Toño vs La Tesis

¡Pronto en cines!

Se acabó al fin. No más darle vueltas al asunto cuando me preguntan porqué no me he recibido aún. Acabo de imprimir las copias finales de mi reporte de experiencia profesional, un recurso que ofrece mi universidad (¡La UIC-end representaaa!) para la titulación bajo la promisoria oferta de “tesina”, pero que a mi me salió prácticamente como una auténtica “tesis” con toda la barba.

Mis intentos de titulación habían sido variados e infructuosos por igual. Por principio de cuentas nunca tuve la disciplina de chutarme el servicio social debidamente. Siempre era cosa de empezar en un lado a ofertar mi labor de esclavo con miras a obtener la liberación de este engorroso requisito, para después abandonarlo a medio camino por cuestiones de trabajo. En efecto, puesto que estudiaba la universidad por las tardes, tenía prácticamente las mañanas enteras para chambear, y ante la perspectiva de recibir un chequecín por mis esfuerzos frente a trabajar “de gratis”… siempre ganaba el chequecín.

Este ánimo mercenario me pasó la factura muy pronto. Mi último intento de hacer el servicio social como Dios y la SEP mandan fue en el Instituo Mexicano de la Radio, donde mis labores consistían en monitorear estaciones de radio diseminadas por todo el interior de la república, en un proceso tan arcaico como inútil. Me sentaba con una grabadora toda dada al catre y un altero de cassettes (¡Cuéntanos más, Abuelo Toño!) donde escuchaba los noticiarios producidos por el IMER para ciudades como Mazatlán, Gómez Palacio, Jalapa, Chilpancingo y Villahermosa. Cabe decir que dichas producciones distaban mucho de ser tan interesantes como para justificar la tarea encomendada, así que me limitaba a dejar correr el cassette mientras mis audífonos se desconectaban discretamente de la grabadora, para reconectarse en un Discman hábilmente disimulado debajo de un altero de libros.

Luego entré a trabajar a Telerrisa, y se acabó la historia del servicio social. No fue sino la generosidad de mi carnalito Zorroleón lo que me ayudó al fin a obtener el dichoso papelucho del servicio, gracias a que su señora madre era fundadora de un instituto de ayuda a la familia y a que me echó la mano para concluir un trámite que a todas luces yo era incapaz de saldar por méritos propios.

Total, lo único pendiente para obtener el ansiado título en piel de borrego y con foto de apañado resultó ser la tesis. Y en pendiente se quedó. El primer intento serio de tesis ocurrió cuando todavía era estudiante. Casi a finales de la carrera, cuando todavía estaba en funciones como director de la estación de radio de la UIC, recibí la visita de unos argentinos muy buena onda que se habían planteado la misión de establecer una estación de radio en el último rincón de la Patagonia. Pasé la tarde conversando con ellos respecto a la singular experiencia, y entre hablar de Soda Stéreo, Charly García y León Gieco acabé mencionando que su proyecto hubiera estado genial como tema de tesis. Uno de ellos me miró con inusitada bondad y me dijo que podía compartir conmigo toda su investigación respecto al tema…

Resulta que este buen pibe había escrito todo un tratado sobre radios comunitarias, perfectamente documentado e investigado. Y traía un diskette de 3.5″ (¡Cuéntanos más, Abuelo Toño!) con toda esa información en Word. Más de 200 cuartillas de absoluta, total y verificada sapiencia académica. “¡Lo aterrizás a la radio en México, lo presentás y tenés tu tesis!”, fue su brillante idea. Esto era la época antes del e-mail, de Google y del ciberplagio, así que su generosa oferta se me hizo la proverbial luz al final del túnel. Acepté de buena gana, saldando la deuda con unas cuantas cervezas más para él y sus dos compañeros.

