Lucas y el fin del mundo

Brian Posehn, uno de mis comediantes favoritos, dice que George Lucas es como el tío que te parecía muy cool cuando eras niño… hasta que abusó sexualmente de ti aprovechándose de la cercanía y la confianza. Hay razones de sobra para apoyar esta noción, pues el director de cine se ha cansado de demostrar, al son de tres precuelas consecutivas de la saga de Star Wars, que es todo menos, precisamente, un director de cine.

No soy el único que piensa lo anterior, claro. Ni siquiera es válido el viejo argumento de “pues si es tan mal director, ¿porqué tanta gente va a ver sus películas?”, pues la mercadotecnia es hoy en día una ciencia tan depurada que nos puede vender prácticamente cualquier cosa si se envuelve en un empaque atractivo y se adereza con una campaña publicitaria eficaz. Recordemos que MC Hammer fue alguna vez uno de los músicos más populares sobre el planeta, que el Chevy color morado pobló durante un tiempo nuestras calles como si se tratase de una plaga motorizada y que las escuelas siguen sin saber cómo erradicar la presencia de papas Sabritas entre los estudiantes, pese a que somos el país que inventó esa delicia llamada “jícamas con chile”. La popularidad y la calidad son cosas distintas, está claro.

Pero lo realmente interesante de Lucas, a últimas fechas, es que cada vez da más señas de haberse vuelto total y absolutamente loco. El otro día cayó en mis pecadoras manos el DVD de Star Wars Episodio III: Locademia de Siths, y decidí darle una breve repasada a los “Extras” para ver al barbudo mercachifle en toda su egocentrista magnificencia. George hablando de sus ideas y conceptos es tan divertido como escuchar a tu tío solterón, ése que alguna vez tuvo cierto pegue con las chicas, ponderando sus prospectos románticos ahora que tiene 56 años, panza de aguamielero, peinado de quesillo Oaxaca y el destartalado Chevy color morado que le vendiste cuando su tercera esposa le arrebató los últimos bienes que le quedaban. Da un poco de lástima, sí, pero también es interesante analizar cómo trabaja su mente al inventar complicados escenarios para engañarse a sí mismo.

¿De verdad creen que el inventor de Jar Jar Binks puede ser considerado competente, mentalmente hablando?

En los mencionados Extras, Lucas habla con grandilocuencia de su visión artística, de sus múltiples innovaciones tecnológicas destinadas a revolucionar el cine y de la enorme trascendencia que tiene su producción fílmica actual en relación con la trilogía original. Es obvio que ninguna de estas cosas es cierta (dolorosamente obvio, de hecho), pero en un momento puedes sorprenderte a ti mismo pensando cosas como “¿realmente cree que lo que está diciéndonos es verdad, o es todo una gran tomadura de pelo?”. O peor aún, pensando que a George Lucas ya no le sube el agua al tinaco y está a un paso de salir a la calle vestido como Boba Fett, untando sus propias heces en las paredes y pidiéndole a los taxistas que lo lleven a Bespin para conferenciar con Lando Calrissian.

En efecto, es muy posible que este hombre haya perdido la razón. Y simplemente tiene suficiente dinero para que ignoremos su condición.

Lean las historias de los famosos célebres que han enloquecido y encontrarán que en la mayoría de los casos es más difícil diagnosticarlos a tiempo, tan sólo porque son “excéntricos” a ojos de los demás. Si yo, ciudadano promedio, comienzo a manifestar una fobia a los gérmenes que me hace huir de todo contacto físico con el prójimo y que me orilla a guardar mi pipí en recipientes para volverla a consumir como agua de uso (pues el agua proveniente de fuentes que no sean uno mismo me causa pavor), seguramente me encontraré de inmediato en las manos de un par de madreadores enfermeros del hospital siquiátrico más cercano. Y es entendible. ¡Ah, pero no sea yo medianamente ricachón y célebre! Entonces seré festejado como un espíritu libre, alguien a quien no le importa el qué dirán y que marcha al ritmo de su propio tambor. Ser excéntrico es, entonces, mejor visto que estar francamente chiflado.

