Hell Phone

Odio los teléfonos. Lo siento. No se hicieron para mi, pese a lo que las insistentes campañas de iPhones, Androids, Windows Phones, Blackberries y demás compañías con fondos publicitarios inagotables  se obstinan en pregonar. Son anti naturales, nunca me he distinguido como el usuario ideal para ellos.

No hablo tan sólo de los teléfonos celulares, claro. No, también el venerable teléfono inventado por Alexander Graham Bell o por los chinos en el siglo IV a.C., según la versión de Wikipedia y Google que decidas consultar, me merece un desprecio similar al que reservo para, digamos, inventos de la categoría del cláxon de coche que toca el tema de El Padrino y los zapatos que “hacen ejercicio por ti y tonifican tu cuerpo mientras caminas”. Pero si bien considero que la telefonía tradicional es engorrosa, principalmente porque odio hablar por teléfono en cualquiera de sus presentaciones, también admito que bastaba para solventar muchas de nuestras necesidades de comunicación, sin necesidad de amarrar nuestras vidas a la desagradable telefonía móvil.

Antes de escuchar sus argumentos a favor de los celulares (que de seguro son muchos pero que me importan poco), la advertencia obvia: no me refiero a la funcionalidad del teléfono como tal. Siendo honestos, el acto de tomar un artefacto del tamaño de una baraja y poder entablar por su conducto una conversación con alguien que se encuentra en el lado opuesto del globo terráqueo debe considerarse un avance innegable del género humano, al menos hasta que descubres que tu interlocutor es una mujer oriunda de Tajikzixkhstiblisizasthán que sólo te llamó en espera de convencerte de que eres el amor de su vida, y que está dispuesta a ser tu esposa y esclava sexual si la sacas de vivir de una nación cuya economía se basa en fabricar minas antipersonales y turrones elaborados con nabos (nota mental: hablar a la RAE para solicitar que acepten el término “enaborados”).

El teléfono, como concepto, tiene enormes ventajas. Nos une, sí. Nos comunica, claro. Nos protege en muchos casos, desde luego. Pero también nos esclaviza, nos distrae de cosas realmente importantes y nos genera un sinnúmero de problemas innecesarios. He aquí mi lista de odios dirigidos hacia la telefonía móvil, con algunos puntos que derraman hacia otras formas de comunicación portátil. Y disculpen el post veleidoso y corajudo, pero se murió uno de mis gatos el fin de semana y mi humor no está precisamente para escribir otro episodio de mi saga médica, que digamos…

  1. No es bueno estar siempre disponible. El teléfono en mi vida es desafortunadamente imprescindible. Tengo una hija que padece diabetes infantil desde los 4 años, así que es forzoso que sus padres y algunos otros contactos de emergencia estén siempre localizables en caso de que padezca alguna anormalidad cotidiana de acuerdo a su condición (algo que por fortuna ocurre en muy raras ocasiones). Esto se entiende perfectamente como una necesidad imperiosa para adquirir un celular, pero tampoco es la panacea. Y la falta de confiabilidad de dicha telefonía celular hace que “estar localizable” sea a menudo tan impráctico como decidir, de buenas a primeras, que la persona más indicada para resolver una emergencia sea un atolondrado padre o tutor. Este mal se extiende a nuestra lógica misma. Desde que tengo uso de razón, siempre que tengo que enlistar un teléfono de emergencia les digo que llamen al 911 o su equivalente local. Digamos que me atropella un trolebús, y un buen samaritano decide tomar el teléfono celular que milagrosamente sobrevivió al impacto para llamar a mi contacto para situaciones graves. La última persona a quien quiero que le llamen es a mi mamá, que todo lo quiere arreglar con tecitos y friegas de alcohol. Llamen a un doctor, por piedad. Así pues, el teléfono de casa debería bastar para localizarnos. Si no estamos en el domicilio o en el trabajo, lo más probable es que sea innecesario el llamarnos cuando estamos metidos en un cine o cantina donde nos metimos precisamente para evadir responsabilidades.
  2. Se pierden con facilidad. He perdido teléfonos móviles. He encontrado teléfonos móviles. Diariamente leo que alguien anuncia en Twitter o Facebook que perdió su celular con todos sus contactos, y que tiene que rehacer su agenda, y que por favor anoten su nuevo número y bla, bla, bla. El tamaño de los teléfonos tampoco ayuda mucho, y mucho menos sus ergonómicas formas de materiales tersos

    Nokia: Disconnecting People. Permanently.

    que se sienten lisitos al ponértelos en el cachete pero que hacen que se salgan de tu bolsillo con mayor facilidad que la que muestra Martha Higareda para salirse de sus ropajes frente a la cámara.

