FINÍSIMAS RESEÑAS: MASTERCHEF MÉXICO – EPISODIO 5

También van a contraer amibiasis en esta hacienda…

También van a contraer amibiasis en esta hacienda…

¿Qué pensaste? “Este asno seguro va a retrasarse otra semana con la reseña”, ¿cierto? ¡FALSO! Este asno se tomó tiempo (en pleno cumpleaños, nada menos) para terminar de analizar y destrozar la quinta entrega del reality show para el tragaldabas sin escrúpulos de hoy: MasterChef México. Y no me lo agradezcan a mi, sino a la Finísima Esposa, quien además de fungir como correctora de estilo y de aportar como el 60% de las gracejadas que aquí leen, también me arrea para que las mismas salgan a tiempo. Una vez cedido el honor a quien honor merece… ¡a sufrir se ha dicho!

EPISODIO 5: Y NO SE HAN CASADO POR FALTA DE PAN

Tras la doble partida de Ariel y Nallely en el episodio previo, necesitamos un viaje a la campiña para despejarnos. El ambiente es bucólico… campirano… colombiano. Así es, MasterChef México con escalas en la serranía de Caranacoa prepara una prueba situada en una típica hacienda colombiana. Los chefspirantes especulan sobre lo que tendrán que hacer. ¿Cocinar para una celebridad, quizá? ¿René Higuita? ¿Brangelina? ¿César Bono? De pronto aparece una carroza tirada por un corcel, de la que desciende una joven pareja.

El embajador OBVIO no se presta para programitas de chisguete.

El embajador OBVIO no se presta para programitas de chisguete.

Él es Rhayne, diplomático mexicano. Ella es Alín, química en alimentos. Ellos… SON DETECTIVES. Bueno, no, son novios y se besan sus partes. Ruquette Michel los presenta con los concursantes, diciéndoles que tienen el gran compromiso de cocinarle un banquete de bodas a la feliz pareja. Que dejará de ser feliz una vez que estos saltimbanquis enciendan las hornillas, pero la vida es dura.

Tras una conmovedora historia sobre la entrega del anillo (que a nadie le importa), los novios van a ponerse guapos mientras todos preparan su show. El chef Herrera se cambia de nombre y se pone mamón en su guayabera salmón. “Esto no es una piñata, es una boda”, les advierte atronadoramente. La Finísima Esposa observa que esta es la única edición de MasterChef donde gritotean y amenazan a los concursantes ANTES de que la zurren. “No me van a hacer quedar mal aquí”, concluye el chef. Oh, qué equivocado está.

¿Boda? ¿O mejor dicho, "boda"?

¿Boda? ¿O mejor dicho, “boda”?

Healthy Diana dice que ella NUNCA le pediría a concursantes de MasterChef que prepararan el banquete de su boda. No, Diana, nunca le pedirías a concursantes de MasterChef MÉXICO que prepararan el banquete de tu boda. En otras ediciones suelen cursar estas pruebas comunales con mayor dignidad. Sí, hay uno que otro contratiempo, pero los participantes suelen estar listos para afrontar estos retos, pues han visto el programa con anterioridad. Lleva un buen rato al aire, ¿sabes?

Chef Benito dice que cada equipo preparará una entrada y un plato fuerte para los setenta invitados. Boda chiquita, pues. ¿Será que Rhayne es el office boy del consulado? Tienen dos horas para la labor. Alan y Carlos, los mejores de la prueba del episodio previo, arman equipos y quedan así:

¡Esas de rojo… no circulan los miércoles!

¡Esas de rojo… no circulan los miércoles!

Equipo Rojo: Carlos El Pseudo Albañil que es Chef Profesional, Carmen, Marlene, Ale La Cachirula, Gaby, Abogonzalo, OILfredo. Quiero mencionar que hay DOS chefs profesionales en este equipo. Hasta donde sabemos.

Equipo Azul: Alan Gump, Santaclós Veracruzano, Diseñorita Tianne, Luis El Virgen, Seño Gina, Sor Flor, Healthy Diana.

Carmen dice que Alan es muy gritón, así que está contenta de haber sido elegida por Carlos. Pero Alan dice que Carmen no iba a estar contenta de que él la mandase y por eso eligió al otro equipo. NO, zopenco, la ELIGIERON en el otro equipo. El lavaplatos comenta que el grupo de sobras humanas que le dejaron tiene algunos puntos débiles (“Tianni” y Luis, por ejemplo), pero que la hermana Flor es buen elemento pues tiene experiencia cocinando “para obispos, hasta para los papas, creo”… nunca pierdas tu infantil candor, Alan Gump. La religiosa no oculta que le hubiera gustado más estar con el equipo rojo, pero en fin, que sea lo que Dios y la producción quieran.

Comercial tarado de Chedraui, porque en Chedraui lo nuestro, lo nuestro, es arruinarte el programa con anuncios. La conductriz y los jueces se pusieron sus mejores garritas para el evento. Herrera viste una guayabera con vivos a juego con el pantalón y un sombrerito que ha de oler a trusa de trajinero, pues el sol pega duro. Anette luce fresca y llamativa en un conjunto amarillo yema de huevo, aretes que resaltan el murcielaguesco tamaño de sus orejas y un collar elaborado con las canicas de un juego de damas chinas. Chef Betty apostó por lo conservador (o sea, equis), en un híbrido rebozo-kimono-chipiturco con flequillos, además de un bonito accesorio que oculta atinadamente el poco cuello que le quedaba. Y portando un suntuoso traje de la colección Lionel Messi Balón de Oro FIFA 2013: Benito Molina, quien complementó el atuendo con pajarita y pañuelo en polkadots a tono. Si Joan Rivers viviera… pues estaría rascando desesperadamente la tapa de su ataúd, imagino.

No le hablen a 'Fashion Emergency'. Háblenle a 'Fashion Disaster Area'.

No le hablen a ‘Fashion Emergency’. Háblenle a ‘Fashion Disaster Area’.