Creo que es hora de aplicarla la única salida digna al pobre George, antes de que siga cometiendo crímenes contra el cine. ¡Carbonita!

La cosa es que a los ricos nadie se anima a decirles que están perdiendo el juicio. Al ver los documentales de Star Wars puedes notar que nadie le lleva la contraria al “genio” George Lucas. Todos se ríen de sus chistes idiotas como si estuvieran escuchando a Ricky Gervais. Todos obedecen ciegamente sus postulados insostenibles para estructurar unas carísimas películas. Y como las carísimas películas siguen recaudando dinero, pese a tener la calidad argumental de un filme de los hermanos Almada… el círculo vicioso persiste.

Ahora bien, todo estaría bien si George Lucas se concretase a su saga estúpida, pero no. Ahora está vuelto loco asegurando los derechos sobre la imagen de actores clásicos ya fallecidos. En efecto, Lucas quiere tomar las voces de grandes estrellas desaparecidas como Humphrey Bogart, Ava Gardner, Audrey Hepburn y Steve McQueen, mezclarlas con versiones CGI de ellos mismos y poblar sus nuevas historias con esos “actores virtuales”, devolviéndolos a la vida por medio de una computadora para hacerlos repetir los guiones estúpidos y las historias inverosímiles que salen de su atrofiado cerebro. Uno quiere creer que no lo está haciendo por mera crueldad, pero da lo mismo. ¿Se imaginan a Gregory Peck pegando brincos con una espada láser en la mano mientras Marylin Monroe le canta Happy Birthday a Yoda? La posibilidad de ver algo así en tu cine más cercano se encuentra más cerca de lo que pensabas…

Y aquí va el postre. En fechas recientes Seth Rogen (el chistoso actor de Knocked Up y El Avispón Verde) tuvo una reunión con Steven Spielberg y el mentado Lucas para discutir un proyecto a futuro, y resulta que en algún momento se tocó casualmente el tema de las predicciones sobre el fin del mundo. Aparentemente George decidió aprovechar el momento para tirarse un rollo de 25 minutos sobre sus teorías, planes de contingencia y estrategias para lidiar con el inminente desastre, mientras el pobre Spielberg intentaba cambiar de tema y volver la charla al terreno de la cordura. Nadie sabe a ciencia cierta la autenticidad de la historia, y sospecho que la maquinaria publirrelacionista de todos los involucrados ya debe estar trabajando horas extras para decir que todo fue un malentendido, una exageración o una mala jugada de Julian Assange (personalidad muy útil para cargarle las culpas de todo lo malo que sucede).

Pero piensen por un momento: ¿no suena demasiado plausible? ¿No hay indicios suficientes para conceder algo de legitimidad a la historia? Hay un pequeño y selecto grupo de chalados famosos de quienes puedes llegar a creer cualquier cosa. Si alguien te dice un día que vio a [INSERTE EL NOMBRE DE LA CELEBRIDAD] vestido con un traje de mariachi, montando un camello pintado de color rosa e inhalando café de grano molido para espresso mientras disparaba una pistola de señales al aire, y si dicha celebridad es alguien de la talla de Charlie Sheen, Lady Gaga, Mike Tyson, Lindsay Lohan, Mel Gibson, Alejandra Guzmán, Chad Ochocinco o Kanye West… bueno, al menos consideras la remota posibilidad de que la historia tenga algo de autenticidad. Bien, en esa lista estamos a punto de poder incluir con toda tranquilidad a George Lucas, en mi humilde opinión.

