Auto-Biografía

Por alguna extraña razón alguien me preguntó en Formspring qué coche tenía, y esto inspiró el hacer un recuento de mi vida adulta a través de los coches que han pasado por mis pecadoras manos y frenadores pies.

VW CARIBE ’83


SU HISTORIA: Mi papá decidió que el mejor medio para aprender a manejar, armado con mi permiso de conducir y mi pinta de idiota sin precedentes, era un aguantador vehículo de la familia Volkswagen, utilizado en su negocio como utilitario multiusos. Éste fue oficialmente el primer coche que cayó en mis manos.

LO BUENO: Un motor decente, buen rendimiento de combustible y potencial para dejar atrás con algo de estilo el eterno estigma de niño que tiene que depender de un aventón de parte de su jefa o del transporte público para movilizarse por la gran ciudad.

LO MALO: Sin estéreo (robado al propietario previo). Siempre contó con un extraño olorcillo a especias exóticas, pues cuando el auto llegó a la casa pasó todo un mes estacionado al rayo del sol (en lo que yo aprendía a manejar y obtenía el permiso), con tan mala suerte que el vendedor/repartidor de la empacadora de embutidos que usó el coche antes que yo tuvo a bien olvidar en la cajuela una pieza entera de queso de puerco. Pese a lavados intensivos de vestiduras y a la constante presencia del Vainillino Cotorro, el coche siempre olía como a restaurante hindú.

AL MANEJARLO ME SENTÍA: Aterrado. Era mi primer coche, así que la mayoría de mis desventuras como conductor primerizo sucedieron a bordo de este centelleante bólido azul metálico.

SUS ACCIDENTES: Le doblé la defensa delantera cuando me encontré a un Topaz (propiedad de Michel, mi amigo de la prepa) parado al doblar una esquina y mis frenos no me detuvieron a tiempo. Le sumí la puerta del conductor una vez que me orillé demasiado en un camellón antes de dar una vuelta a la izquierda, con tan mal tino que no puse atención en el poste de alumbrado público que tenía en mi “lado ciego”. Cuando empiezas a manejar, todo incidente puede atribuirse al dichoso “lado ciego”. ¿Le diste un defensazo al coche de adelante? Se coló por el lado ciego. ¿Vomitaste en el asiento después de media botella de Bacachá blanco? Lado ciego.

VW GOLF ’88


SU HISTORIA: Mi papá adquirió un par de Golf, blanco y azul, para él y mi mamá. Pero mi jefa, acostumbrada a coches grandes (manejaba un Caprice ’81 que daba como 2 kilómteros por litro) y de transmisión automática, se negó a probar suerte con la transmisión estándar del Golf. En vez de malvenderlo, mi jefe me asignó un auto con escasos 200 kms en el odómetro para sustituir al Caribe.

LO BUENO: Todo. Déjenme decirlo aquí, de una vez: es el mejor coche que he manejado en toda mi vida. Rapidísimo, incluso más que su gemelo de color blanco, que se quedó mi papá. Cómodo en demasía. Le compré un magnífico estéreo Alpine, un par de bocinas JBL y un amplificador Kenwood, así que mis cassettes de Rush, Def Leppard y Marillion me acompañaban a todas partes. Fue aguantador y duradero como el que más. Incluso después de dos sólidos encontronazos, el buen Golf nunca decepcionó. Déjenme enjugar una lagrimita en su memoria…

LO MALO: No tenía aire acondicionado, así que su color azul oscuro se convertía en un horno de convección durante los meses de calor. Pero aún así lo amaba con locura.

AL MANEJARLO ME SENTÍA: Como un híbrido de Steve McQueen y Nigel Mansell. 8 años después de sacarlo de la agencia llegué a levantar su motor a casi 180 km/h en la carretera de Cuernavaca. Te extraño, Golf.

SUS ACCIDENTES: Un par de años después de adquirido me patiné en una curva del periférico y el chasis se descuadró ligeramente al golpear la banqueta. Y un año más tarde tuve un soberbio encontronazo con un Dart ’73 que se cruzó imprudentemente la avenida que pasa frente al domicilio de mis papás. El coche se arrugó como acordeón, pero yo salí ileso… y el auto revivió después de un par de meses en la agencia. Mi Golf era como el xodido Terminator.

FORD GHIA ’93


SU HISTORIA: Un aborto automotriz. La socia de mi papá quería deshacerse de él, así que se lo cambió a mi papá, quien se ilusionó por proporcionarme un auto con “mayor estilo” que el poderoso Golf. Craso error.

LO BUENO: Tenía aire acondicionado.

