ARCHIVO MUERTO: Terrorismo de bolsillo

Lanota del Toñote: Otra vez el post del día se le debe a un Finísimo Lector. Así es, el mismísimo Juanhelo Pistolas me comentó que él tenía copia impresa de esta vieja columna de Conozca Más, y tuvo la amabilidad de escanearla y subirla a Mediafire para subsecuente descarga. Mérito adicional: urgó en el archivo de las revistas de su hermano para localizar la columna… y su hermano me odia como yo odio al chayote. No le hace, saludos también para Julio César, el hermano recién graduado que me detesta, pero aún así me brindó una gran ayuda. Creo que ya no me falta ningún ejemplar de mis columnas de Conozca Más, ya que la que leerán a continuación la tenía sólo incompleta y en borrador. Una vez más, recuerden que esto se escribió hace ya bastantes añitos, así que no se saquen de onda con las referencias.

Terrorismo de bolsillo

¿Por qué quedarnos atrás ahora que la moda es atentar contra el prójimo? He aquí una breve gama de actos que sembrarán el terror en tu comunidad, todo a pequeña escala.

¡La ilustración original!

  • La próxima vez que te subas a un elevador lleno de gente, tírate un gas “sopladito”, y después pregunta, con tono de preocupación: “Un momento, ¿no detectan un aroma a arma química?”.
  • Quítale la tapa a un marcador permanente y arrójalo en dirección de alguien que esté distraído, gritándole “¡Cacha, guey!”. Regocíjate con el breve instante de pánico.
  • Mójate las yemas de los dedos con saliva y frótalos frenéticamente en el antebrazo de un incauto. Ahora olerá a popó de gallina por un par de horas, al menos.
  • Recomiéndale a alguien la película de Cómo perder a un hombre en 10 días (mejor deberían llamarla Cómo perder 40 pesos en 90 minutos). Aplica a casi cualquier chick flick y al 93% de las películas nacionales. “Nuevo Cine Mexicano” mis tanates…
  • Dirígete a las obras públicas de la capital mexicana, quita todos los señalamientos del DDF y sustitúyelos por consignas terroristas. De todos modos parece que nos bombardearon la ciudad, al menos cuélgate el milagrito de que fue idea tuya.
  • Cuando vayas a algún lugar con rocola, lleva contigo una abundante cantidad de monedas y programa Aserejé, Popocatépetl, Macarena o alguna otra rola desagradable y quemada para tocar 48 veces seguidas. Ojo: no introduzcas todo el dinero para programarlas todas de un tirón. Programa sólo cinco o seis veces el tema, espera a que los demás clientes protesten con el dueño del local y le hagan desconectar la rocola, y una vez que la reconecten programa la canción dos o tres veces más; y así sucesivamente, hasta que las autoridades intervengan o seas linchado por la turba enfurecida.
  • Inscribe a todos tus conocidos en todos los reality shows que convoquen a reparto. Si es necesario tómales video (diciéndoles que es para otra cosa), pues descubrirse haciendo el imbécil en cadena nacional puede ser uno de los momentos más dolorosos de sus vidas.
  • Toma tus ahorros y cómprate el mayor número posible de barriles de petróleo. Tarde o temprano serás acusado de terrorismo e invadido por los gringos, sin necesidad de mover un dedo.
  • Secuestra un microbús y estréllalo contra el símbolo más grande de lo que nos define como país y como cultura: una fiesta de 15 años.
  • Inyecta el cartucho de tinta de la impresora de tu oficina con una mezcla a base de dos partes refresco de cola por una de mole Doña María.
  • Al dejar un departamento que hayas rentado, remueve el tubo de metal que sostiene la cortina del baño y rellena su interior con seis o siete camarones crudos. Coloca el tubo de vuelta en su lugar.
  • Insiste en leer en voz alta el último libro de Carlos Cuauhtémoc Sánchez cada vez que utilices el transporte público.
  • Cómete una abundante porción de lentejas con tocino, rebajada con un par de vasos de agua mineral. Al terminar, métete a una sala de cine o a una clase de yoga.
  • Camina descalzo por las regaderas del club deportivo de tu localidad o de unos baños públicos. Acto seguido, dirígete al boliche más cercano y pruébate el mayor número de zapatos que te sea posible.
  • Siéntate a ver Big Brother, Matrix Reloaded y a jugar Grand Theft Auto. Si lo que afirman las organizaciones de padres de familia respecto a la mala influencia que resultan esta clase de vías de entretenimiento, no tardarás en convertirte en un depravado violento que atenta contra la sociedad en general sin provocación alguna.
  • Crea una nueva religión. Muchas cosas malas pueden hacerse en nombre de ellas (desvío de fondos, crímenes sexuales, genocidio). Algunos nombres para tu doctrina que aún están disponibles en el dominio público: Testigos de Amgüey, NeoCoapistas, Los Pupilos de Lapuente, El Decameron Díaz o Club Deportivo Necaxa.
Anuncios