  3. La redes no son confiables. Hablando de comentarios recogidos aleatoriamente de redes sociales, las notificaciones de personas que hablan acerca de que la red tal o cual “están caída” son tanto o más frecuentes que los anuncios acerca de que se murió Chabelo, el Jefe Diego o Alejandra Guzmán. Y no sólo eso, son tan efectivas para frenar a los hackers como esconder tu dinero dentro de un zapato cuando estás en la playa y te metes a torear las olas del embravecido mar.
  4. Conversar en él contribuye a la estupidización colectiva. El 99.87% de las conversaciones telefónicas no tienen ningún propósito real, según una encuesta privada con un muestreo de dos amigos míos y la señora que me vende barbacoa los fines de semana. Si tienen duda de la veracidad de la cifra, siéntense a escuchar conversaciones telefónicas ajenas la próxima vez que se encuentren en algún sitio público como un autobús, la sala de espera del dentista o la recámara de Niurka. Porque claro, TUS conversaciones seguro sí son relevantes. Considera esa infinitesimal aportación a la encuesta un voto de confianza de mi parte para que no quedes involucrado entre el resto de la broza que habla sobre el clima, el tráfico de xodienda, quién anda de novio de quién, cómo quedaron las Chivas o la promiscuidad de Niurka.
  5. Los ringtones contribuyen aún más a la estupidización colectiva. La música actual de por sí necesita poco para devaluarse. El hecho de tener que escuchar los éxitos del momento en una versión chillona escapada del altavoz de tu telefonito la hunde todavía más en la intrascendencia. Y si vuelvo a tener que recetarme el último sencillo de Daddy Yankee, Ke$ha o La Arrolladora Banda Limón involuntariamente gracias a un ringtone ajeno, leerás en las noticias de la noche cómo un amargado bloggero pseudo humorístico le aplicó un iSupositorio BackdoorBerry a un “inocente” usuario.
  6. Te roban lo más valioso que posees. No sabes qué es, ¿verdad? No es dinero, ni privacía. Es tiempo. Piensa todo el tiempo que pasas recuperando llamadas caídas, entablando conversaciones que no llevan a ninguna parte, desplazándote físicamente a lugares donde recibas “más rayitas” en la pantalla del teléfono para no sufrir una desconexión intempestiva, esperando impacientemente a que un imbécil del centro telefónico de servicio al cliente te explique por qué tus llamadas se desconectan cada nueve segundos, checando saldos en esos divertidos menús en línea, programando tu agenda telefónica, aprendiendo de nuevo a utilizar el sistema cuando tu proveedor te insta a cambiar de teléfono… es agotador. Y el tiempo, amigos y amigas, es lo único que pueden robarte y que jamás podrás recuperar. Y un riñón. Si lo sabré yo.
  7. Nadie practica la etiqueta del buen usuario. Hablar en voz alta en lugares concurridos, el repicar de un ringtone de RBD justo en medio de un funeral, la escandalosa manía de tener dos y tres aparatos receptores cuando sus dueños son menos esenciales en la escala laboral que un comentarista deportivo durante el holocausto zombie… Sí hay algo peor que los teléfonos celulares: la inmensa mayoría de sus pelmazos usuarios que aún les consideran un símbolo de estatus.
  8. Son caros. No importa cómo te la vendan: las tarifas telefónicas en México y muchas otras partes del mundo son estúpidamente elevadas. Esto no es un foro para hablar bien o mal de Carlos Slim y sus oligopolios, pero es preciso que entiendas que esos “atractivos” planes tarifarios con los que te disuaden a embarcarte en un contrato leonino y abusivo son obra del mismísimo Satanás. Súmale el dinero que inviertes en ringtones, fundas, cargadores que pierdes cada dos minutos, seguros y las ocho mil aplicaciones “baratísimas” que simplemente “no pueden faltar” en tu smart phone y entenderás que ya habrías podido financiar una guerrilla modesta y erigirte como una inspiradora figura rebelde de ser más juicioso con tu dinero.

    Y sobra decir que las mejores fundas para el teléfono suelen ser las más caras...

  9. Son generadores de una sub industria de la mediocridad y el enojo. Los mencionados ringtones y sus embrutecedores anuncios. Los quioscos de accesorios en todos los centros comerciales, donde un dependiente te acosa incansablemente llamándote “amigo” o “amiga” para venderte un sistema manos libres. Los previamente mencionados operadores de servicio al cliente que no son capaces de ofrecerte soluciones, pero te intentan enjaretar algún cargo fantasma entre su cantaleta preescrita. No es de extrañarse que el agro y la industria manufacturera hayan caído en desgracia, pues una

    Moss de "The IT Crowd" sí sabe de qué estoy hablando...

    cantidad desconsoladora de mano de obra potencial está ocupada sosteniendo un castillo de naipes dedicado al comercio de las comunicaciones portátiles.