LO MALO: Todo lo demás. Motor problemático, dirección bailadora, malos frenos, extrañamente incómodo (pese a sus asientos de piel), inestable en carretera, consumidor voraz de gasolina, chorreaba más fluidos que Jenna Jameson. Le metí más dinero en un año de conducirlo que todo lo que gasté en el Golf durante sus años de servicio intachable.

AL MANEJARLO ME SENTÍA: Como un proxeneta que contempla un futuro cambio de giro hacia una profesión más respetable, como gerente de un Vips o algo así.

SUS ACCIDENTES: Un golpe debajo de la puerta del pasajero que le di contra una banqueta, mientras sorteaba una difícil curva de subida ante la embestida en sentido contrario de un camión de basura. Le ponché las dos llantas llegando a Televisa Santa Fe por el área de Contadero, en mi eterna búsqueda de atajos ante la diaria frustración que representaba manejar por el Periférico en horas pico.

NISSAN PICKUP ’94


SU HISTORIA: Vendí el Ghia después de su cuarta visita al taller mecánico en menos de un año. En lo que compraba otro auto, tomé prestado el auto comodín que había en la casa, una incomodísima pickup que mi papá compró como experimento y que ahora nadie quiere recordar.

LO BUENO: Tenía caja (como todas las pickups) y una bola para remolque, así que constituyó el vehículo ideal para mover el equipo de sonido para fiestas y eventos que mi

Casting FAIL...

hermano El Nel y yo teníamos como incipiente negocio.

LO MALO: Una dirección durísima, una suspensión demoledora para cualquier poseedor de riñones y un motor que sólo tenía dos modos de reaccionar ante el uso del acelerador: saltar violentamente hacia adelante o sobrerrevolucionar la máquina como si fuera una podadora atorada.

AL MANEJARLA ME SENTÍA: Como Erik Estrada en “Dos Mujeres, Un Camino”. De hecho la camioneta recibió el sobrenombre de “El Trailer” (pronúnciese “tréiler” como pocho venido a menos).

SUS ACCIDENTES: Ninguno, por fortuna. Y es que creo que un encontronazo en este armatoste probablemente hubiera sido fatal, así de inestable se sentía en movimiento.

VW JETTA ’98


SU HISTORIA: Primer auto nuevo adquirido por mis propios medios, vía Auto Financiamiento Volkswagen. Error.

LO BUENO: Fue un buen coche… los primeros seis meses. Pero hasta después de entregado me di cuenta de que me habían ensartado con un auto del color que no quería (blanco), sin aire acondicionado ni estéreo. O sea, más austero que un documental guatemalteco.

LO MALO: Aparte de lo que acabo de mencionar, este auto me hizo renegar por primera vez de la familia Volkswagen. El motor era bastante malo, se averió en repetidas ocasiones y pasó muchísimo rato en el servicio por problemitas aquí y allá.

AL MANEJARLO ME SENTÍA:
Como alguien a quien le vieron la cara.

SUS ACCIDENTES: Otro saldo blanco. Claro, es difícil tener accidentes en un coche que se la pasa metido en el taller mecánico.

VW PASSAT ’02


SU HISTORIA: En vísperas de la mudanza a Miami, un colega de Televisa EEUU también se mudaba hacia México. Como había adquirido el lease de un auto, me lo ofreció por el resto del plazo en lo que yo adquiría un coche propio.

LO BUENO: Comodísimo, maravilloso motor, excelente manejo. Me proporcionó grandiosas memorias y una reconciliación con Volkswagen.

LO MALO: A un par de meses de vencer el leasing del Passat comenzaron a aparecer ciertas fallitas engorrosas del sistema eléctrico, al parecer consistentes con la experiencia de esta marca en casi toda su línea. Alguien me explicó alguna vez que los tableros de Volkswagen suelen ser muy pesados, y que por eso tienden a hacerse ruidosos después de unos añitos. Me imagino que mi coche fue prueba fiel de esta teoría.

AL MANEJARLO ME SENTÍA: Como un ejecutivo yuppie que pone más atención en la eficiencia que en el estilo. Primera y única vez que me he sentido así, por cierto, pues los autos que más me llaman la atención son las camionetotas Ford y Dodge. Soy un redneck automotriz…

SUS ACCIDENTES: Ninguno. Bueno, se lo presté un día a mi amigo Beto y él le dio un leve llegue, pero lo arreglaron de volada en la agencia.

HONDA CRV ’03


SU HISTORIA: Ahora sí, un auto nuevo comprado en Miami. Originalmente destinado para mi esposa, pero se negó a manejarlo y acabé usándolo yo al vencer el lease del Passat.

LO BUENO: Muy útil, muy segura, nulo mantenimiento, excelente aire acondicionado (algo esencial en Miami).