ARCHIVO MUERTO: La Dura Realidad

Notiux del Toñiux: Mil gracias al buen @aeleaene, quien tuvo la gentileza de escanear la revista Conozca Más donde apareció esta columna, cuyo archivo extravié en una desafortunada avería de disco duro. Fue escrita durante el boom de los reality shows en México, y creo que me sirvió para generar una tónica en columnas similares que he escrito posteriormente. Los lectores de CM de aquella época me comentan que los lectores se dividieron marcadamente su aparición: unos querían verme muerto y otros nada más despedido. En todo caso, para los tres pelaos a los que sí les gustó el estilacho… aquí tienen la versión Director’s Cut.


La Dura Realidad

Aprovechando la popularidad de los rialitichous, he decidido hacer de esta columna un fiel retrato de la realidad cotidiana en el apasionante mundo de los columnistas freelance: intriga… pasión… misterio…

07:00. Suena el radio-despertador, Estéreo Sirvienta y Siete Siete anuncia cinco cañonazos en línea. Hora de levantarme a correr y al gimnasio.
07:00.17 Sí, claro.
10:23. Mi escultural esposa, una sueca que modela lencería, me despierta con un húmedo beso, mientras la amante oriental de ambos succiona delicadamente los dedos de mis pies, en una clara invitación erótica al placer desenfrenado.
10:24. Me quito las lagañas de los ojos y descubro que no estoy casado con una sueca, ni tengo una amante oriental. Vivo en un depa de interés social, el gato del vecino volvió a meterse por la ventana abierta del baño y está lamiendo mis pies con su áspera lengua. Esto merece un escarmiento…
10:25. El gato me pone como santocristo al intentar escarmentarlo. O sea que de placer desenfrenado ni hablamos…
10:41. Desayuno de poder: media lata de chilorio frío (no hay gas) y un tabaco. Listo para enfrentar el día.
10:58. Después del opíparo desayuno, baño vaquero (no hay gas, ¿recuerdan?). Una servitoalla astutamente humedecida y repasada por las “zonas desmilitarizadas” me revitaliza.
11:26. Ya hay gas. Y acidez. El chilorio surte efecto antes de lo esperado. Mastico un pedazo de tortilla quemada, esperando mitigar la ira de la bestia.
11:35. Ahora sí, listo para sentarme al teclado de la compu para escribir la columna de Pan y Circo, parte seminal de Circo, sección medular de la revista Conozca Más. De nada, Sol, Alfredo. Espero mi chequecín. Y dejen de ofrecerme pago en números atrasados.
11:36. Nel, sin mi cafecito no puedo arrancar.
11:37. ¡Me lleva la c******a! ¿Ahora cómo caliento el café? ¡P****e compañía de gas! Sigue leyendo

FINISIMA PERSONA 1.0: Los Archivos Perdidos

Foto antiquísima del Toño (circa 2003)
Foto antiquísima del Toño (circa 2003) a la caza de otro chayote…

OK, lo prometido es deuda. Algunos de ustedes han estado insistiendo (no sé porqué masoquistas motivos) en que suba al blog los primeros textos de Finísima Persona (aunque la sección comenzó llamándose Pan y Circo) en Conozca Más. Pasé por las siguientes etapas antes de hacerlo:

Hueva: Tanto de buscar los textos entre mis enmarañados archivos virtuales (que incluyen CD-ROMs, DVDs, Flash drives, revistas impresas y la carpeta de mensajes enviados de mi e-mail personal) como de organizar todo en un solo documento.

Estándares de calidad: AiShitYuNot. Me puse a preguntarme seriamente si valía la pena desperdiciar bytes en subir chistes de hace cinco años, relativos a series televisivas canceladas, películas olvidadas y hasta celebridades caídas en la indiferencia. ¿A quién puede interesarle recordar que Jennifer López y Ben Affleck alguna vez fueron pareja?

Estupidez: Más que de costumbre. Tristemente descubrí que no tengo todas las columnas, y algunas de ellas están simplemente incompletas. Los peligros de trabajar en más de una computadora a la vez, con múltiples direcciones de e-mail y entregas apresuradas de por medio se hicieron evidentes desde un principio.

Resignación: Recordando uno de los primeros motivos para hacer el blog –evitar la diseminación no autorizada de mis textos sin crédito correspondiente– me convencí de que es mejor dejar que la gente decida si vale la pena o no leer tantas tarugadas.