En resumen: no sé ustedes, pero yo voy a estar pendiente las 24 horas del día, los 365 días del año, esperando escuchar hasta la más insignificante declaración que venga de boca de Lucas o sus voceros oficiales. Sólo así podremos concluir si está más pirado que una rata de letrina o si es tan sólo un nerd colosal con demasiado tiempo libre y dinero para cultivar sus raras aficiones. Y si de alguna manera lo que nos dice respecto a sus planes para el 2012 comienza a tener sentido, al menos podremos concluir que toda esa incompetencia detrás de la cámara se debió a algo más lógico que la simple falta de capacidad. George estaba, sencillamente, preocupado por cosas más importantes. Como el fin del mundo, por ejemplo…

38 comentarios en “Lucas y el fin del mundo

  1. Me dejaste sin comentarios y eso si esta cabron ….. puedo ser un George Lucas en potencia (digo muchas pendejadas a diario ) al fin q el nombre ya lo tengo.

  2. Que podemos decir de Lucas que no se haya dicho antes? Ese pedazo de cab.. ya estaba desquiciado desde las originales de Star wars con sus ediciones especiales donde hablaba de esa genialidad que solo el posee, pedazo de pendej. mas egocéntrico y aparte de todo se cree sus mentiras de ser un excelente cuenta cuentos.

    Es de miedo Goerge Lucas, hay que tenerle miedo.

    • Carnalito Meneses II, no tengo inconveniente en escuchar réplicas. En mi opinión Lucas no ha hecho NADA meritorio de Episodio I a la fecha, y sí creo que está francamente deschavetado (es en serio mi percepción de él como un oligarca mediático al que nadie se anima a decirle que la está regando), pero me interesa saber la razón de tu descontento.

      • Soy un fiel amante del arte del ROAST y creo que has conseguido perfeccionar este arte con mucho éxito en anteriores post (léase Harry Potter, Saga Eclipse, etc.), Simplemente creo que en esta ocasión te gana un poco la pasión y dejas que ese desprecio popular por la “nueva trilogía” te invada un poco y haces un juicio sumario y totalmente autoritario.
        No pretendo defender a Lucas como algo “intocable”, al contrario quiero apelar a lo que el mismo Lucas ha concedido en parodias “autorizadas” como las de Family Guy y Robot Chicken, es un tipo que ha aprendido a burlarse de él mismo y que le ha quitado un poco la solemnidad a la “antigua trilogía” y creo que esa es su forma de demostrar que no es mucho más “egocéntrico” y “hablador” que cualquier creador (tu servidor incluído).
        En cuanto a sus alcances “creativos” o “artísticos” post-Episodio I, te puedo remitir a cualquiera de las series animadas de Clone Wars (la animación de Genndy Tartakovsky o la actual de animación digital) a por lo menos más de 2 videojuegos relacionados con la franquicia y a su labor para restaurar películas con The American Film Institute.
        Así que si me preguntas, por su aportación a la cultura popular, el buen George tiene derecho a hacer y decir locuras de vez en cuando, a filmar “Tucker II: A New Dream” e incluso a construir una nave espacial que en 2012 lo lleve a una galaxia muy muy lejana.

        • Ni hablar, carnalito, sé que no nos pondremos de acuerdo en este punto, pero ahí va mi resto: el post no es un “comedy roast”, ni mucho menos, pues la génesis de los mismos se basa en admiración y reverencia hacia el sujeto que es “rostizado”. Y no siento ninguno de ambos sentimientos por Lucas. De hecho, desde el primer párrafo afirmo que el problema de este director es que no sabe dirigir, punto.

          Tus puntos de defensa pueden ser válidos, ¿pero realmente podemos afirmar que Lucas se sabe reír de sí mismos por esas parodias autorizadas? Recordemos que la intromisión de sus empleados en sus propias oficinas para jugarle una broma (sí, el origen de Fanboys es esta anécdota) le costó la chamba a los mismos y no fue vista precisamente con buen humor. No sólo eso, mi única razón para poner en tela de juicio su actual condición como cineasta se basa en su incapacidad COMO DIRECTOR. Enumeras muchos puntos en su defensa, pero todos tienen que ver con su visión a nivel producción o como simple creador de un universo. Los videojuegos, por ejemplo, sí se apoyan en varios elementos creados por él, pero si te refieres a los RPG de Knights of the Old Republic, Lucas no tuvo que ver nada prácticamente con sus tramas. Y mucho menos con sus diálogos, que son excelentes.

