FINÍSIMA RECETA: FINÍSIMOS CAMARONES AL CARBÓN

IMG_2124

Animado por el éxito del podcast Gastronomicast en Junkie y por la interacción obtenida a través de mi regreso a colaborar activamente en un portal web, he decidido revivir una vez más, cuál mítico fénix, este blog olvidado de la mano de Elvis. ¿Y qué mejor que hacerlo con algo que les aporte algo nuevo a sus aburridas vidas y un poco de sabor a sus paladares afectados por Lonchibon? Venga una Finísima Receta. 

No hay motivo de queja: este platillo es de lo mejor de mi limitado repertorio. Cubre todos los requisitos de mamonaje que el que escribe acostumbra cultivar en su vida diaria. Logra impresionar a propios y extraños. Te permite lucimiento personal cuando recibes los elogios de quienes lo prueban. Sabe divinamente, gracias a que su ingrediente base ha sido besado por las llamas. Y más aún: hasta un simio mal entrenado podría preparar este manjar. Por eso es que hoy comparto (fanfarrias, redobles y coros angelicales)… ¡FINÍSIMOS CAMARONES AL CARBÓN!

“Pero Toño,” exclamarán muchos de ustedes con sus expresiones de limitado mundo, “los camarones se comen en cocteles con haaaaarrrrrrta salsa capsu, empanizados o en tortitas ahogadas en el mole de los romeritos navideños”. Claro, porque muchos de ustedes son unos pocopaseados y unos naquetes sin remedio. Pero los más sofisticados entre la plebe (ustedes saben quienes son) están al tanto de que los camarones, además de ser buenos como materia de albur, saben divinamente en otras preparaciones. Así que atención.

¿Qué camarones comprar? Esto lo define tu bolsillo. Los camarones suben de precio a medida que suben de tamaño, como los senos de solución salina. Yo compré unos de un tamaño bastante decente (camarones, no senos postizos), sin ser esos monstruos que pasan por langostinos. Además busqué unos que ya venían pelados y desvenados, pues soy un completo haragán. Pero la disponibilidad, precio y tamaño de este crustáceo decápodo varía según dónde estés, así que lo dejo a tu elección. Mientras el camarón elegido pueda atravesarse con una brocheta sin partirse en dos, vas de gane.

Ahí va. Esta receta rindió para tres porciones generosas, pues éramos su servidor, la Finísima Esposa y El Bebo (13 años, buen diente).

INGREDIENTES

  • 24 Camarones (estos eran U16/20, creo. Salieron como 8 por comensal)
  • 3 limones amarillos grandes
  • 3/4 de una botella de 600ml de 7UP (ustedes calculen cuántos ml, si les mata la curiosidad)
  • Media barra de mantequilla sin sal
  • 2 cdas de ajo en polvo (el mío tenía perejil deshidratado, va muy bien)
  • 2 cdas de hojuelas de chile
  • 1 cda de azúcar
  • Sal y pimienta al gusto
  • Cebollín, para decorar

También necesitarás:

  • Asador (de gas o carbón, pero prefiero el último)
  • Charola metálica
  • Brochetas de bambú

PREPARACIÓN

IMG_2159

Primero pongan a remojar las brochetas de bambú en agua, durante media hora aproximadamente. Esto evita que la madera se incendie una vez que estén sobre el fuego del asador. La idea aquí es ir ensartando los camarones con dos brochetas: una de ellas atravesando la parte de mayor grosor, cercana a donde estaría la cabeza, y otra cerca de la cola. ¿Por qué dos brochetas? Para poder voltearlos fácilmente sin que  los ingredientes giren sin control. Soy un genio, lo sé.

IMG_2153

También puedes (y debes) encender el carbón de una vez, dejando la mitad del asador con brasas al rojo y la otra mitad vacía (después les explico por qué). Si quieres aprovechar para ir asando unas verdurillas, todo bien. Es una forma de engañar al organismo para que crea que eres persona sana.

IMG_2156

Volvamos al brocheteo. El secreto es ir poniendo los camarones de forma alterna, y bien pegaditos: uno con la cola a la izquierda y otro con la cola a la derecha. Imagínate a Galilea Montijo vista de espaldas al caminar… cola a la izquierda, cola a la derecha, cola izquierda, cola derecha, izquierda, derecha… Obtendrás una masa compacta de camarón, como si fuera un grueso steak. O como si fuera el trasero de Galilea Montijo, de hecho. Esto facilita que la cocción sea uniforme. 

IMG_2157

Ya que tienes las brochetas armadas, espolvoréalas con una finísima capa de azúcar. Puede ser azúcar mascabado, morena o refinada. Jamás azúcar glass. Esta leve cobertura dulce se va a caramelizar al contacto con el calor de las brasas, dando una cubierta doradita que contrasta muy bien con el sabor del camarón. Háganme caso, no se arrepentirán.

IMG_2152

La salsa es sencillez pura, pues toda se prepara en una de las charolas metálicas. Comencemos por mantequilla. Sin sal, preferentemente, porque los camarones tienden de por sí a ser saladitos. Creo que porque viven sus vidas en el mar, o algo. Añadan el jugo de los limones, exprimidos como exprime el SAT al contribuyente clasemediero. Si se van semillas en el jugo, quítenlas en el acto. Una de mis tías me dijo en alguna ocasión que si te tragas una semilla, después te puede crecer un árbol frutal en la panza, así que mejor no correr riesgos innecesarios.

 IMG_2151

El resto del líquido viene de un simple refresco de limón, en este caso 7UP. También se vale usar Sprite, Yoli o hasta una Mundet blanca, el chiste es que sea sabor limón o lima-limón. NO USES REFRESCO DE DIETA, por ningún motivo, pues terminarás con un sabor amargo que echará a perder la salsa. 