Como Carlos eligió equipo primero, Alan tuvo la opción de escoger ingredientes para su proteína y guarnición. Los rojos prepararán robalo y champiñón, mientras que los azules cuentan con filete de res y espárragos. Cabe mencionar que NO están obligados a presentar un postre, pero las dos escuadras se envalentonan y deciden añadir ese tercer tiempo al servicio. Si se hubieran desempeñado brillantemente en las pruebas anteriores aplaudiríamos la audacia, pero aquí más bien nos sentamos a ver la inminente calamidad. Ambos equipos tienen dos horas, pero los rojos arrancan veinte minutos antes para que no se encimen los tiempos. ¡Comenzamos! Bueno, después de la mención comercial donde Huevette Michel nos sugiere asar un pollo con margarina Primavera, que llena tu cocina de humo y tus arterias de grasas trans. ¡Primavera!

Este fue el último instante de la competencia en el que ambos equipos lucieron competentes.

Este fue el último instante de la competencia en el que ambos equipos lucieron competentes.

El equipo rojo arranca confiado, Carlos cree que el tiempo es suficiente. Abogonzalo está preocupado porque quiere hacer un fondo de verduras pero no les alcanzan las dos horas, así que ponen a hervir verduras. “¡Mmmmmm, verduras hervidas!”, dijo nadie, nunca. Minutos después, los azules entran en acción y comienzan a salirse del huacal. Luis El Virgen dice que ÉL delegó labores desde el inicio, pues Alan Gump no figuró de entrada. Healthy Diana empieza a discutir con Alan, quien le dice que no pierda tiempo pelando papas, que “nomás así, rebanadas”. También se van a aventar un pay de limón, pues obviamente quieren perder. TIENEN DOS HORAS, GENTE. Y el capitán lavaplatos también está peleando con Seño Gina, por la forma de limpiar y porcionar los filetes.

ADVERTENCIA: varias reses fueron maltratadas en el transcurso de esta competencia.

ADVERTENCIA: varias reses fueron maltratadas en el transcurso de este servicio.

Intercortes entre los preparativos del menú y la boda del office boy consular. Benito visita a los equipos para decirles que los novios ya están en proceso de matrimoniarse en la capillita adjunta. Interroga a Carlos sobre su menú: sopa de champiñones con un adorno de queso y tortillas (¿qué?), además de pescado empapelado (música dramática). Abogonzalo declara a la cámara que no podía creer la idea del pescado empapelado, pues toma tiempo hacerlo bien… y tiempo NO es lo que les sobra. Alan dice que los azules servirán filete de res al vino tinto con un gratin de ajos y cebollas, porque SEGURO la novia quiere sudar ajos en su noche de bodas. También le darán en la madre a unos bellos espárragos frescos sirviéndolos en una crema, pues imagino que la sopa Campbell’s no ha llegado a Colombia. Oh, Alan Gump, caminas derechito al abismo.

Minutos después, Benito Molina lamentó no usar ese cuchillo para desollar a varios de los concursantes.

Minutos después, Benito Molina lamentó no usar ese cuchillo para desollar a varios de los concursantes.

Chef Benito aprovecha para lucirse con el cuchillo limpiando un filete a ojos de los concursantes, quienes de pronto deben haberse dado cuenta de lo lejos que están de Dios y lo cerca que están de terminar armando pizzas para Domino’s.

Pelos sobre la comida, parches blancos para tapar la bandera colombiana en las filipinas, bodas falsas… hubo de todo en este episodio.

Pelos sobre la comida, parches blancos para tapar la bandera colombiana en las filipinas, bodas falsas… hubo de todo en este episodio.

Los problemas de los azules no son exclusivos, pues los rojos también decidieron hacer un original pay de limón, pero no había grenetina. Por lo visto Gabriela está a cargo del postre, pero repela por no sé qué madres y tanto Marlene como Carmen le sugieren “que no se le cierre el mundo” y que haga Crème Brûlée. Suena complicado, pero no lo es tanto, sin embargo Gabriela lo toma como ataque personal y empieza a tirarse al mame porque no sabe incorporar una crema previamente batida.

Este matrimonio sólo es válido dentro de los confines de la hacienda.

Este matrimonio sólo es válido dentro de los confines de la hacienda.

Mientras tanto, en la iglesia, Rhayne acepta como legítima esposa a Alín, en gran parte por haber accedido a casarse con él sin hacer una prueba de menú y dejar el banquete a la suerte, en manos de unos micos mal entrenados.

Betty le pregunta a Santaclós qué lleva su marinado para la carne. Cabe mencionar que llevan 40 minutos cocinando y la carne AÚN no toca dicho marinado. Gabriela, ante la imposibilidad del pay, dice estar haciendo “un invento de mousse”, ante la incredulidad de la chef Betty, quien les dice que NO pueden estar haciendo “inventos” en pleno servicio. Y luego dice que “le va a dar un zape en la cabeza en gacho” a Carlos, pues el capitán rojo le informa que planean hacer el robalo empapelado completo y después porcionarlo. Ni una familia de gatos hambrientos trataría tan cruelmente a un pobre pescado. Carlos corrige y dice que siempre no, que son empapelados individuales. Betty sigue sin creer lo que escucha.

Alan al parecer está improvisando la receta de sus guarniciones sobre la marcha. Esto es práctico cuando uno cocina individualmente, pero es un suicidio al trabajar en equipo. Las fricciones crecen, y no nos referimos a lo que hace Luis El Virgen en la ducha cada mañana. Del lado rojo vemos que la sopa se les está complicando.

"¡Oh, consomé de trapo! No repararon en gastos…"

“¡Oh, consomé de trapo! No repararon en gastos…”

También mi ojo avisor detecta un trapo con el logotipo de MasterChef nadando entre las verduras. Seguro lo usaron para envolver hierbas o algo, aunque no descarto que quieran aportarle al platillo la frescura floral de Downy®.

La comitiva llega al banquete. Esta boda luce MUY sospechosa. De entrada los invitados no cargan regalos, pero sí llevan mochilas, maletines para laptops y otros objetos personales que nos hacen creer que vienen directo de la oficina. A lo mejor la boda se celebró durante su hora de comida en la chamba. Unos mariachis amenizan el bodorrio. Quedan 10 minutos. Herrera les mete presión a los azules y le dice a sor Flor que si al final sirven puras cochinadas les va a mandar un sacerdote para que los confiese. Mejor limita tus ocurrencias a referencias de películas, chef, el humor sacro no es lo tuyo. Abogonzalo no tiene cucharones para servir la sopa. Los meseros hacen su aparición, y al parecer son más que los invitados. Betty arenga a los rojos para que se apuren a emplatar. Los concursantes se enciman sobre la línea. No sé, todo indica un desastre en ciernes.