  10. Generan accidentes. No necesito recordarles que el 99.98% de los problemas de tránsito están asociados con usuarios al nivel de micos que olieron pegamento, y que son incapaces de conducir un auto y tomar una llamada o textear al mismo tiempo. Y yo una vez le tiré un diente a un amigo en Cuernavaca cuando le aventé su teléfono de lado a lado del jardín sin estimar previamente mi poderoso brazo de relevista de Ligas Mayores. Ni hablar de las emisiones de radiación junto a tu cerebro cada vez que hablas por él. Peligrosos, punto.
  11. Modifican la escala de valores de la niñez. Mi hija ya no se interesa por Barbies y otros juguetes adecuados a su edad. Ahora quiere un iPhone 4. Eso está mal. Principalmente porque es mejor en todos los jueguitos que yo, y una niña que en verdad quiere a su padre no lo exhibe de una forma tan cruel.
  12. Son portadores de gérmenes. Un estudio reciente (que, en contra de la tradición de este blog, no fue inventado por mi) demostró que los residuos que puedes encontrar en teléfonos móviles están tan llenos de bacterias y desechos humanos como un WC. En un baño público. Dentro de una estación del tren. En Calcuta. Y no sólo hablaban de TU teléfono, sino también de todos esos modelos de muestra que te dan a probar en tiendas especializadas. Asco total.
  13. Te hacen creer más importante de lo que eres en realidad. Y no lo eres. no eres tu teléfono. no necesitas tomar esa llamada en ese preciso instante. no debes cargar con teléfonos en tu cinturón como si fueras una versión poco imaginativa de Batman. Algunas profesiones, muy pocas, pueden presumir la necesidad de estar conectados 24/7, sospecho que no perteneces a ese gremio. Un tip: si procedes a justificar en los comentarios porqué SÍ necesitas del teléfono a todas horas, parecerás desesperado. Absténte.

Yo te invito a hacer un experimento. Piérdete de vez en cuando. No tomes esa llamada “apremiante” que casi seguramente no lo es. Anima a las personas a que te contacten en una “línea terrestre” en vez de tu celular, y verás cómo tu uso del teléfono desciende drásticamente. No les hagas la vida fácil a quienes encuentran conveniencia en algo que es probablemente intrusivo y molesto. Tus papás y abuelos probablemente te mencionarán que era posible vivir sin celular en el Pleistoceno de sus vidas. Yo tengo que barajar una buena cantidad de obligaciones laborales con una amplia diversidad de clientes y colegas, y no me acabo 200 minutos en un mes. Es posible vivir así, te lo juro.

Y por lo más sagrado en tu vida, pon tu teléfono en modo silencioso. O arriésgate a experimentar el supositorio más caro y moderno del mundo.

AVISO PARROQUIAL 1: Finísimos Filmes se dará cita en la alfombra roja de la película Marcelino Pan y Vino para realizar un video de cobertura, en Plaza Loreto a las 7pm, por si quieren saludarnos.

AVISO PARROQUIAL 2: Mañana miércoles 15 a las 2pm deben escuchar GritaRadio, donde estaré de invitado con necesidades especiales y lento aprendizaje en el programa Revolver, conducido por Eduardo Rockstar Rodríguez. ¡Será el epicentro de lo épico!

61 comentarios en “Hell Phone

  1. Excelente post…
    Para bien o para mal, soy de los usuarios a los que les gusta tener un buen teléfono. Pero comparto la idea que el celular no era una necesidad…

    Quizás por comprar la idea de la “necesidad” de contestar tus llamadas y correos al instante. Pero veo gente en el trabajo que sobrevive muy bien sin el uso de esos celulares.

    Felicidades por tu postura, finísima persona, y por defenderla con argumentos SÓLIDOS…

  2. “…la escandalosa manía de tener dos y tres aparatos receptores cuando sus dueños son menos esenciales en la escala laboral que un comentarista deportivo durante el holocausto zombie… ” Justo estaba yo leyendo esa frase cuando por la esquinita de mi dulce ojito veo a una tia, que está muy buena, pero que todo el mundo sabe que no hace nada, y que tiene menos IQ que OchoCinco después de un maratón, levantarse de su sitio hablando por un teléfono y chequeando email por otro…

    SFP. Sabías Finísimas Palabras.

  3. Es cierto, concuerdo en todo. Pero como la estupidez humana se esmera en superarse a si misma. ¿Que se le puede hacer? Un solo celular estuvo a punto de cumplir el año en mis manos. Todos los demas sucumbieron en no menos de 3 meses. Tengo plan desde hace 5 años y puta madre cada mes pago el triple de mi plan, mejor ni hago cuentas de cuanto le he dado a mi telefonica. Sin embargo, me ha permitido estar en contacto con mi esposa cuando se encuentra fuera. Que puedo decir. Soy un mandilon que se reporta a cada hora. Ni modos… si me ausento un día o dos de mi celular, puedo vivir tranquilo a huevo, no se me caera el cabello ni me enfermare… pero la madriza ¿esa quien me la quita?

  4. Yo tengo un dumbphone que uso para twitter mientras no estoy frente a la computadora. Antes de el utilizaba un Nintendo DS que pierde sus poderes twitteros y de navegador Opera al alejarlo de una red Wifi. Mi dumbphone cuesta menos de 2000 pesitos y solo contrato internet móvil (por semana o día a lo mucho) si tengo que estar mucho tiempo alejado de una red.