IMG_2150

Añade la sal de ajo o ajo en polvo. También pudiste poner ajo fresco, finamente picado, pero quiero resaltar lo sencilla que es esta preparación. Y tampoco me quería dejar las manos oliendo a ajo porque me esperaba una larga tarde escribiendo, y luego mi compu apesta. Seguro habrá algo de efervescencia cuando añadas ajo en polvo o sal a la mezcla, pero eso es normal. Y extrañamente divertido, por razones que aún no puedo explicar.

IMG_2149

Ahora van las hojuelas de chile seco. Tampoco hay que poner muchísimas, es a gusto de cada quien, pero yo sugiero el monto que les indiqué en los ingredientes (siempre pueden añadir o quitar, según su tolerancia al picante). ¿Quieren usar chile fresco en rodajas? También se vale. Igual si cuentan con alguna salsa a la mano (tabasco, sriracha o hasta la que les sobró de los tacos). Se vale experimentar. Si lo hacen con su sexualidad, ¿por qué no con el salseo? Termina con sal y pimienta al gusto, y todo listo.

IMG_2148

Ahora sí, vamos al asador. El carbón ya estaba en su punto, así que es hora de poner la salsa al fuego. Aquí la razón de amontonar el carbón en una mitad del asador, dejando la otra mitad vacía. Esto crea un fuego indirecto que va a ser muy útil en unos momentos. Deja que la mantequilla se derrita y mueve un poco la salsa para que los ingredientes se integren a medida que llega el hervor.

IMG_2145

Cuando la salsa esté hirviendo, arrastra con cuidado (y con pinzas) el recipiente hacia la parte del asador donde no hay carbón. Se mantendrá calientita, lista para entrar en acción cuando sea requerida. Iba a hacer un comentario soez comparando esta salsa con esa amiga cariñosa que tenías en la universidad, siempre dispuesta a tus pasiones más lascivas, pero este blog es por demás decente.

IMG_2155

Llegó lo bueno: frota un poco de aceite vegetal en las rejillas del asador. Ya está listo para recibir a los invitados de honor, que reposan cubiertos de azúcar en la charola. 

IMG_2143

IMG_2142

Coloca tus brochetas sobre el fuego. Escucharás el chisporroteo del azúcar al fundirse. El líquido contenido en las colitas de los camarones comenzará a calentarse y a escapar en un silbido lleno de burbujas y de sabor intenso. Los pájaros cantarán, las nubes se abrirán y un arcoiris se hará invitar a tu tarde perfecta. O al menos eso te parecerá, a medida que el aroma espectacular de proteínas al fuego comience a invadir tus nervios olfatorios. 

IMG_2141

Con camarones de este grosor (más o menos tan gruesos como mi dedo índice), tres minutitos por lado sobre el fuego es suficiente. Es mágico ver como su coloración pálida y sin chiste, como la de Ximena Sariñana, se pone colorada y apetitosa como la de Lola Ponce. Si tan sólo pudiéramos hacer eso con la Ximena Sariñana de verdad… pero no, no quiero darles ideas de prenderle fuego a esa monigota sin chiste. Concentrémonos en las viandas, mejor.

IMG_2138

Voltea los camarones. Mira qué hermosura. Ahora imagínate el aroma. ¡POR MANJARES COMO ESTE ES QUE LOS TERRORISTAS ODIAN A OCCIDENTE! Comer así es validar la democracia, básicamente.

IMG_2139

Ahora llegó el momento cumbre: tus camarones, besados por el fuego, están a punto de meterse a un jacuzzi. A UN JACUZZI DE SABOR.

IMG_2133

Toma las brochetas (con cuidado) y retira los camarones para meterlos de lleno en tu salsa, que se ha mantenido al margen estos minutos. A lo mejor se resisten un poco, pues la brocheta de bambú se ha expandido con el calor. Si unos palillos chinos no logran el cometido, prueba con las pinzas. 

IMG_2127

Ya que todos tus camarones estén en el recipiente con la salsa, llévala de vuelta al fuego. Deja que alcance un ligero hervor. Aquí se termina de cocinar tu espectacular creación. ¿Gordon Ramsay qué?

IMG_2134

Claro, tanta delicia flotando en el aire atrae a los animales, como hemos notado en recetas anteriores. No se dejen conmover por las miradas hambrientas. Este manjar es caro, y las bestias no están para apreciarlo. Además la Licenciada Gladys de Recursos Humanos es una perrilla bastante naca, rescatada de las crueles calles, por lo que sé de buena fuente que disfruta más de los tamales que de los pescados y mariscos finos. Ni modo, Licenciada Gladys, inútil tratar de conmoverme.

IMG_2123

Listo, hora de llevarnos los camarones a la mesa. ¿En qué servirlos? Deja volar tu imaginación. Quedan espectaculares sobre arroz blanco. La pasta es sumamente recomendable, también. O haz una cama de puré de papa y pónlos encima. ¿Odias los carbohidratos? Sírvelos sobre una mezcla de lechugas y espinacas, si ésa es tu onda. No hay error. En este caso, la Finísima Esposa preparó linguini con tinta de calamar, con sólo un poquito de mantequilla y ajo. Los camarones arriba, salseados a gusto de cada comensal. Termina el plato con cebollín picado finamente, para que parezca que sabes lo que estás haciendo. Simpleza y perfección.

IMG_2162

¿Maridajes sugeridos? Un buen vino blanco o rosado, o hasta un tinto afrutadillo. Pero yo tenía un refri lleno de Stella Artois, así que decidí hacerle los honores. Toma un buen trozo de baguette y mójalo en la salsa. No darás crédito a tus papilas gustativas. Y si aún así esto se te hace complicado, buenas noticias: Maruchan espera tu regreso con brazos abiertos, grandísimo palurdo. ¡Buen provecho!