LO MALO: No tan económica. Hace muchas cosas “bien”, pero no es “espectacular” en ningún frente. Es práctica, pero no como una camioneta o pickup grande. Es cómoda, pero no como una minivan. Es estable, pero no como un sedán… y así.

AL MANEJARLO ME SENTÍA: Como un padre de familia suburbano. Y es lo que era, así que todo bien.

SUS ACCIDENTES: Una camioneta Jeep se estrelló por detrás de nuestro coche cuando estábamos parados en un semáforo. Mi esposa y Natalia sólo se asustaron, pero a mi me quedó un leve dolor de espalda que acabó por provocarme una lesión más o menos seria, misma que ya he ido aliviando con terapia y atención médica. Me quedó claro que es un auto seguro y bien armado, y ahora se encuentra en Miami esperando mi regreso eventual.

LOS DEMÁS…

El Rover: Padrotón, pero con clase.

El auto de mi esposa, un Honda Accord ’08, fue el otro coche adquirido en Miami que manejé de vez en cuando (es un GRAN vehículo, sumamente recomendable). Acá en México no tengo coche propio, así que de repente me prestan una Freelander ’06 de Land Rover que por consenso general es lenta, incómoda y no muy agradable en trayectos que excedan los veinte minutos. También hay un sedán de lujo que me enloquece: un Rover ’74 modelo 2002, señorial y elegante como pocos. No sé mucho de motores, caballajes o cuestiones técnicas, así que mis pocas apreciaciones respecto a los autos están más relacionadas con su aspecto práctico. Aún así, creo saber lo suficiente de un coche para recomendarlo o no. Y no importa mucho si han sido buenos o malos, lo increíblemente cool de los autos es que podemos narrar muchos pasajes de nuestras vidas al repasarlos en la memoria. Me imagino que ustedes pueden hacer lo propio…

50 comentarios en “Auto-Biografía

  1. Pingback: Auto-Biografía | rssPais.com

  2. NOTA Y CREISTE Q TE IBAS A DESAHACER DE MI ?POS NO. Y COMO DICE MI SOBRINO ejele ejle ejele se lacreyo se la creyo

    pos yo solo e tenido un carro en mi vida. un muntang pinto de 4 cilindros q me costo la friolera como de 1200 pesos en el a#o 1999 y solo lo maneje como dos dias lo estacione y ahi se quedo durante como 10 meses, yo aprendi amanejar en un vocho q era taxi y despues en una caribe.

  3. El atroz encanto de ser conductor en la ciudad de México es algo indescriptible: Molestar sistematicamente al que va adelante, la bocina capaz de disolver cualquier trafico en las principales avenidas, la ley de la masa aplicable si tienes una mamivan y tu oponente un pequeño Fiat.

    De los vehiculos odiados hasta el momento solo he maldecido a uno: El plastilina, si ese hibrido de la nissan con renault. Refacciones terriblemente caras y una funcionalidad para maldecir.

  4. Mi primer auto fue un Caribe ’82, mejor conocido como el Gremlin-móvil. Los recuerdos!

    Solia ser azul pero como que verdeaba por la severa corrosion en varias partes de la carroceria; era dos puertas y la del piloto solo abria por fuera y la del pasajero solo por dentro, no tenia nada electrico y no tenia direccion hidráulica asi que para las estacionadas me sentia Lole el trailero, el polarizado estaba todo burbujiento y ya era de un tono como violeta, y las llantas, bueno, tenia mejor dibujo una pelota de basketball. Stereo de cassette obviamente, y el radio era de los de darle botonazo para cambiar la estacion. Le hice una alteracion en la manguerita para los limpia parabrisas de manera que cuando presionabas la palanca el agua saltaba hacia los lados con bastante presion, facil unos 3 mts. asi que saliendo de la prepa recorria toda la calle Carlos Blake mojando a los que iban a pie.

    Me dolio en el alma cuando nos mudamos de ciudad y mi madre se nego rotundamente a que lo trajera conmigo asi que pase varios años hasta que me pude hacer de otro auto que si fuera mio.

    A diferencia del Sr. Lic. Sempere Fi, yo si soy fanatico de los autos VW.

  5. Por alguna razón ( mi padre) sólo he tenido vehículos Ford…

    El primero que me tocó manejar un retrete de Topaz en el que mi hermano tuvo a bien volar hacia un terreno baldío. Fin de este carro.

    El primero que compré, un Cougar ’93, con un motor 302 (pa’ mi gusto, el mejor motor de esta marca).

    Actualmente, conduzco una pick-up Ford ’97 que no pienso cambiar en un buen rato (porque no me alcanza para cambiarla en un mal rato).

