¿Hierba mala o hierba buena?

Anoten a Mary-Louise Parker entre las cosas buenas que nos ha generado la mariguana últimamente...

Tengo que agradecerles una vez más la fenomenal respuesta que han tenido hacia el blog últimamente. Al parecer les sigo causando gracia, algo que me da mucho gusto. Pero entre los mensajes, comentarios y mails que recibo he notado un cierto patrón común, preguntando específicamente de dónde extraigo inspiración para mis escritos. Y en más de una vez he escuchado la insinuación de que dicha inspiración proviene de la mostaza, cola de lión, mota, zacate inglés, coliflor tostada, pastito vacilador, cigarrito fiestero, chiquiador pa’ las reumas, epazote de la risa, mois, ensalada rasta, porro, cannabis (indica o sativa) o cualquier otro término asociado con la mariguana.

Siento decirles que no. La verdad es que puedo entender de dónde viene la identificación. Después de todo he comprobado (no en carne propia, sino a través de terceros) que mi humor suele ser bien recibido por quienes participan del ritual de la verde. Pero no, Finísimos Lectores. Mi humor es natural como la hierba misma, pero no proviene de ella. ¿Pero por qué no?

Chocolate y Cannabis: puedo con uno, pero no con ambos.

No que tenga nada en contra de la mariguana, aclaro. Y sería de lo más hipócrita pretender que me las doy de sano con la cantidad de alcohol que pasa por mi organismo, y no precisamente en fricciones. Simplemente admito que esa droga es uno de esos umbrales que nunca crucé dada la oportunidad y aún frente a la tentación de poder hacerlo sin consecuencias de ninguna índole. No me llamó la atención lo suficiente como para sobreponerme a su intenso aroma. Así que pasé de largo, sin sentir sus posibles efectos en mi persona y en mi deteriorado intelecto.

No voy a convertir esto en un foro de debate sobre si la mariguana es droga o no, si debe legalizarse o permanecer prohibida, si es absurdo restringir su uso cuando el tabaco está permitido, si conduce al uso de drogas más serias y destructivas, si provoca adicción o es inofensiva ni nada de esas causas absurdas que tanto le gustan a las personas que se apasionan por uno u otro bando. Entre mis amistades y familiares he encontrado toda variedad de consecuencias respecto a su condena y defensa, pero lo mismo podría decir en relación al alcohol o al cigarro, así que no sería indicativo de nada pronunciarme a favor o en contra.

Digamos que no es la droga más proactiva del mundo...

Hay cosas respecto a la mariguana que apruebo, en definitiva. Por principio de cuentas prefiero compartir un concierto sentado junto a diez pachecos que al lado de un ebrio, quien suele ponerse beligerante o molesto en cuanto empieza a perder el piso. Hay tanta música, cine, literatura y otras manifestaciones artísticas que me fascinan y que fueron influenciadas por esta sustancia que enlistarlas sería una labor interminable. Y se puede decir lo que sea del uso de la ganja como ritual religioso, pero nadie jamás acusará al rastafarianismo de la violencia y la injusticia disfrazada de fe que hemos encontrado históricamente en el cristianismo o en el islam, por ejemplo.

Y por otra parte también estoy al tanto de que el abuso de la mariguana puede ser terrible, en todos sentidos. No es ningún secreto que está íntimamente ligada a la apatía y a la pereza mental. Vamos, ¿creen en serio que actualizaría el blog diariamente si me la pasara pegado a la pipa de la paz? Blog o bong, pero no ambos. Y he visto a muchos queridos amigos perderse en su uso, para después recurrir a drogas más fuertes en busca de una salida de vuelta a lo funcional. No, tampoco soy un apologista pleno.

Sólo puedo hablar de la mariguana a título personal. Como ya lo dije, su aroma me molesta sobremanera, irritando mi garganta y causándome algo de náusea (“pero luego se te quita”, decía uno de mis pachequísimos cuates en labor de convencimiento). Además de todo soy un alma débil. Si el chupe no me deja en paz después de casi 25 años, ¿se imaginan los estragos que podría hacer en mi un vicio más? Y no hablemos siquiera de mi gusto por el chocolate, y lo que acarrearía probar uno de esos brownies especiales… No, digamos que me conozco. Mejor no tentar al diablo, pues.