El dichoso documento vivió algunos meses en el disco duro de mi compu. Y cuando presenté el preproyecto sabía que sólo tendría que escribir a lo mucho unas 20 cuartillitas de nada para terminar con una tesis hecha y derecha. No había mayor riesgo, pues el argentino no planeaba publicar su investigación en un futuro cercano, así que el trabajo sucio estaba hecho. Pero claro, algo kármico tenía que ocurrirle al zángano de Antonio…

Diskettes: Así se almacenaba la información durante el paleolítico…

Mi prima llegó una tarde a casa pidiéndome imprimir un trabajo de la universidad. Era extremadamente urgente, así que le creí cuando me dijo que su diskette había sido checado en el antivirus de la compu del Tec (donde ella estudiaba) y que no tenía broncas. Les juro que fue la única ocasión en mi vida de usuario Windows en la que confié en la palabra de alguien. Y la última.

Al día siguiente mi prima me llamó por teléfono alarmadísima, diciéndome que no prendiera mi compu por ningún motivo. Resulta que el tal antivirus del Tec no era todo lo maravilloso que anunciaban, y que lo más seguro era que mi máquina se hubiera infectado con un virus más malo que los sentimientos de Mel Gibson. Pero tenía una solución: iba a llevarme a la casa a un turbo geek que hacía auténticas filigranas cibernéticas, y mi compu quedaría limpiecita después de aplicarle unas pasadas con sus múltiples programas antivirales. Confié ciegamente, con un cierto recelo en el fondo de mi corrupto ser.

El geek y mi prima llegaron a mi casa como a las 7pm y pusieron manos a la obra. Mis nervios empezaban a crisparse ligeramente, pues el anteojudo amigo de la sapiencia computacional me había instruido en repetidas ocasiones que no encendiera la compu bajo ninguna circunstancia. “¡Pero tengo toda mi tesis ahí!”, imploré. Nada, si la prendía podía echarse a andar el virus y amolar todo. Pero él tenía el remedio seguro, aparentemente. Echó a andar su antivirus y, en efecto, un poderoso virus residía en mi casi inocente disco duro. El geek daba “OK” a cuanto menú se le aparecía ente los ojos, arreglando el desaguisado con el aire de aburrimiento que muestran los que dominan su ramo. O eso parecía…

De pronto el semblante del geek cambió a una expresión apanicada. Al parecer en sus automatizados clicks había hecho algo mal. Murmuró algo respecto a que tenía que reinstalar Windows para correr el antivirus, pero noté titubeo en su proceder. Me puse nervioso. De pronto apareció ante mis ojos una fugaz ventana que preguntaba si el usuario estaba seguro de que quería proceder a inicializar algo… y el geek apretó “OK” una vez más. Ahí fue donde la puerca torció el rabo.

El disco duro de mi compu empezó a formatearse. Después de unos 15 segundos, el geek me miró nerviosamente y me preguntó si había respaldado algo. “!ME DIJISTE QUE NO LO HICIERA!”, fue mi estallido subsecuente. El pánico hizo presa de él y suspendió el formato del disco duro a la mitad del proceso… desconectando la compu de la corriente eléctrica.

Verán, amiguitos, lo que este “genio” de Windows ignoraba es que al suspender la inicialización justo a la mitad eliminó toda posibilidad de recuperar el menor ápice de información en el disco duro. Si hubiera dejado que se acabase de formatear y después hubiera corrido un programa de recuperación de datos, lo más seguro es que hubiera rescatado la mayoría de la información. Pero al frenar abruptamente el proceso tuvo que reinicar el formato por segunda ocasión, borrando sobre lo borrado. El caso es que todo, TODO lo que había en ese disco duro se perdió.

El geek y mi prima estuvieron en casa hasta las 2 y media de la mañana. Él pretendía arreglar el desperfecto y ella sollozaba prometiendo que me iba a ayudar a rehacer la tesis. Yo estaba catatónico. Mis cuentos, guiones, poemas y esbozos de novelas mediocres no importaban tanto… pero la tesis estaba ahí. Y el único respaldo que tenía en aquella época eran unos diskettes cuya caja había sido reubicada inocentemente por la señora de la limpieza debajo de un poderoso par de bocinas. O sea, el respaldo valió madres también.