"¿De a cómo los tacos?"

“¿De a cómo los tacos?”

Las sopas empiezan a salir y Carlos corre como pollo descabezado pues aún no empapelan el robalo. ¿En serio? Ni siquiera encuentran el papel aluminio, así que deciden cocinar el pescado en la plancha. Y claro, se nota que no hay forma de que el plato fuerte quede listo a tiempo. Carlos logra poner algo de orden en la línea por primera vez en el servicio. Alan Gump ni siquiera logra ese pírrico triunfo: su equipo azul está en la mierda.

La carne no está sellando pues las hornillas son insuficientes y no aportan el calor necesario. ¿Nadie lo anticipó al ver el equipo de cocina? Evidentemente no. Betty les intenta meter velocidad, pero es en vano. Luis El Virgen está sirviendo cada cremita de espárragos con tímidas cucharadas, así que el platillo va a llegar más frío que una teta de silicón. Betty le dice que utilice una jarra, pues cada cucharazo enfría más la sopa. ¿Qué hace Luis El Virgen? Se pone a servir cucharadas de crema de espárragos en la jarra, que después utilizará para servir los platos. Bri-llan-te. Oh, por cierto: la crema está más aguada que… no, ya no le voy a cargar calor a Anette Michel.

El atolondrado Alan Gump le dice a Betty que van a ligar la crema con mantequilla y harina. El roux es un recurso muy válido para engrosar salsas y sopas, pero por alguna extraña razón Tianne está metiendo puñitos de mantequilla fría con harina cruda a la crema, así que creo que quiso hacer dumplings o algo. A Betty le va a dar un infarto.

Luis El Virgen disfruta al sorprender a Tianne con las manos en la masa…

Luis El Virgen disfruta al sorprender a Tianne con las manos en la masa…

Alan corre por más mantequilla, descuidando lo que sucede con la carne. Sí, se mueve mucho y logra poco, como los delanteros de la Selección Nacional.

Y la dichosa "hacienda" parece ser un Hotel Quinta Real, ahora que nos fijamos bien…

Y la dichosa “hacienda” parece ser un Hotel Quinta Real, ahora que nos fijamos bien…

De vuelta al “banquete de bodas”. En serio, ya me parece que esta ceremonia es una fabricación más falsa que el “rescate en alta mar” del segundo episodio. No sé, todo huele a fraude: los invitados están vestidos muy raro, los centros de mesa estorban, no hay más música que el “mariachi incidental”, hay mesas con puros hombres y otras de puras mujeres, no hay decoración, no hay pan en las mesas, las copas están vacías, la vajilla trae los enormes logotipos de MasterChef, no hay carpas, no hay sombrillas… y el único ambiente son los gritos de la chef Betty a la distancia. Aquí hay gato encerrado. Los primeros veredictos: la sopa de hongos está falta de sal y escasea la tortilla. ¡Qué sorpresa!

La sopa de los rojos es una tragedia en tres actos: básicamente están sirviendo mantequilla derretida con harina cruda, pintada de verde. Y no alcanza. Ni siquiera es que se quedaron un poco cortos, no logran servir ni la mitad de las porciones. Alan Gump está racionando los platos de crema como en posguerra, y le reclama a su equipo que lo abrieron porque dijeron que “ellos sabían”. Betty lo regaña. De plano tienen que improvisar un poco más de sopa en el momento, pero es en vano, eso es un vil smoothie de espárragos mal cocinados. Yo no le serviría ese plato ni a Hitler. NI A HITLER.

Como los azules no tienen remedio, Betty se pasa del lado de los rojos. “Los veo muy encamotados”, les dice. Y el desencamotador que los desencamote, buen desencamotador será. Ellos no se ven tan piedras, pues al menos los platos lucen bonitos, aunque no van a dejar satisfechos ni a las señoréxicas que se la viven a dieta para entrar en los vestidos. Por cierto, creo que la novia y Anette son las únicas con vestido. Las demás mujeres llevan desde trajes sastre hasta leggings con botines. “Las fiestas del embajador no son lo que eran”, digo mientras me como un Ferrero Rocher con música de Luis Miguel de fondo.

El cocinar un roux por menos de 12 minutos no es opcional. La tilde en "mínimo", al parecer, sí.

El cocinar un roux por menos de 12 minutos no es opcional. La tilde en “mínimo”, al parecer, sí.

OILfredo es reprendido por Betty por hacer un roux mediocre. Salen los primeros robalos. La novia dice que está “duro”, así que imaginamos que está anticipando la noche de bodas. Mientras tanto, Healthy Diana le dice a la cámara que Alan es un pésimo capitán, porque en la versión mexicana de MasterChef importa más el drama entre concursantes que, no sé, la comida. La chef Betty nota la descomunal merma a la hora de emplatar pescados, van a sobrar como 25 piezas. ¡Sandwiches de robalo para la producción, YEEEEIIII!

Volvamos al desastre azul, y no me refiero al eterno subcampeón del futbol mexicano. Santaclós se apendexó gacho y metió los filetes a la plancha como cuarenta minutos antes, así que están todos fríos cuando ya van a emplatar. Su solución es meterlos de nuevo en la plancha. Espero que los comensales sean de los ignorantes que piden el término “bien cocido”, pues esos filetes van a estar más secos que los ovarios de… no, mejor lo pienso y no lo escribo. ¡He pecado de pensamiento, hermana Flor, perdón!

"Pero… pero… eso es… eso es un… ¿un dedo meñique humano?"

“Pero… pero… eso es… eso es un… ¿un dedo meñique humano?”

Creo que a Betty ya le dio el tramafat, porque Herrera llega a relevarla. Su primer recorrido por la cocina azul es como el de MacArthur viendo la retirada de Filipinas (“¡A la BatiWikipedia, Robin!”). El cuadro es dantesco: restos de sopa insípida, carne fría, salsas malogradas, desolación, servicio ineficiente, cocineros lentos, el hedor a muerte en el aire… el chef Herrera es un hombre derrotado. No puede ni soltar un Herrerismo oportuno. La cosa apesta, como dijo el ginecólogo de Niurka.