Así pues, sin ánimo de juzgar a nadie, me pronuncio ambivalente respecto a la Mary Jane. Le agradezco al mundo las cosas que ha ayudado a crear, y repruebo las que ha deteriorado por el simple hecho de dejarse a merced de nuestra propia debilidad humana. Pero esa aseveración es válida para mil y un cosas más en esta vida. Aquí si aplica el lema del liberlismo francés del siglo XVIII: Laissez faire, laissez passer… Y échen su humo para otro lado, si no les importa.

Anuncios

49 comentarios en “¿Hierba mala o hierba buena?

  1. pues yo cuando la probe no me gusto me marie q ni en una peda, tenia un primo q era bien grifo y hasta por costal compraba, me gusta el olor, pero realmente probe dos veces y ahi murio

    yo ni a favor ni en contra.

  2. Yo como soy 100% aburrido, no tomo, no fumo y no me drogo, pero tengo un primo de mi mamá unos dos años menor que yo, y que era residente gringo, al cual le quitaron la residencia porque lo cacharon 3 veces con churros.

    Y pues se tuvo que venir el solillo pa´México, tons hubo unos días que se quedó en mi casa, y siempre nos quiso convencer a mi hermano y a mi, de que la mariguana era buena, que te alivianaba, que agudizaba los sentidos y que no causaba adicción (él la iba a dejar cuando el quisiera, simplemente no quería dejarla).

    Recuerdo que eso era allá en el año 2002 má o meno, y un día en la tarde yo estaba jugando Half Life en la compu y el estaba sentado en mi cama, y luego como que se recargó y de rato se quedó dormido, tons empezó a roooonnnque y ronque, y pues yo estaba jugando, y así dormido dejó de roncar y empezó a balbucear, me imagino que estaba soñando y así de la nada espetó, “what´s up, yeah, mary jane, one kilo”, y se puso de lado y siguió roncando, y yo solté la carcajada, de que estaba soñando con un kilo de mariguana.

    Y le platiqué a mi hermano, y le estuvimos tirando carrilla, y dijo que él nunca ha tenido todo un kilo de mariguana para él, que nada más compraba churros, “Para su uso personal” y admitió que se seguía drogando, y que era algo que le gustaba de México, que estaban bien baras los churros y que nadie le decía nada.

    • yo lo q sillegue a hacer era vender churros en 20 varos 1993 alla en un lugar q se llamaba el hoyo rasta en la magdalena mixihuca se sacaba para echar la weba toda la semana pero hubo un episodio dolorosisimmo y mejor cerramos el negocio aunando a q a mi socia del bisne le gustoba la coca y lasganancias ya se iban en su vicio

    • Yo tampoco fumo, tomo, ni me drogo. Hace 3 años tuve un alumno que fumaba mariguana, quien se dió cuenta de que la consumía fue otro alumno, yo tengo muy mal olfato así que no percibí el olor a mariguana.

  3. Pues yo no la he probado, no me gusta como huele pero no digo que jamás la vaya a probar, nunca se sabe. En algún momento le pedí a un amigo que me consiguiera un churro pero siempre había algo que impedía que pudiera hacerlo. Ahora me es “X” no la busco y de hecho nunca me la han ofrecido.

    Cuando hablaste de las cosas que se han creado, inmediatamente pensé en Wonder boys, me encanta esa muvi. Weeds me parece buena serie, por lo menos los primeros capítulos que sí vi completos, ya le perdí el hilo hace rato.

  4. Pues yo tampoco le he entrado y eso que fui al Madrid en la prepa, y me eché varias vacaciones acampando en Michigan´pue (y no me refiero a la Unión Americana sino a una playa que solía ser jipi. Lo que si es que el olor es asqueroso.

  5. Yo no la he probado, creo que jamas la probare, si hay que reconocer que la juanita ha inspirado a algunos grandes artistas a realizar cosas geniales, el punto es saber controlarla y que no se vuelva una adicción, por que puede ser una experiencia fatal.

  6. Yo tenía una amiga a la que admiraba porque -a veces- cargaba su cajita de metal con hierbita y la consumía de vez en cuando. Según yo nunca se hizo viciosa. Eramos compañeras de equipo, amigas y pasabamos bastante tiempo juntas; nunca trajo ojitos rojos o soñadores ni olores extraños. So, la admiraba por su fuerza de voluntad y su libertad para fumarla sólo cuando se le antojaba.

    Pero bueno, se tiraba al primer tipo medianamente simpaticón que se paraba frente a ella y le hacía ojitos. Así que mi opinión no es muy confiable ahora que lo analizo.

