Hermana República de PeriCoapa

¡Lleve los "pupiletes", llévelos llévelos!

Hoy regresé a este sitio sui generis después de… ¿qué será? ¿7, 8 años? No me acuerdo, a ciencia cierta. Sé que fue antes de irme para Miami porque ahí era donde compraba mis videojuegos (Playstation 2 en ese entonces) cuando no tenía un viaje al gabacho en ciernes. Pagar precios de centro comercial legítimo no era la opción inteligente cuando tenías a quince minutos de casa un auténtico emporio de fayuca, pirataje y mercancía ecléctica. PeriCoapa, tú y yo nacimos para entendernos mutuamente.

Soy lo suficientemente anciano para recordar los albores de esta singular colección de puestos mugrosos y llenos de curiosos artículos cuya proveniencia siempre era motivo de debate. El primer bazar sabatino al aire libre que conocí, de muy escuincle, se llamaba Peri13, pues se instalaba en la lateral del periférico, en el estacionamiento/lote baldío de lo que era entonces el Canal 13 de Imevisión, hoy TV Azqueta. Unos años después surgió PeriCoapa, la alternativa aún más baratera y turbia en su origen. Y para mí se convirtió en una ventana al paraíso consumista.

¿Lencería chafa pero "sepsi"? ¡Claro que sí!

Verán, siendo hijo adoptivo de la antena pornobólica, mi cultura mediática me recetaba toda clase de anuncios de TV gringa. Y como ya les expliqué que soy el clásico ejemplo del idiota al que la publicidad SÍ le crea necesidades, pronto me encontré ansiando poseer todo lo que mis adolescentes ojos percibían en los coloridos comerciales con pegajosos slogans. ¿Levi’s 501? ¿Reebok? ¿Twix? ¿Juegos de computadora? ¿Bocinas JBL para el coche? ¿Antitranspirante Sure? ¿Cap’n Crunch? ¿Un perrito? ¿El Hysteria de Def Leppard? ¿Cassettes TDK Type IV para grabar el Hysteria de Def Leppard? Todo estaba ahí.

Así pues, pese a que los snobs de la época consideraban a Villa Coapa como un auténtico ghetto, el tianguis de PeriCoapa me adoptó rápidamente como un lugar lógico para gastar las considerables ganancias provenientes de mi negocio de películas porno (esa antena pornobólica se pagó sola, en serio). Desde entonces descubrí que pagar precios de centro comercial era para los tontos. ¿Porqué gastar 500 pesos en Martí por un jersey de los 49ers cuando el mugriento bazar al aire libre me lo ofrecía por la mitad de precio? Y además me podía comer unos esquites dentro del local. ¿Alguna vez han intentado comer esquites en el Martí de Perisur? Se ponen bien fresas. El dueño ha de tener algo en contra del epazote, creo…

En fin, tras años de ausencia regresé a la Catedral de la Ganga y la Compra sin Factura. El lugar es hoy irreconocible de lo que era en sus inicios. Por principio de cuentas el tianguis se mudó de un extremo al otro en el inmenso lote. Los puestos desarmables son ahora locales legítimos (bueno, semi legítimos). Antes el tianguis cerraba cuando llovía, ahora está techado y tiene luz eléctrica. En las inmediaciones se erige un Cinemark, un Hooters, un Chili’s y otros cuantos restaurantes de cadena. Los locales de comida, otrora dedicados a esparcir sus aromas y sus amibiasis por todos los pasillos, hoy semejan más a un food court tradicional. Mucho ha cambiado, no hay duda.

¡Hola, gente bonit... eh... gente, a secas!

Pero la mercancía sigue estando ahí. Toda esa palabrería acerca de librar batallas encarnizadas contra el comercio ilegítimo y los artículos contrabandeados muere entre aullidos de dolor en el corazón de PeriCoapa. La mercancía real compite contra su versión pirata en el local contiguo, y a veces en el mismo local. La transa, el regateo y la mutua desconfianza entre cliente y mercader sigue en boga, amparada bajo una vaga promesa que afirma “tú llévatelo, y si te salo malo o algo vienes y aquí te lo cambiamos, yo me acuerdo de quién eres”. Los comprobantes de compra son hechos a manos (cuando los hay), y son tan válidos como quejarte de que el perfume Calvin Klein que acabas de comprar está empezando a ponerse verde y a oler como a gasolina Premium.

Y aún así el lugar conserva para mi ese encanto de siempre. Es mugroso, huele medio feo y la mitad de la gente quiere verte la cara… Pero sigo yendo. En mi última visita llevé a arreglar mi iPod que estaba en estado de coma, y me compré unos audífonos, un par de videojuegos del EtsBots Tri Sisti, unos lentes oscuros chafísimas y, por supuesto, esquites. El iPod revivió, los audífonos no han fallado aún, los videojuegos parecen legítimos, los lentes oscuros ya se rayaron y los esquites me arruinaron el estómago. Otra día perfecto en mi lugar favorito del sur del DF.