IMG_2137

Oh, leve detalle: no olvides la verdura al fuego. En fin, nadie es perfecto…

Anuncios

FINÍSIMAS RECETAS: Tartiflette Semipretenciosa

chef02

Hola, Finísimos Lectores. Estoy volviendo poco a poco a este, su blog favorito (espero aún lo sea). Aprovechando que me ha dado por ir ensayando nuevas e insospechadas habilidades para la cocina, compartiré con ustedes otra Finísima Receta. Imagino que ya estarán hartos de tragar el Finísimo Chili, ¿cierto?

Así pues, prepárense a disfrutar otro delicioso platillo cortesía de este, su bloggero de confianza. Su preparación es sencilla. Su sabor, fuera de serie. Su impacto calórico, escandalizante. Damas y caballeros: Tartiflette.

IMG_0253

“Pero Toño”, exclamarás sorbiendo la nariz y abriendo la boca un poco más de lo normal, como suelen hacerlo los ignaros de tu especie, “eso suena exótico y desconocido, y mi paladar poco educado sólo llega a aventurarse cuando hay Festival Internacional de Pastas en el Vips más cercano a mi localidad”. No te intimides, estúpido lector o guapa pero tonturrona lectora: la Tartiflette no es más que una versión sublime de un sencillo plato de papas gratinadas. Claro, estas papas gratinadas saben como si los dioses del Olimpo acabaran de hacer el amor encima de ellas, así que prepárate a experimentar un coito gastronómico.

OK, quizá exagero, pero ya me conocen. El chiste es que este platillo te permitirá preparar algo que, en esencia, es común y corriente (como el blog), pero que te permite pasar por un sofisticado foodie con sólo mencionar algunos factoides pedantes ante la concurrencia. Puedes decir que la Tartiflette es un platillo de la Alta Saboya francesa. O que aunque parece una receta ancestral, en realidad fue inventada por un gremio de queseros de la región para impulsar el consumo del apestoso queso Reblochon durante los 80’s, y que el éxito rotundo le garantizó quedarse en los menúes de la gastronomía francesa. Quizá puedes presumir que probaste esta delicia después de una intensa mañana esquiando en las blancas nieves de Chamonix, y que te brindó energía para tirarte a una espía ucraniana. El chiste es elevar el factor bullshit al punto de que no se den cuenta de que estás sirviendo papas con queso y tocino, básicamente.

Sigue leyendo

CRAPúsculo: Amanecer, Parte 2 – La Anti-Reseña

PARA LA RESEÑA DE ‘CREPÚSCULO’, SIGUE ESTE LINK…

PARA ‘CREPÚSCULO – LUNA NUEVA’, SIGUE ESTE OTRO…

¿QUIERES LEER LA DE ‘CREPÚSCULO – ECLIPSE? POR ACÁ…

O PUEDES REPASAR ‘CREPÚSCULO – AMANECER, PARTE 1’ AQUÍ MERO…

Que viaje tan prolongado, risible y absurdo hemos emprendido…

No puedo pensar de otra forma al respecto de mi misión por reseñar la saga de Crepúsculo. Siento que fue hace siglos cuando escribí (en inglés) una reseña para el blog de mi entonces esposa, quien me vio la cara de estúpido al convencerme de que leyera las novelas escritas por Stephanie Meyer. Ahora, felizmente divorciado, siento que ver la última película de una de las historias más innecesariamente pueriles que la imaginación haya gestado representa una especie de linterna emocional que al fin puedo apagar, como punto conclusivo a una etapa por demás extraña de mi existencia.

Ojo, no que me queje de la oportunidad de escribir al respecto. Cuando uno se gana la vida con las letras, la inspiración es bienvenida sea cual sea su forma. Dicen que se han escrito mejores canciones sobre el dolor que sobre la alegría, así que es lógico que se puede hacer mejor burla de lo malo que de lo bueno, y en ese sentido Twilight ha dado a manos llenas.

Todo empezó con esa inocente película hecha con dos pesos que se volvió un blockbuster hollywoodense gracias a una base de lectoras pubertas que llevaban pancartas a las funciones de cine. La bestia despertó con una segunda entrega donde el público se pronunció por uno de dos equipos (Team Edward vs Team Jacob), y el cañonazo en taquilla ya nunca mermó, pese a que la calidad del producto se mantuvo estática y llegó incluso a empeorar con cada nueva trama idiota. Para la tercera película la audiencia estaba all in, como se dice en el un juego de póquer, y el triángulo amoroso tuvo que resolverse antes de pasar a la etapa en la que la franquicia se exprime al máximo para generar ganancias. El último libro fue dividido en dos películas para duplicar los ingresos, pese a que el material base estaba más mermado que la alacena de Anahí. Y bueno, llegó la última (por favor, que sea la ÚLTIMA, en serio) parte, en piloto automático de mediocridad.

Esto, señoras y señores, es lo que pasa por “actuar” hoy día…

Aquí es donde entro yo con mi masoquismo. Es obvio que entiendo la razón del éxito de la serie, tanto en libro como en película: los dos sobrenaturales wapetones perfectos que reúnen TODO lo que cualquier mujer quisiera poseer, babeando por una mona común y corriente que de pronto se ve sublimada al convertirse en “uno de ellos”. Los vampiros siempre han sido cool, aún en sus espantosas formas cortesía de la imaginación de directores como F.W. Murnau. Antes de que todo fuera de zombies, los vampiros ya habían conquistado a un público deseoso de recibir, a punta de una mordida, esa inmortalidad y ese poder que se asocia con la capacidad de chuparle la sangre al vecino.