  7. Ps yo he tenido varias experiencias con conocidos, aunque nunca la he fumado. Mi primo Lalo (que también es lector de este blog aunque no comenta) el sí le ha entrado y una vez ya andaba haciendo feo el wey, sentía que se moría el cabrón, tambien el novio de mi prima le entra.

    Aunque tenia ganas de probar las hamburguesas vegetarianas que vendian en el Chopo “no son de a 100, saben como de a 200 pero sólo cuestan 15 varos”

    Por cierto mi primo dice que en los raves, con las luces y la música electrónica, y la mota te alucinas bien chido

  8. Yo fumo marihuana desde hace 2 años y me gusta. No todos mis amigos comparten el gusto pero por lo menos me respetan. Es bien complicado hablar de esto Sempere. Obvio en casa no lo ven bien y he tenido problemas con mi hermano. No quiero hacer de esto todo un pancho y es que el problema es que todas las opiniones valen. Antes se me iba el pedo y me ponia a fumar en todos lados todo el tiempo. Gracias a Diosito no me cacho la poli nunca. Ahora fumo en mi casa o solo con amigos. Ya la cague antes y ya no quiero volver a pasar por eso. Puedo decirte que el olor desagradable depende del tipo de hierba. Asi que no todas huelen mal. Cuando estaba entrando a la uni compraba 200 pesos cada 2 semanas. Es lo equivalente a 2 o 3 churros/gallos/porros al dia. Y me los fumaba, eh? Era mas los fines de semana. Hoy en dia compro 200 y me dura hasta 2 meses. Entre semana ya no fumo, solo que se me antoje pero es raro. Fumo los fines antes de salir con los cuates o en mi casa viendo una movie. Lo que mas me gusta es fumar y escuchar musica. La verdad si me viajo.
    Bueno, lo que quiero decir es que CLARO que deja consecuencias pero aun asi lo hago. Y lo hare por un tiempo mas. En el blog de Todos Se Quedan publique algunas experiencias no hace mucho. Gracias Finisssssima Persona!

  9. Pues yo si le quema las patas al chamuco varias veces, y la verdad no me desagradaba, nunca fui por asi decirlo adicto pero no desaprovechaba la oportunidad de pegarle uno jalones al churro cuando alguien optaba por rolarlo, por cierto mi ultima ves que le pegue unas jaladas a un muy buen churro fue en un concierto de los Stones.. Otro nivel no mamar !!!!, Nunca tuve necesidad de comprarla no faltaba el alma caritativa que se ofreciera a rolar el alucine. Tal ves so surge una oportunidad en el futuro lo vuelva a hacer, pero con eso de los examenes antidoping sorpresa en las empresas, pues mejor no ja ja ja

  10. Pues buenas o malas, nos gusten o no, ya decidieron por nosotros.

    Si las legalizan, si te parece malo, no lo harás y viceversa, pero será decisión de cada persona, ¿porque alguien puede decidir por nosotros?, si es porque una se hace daño a si mismo, ¿porque no prohibir los deportes extremos, automóviles y demás causa de accidentes?, ¿quien tiene derecho de educar a la gente?

  11. Este, yo disque posteo en un blog con nombre parecido, ¿eso cuenta?…nunca me ha interesado ni fumar, ni beber, ni drogarme, así como araluce pero más cool…nosierto xD. El master chief del blog en cuestión, el mismísimo tamagochii, si le gusta (de ahí parte de la inspiración). En fin, yo estoy feliz con mi pinche vida aburrida.

  12. Yo pasé por ahí, hace muchos añitos, y he regresado un par de veces por un toque… Los únicos efectos que me produce, son los ataques de risa, y la hueva, o séase, nada espectacular. Nada de alucines, musas inspiradoras, o las puertas de la percepción o del nirvana que se abren… Estoy casi seguro que la mois es para mucha gente, simple cuestión de vanidad; casi como decir: “yo desafío la ley, no me conformo con el alcohol, porque esto es otro nivel”… Tengo amigos músicos, actores de teatro, y demás bichos que asumen esa actitud de “intelectualidá”… Y creo que si ya es bastante cuestionable necesitar “vejigas para nadar” (Esta frase requiere actualización ¿no crees, Toñín?) en cuanto al uso de sustancias, cualesquiera que sean (tabaco, alcohol, etc.) por lo menos, hacerlo con algo que no te genere problemas legales… Sí, las chelas en el parque también te pueden llevar al tambo, pero creo que lo mejor es no jugarle al vivo… Besitos