Mi pobre prima no se paró por mi casa como en dos meses, y el incidente trascendió a niveles familiares, con telefonemas de mi pobre tía que pensaba que yo quería asesinar a su hija ante lo sucedido. Nada más lejos de la verdad, pero lo cierto es que me hallaba sumido en una depresión donde no atinas a quién echarle la culpa de tu desgracia, quizá porque la causa eres tú mismo. Incidentalmente este lamentable suceso informático sembró la semilla que terminaría por cimentar mi cambio irreversible de sistemas Windows a Macintosh, pero eso es ladilla de otro congal (¡Saludos, Sotorpe!).

Yo no podía creer lo sucedido. La tesis se esfumó tan fácilmente como llegó a mis manos. No tenía forma de contactar al argentino que sólo traté casualmente durante una tarde de radio y cervezas, y les reitero que estamos hablando de un mundo previo a Facebook donde el 99% de los encuentros casuales con personas de otros países terminaban en olvido definitivo.

Y es claro que tomé la tragedia como pretexto para demorar una vez más la elaboración de la tesis. Después se me atravesó un trabajo exigente y diversas ocupaciones adicionales que me robaron el tiempo de forma inmisericorde, y el correr de los años me mantuvo “Sin Título”, como cuadro de pintorcillo pretencioso.

Claro, la universidad acabó por ofrecer la “constancia de experiencia profesional” como opción para titularse. Si reúnes más de tres años trabajando en una empresa relativa a la carrera, realizas un reporte y ya. Hice un par de intentos desganados por iniciar el proceso a larga distancia desde Miami, pero quedaron en eso, intentos.  Sin embargo, durante esta prolongada instancia en México pude retomar con renovados bríos la labor de ser, al fin, el Licenciado con legitimidad.

Vista aérea de la UIC. En rojo: edificio donde cursé la carrera de CIencias de la Comunicación. En azul: paraje boscoso donde prefería dormir la mayoría de mis siestas. En amarillo: hoteles de paso.

Recuperé papeles extraviados, llené hojas y más hojas con formularios, presenté anteproyectos, procuré cartas para avalar mi situación profesional, me puse en contacto con mi genial asesora y amiwis de la familia (¡Saludos, Bibs!) y puse manos a la obra. Claro, se me atravesaron broncas de chamba, falta de bibliografía actualizada (mis libros tuvieron que ser adquiridos en Estados Unidos, pues el caso práctico es mi chamba de allá) y algunas demoras imprevistas, pero al fin la terminé. Y de sobra.

Verán, tuve una pequeña confusión. Resulta que me puse a escribir como degenerado respecto a TODO el proceso detrás de la creación de SOBeFiT, mi actual chamba. Y se me pasó de noche el revisar el formato de presentación del documento. Me aventé todos estos meses trabajando en letra Times New Roman a 10 puntos y renglón seguido, con unos márgenes laterales mínimos. Como el cálculo estimado de extensión que me proporcionaron andaba sobre las 60 cuartillas, estuve escribiendo como degenerado para llenar esta cuota y pasarme por cinco paginitas, para no errarle.

El caso es que, ya terminado el choro, mi asesora me habló por teléfono con cierto aire de incredulidad, preguntando “Oye, ¿porqué estás trabajando con el documento así? Ya te pasaste por mucho.” En efecto, una vez que le di el formato correcto en márgenes, interlineado y tipo y tamaño de letra, acabé con una tesis como de 130 páginas. Sin contar apéndices, bibliografía, índice, portada, introducción ni objetivos alcanzados. Así es, Finísimos Amigos, en mi afán por no hacer la tesis acabé haciendo una tesis.