Lo malo es que tuvo que llegar la escritora Stephanie Meyer con sus idioteces a zurrarse encima de toda una mitología y una caracterización de estas criaturas fantasiosas. Y ese es el obvio punto en discordia.

Hubiera preferido esta versión de la saga...

Comencemos por entender que los vampiros no existen. Bajo esta aseveración, las reglas sobre lo que pueden o no hacer son bastante flexibles, y eso no es terrible. Entendemos que un vampiro que sólo vive de noche, que se chamusca al exponerse a la luz solar y que se aleja de ti por el solo hecho de que te hayas chutado una rebanada de pan untada con alioli puede ser limitado en su accionar, pero no por ello tiene que ser predecible o aburrido. Sí, es una criatura poderosísima y temible, pero tiene sus puntos débiles, lo que reviste de interés sus motivaciones y procederes.

Esta pendexa escritora hizo vampiros que sólo presentan su vulnerabilidad ante:

  1. Otros vampiros más ojetes
  2. Lobos (en bola, pues en un tiro derecho casi siempre gana el vampiro)
  3. Una vieja estúpida y sin chiste (vulnerabilidad emocional que sólo aplica a Edward Cullen, protagonista)

Así como que ni se disfruta la cosa, pero a lo mejor ese soy yo y mis absurdas nociones de profundidad en los personajes. No me pelen. Esta serie es para que las chicas mojen la butaca en lo que tienen edad suficiente para ver la inevitable versión fílmica de 50 Shades of Grey.

Es por ello que armado con un par de boletos, una voluntad de hierro y una buena dosis de cafeína entre pecho y espalda, me animé a encarar a mi torturador fílmico en un encuentro final, decisivo. There can only be one y todo eso. “Vamos, culo, a padecer”, afirma mi grito de guerra en estas lides.

ADVERTENCIA, COMO SI NO LO SUPIERAN YA: Esta reseña NO es para quienes desean darse una idea general de qué tan buena o mala es la película antes de comprar su boleto para el cine o bajarla de su sitio de torrents favorito. Si la película lleva ‘Saga de Crepúsculo’ en el título es mala, punto, y la única intención de esta reseña es demostrar por qué es tan mala. Puedes esperar spoilers, quejas, lenguaje obsceno y mala leche a raudales. Si nada de esto te disuade… Sigue leyendo

PAIKAST #30 – Navidad 2011

Osos polares = Navidad (dice Coca-Cola)...

Un episodio navideño de Paikast, que es todo menos navideño. Este esencial Paikast te trae…

  • La visita de Densho.
  • Ultravpsycho te invita a su recalentado. Oh, sí.
  • Al Daemonio™ imitando a Erick Rubin.
  • Recuerdos de las navidades en Editorial TeRevisan.
  • Reminiscencias de juguetes pinches.
  • Música ochentera que ni al caso, la verdad.
  • Johnny, la gente está muy loca.
  • La triste verdad sobre la cruel manera de matar a los camarones que se usan para los romeritos.
  • Nadie quiere jugar con Lando Calrissian.
  • La rellenada del pavo cortesía de Fisto™.
¡Bájenlo ya en iTunes! O de plano descarguen el MP3, si estudiaron en Universidad Insurgentes…

Paikast #30 – Navidad 2011 (30 Mb – MP3) en MobileMe

PAIKAST #29 – El Fin del Mundo

Paikast™: ¡Ahora con 89% más Cthulhu!

Vuelve el Paikast™, con toda la espectacularidad que ello implica. ¿Y qué es más espectacular que el Fin del Mundo? Nada, de acuerdo a mayas, aztecas, incas, Cthulhu, Esteban Arce, Ronald Emmerich y El Estigmatizado. En este apasionante episodio:

  • Ultravpsycho NO estaba enferma, pero sospechamos que tiene un niño adentro. O que estaba trabajando mucho y no pudo venir por eso. Pero lo más probable: niño.
  • Música viva cortesía del taxista que condujo a Ruys por la ciudad.
  • Un conductor de Televisa padece de sus facultades mentales. Mucho.
  • Hubo saludos, muy selectivos y varipintos. Pero saludos, al fin, así que ni se quejen.
  • ¿Cómo fueron los primeros sacrificios humanos? ¿Y estuvieron ligados a una apuesta y al consumo de alcohol?
  • Rolas que sonarán cuando el mundo se esté yendo al caraxo.
  • El menú del Fin del Mundo (SPOILER: incluye preparaciones “a la Diabla”), y…
  • ¿Mundet Rojo… o morir de sed?

Si no vuelven a llevar al Paikast a la cima de la popularidad, se acabó este rollo. ¡Venga, Paiketeers!…

Paikast #29 – El Fin del Mundo (32.2 Mb – MP3) en MobileMe

PAIKAST #28 – ‘Crushes’ con Celebridades

Paikast™: Ahora con 98% más Piti El Pteranodonte (Pat. Pend.)...

Antes que nada, gracias por impulsar al Paikast al PRIMER LUGAR EN iTUNES la semana pasada. Ahora nos comprometen a producir nuevos y mejores Paikasts. O al menos un poco más seguido que antes. En este apasionante episodio:

  • Ultravpsycho estaba enferma, pero la imitamos bastante bien. Bueno, no. Pero le hablamos por teléfono para importunarle mientras yacía en su lecho de muerte.
  • Selena Gomez visitó el Finísimo Studio para decir puras pendexadas.
  • Una breve intervención del Cabresti™ nos aclaró un chisme de la farándula.
  • Ruys se autocomplacía con Punky Brewster en sus años mozos.
  • Una bonita imagen mental de lesbianismo.
  • Perdimos los derechos de Igüi El Iguanodonte por una confusión legal, pero encontramos un sustituto piratón.
  • Discusiones onanistas respecto a las Chicas Timbiriche, y…
  • Los Aztecas.

