Sin luz…

Quienes leen este blog o me siguen en Twitter estarán más que enterados de mis recurrentes problemas con ciertas dependencias y corporaciones, pero en particular con el servicio que provee de energía eléctrica a mi hogar y oficina. En un principio fue Luz y Fuerza del Centro (o Lucy Fuerza, como le he llamado desde hace mucho para ser consistente con mis múltiples idioteces). Ahora, es la Comisión Federal de Electricidad, (“empresa de clase mundial”, rezan sus anuncios), desde que el Presi Felipillo de Bolsillo decidió ejercer su poderío para disolver a una empresa inoperante y corrupta para sustituirla por otra que es nada más inoperante. O lo será hasta que tenga chance de corromperse, claro.

He pasado la mayor parte de mi existencia chilanga en las inmediaciones del pueblo de Tlalpan, concretamente en la colonia Toriello Guerra. Es muy bonita, muy tradicional y hogareña, o al menos lo era hasta que nuestros regentes perredistas se dedicaron a conceder usos de suelo como si se tratase de regalar tortas a sus acarreados. Ahora no hay un centímetro de banqueta sin ocuparse. Enjambres de motos repartidoras zurcan las otrora bucólicas calles a todo gas, poniendo en peligro a peatones y mascotas por igual. El ruido de los cláxons inicia su infernal coro desde las 7am (hay más de 39 escuelas en la zona)… pero sigue siendo mi colonia, así que me aguanto.

La bronca es que la zona entera tiene una reputación ancestral por experimentar problemas con la energía eléctrica. La luz se va, en promedio, de tres a cuatro veces por semana, con lapsos que oscilan entre una horita hasta un día entero. Y ahora que decidieron que los postes existentes tenían consistencia de mazapán sopeado en atole y que había que cambiarlos, los apagones se suceden con frecuencia aún más habitual. Triste caso.

Hace un par de semanas se me fue la luz otra vez. Marqué al 071. Me informaron que era una falla general en el área, y que las cuadrillas estaban trabajando en resolver el problema, como siempre responden cuando reporto un problema así. Los operadores son atentos, repiten el estribillo que debe estar grabado en piedra en varias paredes de su call-center y le recuerdan a uno que CFE es una empresa de clase mundial.

Pero la luz no regresó.

En efecto, tras verificar que no había luz en varias calles a la redonda, pensé que era uno de tantos apagones generales. Pero horas después ya había luz en la avenida. Y en las casas de mis vecinos. Pero en la mia no. En el ínter había llamado tres veces más (una por hora de apagón), pero la cantaleta de la falla general se repitió consistentemente. Nada más que al ver que yo era el único afectado, el tenor cambió drásticamente. Y decidí documentar todas las llamadas adicionales, registrando el nombre de la persona que me atendió y el tiempo de llamada, además de los detalles de la misma. He aquí una versión abreviada de la subsecuente tragicomedia:

Llamada 5: Me repiten que es un apagón general y que no me preocupe, que las cuadrillas trabajan 24 horas al día, los 365 días del año, para garantizar el mejor servicio y que no están autorizados a recibir ninguna clase de pago por sus servicios por parte de nosotros, los clientes.

Llamada 6: Insisto en que la falla no es general, que soy el único afectado y que me urge me informen cuándo puedo esperar reestablecimiento del servicio, pues tengo insulinas de mi hija en el refri y requiero de la energía eléctrica para conservarlas. “No le podemos decir cuándo se le va a atender…”

Llamada 7: Me dicen que “ya va una cuadrilla en camino”. Llevo 8 horas sin luz.

Llamada 8: A la mañana siguiente, después de una noche entera sin luz y con la insulina dentro de una hielera bien cargadita de Hielo Fiesta, les repito que no me han resuelto el problema. Me dicen que no es cierto, que la cuadrilla arregló el desperfecto a las 9:05 PM del día anterior. Les pido que me den la dirección del lugar donde “arreglaron” la luz, pues estuve pegadote a mi ventana y nunca vi a la mentada cuadrilla, y la luz también “brilla” (¡JA!) por su ausencia. La dirección que me dan no corresponde con la de mi casa. La corrigen y me dicen que mi reporte ya está etiquetado como “urgente”.