  5. Yo a veces no respondo llamadas D; y si me hablan en algún lugar publico trato de seguir el ejemplo de las secretarias de mi escuela (que hablaban super bajito….) y acostumbro usar las manos libres…. debido a que me niego rotundamente a soportar la música del transporte publico…. y sí, una vez iba en la combi y tooooodos (incluso yo con mi música) escuchamos los problemas existenciales de una tipa que le contaba a la otra que su novio se quedo en su casa y se paro temprano a hacer ejercicio con ella y su mama (?)

    Así que en resumen…. solo uso el movil para tomar fotos de gatitos que me topo en la calle, escuchar música y comunicarme por msj de vez en cuando con mi papa que trabaja lejos n.n

    Como siempre excelente articulo! y sí…. trataré de olvidarlo más seguido en casa D;

  6. yo si soy de los que “olvidan” casualmente el celular… y si es liberador, ODIO cuando el celular suena en cine, al grado que si me he levantado de mi lugar y pedido amablemente al usuario del aparato silencio en favor de los que no somos tan importantes, o en el mejor de los casos reportarlo con el encargado.

    he tenido solo 4 celulares en mi vida (contando el actual) y solo me deshice de los anteriores 3 involuntariamente, 1 se lo robaron, el otro se accidento gracias a un pelmazo que andaba ebrio (yo) y el otro de buenas a primeras se murio.

  7. Yo uso mi BB para enviar mensajes de texto y para twitter, casi no lo ocupo para llamar, ademas como en el trabajo tengo bloqueado wordpress, me hace el paro cuando quiero actualizar el blog y prefiero meterle tarjetas, los planes no me convencen, son muy caros😦

  8. Debería justificar que tengo mi teléfono para los comunicados de línea directa de Finisima Persona Corp. pero ni eso. Somos víctimas del MKT. Mi madre comparte la misma ideología tuya, Sempi. Mi padre no. A Él lo joden día y noche llámandole por su trabajo [Agente de Ministerio Público] tanto que se mete al baño con el [No, no es de los que acostumbran tomarse fotos en el baño con la cabeza inclinada].

    Yo por otro lado, tengo el mío sólo para contacto con la familia y uno que otro romance SMSero. Tomo fotos de cualquier pendejada y escucho música. ¿Llamadas? Sólo de mi madre, en épocas de Universidad, para saber a que hora llegaría y ahora por el temor de proyectiles o abducciones del hampa. Tampico no es un lugar muy seguro en éstos días [INEGI dice que hay 6,000 personas menos].

    Si he olvidado mi celular, por semanas inclusive, sin que me afecte mucho [salvo por la música], pero me gustaría saber que opinarás cuando Natalia tenga 15 años y no haya llegado a casa tras salir al cine con un chamaquito puberto.

  9. Concuerdo totalmente; uso el celular sólo lo necesario, y considero los SMS un medidor inequívoco de la sandez humana: he conocido varias personas que afirman que mensajear (sic) es mucho más barato que una llamada, cuando en un minuto perfectamente puedes conciliar una cita, acordar algún lugar de reunión o enterarte de cosas poco productivas; ocupas varios mensajes para ello, mención aparte de esa forma tan vil y burda de escribir con k, comiéndose letras y con una evidente falta de conocimiento en ortografía; lo más patético de todo es el hecho de hacer llamadas por una razón realmente necesaria, y escuchar pretextitos pendejos como: “Se me descargó”, “Lo olvidé en casa, trabajo, en la casa de mi ex”, o “En serio, no sonó”, “No entró la llamada”, “Estaba al fondo de la bolsa, no oí”… Deberían coserles a la oreja el teléfono a quienes den esos pretextos, y ponerles de tono la lambada o algo. Saludos, Toño =)

  10. Yo si era superdependiente del celular, principalmente para mensajitos y fotos…un chingo de fotos de fiestas epicas salieron gracias a mi celular!!, ahora ya nada mas esta de adorno, casi no lo uso ni para mensajes ni llamadas, no contrato plan por que una tarjeta prepagada de 200 pesito me dura mucho, asi que si puedo vivir sin depender tanto del celular. Lo malo es que ahora soy dependiente del twitter😦

  11. Llevo 5 años con mi celular y, aunque se que en cualquier momento se lo va a llevar san pifas, no me entusiasma cambiarlo. Solo lo uso para enviarle mensajes a mi novia, si suena cuando estoy con ella se me hace raro y más raro se me hace cuando suena una llamada, ¿para que putas necesitaría otro?.

