Toño Vs. Twilight Parte 3 – ¡Eclipshit!

¡Hola amiguitous! Como ya es triste tradición en este blog, he sufrido una vez más en carne propia los horrores cinematográficos de la Saga de Crepúsculo, esta vez con la tercera instalación de este bodrio fílmico: Eclipse.

Notarán que es la primera vez que reseño la película antes de su estreno oficial. Y es que en mi interés por ser profesional y oportuno en la información, por pendeja que esta sea, logré agenciarme un pase doble para una función anticipada de Eclipse. La maniobra implicó contestar una complicada trivia por e-mail y hacerme pasar por mujer, pero sin ánimos de entrar en detalles les confieso que no es la primera vez que hago ninguna de las dos cosas. OK, no nos desviemos del tema…

Me apersoné con mis herramientas de trabajo (libretita de notas, pluma nueva, iPhone para tomar fotos cándidas de la concurrencia) en el Cinépolis TepiSur, una hora y cuarto antes de la función. La llegada tan temprano fue idea de mi esposa, fansss de Crepúsculo en todas sus formas mediáticas y firme creyente de que hay que apañar lugar en un sitio cómodo para estas funciones de aperre, so pena de tener que soplarse toda la peli con un caso agudo de tortícolis primerafilesca si uno no se pone vivo.

Mi esposa es la culpable responsable de que yo haya cometido el grave error de leer los libros y de chutarme las películas que se derivan de los mismos. Ella cree que debo estar agradecidísimo con su persona, pues mis posts sobre Twilight son de los más populares en el blog desde sus incipientes inicios. Claro, esto sería como si el témpano de hielo que hundió al Titanic pretendiera que le diésemos las gracias, pues debido a su labor pudieron filmar una película bien emotiva donde se ahoga Leonardo DiCaprio. Lo siento, el “efecto mariposa” de su lógica no aplica. Ya pasé por demasiado dolor leyendo libro tras libro con la promesa de “no, pérate, es que todo se pone súper chido en el libro final, ahí entra toda la acción y así…”

Sigue leyendo