Llamada 9: Les pregunto si no habrán cortado la luz, pese a que hace dos semanas les pagué la absurda cantidad de 4,178 pesos, bajo múltiples protestas de mi parte. Me dicen que no es así, que el adeudo persiste y que sí me cortaron la luz.

Llamada 10: Envío por fax el recibo con el pago correcto, y me lanzo además al Centro de Atención al Cliente más cercano (a casi una hora de casa, pues el centro de atención en el sur ya no está abierto). Son más de 29 horas sin luz. Me dicen que la cuadrilla “ya fue notificada, está en camino al domicilio, pero tienen que atender varias órdenes en ruta”.

Diógenes: cuando le preguntaban el porqué de la linterna, respondía que estaba "buscando a un hombre". Me imagino que le faltó añadir "... de la CFE, para que arregle la xodida luz."

Llamada 11: Vuelvo a llamar para preguntar porqué no llega la cuadrilla. Me vuelven a tomar los datos (sigue habiendo errores en la colonia, en el nombre de la calle y hasta en el número), y coronan su gran pastel de ineptitud con el betún de que “el medidor fue dado de baja”.

Llamada 12: Mentadas.

Llamada 13: Al cumplirse 48 horas sin luz, se presenta en casa un empleado de la CFE. Abro la puerta y creo que hasta le doy un abrazo, pensando que es el de la cuadrilla. No es el de la cuadrilla. Sólo viene a checar el medidor. Se muestra sorprendido cuando le digo que no hay luz desde hace dos días. Dice que va a dar aviso directamente en su oficina para que resuelvan el lío.

Llamada 14: Mi esposa y mi hija están refugiadas en casa de mi suegra, pues de esperar a que volviese la luz para refrigerar la insulina como es debido mi hija ya se hubiera convertido en malvavisco, por el alza de azúcar en la sangre. Le explico lo anterior a la empleada, que todavía tiene mal los datos de la casa y del contrato y aún pretende que yo page los 4,178 pesos (que ya les pagué y comprobé vía fax y en el centro de atención al cliente). La venita de la frente me pulsa como si tuviera una lombriz revolcada en sal debajo de la epidermis.

Llamada 15: Durante el doceavo intento infructuoso por hablar con un supervisor, la operadora me dice que no hay supervisores en la oficina. “Usted no tiene jefe, es lo que me está diciendo”, asevero, cuando lo que quiero decirle es que ni ella ni ninguno de sus colegas tienen jefa. Madre, vamos. “No, no tenemos jefe”, miente ella. Cuelgo.

Llamada 16: 54 horas sin luz. Como siempre que marco me dicen que mi llamada puede ser grabado o monitoreada para efectos de calidad en el servicio, decido escribir mi propio script diciéndoles el número de llamadas que he realizado, los resultados de las llamadas previas y les informo que yo también estoy grabando las llamadas por mi cuenta, para poder quejarme a gusto. Esto tiene un efecto atemorizador en los operadores, y muchos optan por darme el colgón, pero ciertamente no afecta el servicio. Sigo sin luz. Y los datos siguen estando mal.

Llamada 17: Intento “hacerles la llorona” hablando de la diabetes de mi hija, de los golpes que me he dado en el dedo chiquito del pie a causa de la oscuridad reinante en mi hogar, de toda la comida que se me echó a perder en el refri y de que no puedo seguir por TV la saga del rescate de los mineros chilenos, pero no hay caso. “Ya mandamos una cuadrilla”. No, no lo han hecho.

Llamada 18: 72 horas sin luz. Prácticamente vivo exiliado en casa de mis papás (viven enfrente) o en el café de la esquina, asomándome a la ventana cada vez que escucho el ruido de un motor que se asemeje al de una camioneta de la CFE. Esta historia tampoco les conmueve.

Llamada 19: 73 horas sin luz.