Nostalgia: Quiéranlo o no, me trajeron buenos recuerdos de una época que se me estaba quedando medio olvidados. ¿Y saben qué? Un par de estos textos no están tan mal, todavía aguantan sin dar el catastrófico viejazo… Pero claro, es mi opinión.

Esperanza: También se me prendió el foco. Si Mahoma no encuentra sus textos, dejad que los textos vengan a Mahoma. Para los que no entendieron, yo seré Mahoma. Y si ustedes tienen copia de columnas que no vean aquí, por favor háganmelo saber. Para más señas, tengo incompletos el relato cronométrico de un día en mi vida (el día que me cortaron el gas), la lista de peores regalos navideños y un manual de actos terroristas cotidianos para toda ocasión (incluye gases furtivos en el elevador). Si me mandan fotocopias, escaneos, transcripciones o hasta recortes de la revista donde aparecieron, no sólo contarán con mi gratitud extrema, sino que pueden convertirse en ganadores de un monito obsequio de parte de su servidor. He dicho.

A continuación, las mentadas columnas. Ni siquiera las pude poner en orden de aparición, porque lo único que recuerdo es que la de Ahora Con Ustedes fue la primera. No la voy a repetir (pueden leerla aquí), pero encontrarán el resto a continuación, precedidas de una breve introducción para darles contexto sobre su inspiración y circunstancias particulares.

A darle, que es mole de olla…

Sigue leyendo

LA REVANCHA DEL RETORNO DEL REGRESO DE FINISIMA PERSONA EPISODIO 2.0: DURO DE REGRESAR.

A principios de este año 2008, el nunca bien ponderado Ruy Xoconostle Waye, prestigioso autor/editor y entrañable colega con quien he degustado más de una cerveza mal ganada, me propuso regresar a colaborar con una de las revistas que en ese entonces supervisaba en Editorial Telerrisa. Conozca Más ha sido para mi una buena vía de escape para mis desvaríos literarios más deleznables, pero también me ha brindado la enorme alegría de contactar a docenas de mentes alebrestadas cuya sola existencia hace cuestionar que haya, en efecto, un plan maestro de designios inteligentes para el género humano. Mi clase de gente, vamos.

Gracias a Finísima Persona, mi alter ego (Toño) ha podido rascar extrañísimas comezones del comportamiento que me estarían vedadas en la vida real, principalmente porque el conducirme de esta manera me hubiera garantizado a estas alturas por lo menos un par de madrinas muy bien puestas, por no mencionar demandas, cargos criminales y quizá alguna especie de atentado amateur.

Por suerte, Ruy y sus secuaces editoriales (Alfredo Quintana, Giobany Arévalo y más recientemente el buen Gerardo Torres) me han permitido dar rienda suelta a muchas de mis peores ideas. Algunas no cuajan del todo (y los lectores no pierden tiempo en hacérmelo saber). Y unas pocas, para ser honestos, aún me provocan la sonrisa al recordar las circunstancias que llevaron a su creación. Aquí presento unas cuantas muestras de lo que sería el segundo periodo de la columna, que abarca por ahí de mayo a la fecha. PRECAUCIÓN: Los siguientes párrafos pueden contener mexicanismos en abundancia. Pídanle ayuda a un cuate para descifrar sus intenciones (de seguro nefastas).

¡LLEVAME A LEER TU ARCHIVO DE IDIOTECES, POR PIEDAD!

Comentarios y críticas bienvenidos, como siempre.

¡Hoy cualquier imbécil tiene un blog!

¡Sí, no hay mejor prueba que éste!

Bueno, este espacio servirá para publicar algunos textos semi inéditos, tales como:

  • La era literario-cuaternaria conocida como “Planeta Paulina” (un club de letrados animales que decidieron bautizarse con el nombre idiota de una cantante más idiota)
  • Las viejas columnas de “AgüeBox” aparecidas en “Eres”, circa 2001. Son aportaciones extremadamente añejas pues la mayoría de las referencias a la cultura pop de la época han perdido vigencia, pero aún me llegan mails al respecto, así que imagino que queda aún alguien con interés por leerlas…
  • Las columnas de “Pan y Circo” y “Finísima Persona” publicadas en Conozca Más. Digo, prefiero ponerlas YO en la red a que me las sigan mandando por e-mail, mal copiadas de la revista y llenas de errores ortográficos. Admito ser bastante bruto, pero al menos me precio de tener una Hartografía razonable…
  • Los nuevos materiales para el Club Literario de Miami (nombre sujeto a cambio en breve), muchos de ellos con tintes más serios (por aquello de que estoy envejeciendo a pasos agigantados)…
  • Estupideces variadas de reciente manufactura.

Creo que no olvidé nada. Sean pacientes. Bienvenidos, etc.