    • Definitivamente el mejor motor de la Ford es el 302, en Monterrey a los carros y camionetas que traen ese motor normalmente se les instala equipo de Gas, para que salga bara, sino necesitas un Tanque de gasolina pa´ir a Soriana. Peor si traen el carburador de 4 gargantas venturi.

      • Pues te diré, compadre… el equipo de gas no te hace el carro más económico. En el mejor de los casos, si el equipo está bien instalado, terminas gastando la misma lana en gas que en gasolina.

        Para ponerlo con numeritos: quizá el gas te cueste 2 o 3 veces menos que la gasolina, pero el rendimiento es 2 o 3 veces menor, so…

        • además se te jode por la falta de lubricación que la gasolina da y luego en la reparación gastas mas

        • Claro que les estoy hablando de hace Aprox. 15 años, ahorita con los precios está super cabrón.

          Pero en aquellos días si hay muy buenas experiencias de $$$ con equipos de gas.

          Cálmate Víctor, no son motores de inyectores, aunque sí se veían medio café las camisas del pistón.

  6. Yo he tenido de todo, desde manejar los carros de mi mamá y papá (Rambler American ’76, Volare ’81, Shadow ’89, Century ’91, Voyager ’93, Monza ’98 y Astra ’03, todos aburridos y lentos excepto el Astra) hasta los mios mios desde hace unos años, primero una camioneta chocolate Mitsubishi ’87 incomodisima y lenta como la fregada, despues de esa me toco estrenar una Tornado ’04, muy comoda, rápida y con su equipo de sonido Alpine increiblemente ruidosa.
    Actualmente tengo un Peugeot 206 al que solo le cambie el estereo de agencia y le puse unos rines de 17″, se agarra increible en las curvas y corre como demonio, hace poco hice un viaje a Cd. Valles, un trayecto que en teoria es de 5 horas por lo curveado de la carretera, yo lo hice en 3 horas y media, excelente excelente auto.

  7. Yo tuve los mismos problemas con el Jetta ’95. Y tenía quemacocos, así que eso le añadió un par de meses extra con el mecánico-eléctrico

  8. Nel weyes, pos yo puro camión, “rait” o de a coleón en un tope. Aun no he tenido la fortuna de estrellar por primera vez un auto. Tal vez un un futuro no muy lejano, cuando mi salario de “cerillito” sea generoso y me compre alguna carcancha sacada de algún yonke.

    • La misma historia, yo camión y mis piecitos, ni a bici llego, es más no se andar en bici. los carros que ha habido en casa han sido obviamente de mi apá y solo recuerdo un vochito azul, un tsuru gris y un dart (ah ya ni recuerdo si es el nombre correcto)

  9. ahora mismo tengo lo que se me enjaretó como primer coche: una silverado ’98. es como suburban o algo así. en el aspecto de confiabilidad, nunca me ha fallado. el problema viene cuando hablamos de comodidad: no aire acondicionado, no radio, asientos de piel maltratados y calientísimos en verano, y algo de dificultad al meter freno. además, es de un color vino que mas bien ya parece rosita, cosa que nunca me gustó.

  10. Esa CRV tiene un claxon bien bien BIEN putis xD, siempre ando chingando a un cuate que tiene una y el pinche claxon es pero que el de un vocho xD. Yo solo he tenido un carro, el fiesta ’04, la neta me la pasé bien chido con el hasta que terminé de chofer de la familia, después ya no fue lo mismo. Aprendí a manejar en un vocho con unos frenos de disco que si frenabas a 6 mts. de otro auto, probablemente le pegarías y con cero dirección hidraúlica que casi casi me hizo brazo de camionero. En la chamba a veces conduzco las ranger propiedad de la compañía y la neta son bien pinche cómodas.