Llamada 20: 74 horas sin luz.

Llamada 21: 75 horas sin luz.

Llamada 22: 76 horas sin luz.

Llamada 23: Al fin, arrinconado y nervioso porque cree que lo estoy “interrogando en una grabación”, un operador me comunica con un supervisor. Le digo que soy periodista (técnicamente es cierto), sigo pretendiendo que grabo la conversación y le exigo una respuesta satisfactoria al “jefe”. Me sugiere proceder con una queja en el centro de atención más cercano. Le explico que es tan efectivo como hacerme diez nudos ciegos en las agujetas y gritarles para ver si se desamarran. Dice que ya mandó un reporte especial y un “reporte interno” para que atiendan mi caso de inmediato.

El disco oficial del Finísimo Apagón 2010...

Llamada 24: 84 horas sin luz. Las tribus lacandonas y los amish me nombran miembro honorario, debido a mi repudio a la tecnología moderna.

Llamadas 25 a la 32: Versiones derivadas de las llamadas previas. Hablo con dos supervisores más. Aún hay datos erróneos en mi reporte.

Llamada 33: Después de que mi papá y mi hermano revisan el poste de luz, se percatan de que el cable parece haber sido arrancado. Hemos estado recorriendo el sur de la ciudad en busca de una cuadrilla, con el fin de llevarlos (quizá agarrados de alguna parte dolorosa de sus anatomías) a que me arreglen el desperfecto, pero nada. Traemos a un electricista del sector privado. Se niega a treparse a arreglar el desperfecto, pero nos dice cómo hacerle. Le digo a la operadora que el cable fue arrancado, e incluso le invento que un extremo del mismo amenaza con convertir en Pollo Kentucky a algún peatón descuidado. Nuevo “reporte especial de emergencia”.

Llamada 34: 109 horas después, ya hay luz. Mi papá, y mi hermano se treparon al poste, con gran riesgo físico y penal, pero asesorados por el electricista y por su servidor, que estaba “echando aguas” por si venía la patrulla. Adaptan una robusta extensión para reponer el cable arrancado. Tomó un par de horitas de astucia, pero los focos vuelven a encenderse en la Finísima Mansión. Le repito a la operadora que no ha venido la cuadrilla a arreglar el desperfecto, y que tuve que hacer una reparación precaria, pero que el riesgo persiste. “Reporte especial” es el nuevo “¿Y la Cheyenne, apá?”…

Llamadas 35 a la 50: Aunque ya hay luz, estoy conectado con el cable que pusimos nosotros los civiles. Mi familia ha vuelto a casa, y en un momento en que yo no estaba apareció una cuadrilla de la CFE… pero cayeron por mi casa por error, pues buscaban la casa de otra persona. Mi esposa les explica lo sucedido, les reclama, pero se limitan a mirar el poste como quien ve un infomercial en la tele de madrugada y dicen que “no están autorizados a cubrir ese llamado”, desapareciendo sin siquiera explicarnos el porqué. Mis llamadas ya no son tan frecuentes, pues al menos hay luz, pero los reportes siguen estando mal.

He tenido la suerte de vivir en el extranjero, donde hay “empresas de clase mundial”. Me ha tocado vivir en huracanes que arrastran árboles arrancados de raíz, que a su vez derriban metros y más metros de cables de alta tensión. Después del huracán Wilma, que dejó al 95% de la ciudad de Miami sin energía eléctrica, pasé 4 días sin luz. Pero una semana después, toda la ciudad estaba gozando de los beneficios del voltaje restaurado.

Odio comparar lo que sucede en México con lo que sucede en otros países, y sé perfectamente que ante las penalidades sufridas por gente afectada por el huracán Karl y desastres similares, lo mio es para reírse (por eso lo pongo en el blog, ¿saben?). Lo único que pretendo aquí es entretenerlos un rato con historias de ineptitud, que a veces son responsabilidad mia y a veces de otros. Sobra decir que este es un caso donde los responsables son dichos “otros”. No pretendo que me atiendan como me han atendido en España, Canadá, Gringolandia o St. Martin. Todos son lugares distintos, con economías distintas e infraestructuras distintas. Con sus pros y sus contras.