Si esta res estuviese un poco más cruda, se estaría comiendo la ensalada.

Si esta res estuviese un poco más cruda, se estaría comiendo la ensalada.

Es un hecho: Alan perdió a sus tropas. “¿Le va a echar la culpa al árbitro o a Martinoli?”, comenta Finísima Esposa, siempre al tanto de los aconteceres deportivos del momento. Te adoro, Finísima Esposa. Hasta la monjita confiesa que se le subió a las barbas al capitán, quien no logró establecer el mando desde el inicio. No ayuda que le dejaron a la turbo-bitch de Healthy Diana como compañera, pues no pueden ni pararse juntos en la línea dos minutos sin echarse bronca. Betty regresa sólo para decirle a Alan que le baje de espuma a su Eficaz, que pida las cosas correctamente y que si se enoja va a fracasar. Creo que ese barco zarpó hace un buen rato, ya.

Herrera empieza a probar cosas: “Qué bueno que no me estoy casando, hubiera pedido una pizza. Guarnición sin sal, clásico. La sopa asquerosa. Mal servicio. Mala calidad de comida.” Le faltó “mala elección de concursantes, mala producción, invitados paleros, boda falsa, diplomáticos de chisguete, ¿CUÁNTOS MÁS, CALDERÓN?”, pero se contiene.

"Hola, nena, ¿vienes por aquí a menudo? Me llaman Benito Messi…"

“Hola, nena, ¿vienes por aquí a menudo? Me llaman Benito Messi…”

“¡A ver, les voy a decir algo donde la han estado cagando desde el principio!”, dice Benito Messi. Amo a Benito Messi, creo que es el único que le está aportando algo de enseñanza a estos pobres descarriados, entre zurrada y zurrada. “Se emplata comenzando por los platos cercanos a los meseros”, les comenta a los rojos, pero ya es la hora del postre así que no viene de mucha ayuda. También manda callar a Gabriela, que sigue sin dejar hablar al capitán de su equipo. Este pobre chef no gana para corajes.

Molina pasa del lado de los azules, que están haciendo un postre fatídico. Alan quiere cambiar algo del mismo pues al parecer ya no hay tiempo. Bitchy Diana le grita al capitán que deje a Gina preparar SU postre, que ella sabe, pero Benito les indica que lo que planeaban “no va a suceder, cambio de plan AHORITA, pónganlo como salsa”. Pero Betty también se mete y dice que Gina haga lo suyo. Alan sigue hablando y queriendo salir del paso. Gina se mete a decir que “así no va el postre”, pero tampoco tiene idea de cómo componerlo hasta que se le ocurre espolvorearle azúcar glass. “¿Sí se dan cuenta de que el chef de cocina es él (ALAN) y que todos ustedes nada más están cagándola y diciendo pendexadas?”, grita Molina. Sólo la Piojita Herrera podría empeorar más el ambiente en este equipo. Ya le hubiera metido un cachetadón al chef Benito, de entrada.

Tianne se suma a los gritos cuando Alan le dice que “no haga marranadas” con la salsa. Cállate, Alan, yo SÍ quiero ver a Tianne haciendo marranadas con la salsa. Y con Marlene. En un jacuzzi. SEXY. La siguiente tanda de galletas no sale, así que los platos se van con una cucharada de salsa y unas almendras. Alan corre para ponerles más almendras y que no se vea el plato tan pinchi, pero ni al caso. Benito está GENUINAMENTE encabronado.

Cónclave de jueces mientras los “invitados” a la “boda” del “diplomático” (maigod, se me van a acabar las comillas con tanta farsa) califican la labor. El balance es lamentable. La sopa de los rojos estaba insípida, pero la de los azules estaba aún peor. La proteína de los rojos estuvo mal porcionada y sin guarnición, pero los azules sirvieron carne cruda, fría y con salsa mediocre. El servicio azul fue un desastre, combinado con la sublevación de la cocina hacia el capitán. Edecanette les lleva una caja muy mona con las papeletas a los chefs, que se ponen a contar.

"It's my dick in a box", versión en español

“It’s my dick in a box”, versión en español

Interludio comercial estupidísmo para Ades que nos invita a no probar Ades nunca más. Eso sí, en él hacen un licuado de pera y nuez que está más espesito que la pinchi crema de espárragos del banquete.

Los equipos están reunidos con los jueces para recibir un merecido rapapolvo. El resultado, los rojos ganan 51 votos contra 19 que favorecieron a los azules. No quiero ni imaginarme lo que comen regularmente los 19 que votaron por los azules, la verdad. Gabriela dice que está muy contenta por ganar. O creo que eso dice, pues su dicción es la de alguien a quien se le está aflojando la dentadura postiza. ¿No piensan buscar a Corega como patrocinador, productores?

La crema y la nata. Crema Vasenol y nata del atole, aclaro.

La crema y la nata. Crema Vasenol y nata del atole, aclaro.

Corte comercial de servitoallas Pétalo (sumémoslas al boicot) y volvemos a la cocina MasterChef. Tanto ganadores como perdedores se llevan otra tanda de merecida reprimenda. Betty les dijo que ninguno de los dos equipos funcionó correctamente. Luego Herrera regaña a Marlene por sus jeans rasgados, diciéndole que aunque hoy no le toque cocinar, no la quiere volver a ver en la cocina vestida “para una pasarela de moda”.

El chef Herrera se rasgó las vestiduras por culpa de los jeans de Marlene, curiosamente.

El chef Herrera se rasgó las vestiduras por culpa de los jeans de Marlene, curiosamente.

No sé qué pasarelas de moda cutre haya visto el chef Adrián, pero se me hace que eran de Almacenes Superbella. Los comentarios son muy merecidos, pero luego dice que los participantes “hicieron llorar a la novia, los papás están furiosos”, y que arruinaron “los bonitos recuerdos de una boda”. Y si eso fue boda, permítanme decirles que mi plática de hoy en la mañana con la señora de los tamales fue un discurso ante las Naciones Unidas. ¿BODA? Está bien que quieran simular un rescate de la guardia costera, pelmazos productores, pero su “boda” es más falsa que acento británico de Madonna.

