un segundo sitio (en la Nippix League organizada por El Sir) y un PRIMERÍSIMO SITIO en la liga de Facebook a la que me invitó mi cuairo ancestral Toto Checa (quien debería actualizar su blog más seguido). Esto puede no interesarle a nadie más que a mi, pero la verdad tenía que contárselo a alguien.
  • Editando voces en frío para el último podcast me encontré con unas rolas que grabé con Natalia mientras experimentaba con mi consola de audio a principios del año pasado. Hallé versiones inéditas de ambos interpretando Werewolves of London de Warren Zevon, Connected de Katherine McPhee y esta versión sui generis de un clásico: Dancing With Myself de Billy Idol. No le hagan llegar esta rola a Simon Cowell de American Idol, porque no nos lo vamos a quitar de encima con sus súplicas para que participemos en su “chou”… Sigue leyendo

Vamos a jugar… ¡CASTING™!

Star Wars Episodio 4.5: La Amenaza Charolastra

Star Wars Episodio 4.5: La Amenaza Charolastra

En el afán de encontrar asientos en la parte del cine que nos gusta, mi esposa y yo acostumbramos llegar con mucha anticipación a la sala. Por consiguiente, nos hemos recetado muy buenos plantones en espera de que dejen entrar a la misma, o simplemente sentados y aburridos como perros en misa mientras empiezan los cortos. En una de estas sesiones de antesala se nos ocurrió el jueguito de hacer nuevos castings de nuestras películas preferidas.

Como la dinámica nació afuera de un Cinépolis VIP para ver El Retorno del Rey, nuestra primera sesión fue repopular la saga de El Señor de los Anillos, algo que nos divirtió un buen rato y nos hizo apreciar lo complicado que es encontrar el intérprete apropiado para cada rol… y lo fácil que es arruinar hasta la mejor producción con una mala elección de actores.

Claro, el juego no tiene chiste sin contar con algunas reglas. Primero hay que definir qué clase de reparto estás buscando. A nosotros se nos ocurrieron los siguientes:

  • Casting Alternativo – No importa qué tan perfecto sea el reparto de tu película, la misión es encontrar actores que sean equivalentes en talento o incluso superiores a los originales.
  • Casting Hollywoodense (alias Casting Mierdero)– La capacidad actoral es lo de menos. Aquí lo que buscas es darle en la madre a la película asignando actores malos, pero taquilleros o que estén de moda. Pensar como el típico ejecutivete fílmico de cuarta, vamos. Lo mejor de esta categoría (mi favorita) es que puedes poner incluso a grandes actores y actrices, pero que sean completamente erróneos para el papel en cuestión.
  • Casting Cine Mexicano – El nombre lo dice todo. A dos de tres Bichires, sin límite de tiempo.
  • Casting Zombi – Sólo son elegibles quienes ya se hayan muerto.

Según tus gustos y conocimientos, es válido añadir tantas categorías adicionales como se te ocurran: Casting Cómico, Casting Afroamericano (lo que los “genios” del marketing gringo definen como “Urban”, para ser políticamente correctos), Casting 80’s (70’s, 90’s, 60’s, al gusto) Casting Época de Oro del Cine Nacional, Casting XXX, Casting Bollywood, Casting Almodóvar, Casting Australiano, Casting de Ganadores del Oscar, Casting con Músicos en vez de Actores… El límite es tu imaginación.

Y claro, puedes extender el casting para incluir: Director (siempre acorde al casting que hayas elegido), tagline para el título, intérprete del tema musical (o compositor, para los más clavados) y hasta una muestra de diálogo. Imaginarte tus frases cinematográficas favoritas en voz de otros actores puede ser tan divertido como aterrador.

La belleza de este inocente juego es que el ganador es subjetivo. En el peor de los casos, tendrás una interesante discusión para convencer a tu compañero(a) de dinámica que tu elección de Ethan Hawke como Neo en The Matrix es mucho mejor que su Jonathan Rhys Meyers en la categoría de Casting Alternativo. O puedes invertir tiempo en argumentar que Star Wars – Episodio IV: Una Nueva Esperanza hubiera sido mucho peor con Steven Segal que con Burt Reynolds en el papel de Han Solo.

Como pueden ver, no vale nada más decir el primer nombre que te venga a la mente para llenar un rol. No, hay que pensar como ejecutivo de Joligú: el actor o actriz debe tener al menos cierto potencial para recibir un módico de consideración para el papel. No es cosa nada más de decir “Adam Sandler como Hamlet” y pretender que eres muy cagado. Sustenten sus argumentos, señores.

Y claro, mientras más popular sea la película, mucho mejor. Siéntanse en libertad de extender el reparto hasta actores secundarios y terciarios, incluso. Todo depende de qué tan familiarizados están ustedes con la peli en cuestión.

En fin, ahí va mi muestra de la mentada saga de The Lord of The Rings, en sólo un par de categorías (Googlea a los que no te suenen conocidos). No se fijen en el número de personajes, nosotros teníamos DEMASIADO tiempo libre en esa ocasión:

PERSONAJE            ORIGINAL          MIERDERO            MEXICANO

FRODO                    Elijah Wood       Shia LaBoeuf            Gael García
SAM                         Sean Astin           Jonah Hill                Diego Luna
MERRY             Dominic Monaghan    Jack Black          Osvaldo Benavides
PIPPIN                      Billy Boyd            Ben Stiller             Roberto Sosa
BILBO                        Ian Holm          Danny DeVito           Jorge Arvizu
GANDALF             Ian McKellen       Clint Eastwood          Julio Alemán
ARAGORN        Viggo Mortensen    Keanu Reeves         Alberto Estrella
LEGOLAS           Orlando Bloom        Paul Walker            William Levy
GIMLI               John Rhys-Davies    Michael Chiklis         Jesús Ochoa
BOROMIR             Sean Bean            Vin Diesel               Demián Bichir
ARWEN                  Liv Tyler              Megan Fox            Ana de la Reguera
SARUMAN        Christopher Lee     Burt Reynolds          Joaquín Cordero
ELROND           Hugo Weaving    Cristopher Walken       Fernando Luján
GALADRIEL      Cate Blanchett       Sharon Stone            Patricia Llaca
CELEBORN       Marton Csokas     Kevin Spacey        Daniel Giménez Cacho
THEODEN            Bernard Hill         Nick Nolte             Pedro Armendáriz Jr.
EOWYN               Miranda Otto        Hilary Duff               Martha Higareda
GOLLUM              Andy Serkis         Jim Carrey               Carlos Espejel
FARAMIR           David Wenham    Owen Wilson               Bruno Bichir
EOMER                Karl Urban  Matthew McConaughey    Sergio Sendel
DENETHOR        John Noble            Al Pacino                 Odiseo Bichir

DIRIGE:             Peter Jackson         Uwe Boll              Fernando Sariñana

Bienvenidas sus aportaciones, como siempre. Y no se preocupen por si les ganaron la película que tenían pensada, se vale repetir…