Reescribiendo el Menú

No soy muy fan de los restaurantes temáticos. ¿Se acuerdan de la oleada de los mismos, ocurrida hacia principios de los 90? De golpe y porrazo aparecieron por todo el mundo sucursales  de una gran diversidad de franquicias, todas con sus conceptos comerciales muy marcados y muchas veces amarrados a grandes nombres de supuestos “socios”: Planet Hollywood (Schwarzenegger, Stallone y Willis), All-Star Café (Gretzky, Shaq, Montana, Agassi), Bubba Gump Shrimp Co. (dedicados a la historia de Forrest Gump), House of Blues (Dan Aykroyd y Jim Belushi), Rainforest Café (bien ecológico… NOT!)Harley Davidson Café (para todos los devotos de las Hogs), NASCAR Café (Jeff Gordon, Rusty Wallace, et al), Fashion Café (Naomi Campbell, Christy Turlington y Claudia Schiffer)… Sólo nos faltó ponernos vivos a los mexicanos con una franquicia dedicada a nuestro máximo embajador cultural para estar a tono. Claro, expandir el menú de El Chavo del Ocho Café® más allá de las tortas de jamón hubiera sido un reto, pero la oportunidad estaba ahí.

La mayoría de esos changarros murieron, o sobreviven de sus viejas glorias. Algunos estaban predeterminados al fracaso, como el mentado Fashion Café. ¿A quién se le ocurre poner un restaurante amarrado a una profesión como el modelaje, donde provocarse el vómito o matarse de hambre constituye una práctica habitual? Y lo más impactante es que los menúes de todos estos sitios solían ser casi iguales. Claro, todos comenzaban por ofrecer una serie de especialidades únicas, pero a la larga acababan en el conformismo de ofrecer siempre la misma gama de nachos, alitas de pollo, hamburguesas, pastas sin imaginación y ensaladas césar con pollo a la parrilla.

El Hard Rock Café es el único de estos establecimientos que llego a frecuentar de vez en cuando, ya sea en México o en Miami. Nunca cuando visito otras ciudades, pues creo que comer en sitios únicos y no en franquicias con platillos que ya conocemos debe ser parte del propósito de viajar. Pero debo reconocer que el Hard Rock me late, pues en primer término soy un nerd de la memorabilia musical. Los tragos son bien servidos, la comida es bastante decente y las rolas que ahí suenan siempre ponen de buenas.

Lo que me extraña es que no hayan caído en la práctica cutre, cheesy y predecible de ponerle nombres “ingeniosos” a los platillos, consistentes con el tema del restaurante. Es, a mi modo de ver, una oportunidad desperdiciada para hacer el imbécil (una de mis actividades favoritas, por si es la primera vez que visitan este blog). Recuerdo un establecimiento en Guadalajara que tenía una admirable selección de antojitos ingeniosamente bautizados: el sope Wonderbra (chicharrón prensado), la torta Chabelo (de pierna), el taco Gobernador del Estado (pura lengua)… En fin, darle un poco de originalidad a la oferta culinaria.

Animado por esa idea y por la buena recepción (o sea que nadie me mentó la madre) al sugerir uno de estas confecciones gastronómicas en Twitter, comencé a armar un menú temático que le ofrezco desinteresadamente a los del Hard Rock, por si les interesan mis siempre brillantes ideas.

De entrada hay que expandir la variedad. No pueden conformarse con las cansadas opciones tradicionales. La variedad de Nachos puede incluir los Nachos Cano y los Nacho Pop. En vez de una aburrida sopa de brócoli con queso, ¿porqué no abrir boca con la Sopa de Frijol & Oates? El primer ingrediente es el bueno, el segundo es de mero adorno.

En cuestión de arroces la tenemos hecha, con el popularísimo Arrozsmith. O si ese arroz no te llama la atención, también puedes pedir un platillo doble llamado Guns Arroces: el primero te abre el apetito para la destrucción, y el segundo puede ser frito al estilo chino. Lo malo es que el segundo es tardadísimo, pero ahora que se está poniendo de moda el dichoso slow food movement, puede pegar. Y si andas muy internacional y en un ánimo pop-jazz, la PaElla Fitzgerald es la opción.

Las especialidades mexicanas no están bien representadas en los restaurantes temáticos de este tipo. Sí, hay quesadillas, pero nada que ver con la queca tradicional mexicana. El Hard Rock podría ofrecer QuesaDylans: La Jacob luce muy atractiva, pero es más bien ligera y ni te acuerdas de qué sabe una hora después de comer (ideal para las dietas). Ah, pero La Bob simplemente no te la acabas, de lo grande y magnífica que es. ¿Lo ven? Se puede lograr consistencia temática con los artistas en casi cualquier platillo.