          Voy a algo muy simple: lo de los rollos del fin del mundo que argumenta Lucas son cosa que ni me va ni me viene, su opinión al respecto es tan respetable como la de cualquiera. Lo que sucede es que sí considero que la gente en cierta posición económica o de celebridad goza de un estatus más leniente a la hora de que se les juzga respecto a su solvencia mental o intelectual. Mira los docus de detrás de cámara de cualquiera de las precuelas y notarás lo evidente que es esto en Lucas. Mientras ves que está tomando decisiones incongruentes (por no decir francamente estúpidas), su séquito entero se queda callado y reacciona como si la opinión de Lucas fuera intocable. Y lo es.

          Es su visión de artista, lo entiendo plenamente. Es dueño de los personajes y el universo que él creó, así que en teoría podría hacer de ellos lo que quisiese. Pero un día conocí al escritor Álvaro Mutis, que explicó en una charla las reacciones del mundo literario un día que quiso matar a un personaje de su creación, muy popular en el ámbito de la novela. “Los grandes personajes y las grandes historias no sólo le pertenecen al autor, sino que son patrimonio de los lectores una vez que se les acepta plenamente como parte de un mar de historias”. Lucas no entiende esto. Han Solo disparó primero, pero de pronto decide que hay que sanitizar su imagen de forajido y cambia esta historia. Y la gente a su alrededor no le explica porqué es una mala idea. ¿Has escuchado la idea de que la obra de Mark Twain está siendo reeditada para eliminar la mención de la palabra ‘nigger’ en los libros de Huck Finn y Tom Sawyer? Bueno, este revisionismo en aras de lo que es políticamente correcto es tan incongruente como la idea de Lucas de hacer nuevas películas con actores muertos, en versión digital.

          Pero a fin de cuentas lo triste de Lucas es que el choro detrás de su larguísima ausencia detrás de la silla de director se debía a que, en sus propias palabras, la tecnología no existía para contar las historias con las dimensiones que él quería contar. Y ahora que la tecnología ya está aquí, Lucas cuenta historias estúpidas e ineptas. No hay vuelta de hoja al respecto. Ninguna de sus precuelas vale el papel bond en el que imprimieron los scripts. Son popó, artísticamente hablando. Pero eso sí, tienen mucho CGI. Eso no hace una película, y tampoco a un director. Puede hacer toda la labor de restauración fílmica que gustes y mandes, a final de cuentas lo mismo hace Scorsese y otros fanáticos del cine. Pero esos son áreas técnicas, nada más. Le agradeceré a Lucas por siempre el habernos dado Star Wars, A New Hope. Pero se vuelve más y más una caricatura de sí mismo con cada nuevo proyecto. Y si me equivoco, y consideras que sus precuelas tienen validez fílmica, estoy dispuesto también a discutirlas a detalle.

          Y ya de postre: si Lucas está en lo correcto, y el mundo se termina en el 2012, créeme que seré el primero en escribir una disculpa en este blog, mientras el barbón huye en pos de la salvación a borde del Halcón Milenario que seguro está construyendo con su enorme fortuna. No será la primera ocasión en que me equivoque, claro. Posiblemente la última…😉

  3. A mi parecer lo único cuerdo que ha hecho Lucas con Star Sara fue poner al frente a Genndy Tartakovsky para la mini serie animada de la guerra de los clones. De ahí, lo demás está para echar al boiler.