Venga, es hora de repetir la hazaña de treparnos a los primeros lugares. ¡En sus manos está, Paiketeers!…

Paikast #28 – Dinosaurios! (34 Mb – MP3) en MobileMe

Claxon 004 – Fallas de origen…

He aquí una emisión más de Claxon: el podcast al que se le ponchan tres llantas pero sólo necesita de una para llegar a la meta, así sea en último lugar.

Una versión truncada (se dañó el archivo), carente de la sección ‘La Nave del Olvido’ (se repondrá en el próximo episodio), pero aún así tiene con qué dar sus defensazos:

  • Repasamos el choque más caro de la historia, ocurrido en Mónaco y protagonizado por tres rubias idiotas en un Bentley
  • El famoso Mercedes de 20 dólares… ¡baratísimo!
  • Remembranzas nostálgicas de los Hot Wheels y otros carritos de la niñez
  • El Gourmet al Volante revela todo lo que quisiste saber sobre el Auto-Mac y sus espantosos productos alimenticios, y…
  • Nos hacemos la pregunta: ¿dónde termina la personalización de tu coche y empieza la naquez absoluta?

Descárganos en iTunes (para la mejor calidad de audio) o por vía directa en MobileMe…

CLAXON #004 (25.5 Mb)

Finísimos Filmes #009 – District 9

Un día más tarde de lo normal (porque Oliver fue a ver a Stone Temple Pilots), Finísimos Filmes llega hasta ustedes con noticias más frescas que las nuevas formas de vida basadas en arsénico. La demora no es problema para sus servidores Toño y Oliver, pues siempre echamos mano de recursos inagotables para traerles lo último sobre Hollywood, la raza y varios más.

En esta ocasión tendré que tragarme mis palabras acerca de lo “pinza” que se veía el musical de Spider-Man, pero ahí acaba el arrepentimiento. Hablamos largamente de la sentida muerte de Leslie Nielsen, estudiamos el legado fílmico de Irvin Kershner más allá de El Imperio Contraataca (no es muy bueno, la verdad), hicimos pedazos una película ya vista (Skyline) y otra que sólo conocemos por los avances, pero que se ve más mala que una radiografía de Johnny Knoxville (El Secreto, una obra que ni el pronunciado escote de Christian Bach será capaz de justificar). En fin, la acostumbrada amalgama de información útil para programar su próxima ida al cine e idioteces diversas que sólo nos entretienen a quienes nutrimos nuestros cerebros con palomitas y refrescos.

Así pues, puedes escucharnos en Podomatic y iTunes, además de visitarnos en FinísimosFilmes.com

Y también está la descarga directa en estos links, para quienes les da miedito acercarse al apasionante mundo de Steve Jobs…

Finísimos Filmes #009 – District 9 (24.8 Mb) en MobileMe (MP3)

Finísimos Filmes #009 – District 9 (24.8 Mb) en MobileMe (AAC)

¿En qué nos parecemos al huitlacoche?

Aunque no lo creas, hay algo en común en ambas imágenes...

Expliqué la génesis del término utilizado para titular este blog a grandes rasgos en la página de autor, pero es necesario ahondar un poco en ello a juzgar por las preguntas que me hicieron en Formspring hace pocos días. Ya saben que Finísima Persona es su blog de confianza y qué sé yo, pero debo aclarar para los nuevos que el término no nació con el blog, ni siquiera con la columna del mismo nombre. Nació gracias a un par de asnos.

En efecto, me refiero a su servidor y a mi amigo y contlapache Hugo Tapia, compañero de la universidad y ocasional socio en iniciativas de dudosa calidad. Corría el año de 1992 (¡Cuéntanos más, Abuelo Toño!) y me encontraba cursando con cierta facilidad la carrera de Ciencias de Comunicación en la UIC (mi Alma Desmater). No me jacto de ello, lo que sucede es que después de un par de semestres iniciales donde me dediqué a beber como si fueran a prenderle fuego a todo el alcohol barato sobre el planeta, logré eventualmente tomar un ritmo eficiente de estudios-chamba-desmadre-distracciones que no amenazaba con tornarme en un estudiante fallido más. Y las materias que empecé a tomar me interesaban mucho más que las que colocan al principio de la carrera para desanimar a las huestes de futuros desempleados, así que mis calificaciones, desastrosas durante el primer año cursado, sufrieron un apreciable repunte que al menos evitó que me corrieran por bajo rendimiento.

Comencé a llevarme con Hugo por el simple hecho de que bebíamos en círculos sociales comunes y que a ambos nos gustaba hacer dibujitos. Yo había participado ya en una publicación (por asignarle un generoso calificativo) llamada La Náusea con mis compinches Oliver y Paco, y ante la ausencia del primero (dejó la carrera) y la madurez artística del segundo (sí, claro) llegó la opción de lanzar otra revistucha de monitos y mal gusto. Así pues, Hugo, Israel “El Zorro” León y yo lanzamos La Mula de Tu Hermana, un pasquín cuyo precio de portada era “Un Pinche Peso” (pensábamos que era una estrategia de marketing brillante) y que pronto generó pingües ganancias para sus fundadores. Bueno, para Hugo y para mi, pues debo confesar que la usábamos frecuentemente como nuestra caja chica y el pobre del Zorro nada más no se enteraba. Sigue leyendo

NUEVO SITIO: Cazagoles

Siempre estoy mentando madres respecto a que no me alcanza el tiempo para escribir todo lo que quisiera, y les juro que es verdad. Pero recientemente recibí la amabilísima invitación de Don Carlos Millet (cuyo blog, La Rifa del Tigre, es lectura obligada), viejo rival en el Fantasy Football y amigo a distancia, para integrarme a un proyecto llamado CAZAGOLES. Ordinariamente le hubiera dado las gracias y declinado la oferta, sacando a relucir el sobado pretexto de que apenas tengo chance de actualizar Finisma Persona “diarina y huevo”…