Pero por favor, dejen de alegar lo de “empresa de clase mundial”. Sé que no están peor que los que estaban antes, pero tampoco se azoten. Nos falta mucho. Mucho.

Y si mi familia no hubiera aplicado “el ingenio del mexicano”, ¿saben qué estaría escribiendo a continuación, desde un café o el hogar paterno?

389 horas sin luz…

Anuncios

37 comentarios en “Sin luz…

  1. Lic. pos ni como echarle porras.. Ahora todo el pais esta bajo las manos de una bola de inutiles como la CFE. Lo que si le recomiendo es que busque chamba ahi, pagan bien y su Finisima Familia no volvera a pagar un recibo de luz!

    • Mira, yo no estoy a favor de la CFE, pero es bastante entendible que tengan un desmadre, tantos años de malas practicas con LyF no se remedian tan fácil. Yo creo que es mejor que dejes los pantalones Perredistas en otro lado maese.

  2. Pingback: Tweets that mention Sin luz… « Finísima Persona -- Topsy.com

  3. Finísimo, paso a sentir un chorro de pena. Yo tenía un friego de esperanzas en que las cosas cambiaran con el carpetazo a Lucy. Acá en la casa es raro que nos falle la luz, lo que no es raro es que nuestros recibos lleguen carísimos. Los vecinos de colonia pagan 200 o 300 pesos mientras nosotros pagamos 700 a 1200.

    Sí. Mil- doscientos.

    Ya estoy ahorrando para el siguiente recibo.

  4. Mi vecino cada ves que se nos va la luz en la colonia va a las oficinas de CFE y no se mueve de ahi hasta que manden la cuadrilla y en ocaciones se sube a la camioneta y se los trae les dice o van o van y no me bajan de aqui putos..pienselo mi lic para la proxima aplicarles la misma

  5. Acá en mi pueblo de pseudopopó no tenemos ese problema, y una vez que pasé por lo mismo de que no había luz más que en mi casa y que revisé con el multimetro todo el pedo, hasta la mufa, me fui al centro a buscar una cuadrilla y les ofrecí pa los chescos, y en menos de mediahora me cambiaron la conexión del poste, que estaba haciendo falso contacto.

    Lo que si me super mega encabronó, fue un diciembre que estaba en Monterrey, con mis apás y cuando llego a Acuña, me doy cuenta que no tengo medidor, cuando voy y reclamo, me dicen que debo dinero de un domicilio donde rentaba hace 5 años, y les expliqué que era casa de renta y que si estaba a mi nombre pero que yo ya no vivia allí, y me dijeron que ni madres, que ellos buscan a la persona y por esas deudas pueden quitar el servicio en otro domicilio, y como era obvio que era yo, el único Araluce del pueblo, pos luego luego dieron conmigo y les tuve que pagar $1,800, por la luz de otro cabrón, y luego tuve que pagar reconexión en mi casa.

    Pero esa ha sido la única vez que he hecho coraje por la CFE.

  6. A claro!!!! No pagan luz, tienen LAS MEJORES prestaciones y sueldos de TODOS los empleados federales sindicalizados, y en provincia, les ofrecen hasta lo que no tienen con tal de que sus empleados cambien su plaza de provincia al DF y la zona que antes atendia Lucy Fuerza del Centro. Eso como primera opcion, como segunda, los familiares y amigos cercanos de sus actuales empleados tienen preferencia de contratacion CON PLAZA SINDICAL con unas MEGA prestaciones (hospedaje y viaticos) para que se vayan a vivir y trabajar a la CFE en esa zona de vacio… Es triste Toño, pero es cierto, y aun hay mas como alguna vez dijo Raul Velazco en su programa de Siempre en Domingo…jajaja

  7. Pues ni pedo, así es la Compañía CFE (No olvidemos de clase mundial), en todo el país es un asco, aquí en Monterrey hacen lo mismo y también cobran a lo chino, ni como ampararte con estos pedazos de popó, pero bueno al menos ya regreso la luz y esperemos que no vuelva a suceder, saludos.