Me hubiera ahorrado unos tres mesecitos de trabajo de haber “leído las instrucciones”, por supuesto. Y sí, me siento como un reverendo imbécil por no hacerlo. Pero hay que decir algo al respecto de la enorme satisfacción que se genera cuando uno se prueba a sí mismo que se puede recordar cómo es eso de los trabajos universitarios. Nunca fui un alumno ejemplar, confiándome siempre a mi buena memoria y mejor suerte para ir cumpliendo con mis obligaciones académicas. El resultado no fue malo, pues puedo enorgullecerme de poder vivir de aquello que estudié como carrera universitaria. Pero detrás de toda esta historia de pereza, ineptitud, falta de vergüenza, dudosa ética, atisbos de plagio, fortuna adversa, distracciones múltiples, conformismo, geeks tarados y trabajo innecesario se esconde una gran lección: Si Toño pudo terminar su tesis, TODOS ustedes pueden hacerlo. ¡A darle, mis pasantes!

Anuncios

51 comentarios en “Toño vs La Tesis

  1. Jajaja, te quejas por los 3 1/2 yo todavía utilizé los 5 1/4, era más practico llevar tu cpu que esas madres indesaebles, y recuerdo que con los flexibles cada vez que lo introducías en el floppy rezabas para que no se oyera algo extraño así como las regresadoras de vhs, pero en hora buena!!! yo por mi parte estoy haciendo mi maestría técica en el cecyt 2, (5 años no son en vano) y mi siguiente paso es la universidad…

  2. clap clap clap!! Enhorabuena Toño!! … si necesitas quien te reproduzca la Tesis aca tu servidor tiene su imprenta y puede hacer la chamba 😀

    Y entonces ahora cual es el titulo universitario del señor Toño?

  3. ¡De plácemes totales Licenciado Don Toño! Mis luchas contra la tesis como opción de titulación de licenciatura fueron más o menos iguales [sólo que yo terminaré titulándome por protocolo o examen profesional]; la diferencia es que yo tuve un excelente “director” de tesis [nunca metí el formato que constara que mi forma de titulación sería semejante bodrio] que nunca dejó de apoyarme incluso cuando yo no daba la más minima señal de corresponsabilidad y compromiso.

    ¿El tema? Era un enfoque distinto al que el presentase en su tesis de doctorado [tiene menos de 30 años y ya es doctor en ciencias economicas]: Impacto de la información [generada por la crítica] en los consumidores de cine. Mi propuesta: Impacto de la información de las redes sociales en las decisiones de consumo de los cinéfilos.

    Working papers que hablasen sobre el gusto artístico, ensayos sobre cine, la industria y de internet desde punto de vista socioeconomico y cultural, documentos de Bordieu y investigaciones de las relaciones en red, libros e incluso un cd completo con todas las ponencias del congreso sobre economia de la cultura en la que él participó, Mi maestro director de tesis me dió todo y yo no hice nada…

    Todo un altero de papeles , post its, cuadernos de notas y documentos de Word están relegados por todo mi cuarto, esperando el momento en que me decida a dejarme de pendejadas y terminar el proyecto [aunque sea ya por mero gusto].

    Sniff

  4. jajaja hasta ganas de dieron de terminar mi primaria

    genial mi querido sempere la neta muy bien q bueno q ya te te titulaste
    me rei toda tu tesis

    maraleja EL WEBON TRABAJA DOBLE

  5. Pues muchas felicidades Licenciado, resulta que yo si me titule con tesis, sinodales y todo el show, pero no he tramitado el dichoso documento en….diez años!!! ahora, motivado por el gran toño llevare a cabo la hazaña….pronto.

  6. Lo bueno que para cuando me tocó titularme ya existía la posibilidad de titularse por promedio 😀 aunque nunca me dijeron que si presentaba proyecto de tesis me titulaba con honores, pero pues sería como que mucha vanidad.

    Felicidades Lic. Sam Perez… wait!!!

    • Ahorita que recuerdo y abogando a tu “buen” karma, yo que tú me preocuparía y esperaría que no haya alguna pendeja secretaria que se equivoque en alguno de tus datos

  7. Felicidades, compadre. Es bueno haberse quitado esa monserga de encima. Ya puedes ir a cambiarte el nombre.

    Me imagino que proyectas cruda de 7.8 en la Escala de Drinker para el próximo fin de semana, de modo que…

    SALUD!!!