El Taco Placebo puede ser la versión alternativa del taco placero. No sabes si es un taco bien machín o más bien medio jotón, pero en cuanto lo pruebas te das cuenta de que sí la hace. Las Gorditas de Abba pueden ser otra buena opción para diversificar las entradas: la Frida se hace de maíz prieto y la Agnetha de maíz blanco. Las EnchiGaGas son un platillo cuyo concepto también encaja a la perfección, pues los comensales siempre acaban preguntando si tienen chile o no.

Claro, no podemos dejar de lado los platillos internacionales clásicos, pero hay que darles un tono roquero. RavioLes Paul. Fettucinni AlFreddy Mercury. Rissottom Waits. Fleetwood Mac & Cheese. Un buen corte de Paul McCarne Asada no puede faltar, pese a su elevadísimo precio. También puedes ordena una Iron Maidenesa con Papas, opción más económica, pero que satisface más.

LangosTina Turner: suculento crustáceo.

En cuestión de pescados y mariscos también se puede ser creativo. La LangosTina Turner tiene buena porción de carnita en la cola, pero las piernas también tienen lo suyo. Oasistiones en su concha. Belle & Sebichetian. Pulp en su tinta. Pearl Jaiba

Y si quieren un plato fuerte mexicano, siempre pueden ordenar una especilidad de la cocina Paiki: el Möle Crüedo. O el Pipiánk Floyd. Hasta la Cochinita PiP.I.L. es buena opción.

En los desayunos todo es cuestión de poner una barra donde te preparen un Omelette Zeppelin a tu gusto. O de plano ordenar The ChilaKillers verdes o rojos.

¿Algo dulce? Estamos armadísimos. Flan Ferdinand. Muse de Chocolate. James Brownies. Los Pays Girls (del Chef Orozco) todavía están buenos, pese a ser un platillo entrado en añitos. Pero en cuestión de postres hay un Rey: Elviscocho.

Bueno, no he hecho más que escarbar un poquito la inmensa gama de posibilidades para los señores del Jarro Café. Ya soy su cliente. Ahora quiero ayudarles más allá de pagar los cuentones que me cobran. Y claro, mi oferta desinteresada se extiende a los Finísimos Miembros, quienes de seguro van a sugerir sus propias especialidades. Yo no pido nada a cambio, quizá una tarjetita de descuento del 15% por consumo.

¡Ah!, y que nunca incluyan la Ensalada César Costa

Anuncios

37 comentarios en “Reescribiendo el Menú

  1. El güey de las tortas de mi prepa hacía una que le llamaba “La Juan Gabriel”, porque no tenía chile. Claro que eso fue gracioso la primera, y tal vez la segunda vez. Después fueron sonrisas forzadas..

  2. Haré mi menú de Nueva Trova Cubana y de la Revolución, Canto Nuevo y Canción Informal

    Yo le invitaría a mi amigo JD unas Kissadillas, jojojo

    Del Chavo del Ocho Café, puedes meter la limonada que sabe a fresa y parece de Horchata.

    Buuu, no traigo mucha imaginación Sorry (Daría otra barra, pero no puedo poner escuzas)

  3. el ferrari especial tres bistec unas papas a la comos se pueda aguacate todoeso con salsa roja y totillas medio doradas en aceite de oliva y una coca de lata

  4. Eso de las EnchiGaGas no tiene madre, por donde vivía (los rumbos del aeropuerto del D.F.) hay unas hamburguesas, todas tienen nombres asi medio cagadillos, tienen la Hamburguesa Alucinante (con Hongos) la Hamburguesa Chavo (de Res) La Chava (de Pollo) pero arman un paquete que le llaman “El Trevi Andrade” que consiste en una hamburguesa de res, una de pollo y papas sin catsup.

    En cuanto opciones para el Jarro Café, pueden pedir sus tragos de Mezcallica, una ArracherRamstein, Pechuga a la Cordon Blur.

  5. Uhmm no se.. El Moletov, o los Kornflakes,
    Como acompañamiento el queso Garbage de un blanco lechosito bastante antojable.
    De bebidas pues claro, la Soda Stereo.
    Podrían ser tambien el Strokfado o las alitas de pollo acompañadas por el condimento especialidad de la casa: Kings of Lemon…
    No son los más ingeniosos pero es lo que se me ocurrío. Saludos buen Toño.

  6. Pues no me vienen a la mente platillos nuevos, pero si unas recomendaciones.
    1. El Risottom Waits debe ser bien condimentado que te deje la garganta como aguardientosa.
    2. Las QuesaDylans nunca se deben servir juntas porque pueden rechazarse, seria como servir en el mismo plato leche deslactosada con mole.
    3 Definitivamente, el taco Placebo debe ser bien joto, es mas se debe servir en un plato con arcoiris.
    4.Pulp en su tinta seria el equivalente nice a el fish & fries
    5.LangosTina Turner le ha de gustar mas cuando se la come sentado en lancha no?
    Bueno después de escribir estas burradas ahí tiene una respuesta al porque del gran silencio.