  13. Off – topic: ¿alguien sabrá que chingados es el “Añejo Los Reyes”? La botella dice: “destilado de uva”, es de la Domecq, y el pomo de a kilo vale 45 pesos en Aurrerá… En estos tiempos de crisis, déjenme decirles que no está tan mala la marranilla… claro que prefiero el Glenfiddich, pero “a falta de pan, tortillas”…

  14. Yo la unica vez que he probado la marihuana fue una vez que estaba chambiando alla en el sur del pais… hahaha…. tenia un compañero que era bien marihuano y un dia me pidio feria pa comprar un puñito, nos coperamos, despues el trajo el churrito y a darle. Lo mejor de todo es que todo eso lo hice en frente de mi patron…. hahahahaha, el wey nomas tenia una carota de emputado y la neta ya no me acuerdo que me estaba diciendo porque la neta si me aluzine cañon… sorprendentemente no me despidio…. yo renuncie… hehehehe

  15. Pues en la Universidad la probé solo para vivir la experiencia. No es la gran cosa y como dice una frase : “agil una noche lento un mes..”

  16. Nunca la he probado, pero no me molesta las personas que lo hacen, después de todo muy su vida, con el alcohol y el tabaco tengo mas que suficiente para meter algo mas a la ecuación, no gracias.

  17. Yo nunca pense que tu humor proviniera de jalarle las patas al diablo, si tuviera que pensar que proviene de alguna droga seria de algo mas fuertesito.

    O de verdad si son muy aburridos o tienen miedo a admitir sus pecados en este blog, porque la verdad no creo que de todos los que opinan solo unos cuantos admitan una relacion con el alcochol, el tabaco, y ya no digamos con la drogas. Concuerdo con los que opinan que no es gran cosa, la verdad solo te produce un estado de animo relajado y al final te pone los sentidos muy alterados sientes que todo lo ves y todo lo escuchas, aunque debo decir que esa sensacion tambien la senti en una ocacion en que me tome 3 red bull, esque estaba crudisimo y necesitaba llegar bien pilas a un examen.

    No me considero un tipo divertidisimo ni fiestero (ya no) pero si he podido probar mas de 4 drogas diferentes sin tomar en cuenta el alcohol y el tabaco, y la verdad cad auna tiene sus efectos y por suerte a ninguna le agarre el gusto, aunque si llegue a consumir frecuentemente alguna de ellas, pero aun tengo la intencion de irme real de catorce a darme peyotear.

    Actualmente parece que mis pulmones me piden a gritos (gargajos) dejar el cigarro que es mi mayor adiccion, pero estoy pensando con que suplir ese delicioso toque de nicotina que tanto disfruto.

  18. Yo ya soy paranoico, huevón, indolente, demente y torpe por naturaleza, no creo requerir ayuda química para lograr esas características. Igualmente me he visto a menudo ante la oferta, pero de verdad la mota no es lo mío ni quiero ser de ella. Aunque admito que en alguna ocasión le conseguí la dosis a una chava que supo hacer que valiera la pena. Y otra vez asistí a un cumpleaños pseudo hippie donde la mota estaba más presente que los invitados, o he llevado amigos a que compren sus gramos.

    Por eso, en este tema prefiero declararme ignorante, pero no inocente.

  19. En realidad yo nunca le entendí al concepto la verdad, me daba sed, luego hambre, y luego weva, y no es que no le haya echado ganas de verdad que lo intente pero nada mas no, digo si después de 3 caguamas empiezo a decir pendejadas sin ton ni son no veo porque con dos churros seguidos todo lo que consigo es que me den ganas de tragar Sabritas, y si eso es todo lo que va a pasar bien me puedo ahorrar las visitas al cabrón ese que siempre me esta insistiendo que también le compre una piedra mediana que disque porque es de la chida.

  20. La llegue a probar varias veces para conocer ‘el pedo’ pero nunca le encontre el gusto. Si veia (veo) pachecos a mis amigos pero nunca entendi el gusto, aguanto el olor, no lo considero desagradable.
    Me da igual si consumen o no mientras respeten a los demás, me caga cuando quieren justificar sus pendejadas porque estaban de viaje.
    Sigo siendole fiel a mi botella otro vicio seria un impacto a mi bolsillo.