  8. para no hacer el cuento largo, me tomo 4 prepas terminar la prepa, hay prepas donde SIN MAMADAS todavia recuerdan a Aldo Bernal, asi de pocamadre me la pase, pero, y la escuela wey?

    un dia me llamaron para decirme que estaba en lista de egresados, pero debia Matematicas y Fisica, “las mas perras”, tenia la opcion de examen a titulo, o llevarlas de nuevo, me avisaron el Lunes y presentaba el Viernes, tenia 2 meses de no entrar a una sola clase, y con ayuda de La Profe Candy, aquel pelmazo desmadroso, cogelon y pedo, preparo en una semana, 2 años de enseñanza.

    2 examenes practicos de 100 problemas cada uno, empece a presentar a las 9 am y a las 5 pm no habia terminado, me dolia el culo, la cabeza, tenia hambre, pero me decia a mi mismo, “3 años de party cabron!, que te cueste!!!”.

    99 de calificacion en Mate, 100 en fisica, solo falle 1 problema. me gradue el lunes siguiente.

    ese es mi mas grande logro academico de mi adolecencia. no se compara con LaTesisDeToño, pero me mandaste de regreso a ese recuerdo tan chingon…

    luego te cuento como festejamos la profe y yo….

  9. ¿Que pex con la barbita de pandillero noventero?

    Felicidades Toño, en una cosa tienes razon el ver una tesis realizada, sientes un gran orgullo, dicen es una felicidad enorme no solo por la obtencion del titulo sino por la gran muestra de capacidad que representa. Supongo que despues de esto ya estaras haciendo maletas para regresar a Miami.

    En mi caso estoy a punto de terminar la carrera (Derecho) a fines de este año y pienso titularme por tesis aunque todo mundo me dice que una pendejada porque me voy a tardar mas, sin embargo se que lo que ganare en conocimientos bien lo vale, llevo trabajando en esto casi un año y espero lograrlo.

    Otravez felicidades y que este sea el inicio, para que vengan la maestria y ¿porqué no? el doctorado.

  10. Chale a mi jamás me han pedido el título, es más ni la cédula profesional, y las dos tesis que hice fueron para un amigo y para un ex patrón. Y le dieron su título con mi tesis, era optimización de Hardware.

    Si he tenido a veces la espinita de sacar mi título, pero la verdad no lo vale, sólo voy a invertir y no me van a pagar más, además mi carrera que es control y computación no tiene nada que ver con el sotorpe. Nunca ejercí lo que estudié, y ahora es completamente obsoleto.

    Sin animos de herir a los estudiantes del Tec y hablo del verdadero “Tec” o sea el ITESM, los ingenieros del tec, que pagan $90,000 semestrales no sirven para nada, ni siquiera se ensucian las manos, cuando llegaba a alguna entrevista y había un ingeniero del TEC, era un hecho que le iba a arrebatar el puesto jojojo.

    Tons no me sorprende nada que el PointDexter que fue a tu cantón, te haya desmadrado tu disco, me acordé de una chava que tenía maestría en Sistemas (MCC) y todos los días hacía un respaldo de un servidor dedicado, superimportantísimo, y el día que se echó a perder el disco duro, y este sotorpe le pidió el respaldo para instalarselo en el nuevo disco duro, me dijo que los respaldos de la unidad “c:” los hacía a otra carpeta en la unidad “F” que no era más que un volumen del mismo disco duro que se había quemado.

    Obvio que la corrieron con todo el deshonor posible, pero eso sí era del “Tec”

    Cuando trabajaba en la SEP, me tocó ver muchos pasantes llorando frente a sus disquets porque por la desconfianza de que les robaran sus ideas no hacían copias de las tesis en otros lados más que en su disquito y un día dejaba de leer y adios tésis.

    Gracias por los saludos yo pensé que ya no te acordabas de los pobres.

