Hermana República de PeriCoapa

¡Lleve los "pupiletes", llévelos llévelos!

Hoy regresé a este sitio sui generis después de… ¿qué será? ¿7, 8 años? No me acuerdo, a ciencia cierta. Sé que fue antes de irme para Miami porque ahí era donde compraba mis videojuegos (Playstation 2 en ese entonces) cuando no tenía un viaje al gabacho en ciernes. Pagar precios de centro comercial legítimo no era la opción inteligente cuando tenías a quince minutos de casa un auténtico emporio de fayuca, pirataje y mercancía ecléctica. PeriCoapa, tú y yo nacimos para entendernos mutuamente.

Soy lo suficientemente anciano para recordar los albores de esta singular colección de puestos mugrosos y llenos de curiosos artículos cuya proveniencia siempre era motivo de debate. El primer bazar sabatino al aire libre que conocí, de muy escuincle, se llamaba Peri13, pues se instalaba en la lateral del periférico, en el estacionamiento/lote baldío de lo que era entonces el Canal 13 de Imevisión, hoy TV Azqueta. Unos años después surgió PeriCoapa, la alternativa aún más baratera y turbia en su origen. Y para mí se convirtió en una ventana al paraíso consumista. Sigue leyendo