Anuncios

29 comentarios en “Hermana República de PeriCoapa

  1. en villa coapa pasé mi infancia, adolescencia y hasta mi adultez contemporánea.
    Y fui testigo de como PeriCoapa pasó de un tianguis de puestos desarmables
    a todo el PIRATESCO MALL que comentas.

    Mira que hasta hay una pista de hielo y la FERICOAPA, que no son más que 10
    juegos mecánicos de feria que hacen las delicias de mis hijas. Por lo que
    voy relativamente seguido. Mientras las niñas se divierten en la feria y son vigiladas
    por la orgullosa abuela, o sea mi mamá. Yo me escapo para ver que encuentro
    en PeriCoapa que valga la pena comprar… ysiempre hay algo que lo vale.

    Pero como todo PARAISO, PeriCoapa tiene su INFIERNO… y este se presenta
    en la temporada navideña que es cuando más gente se reune, algo así como ir
    por el metro pino suarez en hora pico elevado a la potencia N. Vamos que ni siquiera
    una firma de autógrafos de MEGAN FOX en pelotas, reuniría más gente.

    Transitar por cualquiera de las calles – calz. del hueso o miramontes – se vuelve imposible,
    peor que periférico de norte a sur o sur a norte o este a oeste… Y si le sumas que
    enfrente está el MALL legal de GALERIAS COAPA con todo y su cinemex…
    bueno pues más vale que vivas cerca y te vayas en micro.

    Pero de que PeriCoapa es un buen lugar para el “CHOPPIN'” lo es…

  2. Pues yo soy provinciano de la clase campesina, pero tengo family por alla en chilangolandia, de vez en cuando nos damos una escapada para alla. La neta periocoapa yo solo de vista la conozco, pero se de su existencia. Aun no he tenido la “fortuna” de visitarla. Pero por lo que vi a mi parecer si es el paraiso que se dice….

  3. Siempre en mis vueltas por el D.F. con la familia y nunca me pude dar la vuelta a Pericoapa, mis familiares que viven allá (algo fresas y estúpidos, por lo general la segunda opción) no nos llevaban a esos lares, pero hubiera estado genial, aquí me tengo que conformar con la Pulga Mitras, que aunque se cree que por cercanía con el “Estados Micos de América” tendría mas variedad, pero es lamentable ver que eso se esta acabando, saludos.

    • jajajaja Antes de los Zetas, el que les proveía de programas piratas a los puesteros de la pulga Mitras era mi amigo el “Mösh”, que ahí por la estación del metro Bernardo Reyes tenía su local donde vendía Direct TVs contrabandeados y “unloopeaba” tarjetas de Direct TV, hasta que le cayó la AFI haya en el 2000, y le quitó TODO, lo bueno es que ya salió del bote hace unos años, lo malo es que ahora es Sotorpe Fino. Visiten su vendimia Aquí http://redcommx.com/ y pregúntenle qué hacía cuando se le caía el jabón en el CERESO. jajajajajajaja

      • Una triste perdida para todos los que teníamos Direct TV( no precisamente legal) pues que mala onda que lo agarraron, no es que sea algo ejemplar, pero siendo sinceros era solo patadas de ahogado de Direct TV, después de todo nunca pudieron con la piratería en México y se fueron a la fregada por lo mismo, saludos y haber cuando nuevo post en Rant-o-pia.

  4. En Mérida tenemos algo parecido: el Mercado de la 56, ¿o era 58 o 52? no soy bueno con las calles, como sea, entiendo el post a la perfección, es como una pequeña ciudad dentro de otra. Del DF solo he ido a Mercado de Jamaica, a La Merced y no recuerdo el nombre del otro, siempre es interesante conocer estos lugares, aunque le huya al DF

  5. Hace como 4 o 5 años que no voy, antes encontraba buenos juegos y discos de Metal ahí, pero me queda lejos (vivo en el Edo. de Méx) y en Diciembre es imposible no pronunciar maldiciones con tanta gente y que te quieran ver la cara, pero la verdad, si es el paraíso prometido para encontrar buenas cosas.

  6. OMG! Peri13! jajaja lo tenía borrado del disco duro de mi memoria (acabo de leer el post de tesis btw) jaja Peri13 era genial. También iba a Pericoapa, lo acepto con penita, (bueno ya! sigo yendo fuimos el fin pasado al cine buscando la versión de Karate Kid en inglés y cómo no había nos asomamos a ver que novedades). Pero es cierto, no es lo que era, como que bajó el nivel (jaja).
    Por cierto ¿componen iPods en pericoapa? Eso si es una buena noticia!

    Saludos.