  12. Yo tengo un celular de caja de ceral, de esos de 3 pesos que ni juegos tienen y honestamente no me interesa cambiarlo, $30 me pueden durar de 2 a 3 semanas. Odio hablar por teléfono, fijo o móvil y cuando lo hago solo tardo lo estrictamente necesario, como bien dicen hay cosas que solucionas con una llamada de un minuto en lugar de 10 mensajitos. Mi celular no suena en vacaciones, aunque quisieran llamarme saben que no les voy a contestar, solo estoy disponible para mi familia y 2 amigos los demás me vienen valiendo…
    Los verdaderamente insoportables son los que tienen la música en el cel amenizandote el viaje en camión con reggetón (o como se escriba) y los que van gritando mientras hablan por teléfono/nextel y encima con el altavoz!!!! A quién le importa su vida?? Inchi Toño ya me hiciste enojar al recordar esa gentuza jajaja
    Y otra cosa, no se ofendan pero no comprendo por qué le llaman “mi BB”

  13. Pues de todos los tipos de usuarios que mas puedo odiar son los que hablan en el cine, esos dizque humanos que quieren arruinarle la función a los demás platicando santo y seña de la película que están viendo con su interlocutor.

    El otro tipo de usuario que odio son los que hablan en el banco, maldita sea cuando demonios entenderán que en un banco no se puede usar un “CELULAR”, pero ahí lo usan como si eso les diera un status que no podrían tener ya que la mayoría se ven como changos(cierto es que mientras menos IQ mas tratan de farolear con esos aparatos), detesto a ese tipo de personas que creen que es cool tener un celular en el banco y las normas y seguridad de las demás personas al carajo.

    Los que hablan cuando manejan, bola de estúpidos ignorantes acaso no conocen los “manos libres”, pero cuando se accidentan y se llevan de encuentro a alguien que nada tenia que ver con su estupidez, mas los odio son como borrachos sin criterio.

    Ya me enoje y si a eso le sumas todo lo abusivos que son en tarifas y malos servicios(si Movistar, apestas y Telcel no se queda atrás) me pregunto para que demonios sirve tener celular, saludos

  14. Las principales razones para hacerme de un teléfono son las que describes en tu entrada y que se resumen en una frase que bien dice mi padre: Hacerme bien, pero bien pendejo. Y mientras mayores sus funcionalidades, mejor.

    Si algo que aprendí es que hay que utilizar lo que tenemos y pues la verdad se me hace absurdo que alguien se compre una BB, un iPhone o lo que sea para que le brinde un status que no tiene. Procuro utilizar todas las características de mis nuevos móviles, excepto la de llamar.

    Soy una persona que se teletransporta en autobus, metro, micro, etc. y mi tiempo muerto en el día es en promedio de 3 horas, y pues en vez de andar viendo lo bonito que es el panorama afuera del transporte, prefiero leer un rato, escuchar música, ver qué hay en la blogósfera, enviar mensajes, jugar, etc.

    Curiosamente me di cuenta que no uso el teléfono móvil para su propósito inicial que es el de llamar. Por lo mismo, mi plan se enfoca a transferencia de datos y hace ya un tiempo pude agarrar un plan con tales características. Yo sólo lo que quiero es tener conectividad a Internet, mientras más veloz, mejor.

    Por otro lado en la empresa me amarraron a un Nextel y pues ese es de que tengo que contestarlo o tengo que contestarlo, aunque sinceramente pasa lo que mencionas cuando lo apago o me hago el desaparecido: nada, o por lo menos no pasa de una mentada de madre de parte de mis jefes o de alguno de mis clientes.

    Buen post y mis condolencias por la muerte de tu gato.

  15. Yo le tengo pseudoaversión al celular desde el incidente de http://rantopia.wordpress.com/2010/12/04/%E2%99%AA-%E2%99%AB-pero-tu-gorda-y-con-celular-%E2%99%AA-%E2%99%AB/

    Yo cargo siempre el cel, porque cargo 8 gigas de trova lista para ser reproducida, en cualquier rato, con audifonos claro.

    Y en mi caso, cuando tengo flojera y no ando necesitado de lana, lo apago en las tardes para dormir a gusto. Pero igual cada llamada que dejo de contestar son mínimo $200 pesos que pierdo, ya que ahorita es mi tarifa mínima por compu, y pues así es como me localizan los clientes.

    Desafortunadamente casi no tomo llamadas del teléfono de mi casa que es su casa, por los malandros extorsionadores de los cuales para mi desgracia, soy el primero de la guía telefónica de mi rancho por mi apellido.

  16. Los celulares (y teléfonos en general) nunca han sido mi delirio, en realidad no me gustan para nada. He tenido el mismo celular monocromático por cinco años y estoy seguro de que no he acumulado ni siquiera 30 horas de llamadas en total. Simplemente no lo soporto, detesto que mi paz sea interrumpida.

    Como dices, no tengo realmente la necesidad de tener un smart phone, sus aplicaciones no me son útiles y si realmente me fueran indispensables estoy seguro de que puedo conseguir un aparato exclusivamente dedicado a lo que quiero y que lo haga mejor que un celular, no necesito todo el paquete de payasadas que seguramente solo serían potencial desperciado en mis manos.