  11. ah si cierto mi lic. que raro que a tu generacion no les obligaban sus jefes a estrenarse como conductores con el feo pero infalible vocho como a tu servilleta cuando ya iba en el ultimo año de prepa, haber si me acuerdo
    mi 1er auto que en realidad era de mis viejos pero me lo asignaban fue un volcho rojo medio puteado del 80 y algo pero bastante funcional y economico por decir algo alla en los 90’s ir de cancun a playa cuando andaba por ahi me saldria como en 20 pesotes (ahora serian como 150 lanas de ida y vuelta), el 2ndo fue un jeep willys, tragaba como madres (supongo que asi han de consumir gas las hummer) igual algo puteadon pero levantaba varias jevas por kilometro pues estaba bastante bien y al manejarlo me sentia como mr t cuando andaba en a-team bien machin, luego un tsuru II economico con madres hasta en sus refacciones, despues pase a una moto en los años de la carrera una rebel 45o que tube que vender para hacer la vaquita con un compa y montar un negocio, de ahi a un volcho 72 con carroceria 8o que al principio estaba bien madreado pero lo tunie y modestia a parte me quedo bien chido, tanto que un cuate de mis papas estaba chinge y chinge con que se lo vendiera y fue tan insistente-fastidioso que se lo vendi, actualmente un golf y por poco era un platina (que gran mierda de auto) y si van bien las cosas chance vaya por un spark por lo economico en su consumo
    2 percances uno con el 1er volcho por llevar al centro de la ciudad a un primo a que este cabron cambie sus sneakers y por mi inexperiencia golpeo a otro volcho al salir (lo bueno es que el dueño se porto super amable y sin ningun problema pude reparar el daño pero tube que recurrir a mi viejo por varo y ahi si estubo buena la cagotiza) y hace 2 años un pendejo se volo el alto y pues lo choque sin tenerme la culpa pero el muy cabron se pelo pues su coche estaba menos dañado que el mio y a pesar que meti denuncia publica pero como era epoca de reemplacamiento pues nunca di con el que me choco y me la pele y ya.
    y en la anecdota irresponsable mi 1er carro que maneje ever fue una camioneta bien chingona chevrolet 450 con clima y todo ahi en el malecon de campeche tendria como 13 años y a los 15 maneje una combi en la ruta boca paila punta allen en cantina roo

  12. Yo aprendí a manejar con una Chevy Van 1979, cuando tenía 10 u 11 años, mi apá es mecánico así que necesitaba un güey que le moviera y estacionara los carros, o sea yo.

    Compro un Jeep CJ5 1985 que nunca, NUNCA me prestó, y otros carros que jamás manejé.

    Al último se quedó con una Vagoneta Fairmont, que en ocasiones manejaba.

    Y la transmisión Standart la aprendí con una camioneta Nissan Estaquitas de Micro Data, me acuerdo cuando iba por colón en pura primera, y que se me mataba a cada rato, jajajaja y recuerdo al primer vez que se me mató en una subida, y que no sabía como hacerle para soltar el freno y el clutch y acelerar, y se iba para atrás y tenía fila, JAJAJAJAJA y que un señor desesperado se bajó y pensé que me iba a empinar, y me quitó y él la prendió y la estacionó para que ya no estorbara y ya se regresó a su carro, y yo me pasé toda la tarde queríendo mover la camioneta en esa subida. FAIL

    Luego fue el Nissan Tsuru GSII 1998, jajajaja en el que casi me maté como 5 veces. Era standart pero ya le sabía con madre. Ahí empecé a amar la marca.

    Luego tuve el Bel Air 1958, Burrónica del cual puede usté leer aquí

    En Acuña, el primer carro que compre fue un Altima 1993, que creo ha sido el mejor carro que he tenido, lo tuve 3 años, y upgradeé a un Malibu 2000, el cual se la vivió en los talleres, me lo cambiaron en la agencia por un grand prix, que es el que traigo y que la verdad me ha salido muy bueno, aunque es medio gastón de gasolina por tener motor de 6 Cilíndros.

    Compré un Máxima y era una chulada, pero por una pésima administración de $$$ de mi esposa, lo tuve que transpasar.

    Y tenía la intención de enganchar un carro del año este año, pero no tiene caso pagar para que me lo quiten los malandros.

  13. te falto mencionar el rubro de si hechaste pata en el coche en turno y en que partes…

    el rover no te hace ver…secuestrable?

    mi primer coche, en el 2007, un stratus 97, corria pocamadre, me hacia sentir judicial noventero, heche pata con mi seño 4 veces, le rompi los dos espejos laterales, le descuadre el cofre y lo amarre con un cincho, a mi esposa se le levanto dicho cofre a 100 km/h en el periferico regio, ella se zurro del susto y yo me zurre de la risa de su susto, al stratus le dejo de funcionar el limpiaparabrisas y maneje muchas veces en la lluvia a-la-ace-ventura con la cara afuera de la ventana. ame ese coche, lo apode el mOfO 1.0

    el mOfO 2.0 salio joto, un chevy comfort 2009, mi primero de agencia y del año, me convencieron al ASEGURARME que seria negro, rin 17 y kit deportivo, vidrios polarizados..total bad ass…termino siendo automatico, negro, sin kit deportivo, rin 16, una calca jotisima de un hongo rosa en la defensa, muñecas de mi hija en donde van las bocinas traseras y un collar de luau colgando de el retrovisor…gritando ESTE HOMBRE TIENE 2 MUJERES PERRAS!!!