Pero esta fue una de esas ofertas marca Corleone que simplemente no puedes rehusar. Dejemos de lado el gran atractivo de escribir en un sitio mayoritariamente futbolero pero también abierto al resto de los deportes, justo en un año mundialista. Lo que me movió el tapete editorial de forma muy drástica fue la perspectiva de compartir un espacio de opinión al lado de un grupo de gentes a quienes no sólo admiro y respeto de sobra, sino que además son mis cuates. En efecto, muchos de los Cazagoles ya integrados al proyecto (y otros por sumarse en breve) son viejos compañeros y colegas de su seguro servibar, y quien no haya tenido chance de entrarle a un proyecto entre amigos se ha perdido una experiencia totalmente desprovista de progenitora.

Entre los Sospechosos Comunes que vierten su pasión panbolera en este blog, además del mencionado Millet, tenemos a un conocido de ustedes en los Finisimos Podcasts, Beto Rojas (ya mero hace su blog), posteando con su seudónimo de Chamueleto. Y qué decir de un tipazo marca diablo que está enseñándoles a los de Univisión lo que es ser un periodista deportivo de primerísimo orden, mi estimado Joaquín “El Mortero” Duro (quien actualiza también diario su blog personal). Y como las mejores manzanas caen del mismo árbol, también escribe ahí su hermano de sangre y mi carnalito adoptivo, Alfonso “El Puñal” Duro. No se engañen por el sobrenombre que se presta a albur hablando en “mejicano”, Poncho es una auténtica máquina que piensa, respira y habla de fútbol. Y fue siempre activo participante de nuestras dinámicas sobre música de mal gusto cuando ambos estábamos en ESPN (tiene un blog que no ha actualizado mucho a últimas fechas, pero que contiene algunos de los textos que más he disfrutado leer en la historia de la red). Y ya para qué mencionar a Alejandro “El Antitodo” Saldívar, otro de los malechores de mis años en Telerrisa a quien le había perdido el rastro y ahora reencuentro en este lugar, tan peligroso y vil como la cantina de Mos Eisley en Star Wars.

Cazagoles está lleno de mentes alebrestadas a quienes conoceré pronto, más los que se acumulen en breve. Sus nombres a lo mejor no les dicen mucho si no están bien empapaditos de panbol, pero sus textos les cautivarán: El AntihéroeEl BatigolMini CruyffEl Gigante AzulLos Hermanos Korioto (¿los ubican?)… Shearer… Todos ellos hacen esto por amor al arte y al fucho, así que si ustedes comparten esta pasión seguro harán de Cazagoles otra de sus paradas obligadas en la red.

¿Y yo? De entrada les confieso que me siento como El Cuchillo Herrera en el juego de homenaje que le hicieron a Maradona en México, en aquella ocasión cuando El Pelusa atrasó el inicio del juego durante una hora en lo que ordenaba y se zumbaba una pizza enterita. Digamos que ando coqueteando con el fuera de juego, pero les voy a aportar mis habituales sandeces de índole deportiva en espera de que no se les caiga el rating. Inicialmente iba a postear como El Coloso de Santa Úrsula (para los que recuerdan mi viejo y casi olvidado apodo), pero mejor seguimos en el branding de Finísima Persona. Allá los veo pronto.

AVISO URGENTE: Olvídense de “los veo pronto”: los veo ahora mismo. Me la sacudí (la flojera) y ya subí mi primer post a Cazagoles, espero le caigan a la comentada. O de perdida a la pura mentada. Y también descubrí que otro estimadísimo cómplice le entró al tiro: Enrique Ballesteros, contlapache desde mis tiempos en la UIC y famoso en el periodismo deportivo haciendo El Otro Lado del Balón. Dénse una vuelta por Cazagoles, pues…

POST 100: Happy Zombie Beibi Yisus Day!*

BRAAAAIIINNNSSS!!!

¡Bienaventurados sean en esta Pascua, Finísimos! Como ustedes saben, estamos conmemorando el día en que el Gran Yisus se convirtió en zombie, así que decidí adoptar esa caracterización durante un rato, aprovechando que los zombies están más de moda que nunca. Creo que no me quedó nada mal, ¿o ustedes qué opinan?

En fin, decididamente tengo que echarme unos taquitos de sesos para estar ad hoc con todo este rollo, así que seré breve. El motivo de este post es el de festejarme a mi, obvio. Pero no sería correcto dejar de lado una ocasión especialísima para Finísima Persona, y es que tengo el honor de estar escribiendo EL POST NÚMERO 100 en la breve y distinguida historia de este blog. ¡Que suenen las fanfarrias y que suelten un ciento de palomas al vuelo, pues esto hay que celebrarlo en grande!

Comparto alguna cifras y factoides para ustedes:

120,365: Visitas únicas que hemos recibido desde agosto del 2008 a la fecha. Y claro, antes de que especulen acerca de que si las cifras fueron infladas por el Toño, que nada más se pone a darle “refresh” a la página principal desde que se levanta de la cama hasta que el alcohol lo manda a dormir: No, las visitas del autor a su página no cuentan. Así que si se sienten mal por perder el tiempo aquí, les puede servir de consuelo saber que no son los únicos.

20,357: Visitas únicas en nuestro mes más popular (657 diarias, en promedio), marzo del 2010. Sí, es el mes que acaba de concluir. La razón, a todas luces, es que el zángano propietario de Finísima Persona al fin entendió que ustedes merecen contenido nuevo diariamente, y que el resultado obvio es un mayor número de visitantes. Sólo le tomó un año y 8 meses entender la idea, así que ténganle paciencia cuando vean que no les agarra la onda a la primera, ¿OK?