Benito se suma al cagoteo. Y debo decir algo: los jueces les están haciendo las mismas observaciones que en el reto del ‘Usumacinta’, del cual parece que nuestros concursantes aprendieron muy poco. Son cosas de sentido común, como organizar la logística y mecánica de trabajo en la línea, adjudicar responsabilidades, respetar al capitán, delegar labores, no escupirle babas al caldo, no romperse una pata (¡Hola, Nallely!), en fin, cuestiones previamente abordadas. Pero algo me hace sospechar que no es la última vez que veremos esta clase de regadas colosales.

Alan Gump intenta defenderse un poco, pero siendo honestos el problema nació de su pésima organización. Le tocó lo peorcito para trabajar en lo tocante a material humano, sí, pero no es disculpa. Bueno, el equipo rojo se reúne para salvar a alguien de los azules… y salvan a Tianne “por estrategia personal y de equipo”. Ya ante la cámara Carlos dice que la salvaron por ser la concursante más débil, lo que implica la salida de un concursante más fuerte que ella. A mi en lo personal siempre me gusta medir mis habilidades ante gente capaz, pero yo no estoy concursando. Tampoco están concursando los jueces, que se miran incrédulos entre sí ante el racional de salvar a la Diseñorita. Ella ni se altera: dice que disfruta su imagen de “bajo perfil”. El caso es que se mantiene la tendencia donde las güeritas se salvan reiteradamente.

"Atribuyo mi éxito en el programa al ADN, ¿saben?"

“Atribuyo mi éxito en el programa al ADN, ¿saben?”

Anette explica el nuevo reto de eliminación, en tres etapas. La primera es preparar el mayor número de tortillas de maíz en 20 minutos, lo que no entusiasma a Luis El Virgen ni a Santaclós Veracruzano, quienes tienen tanta habilidad para echar tortillas a mano como el baterista de Def Leppard y el pececito Nemo. ¿Retos con tortillas en episodios consecutivos? Algo nos dice que esta prueba fue establecida expresamente para rescatar a la hermana Flor, quien lleva tres programas seguidos al borde de la eliminación. La monjita logra sacar 15 tortillas en el reto.

¿Otro reto de tortillas? Ah, no de tostadas. ¿Siguiente reto? Sopes.

¿Otro reto de tortillas? Ah, no de tostadas. ¿Siguiente reto? Sopes.

Luis El Virgen se disculpa diciendo que hace AÑOS que en su casa compran las tortillas hechas, y el chef Herrera lo regaña diciendo que las tortillas se tienen que hacer en el momento. Perdón, chef, pero yo tengo una excelente tortillería a una cuadra de casa, así que su argumento apesta como el interior de su sombrero después del calorón de la boda. Pese a la excusa, Luis empata con la hermana Flor. Este logro es como un premio Nobel para él, sin duda, aunque a sus tortillas les faltaron sal (cero sorpresivo).

Alan Gump destacó con 18 tortillas bien hechas. Pero las que hizo Healthy Diana están espantosas y sin sal, así que su resting bitchface vuelve a hacer su aparición. 10 tortillas mediocronas. Seño Gina le pone emoción a la etapa, pues echó tortillas al fuego como si estuviese en una escena de combate de ‘Tron’, pero varias de ellas estaban rotas así que se queda con 16. Y Santaclós fue un desastre, solo logró una tortilla en 20 minutos. Hasta la hermana Flor le echa carrilla, mingitándose de risa ante la cámara.

Como el lavaplatos ganó, tiene la opción de elegir compañero de trabajo para la siguiente etapa y armar las dos parejas restantes. Él elige a su amigo Santaclós, ubica a Seño Gina con Luis El Virgen y a Healthy Diana con Sor Prendida. Carmen opina ante cámara que debió poner a Santaclós con Diana (dos lentos), pero es claro que Alan prefiere trabajar al lado de alguien con quien al menos se lleva bien, antes de considerar mucho su eficiencia. Este es el detalle más auténticamente mexicano que hemos visto en el programa a la fecha, por cierto.

Parnitas de tostada…

Parnitas de tostada…

En esta etapa tienen 40 minutos para armar tres tostadas diferentes. La pareja ganadora se salvará. Los dúos se organizan. Luis El Virgen y Seño Gina están felices de trabajar juntos, y a lo lejos se escucha el silbido de la Locomotora del Fracaso que viene a buscarlos como pasaje. Los chefs visitan a Diana y a la monjis en su estación, y la hermana Flor le dice a Herrera: “Yo lo veo que usted siempre viene muy cariñoso a verme y después ya no…” porqueADORBZ. En serio, si los Aztecos no están planeando desde AYER un show para Sor Prendida, son más idiotas de lo que hemos venido señalando reiteradamente.

Seño Gina le explica a los chefs que ella y Luis van a hacer unas tostadas vegetarianas. A Benito se le alisa el bigote y a Herrera se le vuela el sombrero de la impresión, pues ya sabemos que ambos son comprensiblemente devotos de las proteínas animales. La buena señora dice que ella no es vegetariana, pero que quería hacer “algo diferente”. Voy a decir esto una vez más, porque no les queda claro aún a muchos: NO HAGAN EXPERIMENTOS CUANDO LA ELIMINACIÓN ESTÁ EN PUERTA. ¿Qué clase de lógica es esa? “No sé si combinar arándanos, quelites y nuez de la india en una salchicha vegana funcione, pero el mejor momento de comprobarlo es cuando tengo un pie fuera de esta competencia”… Gina decide cambiar de plan ante la oportuna admonición. Alan y Santaclós traen su rollo y parecen trabajar sin broncas, principalmente porque el veterano veracruzano le cedió la labor de las tortillas al lavaplatos. El tiempo termina, hora de evaluar.

¡Despacio, Benito, te vas a llevar un dedo!

¡Despacio, Benito, te vas a llevar un dedo!