  8. La verdad, por estos rumbos es poco lo que me puedo quejar de CFE, la verdad han trabajado bastante bien, son muy raros los apagones.

    Y bueno como dato curioso, la CFE fue de las primeras compañías en México en crear su propio Sistema de Certificación de Calidad, en el cual debían certificarse todas aquellas compañías proveedoras de insumos o servicios, hasta donde sé un sistema bastante estricto y efectivo para su tiempo, antes de que se pusieran de moda las benditas certificaciones ISO.

  9. Por situaciones como la que vives, es que existen males como la piratería y los diablitos… por más que uno quiere vivir en la legalidad, a veces no nos dejan de otra… y lo peor es que cuando vayan por fin “a reparar” tu falla” te pueden hasta multar por estarte robando la luz… ¿4,178 pesos? mejor que te enseñen la pistola (porque es un verdadero robo, of course)… el primo de un amigo, vive sin pagar luz desde hace más de diez años, y no tiene el menor remordimiento… claro que ya se le echaron a perder dos teles, un estéreo y tres microondas, por las variaciones de voltaje, pero, una de cal por las que van de arena…

    Saluditos mi lic

    • es que aunque pagues la luz las variaciones de voltaje se dan, a mi me pasó, tena corto el cable del poste, se restauró sola despues de 12 horas y a los cinco días me hablan por teléfono para saber si sigo sin luz, pues le digo que no mamen y se ofenden, mandan a un wey a arreglarme lo y todavía tiene el descaro de decirme que si me gustó el arreglo puedo cooperar para la comida de hoy de los muchachos, no mamar

  10. Por cierto, como que me estoy dando cuenta que a ti eso de las labores varoniles no se te da, como subirte a un poste de luz o arreglar desperfectos electricos o… ser masculino

  11. Yo digo que ya merecen que no les pagues el siguiente recibo, des de baja el medidor y te sirvas alegremente de colgarte de la red eléctrica por medio de un tradicional diablito, que ya mucho les diste para el pésimo abandono en que te tienen, mi Lic. Al fin que si no aparecen por las malas, mucho menos te rondarán por las buenas a ver qué se te ofrece reportar, como por ejemplo si tienes una conexión ilegal o algo para el reporte.

    • Es peor Maese Verte: Para eso si inmediatamente mandan a sus sicarios disfrazados de cobradores a quitarle a uno hasta los calzones.

      Lic. Sempere recuerde que los grandes textos se escribieron a la luz de las velas…

      • Pues qué hijos de puta, mi estimado FBI. Aunque se puede argumentar que así estaba cuando uno llegó a la casa, o que eso fue obra de un bromista, o lo que sea, pero es discutir con la pared. Y qué razón tienes a la luz de las velas se han escrito las obras más memorables y prominentes.

  12. EN EEEEESTA ESQUINAAAAA: TOÑO EL LACANDOOOOOOOOOON SEMPEEEEERE…

    Sí, suena a toda madre como nombre de luchador (el Cara de Niño ya está ocupado).

    Lamentable sin duda la situación de la luz… y ya sé que no es sitio para esto, pero contradiciendo a Chilangozangano, no es por situaciones como ésta que se dan los diablitos y la piratería, mi buen… es precisamente al revés.

    • no vamos a polemizar en el sitio del Lic… lo trágico es la falta de refrigeración de la insulina… pero si tienes que escoger entre: que te roben ellos amparados por un “recibo” o te los chingues tú con un diablito… y no aplica la respuesta barata de que, “si te robas la luz, nos robas a todos”… es como con el petróleo ¿cada cuando recibes tu cheque de utilidades? ¿pos no que el petróleo es de todos los mexicanos? Y no, tampoco aplica con el argumento de que se utiliza en las obras públicas… toda la bola de hojaldras en el gobierno, se despachan con la cuchara grande… el ojete del marcelo, nos subió las tarifas de trolebús (nomás porque los pintaron) el metrobús (que es de a huevo, vean lo que está pasando en vallejo) el metro… y el servicio no mejora en lo más mínimo… la corrupción la generamos todos

  13. Malditos, a mi hace poco se me iba tanto la luz que deseaba haber vivido en la época de los picapiedra para no tener problema y escribir con un cincel.