  11. Jaja, todo mundo tirne su triste historia de la Tesis. Yo, acabe la mìa, la tengo autorizada con todo y oficio, pero decidiosos de mi, no la impreso y mi proyecto a presnetar falta de mandar a mandarse a una imprenta (es un mini FYI acerca de las virtudes del vino para repartir entre la poblaci’on). Ya van dos años que tengo todo para entregarlo presentar el rutinario exàmen. A ver si me animo para sept. Saludos!

  12. Felicidades mi toño, increible como casi todo lo que haces termina como una historia interesante. Yo tengo mi título y mi cédula, pero después de este trabajo que conseguí estoy pensando seriamente en no volver a pedir trabajo en sistemas, al menos no como developer, developer, developer, developer…

  13. Felicidades Licenciado, pues buena anécdota, eso demuestra que no se puede confiar en un sotorpe(solo en Mike si), pero al fin de todo podemos decirle Licenciado a toda ley y esperamos la medida de la escala Drinker por la celebración de este magno momento, solo puedo desearle mucho éxito(el cual ya tiene) y que se múltiple por mil, saludos Licenciado.

  14. JAJAJAJAJA ahhhh como me hizo reir este post, si que me trajo gratos (e ingratos) recuerdos, eso de perder la tesis gracias a desvivencias de la computadora mas del 50% de los estudiantes proximos a titularse, es como una chamaqueada (o novateada) divina dandote la beinvenida al desierto de la realidad (jajaja todavia me acuerdo de esa frase hecha por un profesor, ahora amigo, parafraseando la pelicula de matrix…..a lo cual si nos dejo a todos perplejos por que la dijo justo cuando estabamos haciendo la clausura de las tesis, con rector, directora y demas personajes de la universidad), creo yo que todos los que hemos recorrido ese camino a obtener ese pedazo de piel (k carajos por que a ti te lo dieron con piel de borrego y segun que mi titulo es de piel de cerdo……siento que me chamaquearon) hemos tenido experiencias similares, y de las que mas me acuerdo fue cuando hice mi servicio social en la escuela normal superior del estado de coahula, apoyando al departamento de extension y difusion cultural (ahhh se me olvidaba que me recibi como diseñador grafico), cuyo departamento era como 11 gentes, los cuales solo acababamos trabajando 3, un amigo, yo y mi superior, el encargado del departamento, los demas eran maestros que segun eran parte del departamento, pero a lo mucho iban a hecharse su cafecito y hacerse pendejos los ratos de trabajo) el caso fue de que yo solo iba a estar 6 meses ahi, pero como que nos vieron como buenas bestias al otro chavo y a mi que nos ofrecieron un trato, que si prolongabamos nuestra estadia apoyando al departamento por otros 6 meses mas, nos iban a meter a un programa de intercambio exclusivo para maestros durante 1 mes en tokyo japon, sobra decir que aceptamos, el pedo fue que el maestro organizador tuvo broncas con la justicia por malversacion de fondos y ps lo metieron al bote…..JUSTO 15 DIAS ANTES DEL VIAJE…sobra decir que nos acabaron dando atole con el dedo y sobre esos 6 meses extra que jalamos……..ps no tengo que decir mas……y sobre mi proyecto de tesis tmb tuve varios relajos, siendo el mas grande el dia que lo presente, ya que el dia de la presentacion segun yo iba bien seguro de lo que habia hecho y sentia que la presentacion era puro tramite, y ps ahi todo mundo hechandonos porras a la hora de la presentada, el caso fue que justo en el momento que me paro enfrente de todos…..ZAZ!!!!! que olvido toooooodo lo que iba a decir y de a tiro la cabeza se me puso en blanco, uno de los sinodales me quiso ayudar dandome mi tesis escrita para que me apoyara, pero la bronca fue, bendito destino que nos la regresa cabron cuando hacemos una diablada… que mi tesis, a la cual nos dieron libertad absoluta (segun que por que eramos diseñadores y debiamos innovar en la presentacion de la misma) se me ocurrio hacerla tamaño bolsillo, con hojas a 1/4 de carta y letra times del 6 o 5, no me acuerdo, el caso es que ps estaba cabron leerla bajo esas condiciones, el caso fue que de a tiro pedi disculpas que la verdad no me era posible presentar mi tesis, y ps ni pedo…….lo bueno fue de que a los sinodales si les agrado mi investigacion y al final me pasaron………y acabe mi carrera…..para irme a estudiar a los EU y asi esperar 7 años para sacar mi titulo, el cual me lo dieron apenas hace como 3 meses…..lo que hace la weba en uno jajajaja