  14. mi lic aprovechando si es que hay complacencias que pedo con los nombres de algunos autos, de donde los sacan, por ejemplo el gremlin (existio el auto mucho antes de que existiera la movie con el mismo distintivo y cristal panoramico poco menos que practico pinche burbuja) y la rambler de la amc (autos de feo lo que le sigue) o los cambios de mote entre paises, por ejemplo el rabbit gringo-europeo fue si no me equivoco nuestro caribe, ahora por ejemplo el ford pajero, el mazda laputa y el nissan moco (que pa acabar de joder el mas comercializado es el verde) no se con que nombre si es que llegaron los hayan traido a este pais (fail at marketing)
    y por cierto que pedo con los 8o.eros dart k y el volare k, si eran la misma mierda recuedo que hasta costaban lo mismo (un millon de viejos pesos en la epoca de chupacabras salinas)
    un auto que ame de mi father fue el maverick un autentico violador de gasolineras pero comodo, rapido y estable, hasta me creia el primo luke de los dukes of hazzard (ah que rica estaba catherine bach)

  15. Yo sólo he manejado el Cavalier de mi hermano y ni terminaron de enseñarme bien, lo vendió y ahora se conforma con el Chevy rojo que le dió la empresa. Por demás, quiero un MINI Cooper azul. Fin.
    Por cieto desde hace buen rato quiero decir que yo avalo los Tacos Charly, soy bien fans.

  16. “Mi Golf era como el xodido Terminator.” Epic

    “chorreaba más fluidos que Jenna Jameson” jaja

    Yo tengo 19 años así que sólo 2 carros han pasado por mi y de los dos me he enamorado mal pedo.

    El primero un Cavaliere 98 azul hermoso se lo compró mi papá a una señora avanzada en años que lo tenía guardado y había sido la dueña única allá en el hermoso y lejano 03 y me lo prestaban para de vez en cuando ir a la escuela (lo sé padres inconscientes) y después me lo dieron en el 05. Lo dejé porque le fui al internado al DF (cosa que no me arrepiento) y lo vendieron.

    En el 08 papá le compró a un amigo suyo un Derby 04 para mi mamá que pasó a ser parte de mi…

  17. pues mi primer carro fue un Shadow 89, me lo heredaron por allá del 93 y a pesar de la fama de chrysler, fue un carro aguantador y que decir, daba para el desmadre y la pachanga, se manejaba solito a la casa.

    despues maneje un New Yorker 93, cagadisimo ver a los valet parkin espantados cuando “el carro habla wey”.

    el primero de agencia un Ibiza 2003, malísimo, se jodió de la computadora de seguridad a los seis mese de sacado de la agencia y estuvo detenido por cerca de otros seis meses en lo que les llegaba la computadora de Europa, lo vendí en cuanto me lo entregaron.

    Una chulada, un Audi a4, hasta el día en que salieron en la agencia con la mamada de que el turbo se jodió, dos veces en menos de un año lo cambie y pues a chingar a su madre, lo vendi así madreado y con el producto compre un auto para salir del bache.

    Así adqurí un bonito Polo, solo lo tuve como nueve meses y lo vendi para comprarm eun Altima v6, quería un máxima pero la diferencia en ese momento me madreo y pues ni modo, este era negro por dentro y por fuera, el aire acondicionado a todo lo que daba y gastaba de gas que daba gusto, pero a cambio corría de a madres.

    y al actual un mini cooper s, comodo para mi pero nada más, no metas a nadie mas o ya hubo pedo.

    en el inter le he comprado o ayudado a mi mujer con un polo que murio en feo accidente a manos de su primo, dejó una patineta y nada más, de ahí a una Aerostar 94 y despues una Aztek 2001, bien freak pero chingona la camioneta y a la actual una RAV 4 de tres filas, para la familia.

  18. Pues el único coche que ha salido de mi bolsillo ha sido un Nissan Máxima color vino modelo 2001 Americano legalizado que me traje desde Oklahoma vía Cd. Juárez. Una belleza. Lo llegué a levantar hasta 220 km en el tramo Querétaro – Irapuato. Nunca me falló. NUNCA.

    Pero se lo empezaron a acabar mis vecinos y mi familia. Mi ex-cuñado lo raspó en un tope y le fregó el mofle, mi hermana mayor le tumbó la puerta del conductor (si así como lo leen), un idiota me chocó la parte trasera estando parado en una glorieta (no quiso pagar y afortunadamente practicaba béisbol en esos días, se los dejo a su imaginación.), un ratero rompió la aleta izquierda del vidrio de atrás (para robarse una caja con revistas, imagínense y me costó un trabajo conseguirla; era americano), los vecinos me acuchillaron una llanta y en un viaje en carretera un primo le fregó un conducto del aceite de transmisión. Fin del coche. Vendido.