  17. Hola, está muy bueno tu WordPress
    Si te interesa, el mio es para aquellos que quieren compartir y comprender la Palabra de Dios [NOTA DE TOÑO: Link omitido para evitar el spam religioso en nuestro maléfico blog de confianza] Saludos y Bendiciones

    • Eh… presiento que no leíste nada de mi “WordPress” (WordPress no es mío, de hecho), pues de lo contrario sabrías que elegiste el peor lugar para hacer proselitismo religioso, muchacho. Espero que esta advertencia gentil y generosa te ahorre mucho escarnio innecesario.😀

  18. Creo que el punto es que nuestra generación nacio y crecio en un mundo sin celular y donde teníamos que soportar a Telmex propiedad del gobierno, donde no todos tenían acceso a una línea telefonica y si se te llegaba a descomponer tenías que esperar tres meses a que te la repararan o mas, luego entonces nosotros no nacimos pegados al telefono, mucho menos pegados al celular. (cuentanos mas abuelo julián)

    Hoy en día los niños piden un celular como si fuese un juguete y van por la vida viendolo como lo mas normal y parte indispensable en su vida, aunque en realidad, del mundo donde yo vengo (el siglo pasado cajum cajum!) sabemos que no es así.

  19. pues yo por mi trabajo (seguridad coorporativa) si debo estar pegado a un nextel hay gente que requiere de mis sabias órdenes o por lo menos estar enterado de lo que sucede si no contesto habría serias consecuencias en el tejido del espacio-tiempo (no es cierto solo me regañarian y tal vez me correrian, lo malo es que tengo un estilo de vida que me gustaría conservar) a si sean las 3 am tengo que contestar y si es necesario desplazarme hasta el lugar de los hechos (aunque sea a media peda. Ni modo así es mi trabajo y dependo de estar disponible las 24/7

  20. Somos afortunados de haber nacido en una época en la cual no vivamos esclavizados con tanta tecnología, ahora sí sales a la calle y se te olvida el celular en casa entras en pánico: ¿y ahora qué voy a hacer, cómo me comunico? Lo peor del caso es que ya nisiquiera te aprendes los números de las personas, sólo los guardas en la memoria del aparatejo y listo, eso y mucha más información que pudiera llegar a ser importante. Odio cuando suena en el cine y peor si el dueño se pone a platicar como si estuviera en la sala de su casa, en fin ya estamos adaptados al celular para bien o para mal. Cómo siempre muy bien mi estimado Toño.

  21. Ahora mismo experimento el no tener celular, el primero lo perdi en una trifulca en un centro comercial y el segundo e una borrachera el viernes pasado, no es tan dificil vivir sin celular aunque mi punto de vista es que si necesitas estar medianamente comunicado con el mundo por cuestiones de trabajo o familiares el celular tiene mas ventajas que desventajas, todo mundo tenemos derecho a comunicarnos con cualquier persona siempre que esta este tambien interesada en conversar con nosotros, aunque sea para hablar del color de la orina matutina. No se vale creer que un invento es inutil solo porque el uso que otro le da nos parece absurdoo ridiculo, cada uno tenemos derecho a decidir lo que nos es importante.

    Sobre que se siente no tener celular. la verdad es que te acostumbras rapido aunque al poco tiempo te das cuenta que si ofrece una gran ayuda cuando necesitas algo rapido, quizas nuestros abuelos (como el cascarrabias del abuelo Toño) nos digan que en sus tiempos se vivia sin celular y todo estaba bien pero tambien es una realidad que el mundo hoy en dia tiene otra velocidad de comunicacion y de oportunidad, para competir con los demas, no podemos privarnos de la tecnologia que tengamos a nuestro alcance so pena de que el mundo nos deje. Bien dices Toño que no es la panacea y nadia a dicho que lo sea pero tampoco es el diablo se debe de saber usarlo en los momento adecuados y no desperdiciar el tiempo en llamadas intrascendentes.

  22. Fíjate que estoy de acuerdo con algunas cosas, pero con otras no. Como profesor de secundaria, te puedo decir que para los chavos el celular no es tan definitorio de personalidades como lo sería para un adulto que anda nada más de novedoso. Pero no me hagas mucho caso: a fin de cuentas, yo sólo los veo interactuar en la escuela.

    Tu estilo está muy shido…

    Saludos!

  23. Yo no soy fan de los teléfonos y quienes me hayan leído hace unos meses lo saben. Cuando tenía como 15 años sí me encantaban (aún cuando recibía 11 llamadas por mes). Lo que me gusta de ellos simplemente son las aplicaciones, tener twitter en donde estés, Facebook, etc.

    Odio los ringtones, prefiero perder llamadas que escuchar cualquier clase de sonido musical que emita ésa madrecita; siempre lo pongo en vibrar o silencioso y ya. Incluso puedo decir que me da pena que suene.

    Y sí, claro que se puede vivir sin celular.