    De lo peor que me han hecho los de la “Cía de clase mundial” fue cuando llamé por vez número 1000 para quejarme y me dijo el humano que me contestó: ¿le paso un tip? ponga su reporte por internet, a esos les hacen caso más rápido. Aja tarado y cómo diablos uso internet si-no-ten-go-luuuz!

  14. Pues en tiempos de LyF en mi colonia (que esta en los lindes de azcapotzalco y miguel hidalgo, no en los lindes de la ciudad) nos dejaron 2 comodas semanas sin luz, tras eso, fueron 4 dias con un voltaje que iba de los 15 a los 60 watts. . . luego con luz, que duró una nada hasta que se jodio el transformador y “se vieron forzados” a cambiarlo xD asi que ni a quien rezarle!

  15. Aplaudo la civilidad con la que lidias con la frustracion.

    Yo he aplicado las siguientes técnicas:

    Pararme afuera de donde salen las camionetas de la CFE y abordar al una (claro ofreciendole una gratificación por su amable consideración).

    Agendar el número telefónico de un gestor (coyote) para que resuelva todos los inconvenientes relacionados con el servicio.

    Dicho de otro modo no hay alternativa honesta para resolver tu problema, haz como yo, resignate a que la CFE, son un atado de pendejos, corruptos y hasta prepotentes para acabarla de chingar, y hazte a la idea de que tienes que pagarles propina por hacer su trabajo.

    yo lo entendí despues de esperar 2 años a que atendieran un reporte que levanté.

  16. Eso es tener los servicios de una “Empresa de clase mundial” Seguramente estaban arreglando el servicio en China y no podían atenderte recuerda tienen clase mundial ja! Que barbaros esos hijos de su… ah pero tú próximo recibo lo tendras puntualito.
    A mi me a tocado ver a los trabajadores de Agua Potable aca en donde vivo, pueden estar arreglando una fuga días completos, y podran unos 8 trabajadores mirando como corre el agua y esperando a que por obra del espiritu santo se arregle por sí sola. Serán brutos??!!!

  17. No mi lik ese recibo nomás no es normal, a menos de que estés tratando de crear a un ser humano a partir de cadáveres por medio de electricidad no te pueden estar cobrando eso, te diría que llamaras para que fueran a verificar tu medidor pero si no van para arreglar algo tan grande como un apagón ya mero van a ir a arreglar algo que a ellos les conviene, espero que el siguiente recibo no te llegue de más de $5000 (créeme van a tener el descaro de cobrarte).
    Saludos y espero que se arregle el problema.

  18. Mi Lic, acá de este lado, en el municipio de Atizapunk de Zaragoza, los de la asociación de colonos tienen agarrado de los huevos al presidente municipal y en cuanto ocurren desmadres así llegan de volada. Nos han puesto plantas de luz mientras arreglan esos pedos. ¡Yo pago de luz 45 varitos! ¡Láncese pa’ acá! La casa de al lado está en renta.

  19. Que mala onda Finisimo Licenciado, aca por la Calzada del Hueso casi no se va la luz (afortunadamente) pero siempre se aparecen espectrales recibos de hasta $4000 pesotes, una maldita lastima ya que la CFE tiene muy bonitos comerciales que nomas no concuerdan con el servicio que prestan.

  20. oye sempere y no haz pensado buscar un sistema alternopara mantener la insulina de tu hija en refrigueracion para cuando no hay luz?

    yo he visto gente tiene una bateria de coche y un sistema q les permite tener luz cuando no hay servicio

    o de perdis vete por la carretera de cuota a cuernavaca y robate el sistema deluz solar de los telefonos de auxilio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s