  7. Excelente post, me trajo muchos recuerdos,yo vivi en tenorios que esta a una cuadra de Pericoapa y pues cada fin de semana era de ley darse una vueltecilla por ahi, en la epoca del Preu, todos traiamos por lo menos un articulo que se habia conseguido en Pericoapa.

    Te mando un fuerte abrazo y a ver cuando nos tomamos algo, aunque sea una caguama en Pericoapa, jajajajajaja.

    Saludos

  8. Pues yo por allá no voy, porque está rete lejos, aunque el micro “¡¡¡Súbales, súbales, Salto del Agua, Villa Coapa, Vertiz, División!!!” pasa en la esquina de mi casa, es una excursión como de hora y media de ida y otro tanto de rebote.

    Antes iba al callejón de Meave a comprar mis películas por no… dejar de perderme los estrenos en el modernísimo formato Beta… recuerdo a las dos chicas que atendían, muy sabrosas por cierto, que te veían con aire socarrón cuando, ¡inocente! ponía mi cara más seria, y me pedían la cartilla, entre sonrisas y nomás por chingar (Un bonito recuerdo a “Películas Elvis”, circa 1987) Ahora, los de “Plaza Meave” se sienten casi casi Pedazo de Fierro, Liber-pool (and beer), o Paris Londres (“la gran boutique ¿se acuerdan?) y todo te lo quieren vender a precio de original… Ahora mejor voy a Tepisur, pero solo en la orillita, y cerca del metro, para seguir comprando “cine de arte” (Taboo entra en esta clasificación, pues ya es un clásico)

    Off-topic: Licenciado, ¿es verdad que las videos Beta podían decodificar los canales restirngidos de Multivisión? Siempre me quedé con esa duda, ojalá y tenga la respuesta… Saluditos

  9. Aun recuerdo los recorridos de casi 3 horas para llegar a pericoapa. La crema y nata de los fresas. (Claro cuando vives en neza todo el mundo no te baja de naco y nosotros asi le deciamos a todos los que no era de nuestro barrio). Para comprar esa playera que seria envidia de la raza y te la robarian a los 15 días de haberla estrenado.

    Por fin vimos la luz y esta llego en el Bazar de Zaragoza. Encontrabas de todo a bajos precios. Con el paso del tiempo los bajos precios desaparecieron. Ahora solo quedan tiendas seleccionadas y no se si aun exista la tiendita de los horrores (Especializada en figuras, comics y cosplay) cuya denominación me imagino provenia de los exagerados precios.

    En estos dias sigo diciendo que lo mejor del df esta del lado sur. Aunque nos hemos visto invadidos por centro comerciales de rinbombantes nombres como: Plaza Tepalcates o Pabellon tepozanes. JAJAJAJAJA.

  10. pues creoq conoci en mi alcolecencia los cuatro grandes
    PERICOAPA aunq me quedaba lejos devez en cuando
    PERINORTE una excursion pero una tortita bien lo valia
    AEROTIANGUIS un lugar pinche pero furor lo vaia
    TIANGUIS DE ZARAGOZA ahi sigue perolaultimavez q fui puras madres para reggetoneros

  11. Ah el glorioso sur de Mi México Distrito Federal.

    No manejo el dato. LO más cerca que he estado de Pericoapa es por Google Street View y en su versión mini en Toluca.

    Pero la descripción me ha dado la pauta para querer conocer el original en forma presencial. ¿Por qué he de ser tan morboso?

  12. Yo adoro los tianguis de fayuca. Les debo horas y horas de diversion en videojuegos piratas, una katana medio chafa, docenas de series de anime y TV, DVDs dizque clonados del original, muchos jochos, muchos tacos, mucha porno, juguetes, revistas viejas, viejas en revistas, y alguna que otra compra impulsiva que no sirve en realidad para una chingada, pero que en su momento me pudo dar curiosidad y algo de morbo.

    Solamente una vez me asaltaron en la Lagunilla, por cierto. Solamente he ido una vez. XD

  13. Mr. Sempere, ha traído lágrimas y recuerdos a esta persona, finísimo lector de este blog.

    Al igual que usted, toda mi infancia la viví prácticamente en el tianguis o más bien hoy día Bazar de Pericoapa. Durante largos 12 años de vida fue el lugar para salir con los cuates, la novia, comprar baratijas, comer cochinadas y perder el tiempo.

    Historias hay muchas pero creo que la que más recuerdo fue una de las más vergonzosas y fue una vez que fui con la “banda” a comprar unos juguetes, por andar pendejeando y empujándonos tiramos todo un puesto de lentes y como viles pubertos delincuentes salimos corriendo cada quien por su lado ya que la dueña se puso ruda, ruda. Tarde algún tiempo en volver a ir.