    Nunca lo choqué, nunca le pegué, lo lavaba cada semana más o menos. Duró maravillosos 4 años, sin una falla importante.

    No me gusta mucho manejar, pero adoro manejar en carretera. Manejar en la ciudad me pone de malas. Muy de malas. Toco el claxon cada 5 segundos. Es una de las razones por la que no tengo coche ahorita. La otra es el dinero. =P

  19. Yo aprendí a manejar en un carro que le regalaron a mi papá un Cadillac Sedan Deville ’93, aunque yo quería aprender en el Impala Chevrolet ’71 pero gracias a que mi hermano lo desvieló, no se me hizo. Luego mi papá trató de enseñarme en una camionetita pick up que usaba para el trabajo una mazda que no recuerdo qué año era pero era standard y pues como es algo impaciente, se dio por vencido y ya mejor no le siguió con las lecciones. Compramos un carro Spirit le ’90, ah cómo corría ese carro (si hablara ese carro), debido a eso los agentes de tránsito me pararon 2 veces pero en ninguna le di pa’ sus “chescos” ni me multó (si me ha seguido no me alcanza, lástima que se paraban en medio de la calle, ni cómo evitarlos). Cuando llegué a este pueblo, decidí cambiarlo por una camioneta pues cuando me tocaba hacer interinatos, me enviaban a escuelas donde las calles no están completamente pavimentadas, pura terracería y hoyos del tamaño de mi carro, el peligro era cuando llovía. Ahora traigo una Tahoe ’95 4 x 4 que también me encanta y es super cómoda para viajar y aunque es 8 cilindros no me gasta mucha gasolina.

    • Ja! que chingon esta este post..que recuerdos.

      Mi primer coche fue un Vocho 1973 1/2, el primero con las calaveras traseras grandes. Se lo dieron a mi papá en pago de una deuda de 2500 pesos allá por principios de 1994, al maldito vocho todo le sonaba, no habia parte que no trajera por lo menos un raspon, no se sabia si era azul o gris y las llantas traseras eran una rodada mas grandes que las delanteras…pero era una chingoneria, jamas nos fallo y en las tormentas en Queretaro era cagadisimo ver coches mucho mas fregones varados pero el vocho seguía y seguía. Era el unico de la secundaria que traia coche pero me daba pena llevarlo porque si estaba bien jodido…las jevas no se subían. Tuvimos ese vocho por un par de años y después mi jefe lo vendió. Me dio la mitad de lo que le pagaron por el.

      Después de algunos años de andar a pata, en bicicleta y a camioncito tuve mi primer empleo ya como profesionista y le compre a mi papá un coche que tuvo por 7 años; Un flamante Chrysler Dart Europa 1988 de dos puertas. A pesar de que el carro tenía 15 años cuando se lo compre estaba enterito, 132,000 kms originales, azul metalico e interiores grises, con un autoestero de CD Kenwood. Era un coche elegante y medio deportivo porque solo era de dos puertas, automático y de muy buen rendimiento de gasolina. Lo unico malo es que no corria mucho y al llegar a 120 sonaba muy forzado, fuera de eso muy buen coche…las jevas lo chuleaban mucho por lo cuidado que estaba y lo comodo que era..en su interior dos chicas conocieron lo que es el amor..jejeje, si ese carro hablara.

      Despues del Dart tuve un Cutlass Eurosport 1990 que tuve que comprar de emergencia, lo que tenía ahorrado para otro coche y lo que consegui de la venta del Dart tuve que pagarlo en un choque…el Eurosport me lo dieron a buen precio y estaba deteriorado de abandono pues lo dejaron sin uso en la calle un buen rato, pero el motor 3.1 MPFI no tenía madre (solo tenía 150,000 kms lo compre en diciembre de 2005), las otrora vestiduras de piel parecían de escroto de elefante y el autoestereo original no ayudaba en nada a hacer mas aguantables los trayectos de la casa al trabajo. Poco a poco lo fui levantando metiendole tapicería, llantas, amortiguadores, un Sony Explod y le arregle el aire acondicionado, ademas de que siempre lo traia bien limpio…jalaba de poca madre ese coche y para ser V6 no tragaba tanta gasolina, estaba solo por meterle pintura para que quedara perfecto cuando un pendejo en una S-10 me dio alcance y le jodió toda la parte trasera, tuve que venderlo como chatarra pues arreglarlo me salía mas caro que el coche en si…pero digno hasta el final, llego jalando al Yonque.