La religiosa y la health coach muestran sus “tostadas San Benito”, quizá esperando que el chef Molina se sienta halagado en su ego. Ceviche, carnitas y pollo con rajas. Benito las felicita, así que la hermana Flor se encomienda a Santa Beatriz cuando la chef Betty pasa a probar, pero ¡repámpanos! Ella revela que NO se llama Beatriz. ¿Sus papás la bautizaron como “Betty”? ¿En serio? “¿Neta?”, suponemos que se pregunta Carmen. Yo sospecho entonces que el “Betty” de la chef es el hipocorístico (“¡Al BatiDiccionario, Robin!”) de un nombre terrible, vergonzoso. A lo mejor es Betunia, por aquello de que le sabe algo a la repostería. Herrera dice que las dos concursantes “parecen personajes de una película de Pedro Infante: la monja y su sobrina cocinando para el arzobispo”. ¿En qué quedamos con tus chistes cinematográficos, Adrián Herrera? No están funcionando. Déjanos la comedia a los profesionales de la idiotez.

Tostadas con hueso: doblemente crujientes.

Tostadas con hueso: doblemente crujientes.

Santaclós y Alan Gump presentan tostadas de camarón, puerco y cordero, tomando la extraña decisión de montar el cordero con todo y huesitos. Íbamos a mencionar que nos parece una decisión muy absurda cuando Herrera abre su gran bocota y se refiere a ambos como “Viruta y Capulina”, intentando estructurar un chiste respecto a que uno es flaco y otro gordo, o algo. Miren ustedes: en este blog suelo hacer burlas muy duras acerca de las personas en general, y de los concursantes de MasterChef México en particular. ¿Cuestionable? Claro, pero el humor es así, y si no te parezco gracioso puedes ignorar este espacio para saciar tu sed cómica con El Compayito o algo. La bronca es que el chef Herrera es el JUEZ del programa. Sus chistes a costillas de muchos caen como patada en las gónadas, y tampoco se ve que ÉL sea muy bueno para reírse de si mismo (otra regla personal del humor). En breve: más respeto hacia los concursantes, chef Herrera. Se supone que está en este programa para evaluar talentos culinarios, no para sacar a relucir sus gracejadas que parecen ideas desechadas por Jo Jo Jorge Falcón.

Las "Tostadas Piñata": contienen cacahuate, tepalcate, una pelotita de hule y surtido de productos Sonrics®

Las “Tostadas Piñata”: contienen cacahuate, tepalcate, una pelotita de hule y surtido de productos Sonrics®

Luis El Virgen y Seño Gina muestran sus creaciones, y el primero además está lleno de cortadas y quemaduras en las manos porqueTORPE. Lo toma con buen humor, mientras ofrece sus “Tostadas Piñata”. Sí, se ven medio piñatonas, así que el nombre va que ni pintado. A la tostada de setas y queso le añadieron tocino, cosa que festeja el carnívoro Herrera. Pero Benito les dice que visualmente el plato está espantoso, ya que UNA VEZ MÁS pusieron cosas que no son para comerse como adorno: un elotito todo aguado y una zanahoria más golpeada que las espinillas de Stevie Wonder. Molina dice que en la tostada de rajas “podrían haberle dado más amor”. ¿Amor al chile? SEXY, siempre.

Alan y Santa no le pegaron muy bien al término de la carne. Gina y Luis mataron los sabores de sus tostadas bañándolas con una cucharadota de crema que tapó todo el gusto. Se salvan Flor y Diana. Esta última dice que “vivió su momento de gloria” por haber ganado esa etapa. No, so conformista, sólo te salvaste de ser eliminada, pero no olvides que traías puesto un delantal negro. Celebrar logros estúpidos y mediocres es lo que nos tiene xodidos como nación, ¿sabes? Por cierto, quiero comentarles a los lectores que este blog ha obtenido más de 5,000 visitas únicas en los últimos tres días…

Seño Gina: sufre por el chile.

Seño Gina: sufre por el chile.

Última fase. Cada uno de los cuatro eliminables tiene que preparar un ceviche y un aguachile. Todos corren por sus ingredientes y se ponen a trabajar. De pronto se arma la rebambaramba: Carmen y algunos otros de los “salvados” en el balcón empiezan a instruir a Gina sobre la forma de hacer un aguachile. Alan Gump les dice “cállense”, con cierta razón, pues en un concurso SE SUPONE que todo mundo se tiene que rascar con sus propias uñas, para que sea justo (o lo más justo que se pueda ser en este de por sí amañado show). Claro, el modo del lavaplatos no es el más terso, y se nota que ya hay animadversión hacia él por parte de muchos de sus compañeros.

No se vale soplar, güeyes…

No se vale soplar, güeyes…

OILfredo se suma al mame diciéndole que es un grosero y que así no se le habla a las mujeres. ¿A las mujeres que le están echando ayuda a otra concursante? Creo que esto es precisamente lo que sucede cuando las reglas no se dejan bien claras desde un principio, o cuando las mismas caen en oídos sordos (aquí ambas situaciones son más que posibles). Los reclamos de los salvados hacia Alan Gump se dejan ir como en el proverbial dicho de que “las gallinas de arriba zurran a las de abajo”, hasta que al fin los jueces ponen orden, deteniendo la prueba.

"Sus comentarios desde el balcón son tan bienvenidos… COMO LOS DE LOS VIEJITOS DE LOS MUPPETS". El chef Herrera perdió una oportunidad de oro, ahí…

“Sus comentarios desde el balcón son tan bienvenidos… COMO LOS DE LOS VIEJITOS DE LOS MUPPETS”. El chef Herrera perdió una oportunidad de oro, ahí…

Benito les deja saber, en términos claro y sin rodeos, que el próximo zoquete que le falte al respeto a un compañero va a tener que pasar por una lata de mierda al supermercado Chedraui y se la va a comer completita, sonriendo y sin chistar. Alan le ofrece una disculpa a los de arriba. Se la aceptan con algo de renuencia, pero el chef Molina también exige que los de arriba le pidan perdón a Alan. OILfredo se hace güey para disculparse y la chef Betty se le pone salerosa, obligándolo a pedir perdón audiblemente y de buen modo. Ahora OILfredo se defiende diciendo que él sólo se metió por que no le pareció la forma en que Alan se dirigió a una mujer. Betty le dice que su pretexto ni al caso, así que el de Tijuana le dice a su compañero: “Disculpa, Alan… por defender a la mujer”. El lavaplatos empieza a decirle hipócrita pero no lo escuchamos bien, ya que la chef nayarita se encabrita de verdad y le dice a OILfredo que “no sea sarcástico”, lo regaña de nuevo y le indica POR TERCERA OCASIÓN que pida perdón. El concursante de la greña ensebada lo hace al fin, pero después confiesa a cámara que no siente que debía haberse disculpado. Dios de los apachurrados, ¿por qué no se ocupan en COCINAR, concursantes? Ah, ya sé. DRAMA.