    BTW, el lunes me pasó que en pleno examen final mi papá me estaba llamando por teléfono… Sino lo hubiera traído, tal vez me hubiera concentrado más o algo…

  24. Yo soy bien fan de mi cel♥ Pero no tanto para hacer llamadas, si no porque es el primer celular con el que puedo navegar por internet jejeje Y es de gran ayuda cuando no pude hacer la tarea a tiempo, la hago de volada en la uni 🙂
    Lo que no quiero que nunca pase, es que en mi trabajo me den un BB. Ni loca pensar estar 24/7 disponible

  25. Mi estimado Toño, ahora si suenas como Statler & Waldorf, que si el ringtone, que si la pertinencia de la llamadas, que la importancia de las mismas, que estés localizado, en fin.

    Personalmente creo que si soy importante en mi trabajo y necesito estar disponible para muchas personas, si tu tienes ” que barajar una buena cantidad de obligaciones laborales con una amplia diversidad de clientes y colegas, y no me acabo 200 minutos en un mes” pues es que tu profesión no requiere que esa comunicación sea por ese medio, quizá utilices mas el correo electrónico u otra forma de comunicación, espero llegar a un día en que no tenga la necesidad de hablar tanto por el teléfono como lo hago ahora.

    De los ringtone, fondos y aplicaciones, bueno, cada quien sabe como quiere mostrarse ante los demás, habrá a quien una melodía fácil le haga el día y a quien no quiera que siquiera suene el aparato, todo se vale, pero no son idiotas ni poco educados ni nada por el estilo, en lo personal prefiero un sonido similar al del teléfono y ya, así no me confundo con los demás porque nadie usa esos sonidos más.

    Y claro que se puede vivir sin celular, como se puede vivir sin computadora, televisión, automóvil, radio, y otros inventos más, pero es elección personal saber si se quiere vivir con ellos o sin ellos y más importante, si para ti son o no símbolo de tu triunfo personal, finalmente ya lo dijo Ceratti,”pero al menos tengo un Rolex, lo he logrado”.

  26. Si entendieron el punto del status verdad? , en menos de 2 parrafos más de uno ya salio con el tipo aunque sea chafa (lo que indica que soy muy “cool” tan “cool” que no me importa admitir que no tengo un celular caro) o marca de celular que tiene.. cuando Toño no lo hizo ni una sola vez en todo el post….. No es trolleo, ni quiero empezar un debate , i’m just saying.

  27. De acuerdo contigo. Llevo unos 3 años sin celular y no tengo problema alguno. Si alguien quiere contactarme sabe que puede hacerlo mediante facebook, hotmail o el teléfono de casa, y si es una emergencia, probablemente yo no les sirva de mucho de todas formas.

  28. Reverga. Me tuve que chutar este post en episodios de a 10 renglones cada hora y media por la estúpidamente enorme cantidad de trabajo que se acumula para “cerrar bien el año” en la oficina. Y todo urge. Bueno, “les” urge, porque a mí me urgía más llegar a casa y acabar de leer y reir en voz alta (al fin que estoy en mi casa) con este finísimo post.

    Y qué bueno es que mi cel es chafita y baratón (por muchas de las razones expuestas por Toño), porque si tuviera uno con capacidades de acceso y navegación de Internet, seguro hubiera estampado el coche contra una patrulla, una carroza fúnebre, o la jaula de un tigre en desfile mientras me dirigía a casa, solamente por estar leyendo el blog y bajando porno al mismo tiempo que manejando.

  29. Odio el celular, mi hermana vivio esa epoca que se salian todo el dia y no habia eso de tus papas a medio dia llamando regresate que no limpiaste tu habitacion o ya es tarde ya vienes para aca? o donde estas? ahora hasta el GPS en el celular para que te encuentren cualquier lugar.

    Otra cosa te juzgan con el celular que traigas, que si es viejo y feo,eres igual, que si es novedoso o bb estas a la moda y eres una persona divertida o social capaz nada mas lo usas por los jueguitos. y lo peor peor peor de todo es que todos te presionan para que tengas una para que segun estes mas enterada de todo, mi cola para que quiero saber todo es tan bonito no sabes los chismes que estan matando a alguien!

    Mi vida era mas tranquila y feliz sin el celular, y ni modo nunca lo contesto tengo una buena escuza pues no naci con el y no voy a morir por el

    Saludos me encanto tu post!!!

  30. Yo tengo un celular chafita y simple porque es lo unico que necesito. No necesito de un Smarth Phone reciente para vivir. Con mi cel simple y mi iPod lleno de musica me es suficiente para viajar a caulquier lugar sin problema alguno. Si me animaria a comprar uno con una camara de mayor calidad por eso de que si me topo algo surrealista en una de mis caminatas.