1,448: Número de visitas únicas en nuestro día de más tráfico, el pasado 26 de marzo del 2010. El post de ese día fue el de La Vida en Twitter. Al parecer las reglas de etiqueta en redes sociales es un tema con jale…

2,001: Número de visitantes en nuestro mes menos popular, mayo del 2009. Y no es de extrañar, pues el webas del Toño sólo subió un pinchi post en todo el mes (4 Equis y Un Funeral). Hay que aclarar que los meses de agosto a diciembre del 2008 tuvieron aún menos visitantes, pero esa época debe ser considerada aparte, pues no se había anunciado formalmente la existencia de Finísima Persona en sociedad, sino que el blog era visitado tan sólo por los que caían en él por mero accidente. Aunque pensándolo bien, yo sigo creyendo que todos los que caen por aquí están sufriendo un accidente. En fin…

El post más popular: Es Otra Tonta Reseña de AVATAR. James Cameron tiene las dos películas más taquilleras de todos los tiempos, ¡y el post más visitado en Finísima Persona! Qué honor para él. Ya le dejé recado en su mail para avisarle de esta distinción, así que no debe tardar en reportarse.

El post menos popular: Mad Skillz: BaRazzle, MC Cain, VPILF! WORD! Y coincidentemente, es el post del que Toño se averguenza más, al punto de que ha pensado borrarlo en repetidas ocasiones. Su explicación es que el video le llamó la atención, lo quiso compartir con un grupo grande de cuates de Miami y pensó que era buena idea subirlo a este blog. En su defensa, aún no estaba familiarizado con Twitter. Y es medio guey. Y no pensó que era más sencillo subir el link en Facebook o algo. Y es bastante guey. En su defensa, repito. El caso es que no lo borró porque cree firmemente que en el blog, como en la vida, hay que aprender a vivir con las malas decisiones y usarlas como recordatorio para evitar repetir errores. Luego les cuento si le está sirviendo esa filosofía tan zen.

El post menos popular del que Toño no se averguenza: ARCHIVO MUERTO: Por El Tubo. Es un ejercicio literario que le dejó muy contento cuando lo escribió. Pero claro, como no es chistosón, es posible que no sea del gusto del lector promedio. Aclaro que Toño también se siente muy ufano porque se sabe todas las capitales de Europa de memoria, así que eso habla mucho de lo increíblemente vano que puede ser su orgullo.

El post con más comentarios: En teoría es el de Finísimo Podcast 04 – ¡Defiende tu película! (121 comments), PERO si hacemos memoria, es porque es el último post antes de la creación de Finísimos Miembros, espacio de esparcimiento y libre diálogo de este blog. Los posts se estaban convirtiendo en auténticas sesiones de chateo, así que hay que concederle la distinción a un post donde se tengan, en mayor medida, comentarios legítimos. Y ese post es el de  Toño Vs. Crepúsculo: Una Hueva – La Reseña Innecesaria (100 comments hasta el momento). ¿Podrá romperse esa marca con el próximo estrello de Eclipse? Sigan pendientes.

El post menos comentado: Hay un empate entre el previamente mencionado Mad Skillz… y otro post que le gusta mucho al Toño, Manifiesto Suburbano para Piano y Orquesta (3 comments a la fecha). Evidentemente la poesía vanguardista y pretenciosa del autor desanima a los Finísimos Lectores.

El post que más atrae a los iletrados: La Muerte Famosa (No es otro estúpido post de Michael Jackson). Al menos las pubertas aficionadas a Crepúsculo intentan estructurar un poco mejor sus ideas, y algunas hasta tienen sentido del humor. Pero los fans del muerto (y sí, está bien muerto, ya no le hagan al rollo de que fingió su deceso para no sé qué madres) Wacko Jacko no sólo rayan en el fanatismo cultista, también parece que escriben posando las nalgas sobre el teclado de la compu.

El link más popular del Blog Roll: Ozonóvoros, ciberguarida del infame Pacasso. Otra máxima de la comunicación visual aplica en este caso: Si quieres que le guste a la gente, pónle monitos y ya está.

La frase de búsqueda más popular para llegar a Finísima Persona: finisima persona, obviamente, y por mucho. Y en segundo lugar está avatar movie. Lo que desconcierta al Toño es que la tercera es emo hitler. Sus papás deben estar taaaan orgullosos… (los del Toño, no los del Hitler).

El Tag que más se repite en los posts de Finísima Persona: mal gusto. ¿A quién puede extrañarle?

El Finísimo Podcast más popular: Finísimo Podcast 04 – ¡Defiende tu película! sigue siendo el de mayor rating, sin contabilizar las descargas vía iTunes (aún es muy pronto). Buenas noticias para los Finísimos Carnales, quienes nunca han sido populares en nada. Cuenta la leyenda que Beto tenía dos amigos imaginarios cuando era chiquito, pero nunca lo pelaban y sólo jugaban entre ellos. Y Alex, durante sus épocas universitarias, arrasó con la votación para ser designado jefe de grupo, pero todos los votantes pusieron como condición que lo hicieran jefe de grupo en el salón de al lado. ¡Qué vueltas da la vida!