OILfredo planea su venganza hacia Alan. No es sano meterse con el Cartel de Tijuana…

OILfredo planea su venganza hacia Alan. No es sano meterse con el Cartel de Tijuana…

La prueba se reanuda, pero los del balcón INSISTEN en guiar a Gina. Herrera se harta y les da la opción de bajar a sustituirla, para enfrentar ellos la eliminación. Claro, aquí sí nadie dice “este mandil negro es mío”, lo que pone fin al incómodo coaching espontáneo. Visitas a las estaciones. Luis parece estar preparando un coctel de frutas en vez de un ceviche. Luce flaca la posibilidad de salvarse, la verdad. Alan corre de un lado a otro armando un aguachile de camarón y un ceviche de robalo.

Así me imagino el hígado de José José…

Así me imagino el hígado de José José…

Gina optó por hacer aguachile con carne de res, algo que el chef Molina específicamente dijo que no les recomendaba. Escucho que la voz de Gina está prácticamente apagada, ronca, inaudible, y de pronto me hace creer que a lo mejor está enferma y más bien quieren que la eliminen para regresarse a México. Santaclós luce feliz, se ve que ambos platillos forman parte de su repertorio, así que desde este momento intuimos que él no se va a casa.

El tiempo concluye. Nos enteramos que la Seño Gina, además de ser la más querida por el populacho concursante (a juzgar por las porras que le echan), no come NADA de chile. Y ahora tiene que preparar y probar harrrrrrrtos platillos con el chilobsyu, así que me imagino que pasa malos ratos al ir al baño durante esta contienda. No en vano se quiere ir a casa, caray. Bueno, dejemos de hablar de rozaduras en el ifyulobmi y disfrutemos del final. A Santaclós le quedó algo salado el aguachile, pero el ceviche parece que está genial, pues Benito le mete varias cucharadas más. Seño Gina pasa al frente con un ceviche de mariscos y un aguachile de filete de res. La presentación de este último es terrible, parecen trozos de hígado nadando en bilis, así que quizá es un platillo en homenaje a los malos ratos que le hicieron pasar a los jueces durante el episodio. Y escuchamos esta joya de la chef Betty: “Tu encuentro con el chile, literal… vi que sufriste, lloraste, te tuviste que limpiar la nariz…” ¿QUÉ DEMONIOS ESTÁ DESCRIBIENDO? Digo, SEXY. En serio, chef Betty, piense la frase antes de soltarla, hay más doble sentido en un episodio de MasterChef México que en la filmografía de Lalo El Mimo.

Ceviche finito, pa' que rinda…

Ceviche finito, pa’ que rinda…

Seño Gina usó elotitos de lata. Mal. A Herrera le gustó el aguachile de res, y hasta Benito admite que no estuvo lamentable. Alan presenta platos muy bonitos, pero el robalo de su ceviche está picado a un tamaño risiblemente pequeño, dizque porque “nunca había preparado ceviche” (¡Beban todos!). Luis metió muchos ingredientes en sus preparados, y los sirvió con una cuchara pequeñita, así que es complicado percibir todos los sabores en un bocado. Veredictos finales: Gina se salva, y todos los del gallinero están felices. Alan también, y no lucen tan felices ante la noticia, pues es un competidor fuerte. Carmen le dice a la cámara que ella preferiría que José Luis Santaclós se fuera a casa, pues es un gran amigo y aliado de Alan, así que “sería como si al vampiro le tiraras una bala de plata”. O sea que el vampiro ni se enteraría, pues las balas de plata son para los hombres lobo, ¿no?

"¡Mejor ayúdenme a mi con referencias de películas más recientes, babosos!"

“¡Mejor ayúdenme a mi con referencias de películas más recientes, babosos!”

Bueno, Herrera hace una referencia a que el estilo de Santaclós en la cocina es como del Dr. Jekyll y Mr. Hyde (¡Beban todos!), y le avisan que se salvó, ante el desencanto de… ¿Marlene? Sí, ella dice que le hubiera gustado que se fueran José Luis o Alan pues ya la tienen “hasta la punta del dedo gordo”. No entiendo nada, pues Marlene había dicho que había pactado no sé qué con el lavaplatos para llegar a la final, y que Guadalajara representa, o algo. En serio, este show me entretiene y frustra en igual medida. El último detalle chusco es que Anette se refiere cariñosamente a Santaclós como “abuelo”… y él sólo le lleva 13 años a la conductriz. ¡Eres un desmadre, Vejette Michel!

Bye, Luis El Virgen. No te apures, tu mano derecha siempre estará ahí para hacerte compañía en tus momentos duros.

Bye, Luis El Virgen. No te apures, tu mano derecha siempre estará ahí para hacerte compañía en tus momentos duros.

Y sí, el que se va es Luis El Virgen. Los chefs lo despiden con cariño y hasta ofertas de chambear con ellos, a sus tiernos 18 años. Sus compañeritos también lo van a extrañar, sobre todo Tianne que al parecer bailaba con él en sus ratos libres. Así que la animan a echar el último bailecín con su “relampamigo” (whatever). Eso cuenta como “segunda base” para ti Luis, échale ganitas. Pero la verdad te vamos a extrañar, le ponías diversión y eufemismos jocosones a este show. Y gracias a ustedes, lectores. Ahora sí: ¡CHICAS, LLÉVENLOOOO AL BAILEEEE!

La Cocina MasterChef México: un lugar de ambiente donde todo es diferente…

La Cocina MasterChef México: un lugar de ambiente donde todo es diferente…

31 comentarios en “FINÍSIMAS RESEÑAS: MASTERCHEF MÉXICO – EPISODIO 5

  1. Gran reseña… Sin embargo, es triste que me de tiempo de ver ese programa de mierda, con tal de leer estos posts ya que los chistes se disfrutan más.

    No quiero darle más rating a una muy mala producción…. capaz que se la creen y hacen una segudma temporada.

    Me da lástima el Chef Benito… merecía ser juez de un buen programa.