  4. hijole, a riesgo de sonar deschavetado debo reconocer que algo tiene de razon mr. lucas que definitivamente le hace honor a su apellido y al tio de los adams al asegurar los derechos sobre la imagen de actores fallecidos -que inmediatamente me hace pensar en futurama y aquellas cabezas parlantes cerradas al vacio en… formol tal vez?- el punto es que lo del 2012 tiene algo de verdad, no me extendere el equivalente a 25 minutos en texto pero se que hay cambios importantes ocurriendo y si de algo tengo la certeza -lo inclui en la editorial de una revista para la que laboraba en el año 2000- es que es un proceso similar al de hervir agua para eliminar los bichos o como una temperatura cuando uno cae enfermo, el cuerpo no se va a morir, es parte del proceso de curacion elevar el calor corporal para aniquilar al virus que amenaza con la salud.

    en sintesis -lo intento aunque no lo parezca- el planeta seguira girando, no se acabara porque este incremente su temperatura, pero si se avecina algo que REM cantaba en la segunda mitad de los 80 “it’s the end of the world as we know it” y con los coritos de fondo de mike mills “it’s time to spend some time alone” para luego Stipe rematar “and I feel fine”. No se trata de preocuparse, de sentir miedo ni angustiarse, es cosa de sentirse bien, vivir cada dia como si fuera el ultimo -onda meet joe black- y expresar esas dulces emociones que luego no lograr salir del todo.

    Te invito a leer mi recien comenzado blog, sobretodo el breve escrito titulado tiempo sin tiempo, y retomando el tema de lucas entiendo tu preocupacion por alguien tan admirado e idolatrado y lo triste de que presente sintomas onda howard hughes, que viva en su rancho aislado del mundo ya era de preocuparse

  5. En cuanto al tema de que George Lucas dice que el mundo se va a acabar…. solo diré lo siguiente: Tienen mi palabra (si es que mi palabra vale algo para ustedes) de que ese wey NO está loco, y de que el mundo NO se va a acabar en el 2012… sí… No se va a acabar, pero sí va a pasar algo MUY extremadamente cabrón… mi único consejo es:

    Traten de volverse personas mas comprensivas y con mas valores, aprendan a dar amor sin sentir pena ni pensar que es algo tonto o estúpido, no tengan miedo de confrontar lo que desde el interior saben que está mal, enfrenten sus miedos, ace…pten que hay muchas cosas extrañas y sin explicación en este mundo, no se queden con la explicación que les den en la tele ni en el periódico sobre cualquier cosa, aprendan a separar lo bueno de lo malo de algo o alguien, abran su mente a otras formas de pensar diferentes a las suyas y sean completamente honestos con ustedes y con el mundo, no se mientan a ustedes mismos, y el más difícil: acepten las verdades por dolorosas que sean pero en vez de sentirse avasallados por esta y quedarse paralizados; HAGAN ALGO AL RESPECTO. Eso sería todo, ya pueden decir que estoy igual de loco que el inventor de Star Wars… gracias…

  6. Eso de las voces de actores difuntos vueltos a la vida con la magia del photshop está muy muy mal ¬¬. Un día va a decir que es scientólogo y el círculo de la locura estará completo.

  7. Nunca pensé que le dedicarías una entrada a la locura de Jorge Lucas, como bien dices esos locos, locos millonarios tienen tanto dinero que los vuelve locos, lelos o extraños, yo que se no tengo el dinero que Lucas tiene, gracias a la destrucción de los recuerdos de muchas personas que crecieron viendo sus películas y eSPERABAN QUE LAS PUTAS PRECUELAS FUERAN UNA CHINGONADA DE PROPORCIONES EPICAS O AL MENOS BUENAS PELICULAS, PERO EN VEZ DE ESO NOS TRAJERON ESA CHINGADERA HORRIBLE LLAMADA JAR JAR BINKS Y UN DARTH VADER EXTREMADAMENTE JOTO Y PENDEJO YYYY!SADFDG$%$/%&/&/(&/(·$%&$/()=/&%$·Q”!!!!!!!
    Esto solo me hace pensar cada vez mas y mas que George Lucas no tuvo absolutamente nada que ver con los guiones del episodio IV y V, porque el Retorno del Jedi salió vomitado de su jodido cerebro. Es que ¿ENSERIO? UNOS PUTOS OSITOS VENCIENDO AL IMPERIO ¿EN QUE CARAJOS PENSABAS? PINCHE GORDO TRAGA MIERDA HIJO DE &$&/% &/($%%&!!!!!!!!
    Me va a dar un aneurisma, esto no es sano.