  21. Hola, es la primera vez que comento aunque ya llevo un rato siguiendo el blog, pues la verdad nunca le entrado a nada que no sea alcohol o tabaco, en especial alcohol en casi todas sus presentaciones, aunque el pulque tampoco me desagrada, nunca he llegado mas lejos y no por falta de oportunidad sino por que me conozco y se que si le enuentro el gusto ya valio, soy muy aferrado cuando ago me gusta

  22. Antes de que me pongan falta, pero es que este fin de semana fue de mudanza…

    Pues yo solo una vez me avente un churro en compañia de varios amigos, ya eramos todos adultos, yo tendria como 28? o por ahi… nos juntamos en casa de unos amigos casados y pasamos el tokin entre todos, creo que prendimos dos churrumais, estuvo cagado porque empezamos a risa y risa primero, luego llego otro amigo a sermonearnos que ya ni la chingabamos que sus jefes se iban a dar cuenta (sus jefes vivian en el piso de arriba y les rentaban a nuestros marihuanos anfitriones) y la madre y tomala que le da el bajon a nuestro anfitrion, de ahi pues fue como el disco de nine inch nails, un downward spiral, el caso es que como que nadie salimos agusto con la experiencia y nunca se volvio a repetir ni nadie hicimos por conseguir un churro por nuestra cuenta para volver a experimentar.

    A mi tambien me molesta el olor, por eso no fumo (ademas de por salud) y mi vida tambien es muy simple y llana asi que ni drogas ni bebida tampoco.

    Los dejo con una frase de Bill Hicks, excelente pero difunto comediante gringo, acerca de las drogas y la creatividad artistica:

    “See I think drugs have done some good things for us, I really do, and if you don’t believe drugs have done good things for us, do me a favor: go home tonight and take all your albums, all your tapes, and all your cds and burn ‘em. ‘cause you know the musicians who made all that great music that’s enhanced your lives throughout the years….? rrrrrrrrreal fuckin high on drugs”

  23. Me pasó lo mismo que con el tabaco en su momento. Sí me ofrecieron una vez, sí fumé una vez. No fui muy fan. No volví a fumarla. Tuve muchos amigosdiagonalcompañerosdeescuela que sí le entraban bien duro. No faltaban los apodos (Don Kemo, Gallosama, Motorolo…). Lamentablemente ellos se fueron pasando a cosas más adictivas, y bueh. Fue de las cosas que dejé en Tampico. No supe en dónde acabaron varios.

    Ahora. No nada más fumada. La primera vez que consumí mariguana en sí, fue sin querer. Hubo una reunioncilla en casa de una compañera, y estaban comiendo brownies. Yo me eché uno con particular delectación, y estaba bien chido, y me eché otro. Y otro. Como cinco. Todo normal. Unas horas después emprendí el retorno a mi casa. Había que tomar dos carros de ruta. Tomé el primero, sin complicaciones. Bajé en el centro de la ciudad, andaba viendo unos puestos de piratería, y de la nada, BOOM. Se me movió toda la superficie. Batallé bastantito para llegar a mi casa. Dicen que si es la primera vez y en dosis más o menos fuerte, sí te pega bien gacho. Supongo que, sin intención, lo comprobé empíricamente.

    Hoy, creo que mantengo mi opinión de que en exceso, todo hace daño. Pero cosas con las que soy propenso a desarrollar una adicción, es mejor de lejitos y con pinzas.

  24. lo mio lo mio es la chaqueta…

    ok me malviaje pero no por mary jane… nunca la he probado, no se me antoja y nunca me la han ofrecido, a lo mejor si algun dia en una reunion sale un cigarrito vacilador le entre… pero mis amigos son mas ñoños que yo… asi que seguiremos libando con baco…

  25. Yo la he utilizado varias veces, sería hipócrita decir que no jaja. Debo decir que me gusta y que he tenido unas anécdotas muy divertidas que ocurrieron bajo la influencia de esta hierbita, más sin embargo, yo también he conocido a personas SERIAMENTE afectadas por esta droga. Su consumo en exceso puede llegar a darte muuuy en la madre, es por eso, que al igual que todo, debe ser consumida sin excesos. Yo afortunadamente encuentro que mi dinero de fin de semana se gasta casi siempre en dos que tres micheladas que en conseguir la hierbita sagrada, y a pesar de que cada 4 o 5 meses se me ocurre la idea de utilizarla de nuevo, JAMÁS en la vida he pensado en consumir otro tipo de sustancias…a las demás, si les sacateo! jaja, saludos 😀

  26. Pingback: Los Nuevos Parias « Finísima Persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s