  2. Después de lo ocurrido a Ariel en el episodio anterior, tengo miedo de alabar tu pluma (no vaya a ser)… Por culpa tuya mi empleo corre peligro, así como el pago de la hipoteca al Infonavit… Soy tu fans, es neta.

  3. Sempere, eres un Dios. Bueno, no, pero me has hecho bastante amena la última hora en la oficina, pero no tanto como las 2 chelas que me aventé a la hora de la comida. Carcajada, tras carcajada. Esperamos la reseña del siguiente episodio.

    Comentario extra: sé que cartel puede ir con o sin acento, pero en México, creo que es más de costumbre, ponerlo con acento. Sobre todo cuando se trata de grupos delictivos.

    Saludos.

  4. Enorme reseña maese.Creo que le han de doler los oídos a chichonette Michel de tantas menciones,hasta escupí mi copa de Château Margaux en la pantalla de tanta risa,bueno no, en realidad era una botella de agua.
    muchas felicidades.

  5. el gran problema de masterfail-mx es querer convertir un reality mas que probado a nivel mundial en un episodio semanal de ‘a cada quien su espanto’ o como mierdas se llamen sus miniseries dramaticas, ya que en este tipo de programas el gran invitado de honor y unico centro de atencion deberia ser precisamente la comida, y vaya que en mexico tenemos mucho de que presumir de nuestros platillos que varian dependiendo de la entidad federativa o region del pais en que se elaboren, y que hablar de comida mexicana y querer englobar todos los platos tipicos que se hacen en cada estado es imposible y un error, eso debieron haber explotado, pero se fueron por la facil, por el drama barato y hasta eso les sale mal, fail de 3 bandas
    no se si decir que los unicos que se medio salvan del programa en general son los chefueces benihipster molina y un poco la chef betty pero algo me dice que chefiaran cuando avance mas el programa, y lo de su nickname de la chef me recordo el episodio de family guy y el origen del nombre de meg griffin
    hubiera preferido en la terna al chef aquiles chavez -duelo de bigotes hipsters entre el y benito- pero aquiles estara en la edicion masterchef de honduras que presiento sera mejor que la edicion chafzteca
    y aqui una duda, del talento naczteca a quien hubieran puesto de conductriz o quien lo haria menos pior

  6. No estoy tan seguro que la boda haya sido falsa. No faltan parejas con las que pueda llegar TV Azteca y decirles: Mira. Tu boda no te va a costar nada. A cambio vas a invitar solamente a x invitados y vas a aparecer en la tele. Una oferta que muchas parejas mexicolombianas podrían tomar porque fama.
    Y súmale que el novio le pidió matrimonio en la cuenta de un restaurante…TOTALMENTE POSIBLE.

  7. Jamás nos decepcionas, maestro Sempere. Desde las entrañables reseñas de Twilight y hoy con esta cosa que de Master Chef solo lleva el nombre. ¡Club de fans de Sor Prendida por aquí!

    Un abrazo.

  8. Las reseñas de tono son las unica razon por las que sigo viendo azteca los fines de semana sin tener a un grupo de ocas corriendo por el foro y una decena de suculentas oquettes diciendo “beso o tortazo” (lease esto ultimo con acento baturro).

    PD: i dont give a fuck. Yo si me echaba a Anette. Tiene carita cumshotera.

  9. Verdaderamente increible como puede usted superarse cada vez más en las reseñas, en verdad disfruto leerlas. Ha estado cerca de romper mi veto personal a las estupid…. er realitys de las televisoras, pero me mantengo incolumne. La idea de soportar una andanada de anuncios estupidos a la menor provocación me mantendran alejado de esa psudo producción azteca.
    Y por cierto que ni falta hace verla, supongo que no disfrutaría las reseñas tanto como ahora.
    Gracias Sr Sempere es usted LA Pasta, como diría el gran Macho Cabrio

  10. Gracias a mi esposo solo he visto 1/2 capítulo del mencionado programa, prefiero leer tus reseñas. Ojalá pronto hayan más programas gringos copiados en la tv mexicana para tener el gusto de leerte mas seguido. Por cierto, con la receta de la Tartiflette semipretenciosa le ganas hasta a la cachirula!!! Un abrazo

    • Estos programas se graban en marzo-abril y luego los emiten.

      Por cierto, a mi me llamó la atención que la seño Gina hizo un mole verde para una de las rondas de pre-elección y luego sale con que no come chile. ¿Mole sin chile?

  11. Es un deleite leer sus finisimas reseñas en serio, mi hermano me regaña que porque veo este programa tan chafa y en serio tengo que verlo para disfrutar mas de tus reseñas🙂 y creo que carmen cometio un error al seguirlo al parecer la van a regañar y le va a ir muy mal en el siguiente programa xD.

  12. Jajajaja, eres un desmadre!!!! Como me has hecho reír y mira que veo el programa, para reírme de todas las burradas que salen y tu le das un vuelco para que vuelva a reírme, gracias relampamigo jajajaja, es que vieron la versión de ted en español de España, jajajaja, me sigo riendo

  13. Gracias por tu tiempo y dedicación para hacernos reír con estas reseñas de la peor versión producida hasta hoy.
    Ayer termine de ver la de España y para la final tuvieron como jueces invitados a tres de los mejores Chefs del MUNDO, quienes expresaron el placer de estar ahí porque se notaba el gran trabajo que todo el equipo de Masterchef España estaba haciendo.
    Igualito que aquí… Seguro hay una lista de Chefs de renombre mundial (incluidos muchos mexicanos) que se van a prestar a quemar su reputación presentándose en la tan fina versión mexicana!!!!

  14. Este domingo vi el programa sólo para leer tus finísimas críticas, ya que puedo disfrutarlas riendome a carcajadas con cada ocurrencia tuya. Muchas gracias. Y por favor ya no te demores, me haces recordar en lo mucho que se tarda Diana para explicar su plato, para que al final presente otro. Sólo no te demores. OPA!

  15. Lo adore…comenze a ver el programa desde Venezuela en el canal TlC ya que eh visto la de otros países..desde el principio dije Que locura de Masterchef es esta??? Y esos jueces que les pasa???…etc… y tu reseña me saco lagrimas de la risa que me dio porque yo pense todo eso cuando vi el programa..gracias por el buen rato…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s