  8. Estoy de acuerdo que algo no anda bien en esa cabecita de algodón, pero igual y sólo es que ya empezó a chochear y bien cabrón, pero calma, no es uno de esos locos que vaya a agarrar un rifle y hacer una matanza en una universidad para luego volarse los sesos, a lo mucho se le puede ocurrir editar un libro donde de a conocer todo el lenguaje de la raza de Jar Jar (no me acuerdo del nombre de la raza en este momento) y que seguramente el monton de nerds y geeks cutres irán corriendo a comprar

  9. La reunion giró en torno a que Lucas quiera pedirle a spilberg que le dejara filmarse disfrazado de jar jar binks corriendo con los hermanos warner y freakazoid.

  10. Estoy más dispuesto a escuchar consejos para el fin del mundo de parte de Kim Jong-il que de cualquiera de esos benditos iluminados como Lucas, Shyamalan, Gibson o Ratzinger. De veras que tener algo de poder y la creencia de la infalibilidad te dejan bastante jodido del juicio. Hasta James Cameron se me hace mejor consejero, dado su ingenio tecnológico. Ok, no voy a decirle que me quiero ir a vivir a Pandora, pero seguramente él tiene ya su plan de contingencia que incluye un submarino autosustentable o incluso un camarote en la estación espacial internacional en caso del despedorre mayor que se haya visto desde el cataclismo que extinguió a los dinosaurios.

    Mientras no se hayan reunido para llevar al live action una de las mejores obras apocalípticas (Neon Genesis Evangelion, desde luego), estoy tranquilo. Y a esperar el 2013 para reirme de los conspiracionistas.😄

  11. Pingback: Tweets that mention Lucas y el fin del mundo « Finísima Persona -- Topsy.com

  12. Pues la unica persona que conozco que se le puso en contra con sus ideas o le dijo “No gracias” es David Lynch. Le habia ofrecido la direccion de Returno of the Jedi y el la rechazo, cosa que me da harta curiosidad como hubiera sido, pero probablemente se hubiera quedado a medias por el choque de ideas de Lucas y Lynch.

  13. Definitivamente el país necesita mas gente con esos huevotes; primero te hechas encima al gremio de fans de Michael Jackson y ahora que las hordas de ignorantes con guante de diamantes en el clóset te han dejado por fin en paz, arrementes contra Mr. Lucas. Te admiro, me cae.

  14. El cine no es Star Wars, es parte importante pero no lo es todo. Ya solo el hecho de hablar de actores revividos, una religion basada en una pelicula y un tercer relanzamiento (Los VHS´s de 1997, los DVD´s de 2001 y ahora todo en 3D) habla de la capacidad tan limitada de Lucas como artista o creador.

    Con el perdon de los fans, pero este tipo siempre me ha parecido nefasto, le alzan demasiado la cola cuando en verdad no tiene tanta. Le doy mas ese mérito a Lynch, Cameron, Spielberg…incluso al Tarantino.

  15. No es exactamente en ese sentido, pero me recordaron el verso de Soda Stereo; “…lo que para arriba es excéntrico, para abajo es ridiculez”

    • Que buen verso, la neta. Queda perfecto con esas comparaciones de ricos que estan orates, pero la gente cree que son jaladas excentricas, y los jodidos que no tiene glamur y ya lo quieren mandar al manicoio.

      Taumaturgo te debo una por ese verso de Soda Stereo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s