El Finísimo Miembro que más comenta: AVISO IMPORTANTE, esta mención no es una invitación abierta para que se pongan a comentar a lo idiota y en múltiples ocasiones en cada post que se les ponga enfrente. Los infractores serán castigados con el duro látigo del posible banneo (el primero en la historia de este disciplinado blog). Es sólo una cuestión de ver quiénes opinan siempre, quiénes son mencionados frecuentemente por otros en sus comentarios, y quiénes están constantemente activos en el espacio de Finísimos Miembros. Y quiénes pasan mucho tiempo enfrente de la compu, claro. Así que no les extrañará que el comentarista más recurrente sea el mismísimo Sotorpe Miguel Araluce, seguido muy de cerca por Vertebreaker. Ambos han estado por acá desde los inicios del blog, y se les aprecia por aportar jocosidad, buen ambiente y sapiencia en abundancia, así que gracias totales. Sus respectivas novias seguro tienen mucho que reclamarle a este indigno rincón de la red.

Y por último…

EL TOP TEN DE FINÍSIMA PERSONA

Este es el Top Ten real, pues el que encuentran en los links del lado derecho sólo mide los más populares de las últimas dos semanas. El oficial es:

  1. Es Otra Tonta Reseña de Avatar
  2. La Muerte Famosa (No es otro estúpido post de Michael Jackson)
  3. Toño Vs. Twilight (Crepúsculo)
  4. Toño Vs. Crepúsculo: Una Hueva – La Reseña Innecesaria
  5. ¡Los Novios a la Pista!
  6. VOTO NULO: Emo Hitler Vs Relaxed Hitler
  7. LA REVANCHA DEL RETORNO DEL REGRESO DE FINISIMA PERSONA EPISODIO 2.0: DURO DE REGRESAR
  8. Stalkers: Invasores del Espacio Interior
  9. Del Pelón al Chicarcas: Ensayo Innecesario Sobre el Apodo
  10. VOTO NULO: Mascotas Mundialistas

En fin, Finísimos Miembros, distinguidos visitantes casuales y desafortunados curiosos que sólo querían ver fotos de Ashley Greene en pelotas (¡Mami!), a nombre del titular de este espacio les dedico mi más sincero agradecimiento por su presencia en este modesto pero luchón blog de pacotilla. Nos han hecho crecer mucho más allá de lo que eran nuestras modestas expectativas, y les invitamos a seguir esa brillante labor de difusión con sus cuates, asociados, familiares, compañeros de celda, patrones, lenones, enfermeros, profesores, dealers, parrilleros, conectes, coyotes, alumnos, colegas, cómplices, amantes, sanchos, dominantes activos, confesores, psiquiatras, líderes, gurús, pastores, feligreses, machos-alfa, operativos principales y demás relaciones profesionales/personales. ¿Nos aventamos otros cien? Ustedes dicen…

*Nota del Toño: este post originalmente tocaba subirlo hasta el lunes, pero decidí mejor subirlo el día domingo para que tenga sentido la celebración del Beibi Yisus. ¡Nos vemos el martes!

FINISIMA PERSONA 1.0: Los Archivos Perdidos

Foto antiquísima del Toño (circa 2003)
Foto antiquísima del Toño (circa 2003) a la caza de otro chayote…

OK, lo prometido es deuda. Algunos de ustedes han estado insistiendo (no sé porqué masoquistas motivos) en que suba al blog los primeros textos de Finísima Persona (aunque la sección comenzó llamándose Pan y Circo) en Conozca Más. Pasé por las siguientes etapas antes de hacerlo:

Hueva: Tanto de buscar los textos entre mis enmarañados archivos virtuales (que incluyen CD-ROMs, DVDs, Flash drives, revistas impresas y la carpeta de mensajes enviados de mi e-mail personal) como de organizar todo en un solo documento.

Estándares de calidad: AiShitYuNot. Me puse a preguntarme seriamente si valía la pena desperdiciar bytes en subir chistes de hace cinco años, relativos a series televisivas canceladas, películas olvidadas y hasta celebridades caídas en la indiferencia. ¿A quién puede interesarle recordar que Jennifer López y Ben Affleck alguna vez fueron pareja?

Estupidez: Más que de costumbre. Tristemente descubrí que no tengo todas las columnas, y algunas de ellas están simplemente incompletas. Los peligros de trabajar en más de una computadora a la vez, con múltiples direcciones de e-mail y entregas apresuradas de por medio se hicieron evidentes desde un principio.

Resignación: Recordando uno de los primeros motivos para hacer el blog –evitar la diseminación no autorizada de mis textos sin crédito correspondiente– me convencí de que es mejor dejar que la gente decida si vale la pena o no leer tantas tarugadas.

Nostalgia: Quiéranlo o no, me trajeron buenos recuerdos de una época que se me estaba quedando medio olvidados. ¿Y saben qué? Un par de estos textos no están tan mal, todavía aguantan sin dar el catastrófico viejazo… Pero claro, es mi opinión.

Esperanza: También se me prendió el foco. Si Mahoma no encuentra sus textos, dejad que los textos vengan a Mahoma. Para los que no entendieron, yo seré Mahoma. Y si ustedes tienen copia de columnas que no vean aquí, por favor háganmelo saber. Para más señas, tengo incompletos el relato cronométrico de un día en mi vida (el día que me cortaron el gas), la lista de peores regalos navideños y un manual de actos terroristas cotidianos para toda ocasión (incluye gases furtivos en el elevador). Si me mandan fotocopias, escaneos, transcripciones o hasta recortes de la revista donde aparecieron, no sólo contarán con mi gratitud extrema, sino que pueden convertirse en ganadores de un monito obsequio de parte de su servidor. He dicho.

A continuación, las mentadas columnas. Ni siquiera las pude poner en orden de aparición, porque lo único que recuerdo es que la de Ahora Con Ustedes fue la primera. No la voy a repetir (pueden leerla aquí), pero encontrarán el resto a continuación, precedidas de una breve introducción para darles contexto sobre su inspiración y circunstancias particulares.

A darle, que es mole de olla…

Sigue leyendo