  15. Suerte proximo Lic. Sempere!

    Yo tambien pase mis peripecias para meter mis papeles de titulacion, desde el servicio social donde termine recibiendo mi constancia patito de la presidencia municipal gracias a mi sra. madre hasta tener que meterme a estudiar una maestria para poder hacer el tramite de titulacion por la opcion de estudios de posgrado; ahora tendre que hacer un doctorado para obtener el titulo de maestria porque la pinche tesis nada mas no veo por donde =\

  16. Que buen logro mi finisimo y siempre buen ponderado autor. Sobre todo por todas las actividades que ya se tienen de base, como trabajar, ser papá y esposo, no como cuando uno estudia y se la podría llevar más fácil.
    Aqui tu servilleta se tituló por promedio y confieso que si me hubiese gustado hacer algo más para sacar el “con honores” pero creo que eso se convertirá en algún otro logro similiar si hay oportunidad…Saludos!

  17. Yo entré a estudiar la prepa en el lejano 1986, en la 4 de Tacubaya… después de tres años de estar cantando con mi guitarra en las jardineras, decidieron que era suficiente y me invitaron a retirarme con la música a otra parte, para que la pudiera compartir con el resto del mundo… En mi casa, les dio tanto gusto, que mi señor padre (QEPD) decidió mandarme a trabajar como cualquier hijo de vecino, aunque finalmente si pude dedicarme a la música por un largo ratote, tocando en congales, bares y eventos sociales. Todo era perfecto pero…

    en el 2002, tras el incendio del “Lobohombo” empezó la clausura de “giros negros” por parte de la sra. dolores padierna, a la sazón delegada en la Cuau… se escasearon la fuentes de trabajo, de tal modo que tuve que considerar la opción de un trabajo “decente”; y me encontré con la novedad de que con la pura secundaria, a lo más que podía aspirar era a técnico operador de equipo especializado para mantenimiento y limpieza (a la escoba, pues’n) por lo que mi ánimo se reveló, y busqué una opción donde sacar el bachillerato lo más rápido posible…. gracias a unos amiguis, entré al CETiS 5, donde en cursos sabatinos pude terminar el bachillerato (tras una mega pinta de 17 años) pero el requisito indispensable era chutarse la carrera de Técnico en Trabajo Social.

    Pues lo hice, cumplí el servicio social, y ya después, decidí entrar a estudiar la licenciatura en trabajo social, situación en la que estoy actualmente… inspiradora la historia del abuelo cachetoño… saludos

  18. mi querido LICENCIASNO SEMPERE…

    muchas felicidades, ahora sí somos colegas y no
    sólo amigos y finisimas personas que desfilaron por la explanada
    de la UIC sin oficio ni beneficio.

    Yo, como buen alumno cumplido i rresponsable, hice mi trámite de titulación
    a la vieja usanza. O sea con Tesis, examen profesiona y todo el númerito.
    Justo a los 2 años de haber salido, cuando corría el año 1995. Y eso porque
    en ese entonces la UIC tenía la opción que si te titulabas dentro de los 2 años
    en los que habías salido, no pagabas ningún trámite. O sea sólo pagaba las
    impresiones y encuadernaciones de la tesis y listo.