      Con lo que me dieron de compensación del choque mas la venta de mi Eurosport 1990 me hice de un Eurosport 1993, en buenas condiciones generales, con quemacocos, amplio a madres y con el mismo motor del antecesor…si se ve un poco mas moderno por los spoilers y la parrila que tiene, solo que este si me salió mas latoso y seguido da fallas del sistema electrico, fuera de ahí cuando anda trabajando bien es un gran carro y no le pide nada a un coche reciente, veloz, agil, comodo, excelente para correr en carreteras. Vivo en Queretaro y con ese coche me he ido hasta Nuevo Laredo agusto levantandolo hasta 170 kms.

      En el inter de los Cutlass, con un ahorro y una buena oferta me hice de mi actual carro junto con el Eurosport 93. Un Seat Cordoba 2005 color azul metálico e interiores gris, agarre urgida a la ex dueña y me hizo una muy buena oferta por un coche de solo dos años de uso. Ademas de su linea, me gusto mucho su equipamiento pues trae todo lo que un carro necesita para que andes agusto en el (aire acondicionado, volante de posiciones, electrico, quemacocos, el sonido de agencia suena muy chingon, rines y llantas de cama baja) es un coche muy veloz, y su estabilidad de permite agarrar una curva a buena velocidad sin derrapar. Es discreto, y no es tan pretencioso como otros de su misma linea. Lo mas que he llegado a Levantarlo es a 190 en la maxipista de Guanatos…le he sacado a meterle mas.

      Otra cosa que me gusta mucho de este Seat es que sus servicios son relativamente económicos y su motor 2.0 te da muy buien rendimeinto de combustible. Me gustan mas los Cordoba pues no estan tan vistos como el Ibiza. Hay menos. Lo que si me caga es su durisima suspensión y por lo chaparros que están andas raspando en cualquier topesito. Fuera de ahí un gran coche.

      Espero que con una lanita que me va a caer y la venta del Seat pueda hacerme de otro mas reciente. Me gusta mucho el Honda Accord, El VW Bora o el Chevrolet Vectra. Cual recomiendan mas?

  20. Orale, la pickup está matona. Pero.. qué cargabas en ella? ¿indocumentados?😀
    Yo manejo un toyota camry 88′ lo quiero porque uno igualito sale en una película de al Pacino: Sea of love…

  21. jajajajaja que buen post… bueno ahi va mi reseña…

    El primer carro que tuvimos fue un datsun modelo 86 creo… alias el tiburon, porque el dueño anterior le había puesto unos espejos no donde deben estar, sino en el cofre que le daban aspecto como los ojo sde un tiburon martillo o algo asi, mi hermano se encargo de incrustarlo abajo de un camion urbano, antes de que empezara yo a manejar…

    Era un carro mas bien feon, aqui aplicaba la frase de “es mas triste andar a pie”

    la anecdota de este carro es que una vez fuimos a comprar marisco y el olor se le quedo incrustado a pesar de las lavadas, ese día salimos con una viejas… y por culpa del olor fue una de las peores salidas… creo que el marisco repelia el olor a pescado femenino…

    Despues tuve un Tsuru III, blanco con dos rayas azules que iban del cofre a la cajuela… para que se viera deportivo pues… aja!

    con ese tuve la dicha de atropellar a un cristiano, romperle la pierna y tener que pagar sus curaciones, desde entonces le agarre idea a los frenos de los Tsurus, se me hacían muy malos y de lenta reacción… cuando baje a auxiliar al atropellado reacciono y m e dijo: ¿Viste quien me atropello? y yo no sabía si decirle o no que había sido yo… al final termine por decirle que sí, resulto ser amigo de una amiga y terminamos siendo mas o menos cuates… en la medida de lo posible..

    De ahi tuve un Chevy modelo 98 buen carro, economico, alias el pato por ser blanco con un aleron negro atras, por alguna extraña razon el dueño anterior le había puesto unas coquetas luces amarillas en lugar de los faros que cambie inmediatamente, el problema era la dirección estandar y que no le servia el velócimetro…

    este acabo abajo de un trailer en carretera que se me colo por mi lado ciego (sempere dixit) me hizo dar dos vueltas y acabar en medio de la carretera entre el zacate, ileso, siento que volvi a nacer ese dia… pero mi carro no

    Por último, con lo que me dieron del seguro del chevy saque un pointer 02 de la volkswagen, alias el ultrapato (era blanco y como el anterior tambien le decian el pato pues… poner apodos nunca ha sido mi fuerte), que es el carro que tengo hasta la fecha, con unos respetables 217,000 km… recorridos, unico dueño, creo que si lo he usado algo pero se me hizo un carro confiable, económico con sus detalles, como tu dices el sistema eléctrico luego se pone extraño, pero bueno en terminos generales el motor nunca me ha dejado botado

    y estoy en planes de cambiar de carro, pero a ver que dice la crisis este año, sino al siguiente seguro!

    saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s