    El mayor problema en donde vivo es con los pinches Nextel/Radios. Para mi es un celular con esteroides y que la gente mensa lo consume a lo pendejo porque sus otros cuates tambien lo tiene. Y al igual que la lista que menciono Finisimo Maestro, el servicio es mediocre, la calidad de la señal es malicima, las tarifas son caras junto con el radio, y no te dura mucho la pila. SUmandole los nacos que no saben hablar bien al grado que estan gritandole o tienen el timbre a todo volumen.

  31. Yo no voy a discutir mucho el tema, es un invento que como muchos sirve para muchas cosas positivas y algunos hijos del mal lo usan para chingar: como estafas, llamadas amenasantes y ese tipo de cosas. Yo me conformo con un celular baratito, pero que tenga para escuchar música. Y como decía mi abuelito: “tener un celular conlleva a una gran responsabilidad”

  32. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

  33. Ye tengo mi mismo cel de hace 4 años, un Motorola bien básico que solo sive para hablar, escuchar el radio y sacar fotos a una resolución mas baja que amandititita.

    Pero me gusta, es chingon porque a todos les llama la atención lo simple que es y aunque todo mundo me dice que lo cambie, yo estoy en la firme convicción de que no necesito esclavizarme con un aparatejo de esos.

    Fui coordinador de Logistica internacional por 5 años y se lo que es andar sin Nextel, pero aun así guardaba la compostura. Siempre lo traje en vibracall y con el latavoz cerrado. Me caga la gente que habla por el nextel con el altavoz abierto.

  34. Recuerdo un día que estabamos teniendo una conversación al respecto con la tía de un amigo… la señora dice “ay es que ahora los jóvenes no pueden vivir despegados de su celular… o sea no lo dejan ni para comer” (estabamos comiendo) pasó como medio minuto y acto seguido sonó mi celular…
    Pero si te doy la razón, que la mayoría de las veces es más esclavizante que útil…

  35. Qué bueno está este blog, es cierto, nos hemos vuelto absurdamente dependientes de la telefonía “mo-VIL” y además hay personas que miden qué tan “cool” es su personalidad en función de los aparatitos que compran y presumen a los cuatro vientos, Freud sería tan frenéticamente feliz haciendo comparaciones de por qué es tan importante para ciertas personas que su celular sea más grande que el de otros… Y coincido con Paola en que -tristemente- ya no nos aprendemos los teléfonos de nadie porque todos están en el directorio del telefonito. Dedicaré estos días de vacaciones a aprenderme por lo menos cinco.

  36. Totalmente de acuerdo Toño. Yo tenía un celular pero se me perdió, y hasta la fecha no me he preocupado por obtener otro. Pero tengo que admitir que en ocasiones si es muy necesario, como no se, estar abandonado en una isla desierta, o para hablarle a algún conocido de que dejaste en el horno los frijoles, para que tenga cuidado. Pero fuera de eso no es la gran cosa. Lo mismo aplica para lo que le llaman feizbuk, o el tuiter. La verdad no le encuentro la razón de existencia de esas mamadas. La mayoría de sus usuarios los considero imbéciles, pero ellos creen que son el pináculo de la civilización al tener mas contactos posibles en tales redes sociales, o subir el mayor número de fotos estilo “myspace pose”. Pobre gente, la neta.

    Tampoco le encuentro sentido a las personas que escriben y contestan en los blogs.

  37. Yo no sé ni porque tengo un celular, realmente no lo ocupo más que mandar mensajes a un par de personas, la razón por la que me lo compré fue principalmente por el reproductor mp3, que resulto ser todo un fiasco. Ya llevo tres años con el y pienso que me mejor me hubiera comprado un ipod o ahorrar el dinero para una computadora.

  38. Tienes los dedos llenos de razón!
    Aunque yo no odio los celulares😛 Sólo odio a las personas que estando en medio de una reunion la interrumpen para contestar 15 llamadas (10 de la misma persona porque si la llamada dura menos de 5 minutos es gratis) para contarse qué han hecho los últimos 5 minutos. Y los ninos con fuertes problemas familiares que atascan las lineas a la hora del recreo para hacer la “broma” de colgar en cuanto reciben respuesta.
    Eso sí, jamás he perdido un celular!
    También creo que ese razonamiento se puede aplicar a diversos aparatos. Se podrían dar argumentos igual de válidos contra las netbook o los ipods…

    Por cierto, ahora resulta que a nadie le gustan los celuares y si tienen es un Nokia 3310!😛
    Claroooo!!

  39. Totalmente de acuerdo. Odio hablar por teléfono en cualquiera de sus presentaciones lo siento demasiado impersonal. Pero sobre todo odio a la bola de imbéciles que basan su autoestima de acuerdo al celular que tienen.

  40. disculpa por comentar tarde pero si algo me gusta de los telefonos fijos xq celulares sale muy cara la llamada, son la infinidad de bromas que puedes hacer a los incautos de una seccion amarilla, es genial hacerte pasar x cualquier persona y ordenar cualquier cosa solo para pasarte un buen rato ya lo sabra bart y lissa simpson.

    saludos

    jajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s