    Salí en 93 y por supuesto pasó el 93 y el 94 sin tesis, sin anteproyecto, sin hipótesis, sin tema… vamos sin ganas de titularse. En el 95 mi papá me recordó esa gran promo
    de TITULESE GRATIS CON NOSOTROS y me dijo ojalá y te titules porque sino te va a
    salir algo caro, porque yo no pago nada. Y téngala en 3 meses tenía hipótesis, tema,
    anteproyecto, investigación de mercado, copias, fotos, póster, fecha de examen
    y el souvenir del recuerdo. Y así fue como me dieron ese título que cuelga
    orgulloso en la pared de casa de mis padres.

    Muchas felicidades LIC…
    y un gran, gran abrazo…

    atte.

    LICENCIADO ARTURO JARA
    o sea el jara pa los cuates o @eljara pa los followers
    😀

  19. Felicidades licenciado Sempere, deseeme suerte en el cumplimiento de mi servicio social como pasante de medicina (estamos un año en san juan de las pitas… al batigoogle….esperen no sale ahi) pero al menos no hacemos tesis (pero si examen profesional)

  20. Muchas felicidades Toño, yo también dejé pasar algunas decenas de meses antes de titularme y todos los días me acordaba era una auténtica piedra en el zapato. Oye pero ahora que finalmente el documento quedó como tésis que? tendrás que hacer el exámen o que sigue?
    Saludos!

  21. Pues felicidades, espero que ya no se te presente ninguna dificultad.

    Justo el miércoles mi maestra de estadística nos comentó que nos dejaba para ir a hacer su maestría, tiene que hacer en 3 semanas el trabajo de 2 años todo por no haber hecho su tesis a tiempo. El trabajo de sus sueños está casi en sus manos pero sin ese título no se lo dan…así que nos hizo mucho enfásis a no dejar las cosas a medias. Yo ya me decidí a titularme por promedio, la tesis la dejaré para la maestría.

  22. Mis felicitaciones. Te ha pasado de todo, sin duda, jajaja. Pero ya ves, al final ha valido la pena, si no por las jodas al menos porque te mereces titularte con tanta chamba coomo has tenido y que muchos titulados no han podido ejercer.

    Yo soy arquitecto, pero es igualmente una licenciatura. Y para sacarla tuve que dejar de trabajar unos meses porque de otra manera no acababa la tesina, con todo y planos y presentaciones y otras cuantas jaladas que me pidieron los sinodales. Al final los pude convencer bien, y para entonces ya llevaba como un mes trabajando de vuelta.

    Un saludo, y ya sabes, hay que respaldar siempre sin importar el fin.

  23. Felicidades, Mr. Sempere. Ahora nos podemos hablar de Lic. a Lic. Ajá.

    Aunque como dice mi abuelita “papelito habla” y esperamos postee foto del dichoso papel ese con foto suya con corbatita y trajecito en ovalito en blanco y negro.

    Al igual que usted tardé bastante en hacer la tesis; desidia, viajes, trabajo y un sinnúmero de etc., pero más que nada fue que a mi me tocó la mala suerte de que me cambiaron al tutor ¡4 veces!. Grandiosas ideas y problemas que había en mi universidad entre el entonces director y los maestros. Sobra decir que el director ese también me odiaba por una cuestión personal en la que no ahondo en este momento pero tiene que ver con otra maestra. Se los dejo a su imaginación.

    Pero bueno al cabo terminé la tesis, me dieron mi papelito que al día de hoy no ha servido más que para acumular polvo y satisfacer el ego de mi abuela que presume que su nieto es Lic. Ajá.

  24. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

  25. Muchas felicidades, esta historia me ha inspirado de sobremanera para empezar a escribir mi propia tesis, y ya que estudio derecho y soy un fanboy de DC Comics el tema sera “los problemas de copyright de Superman”, con el FinisimoToño como ejemplo espero terminarla en un momento no definido antes del año 2020. Despues de Todo si el Toño pudo, yo tambien puedo.

  26. yo llevo años intentanto escribir… dicen que la tesis es como un rito de paso donde la comunidade de tu gremio te valida como parte de él… entonces todos los pasantes estamos en un limbo

    a darle pasantes del mundo!!!

    me motivaste. buena vibra para ti
    C

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s