    Hoy que ya no vivo en la hermana república de Lomas Estrella (a 20 minutos de Pericopa) y vivo en el norte de la ciudad pues ese lugar ha desaparecido de mis lugares frecuentes (hace como 10 años que no voy), creo que es momento de darse una vuelta un fin de semana a ver que ha pasado en el lugar y ver si conviene ir a comprar algo que no sean perritos que se mueren a las 2 semanas.

    Gracias por los recuerdos. Soy fan.

  14. Yo era el jodidón de la colonia, pero amigo del hijo de unos comerciantes.. así que este cuate me invitaba a Pericoapa.. ahí probé los “ice” que en ninguna otra parte vendian (viviamos en Xochimilco1990)..
    También ahí en la banqueta de Peri mi cuate se compró su Pastor Alemán “genuino” (-si es original pero ya tengo mucho cachorros en mi casa y por eso los estoy vendiendo si no, me lo quedaba-decia el vendedor) asi que con su diurex en cada oreja (que con eso se paraban) compro su perrito que duró vivo una semana..
    El sabado siguiente fuimos a “reclamar” y nos dijo: “-que no lo vacunaste contra el parvo? ni modo esa es tu bronca y llegale si no quieres una madriza..”
    ah.. que recuerdos de Pericoapa..

  15. Ah, sí, yo frecuenté mucho Pericopia cuando mi mujer y yo eramos novios, entonces ella es la que vivía cerca e ibamos cada fin de semana, era a mediados de los 90, cuando en cada dos puestos tenían a todo volumen esa canción espantosa de semi-famoso Jon Secada… (no recuerdo cómo se llamaba la canción, pero decía algo así como “yaaaaaaa yaaaaaa no puedo máaaaaaaaaas….”), desde entonces digo que esa cosa es el tema de Pericoapa.

    Ahora yo y mi mujer vivimos a cinco minutos de ahí, y no podemos evitar visitarlo un par de veces cada año. Como dices, Toño, los puestos están más construidos, pero sigue el mismo feeling, la seguridad de que te van a ver la cara, la comida deliciosa (pero que invariablemente hace estragos en tu organismo) y como yo le decía a mi mujer, es el lugar a donde debes ir cuando te sientas solo, porque en cada puesto tienes un amigo/a (“amigo, pásale; sin compromiso, amigo; etc, etc,).
    Por cierto, nunca faltará un puesto donde estén tocando el tema de Pericoapa.

    • Cierto. No recordaba esta parte. Me burlaba mucho de ello, decía que me gustaba ir a Pericoapa porque ahí todo mundo era mi “amigo”. MEGAFAIL. Malditos 90’s.

  16. A pesar de ser del sureste de la república ¬¬ chh… de pequeña me tocó visitar este “Tianguis”, lo recuerdo muy bien! y todas las veces que me llevaron siempre salía con algo nuevo y chidoo!…mi caballero del zodiáco con la cara Seiya y el cuerpo de Sagitario es lo más memorable!…hace como un xingo desde la última vez k fuí! :S:S

  17. Me recordaste los a#os en que para comprar cualquier electrónico era de ir a fayuquear, Y aunque no soy chilango si me toco conocerlos, el que no aguante fue el de Lomas verdes, odio a los satelucos y anexas

  18. La proxima vez que ande por la Meca del comercio internacional no olvide pasar a Mundo Vid, donde ocasinalmente me encontrara, formulando teorias y postulados y dando catedra geek.

  19. TTSSSS, ME SENTÍ N EL TUNEL DEL TIEMPO, RECUERDO QUE CUANDO VIVIA EN LA AVANTE TENÍA INCLUSO UN PUESTO EN EL BAZAR POR LO QUE NO VAMOS A HABLAR DE LA PROCEDENCIA, AUN ASI DESPUES DE QUE EL NEGOCIO VIO SU FIN SEGUIA SIENDO CLIENTE DE ESTE PINTORESCO SITIO, ERA UN BUEN LUGAR PARA IR CUANDO TE SENTIAS SOLO PORQUE TODOS TE DECÍAN “AMIGO” Y TODOS TENIAN LO QUE TU BUSCABAS O LO TENIAN DE TU TALLA, AUN SIN SABER QUE QUERÍAS, CABE SEÑALAR QUE EN SU MOMENTO FUI EL TERROR DE PERICOAPA PORQUE PARA SU INFORTUNIO CALZO DEL 11, EN AQUIELLOS AYERES ERA INFINITAMENTE MAS DIFICI ENCONTRAR TENIS DE ESE NUMERO QUE HOY, YA TE IMAGINARÁS MI MOFA CUANDO ME DECIAN “TENGO DE TU NUMERO” (AJA, QUIERO VER)

  20. Uy no mamars, en el estacionamiento del Pericuapa tocaron los legendarios Cramps con todo y su Lux Interior. Dentro de este tianguis está uno de los puestos de “metal” más poderosos del DF. ¡Ah qué tiempos aquellos señor Don Simón!…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s