  7. Por cierto aqui en Guadalajara por Chapultepec hay un bar que se llama Banana´s y ahí las bebidas tienen nombres de bandas o músicos, está -por ejemplo- la Lenny Cravitz (creo que tiene moka o algo asi, el pedo es que es color café) la U2 (con vino tinto) o la Metallica (no recuerdo que lleva)… y el bar está lleno de poster de bandas y músicos y bla bla bla, es un buen lugar, salvo porque siempre se atasca muy gacho. (esque es barato y no cover)

  8. Post como este son la razón por la que no uso el twitter, llevo como hora y media pensando en un nombre ingenioso de comida y no ha pasado nada por mi cabeza, soy lento.

    Comere un Muse de chocolate para quitarme la depresión.

  9. Una variante de las enchigagas puede ser un Lady Gaga osea una gringa con chorizo. o tambien unos tacos smiths que podrian ser de suedehero

    Y yo si me declara fan from hell del jarro cafe y trato de cuando voy a uno diferente del de mi rancho osease el df me compro la copa.

    De hecho antes me la pasaba ahi los fines de semana con mis amigos y novia, y ya nos conocian los gerentes, meseras y bartenders y ahi si aplicaba la de cheers de everybody knows your name, pero a partir de la prohibicion de fumar dejamos de ir y ahora ya es muy esporadico, y mi estimado le toñe en los alcoholes si tiene nombre sde rolas no? o si de plano ando malito de los nervios

    saludos a todorsios

  10. Yo nunca he entrado a un HardRock Café =(. Como me reí con esas madres xD. Podría haber un menú Megadietha para los que quieran conservar la línea. Creo que los Red Hot Chilli Peppers de condimento es demasiado obvio. Y claro, al terminar la comida unasTestamentas para no tener aliento de dragón. Y quizá de postre PrimIce Scream.

    Y ya, se me secó el cerebro con eso xD

  11. Jajaja qué chido!

    Pero ya en serio Toño, el nombre “Hard Rock” no se te hace como muy de la epoca de Poison, Bon Jovi, White Snake, Extreme y demás infames de la Power Ballad? XD

    Ya me entró curiosidad por el restaurante de Guadalajara… cuál es?

    Hey @alanalmighty, los tacos de Suedehero rockean! jajajaa!

  12. Finísimo menú mi Toño, aunque debido a la limitante que ya has comentado de la oferta gastronómica en los menús (o menúes?… como madres se escribe en plural?) de estos lugares, más bien yo propondría la creación del asunto partiendo desde cero.

    Permítame usted elaborar:

    Al no ser tan práctico para estas mega-cadenas restauranteras efectuar un, llamémosle ‘reboot’ al menú, mi instinto creativo y actitud empresarial netamente mexicana (Peter Parker erróneamente le llama sentido arácnido) considero crear nuestra propia cadena de restaurantes. Sí, admito que suena arriesgado, pero hasta ellos (las grandes cadenas) habrán comenzado así.

    No podría afirmar que el inicio sea fácil, no. Pero con la actitud correcta y un secreto que alguna vez escuché en un programa donde se hablaba de bienes raíces y el secreto del éxito en una transacción (location, location, location), veo un futuro promisorio y lleno de triunfos.

    El primer eslabón en la cadena es abrir el ‘Toño’s Corner’, que como su traducción del inglés indica, se trata de un establecimiento ubicado en una esquina con buena afluencia de gente deseosa de degustar un bocadillo rápido y económico (la gama puede ser muy amplia). El plus es la evasión fiscal y la descarga de adrenalina al tener que levantar el changarro (con todo y tanque de gas) en cuanto algún supervisor de vía pública pase por el sitio.

    Consolidado el primer paso, podemos continuar el rumbo a la apertura del ‘Toño’s Den’, ahora en un local que no requiere ser muy grande, pero sí es un must que el mobiliario sea patrocinado por alguna marca de refrescos o cervezas (imagino las pláticas de negociación con “Barrilitos” o “Pascua Boing” y el estire y afloje por el modelo de lujo de mesa y silla plegable). La base gastronómica del local no cambiaría mucho en función del ‘Toño’s Corner’ -principalmente para que los parroquianos no le pierdan el gusto- lo que sí es imprescindible es contratar a un buen ‘cleaner’ (Re: Harvey Keitel en “Pulp Fiction”) por aquello de algún deceso inesperado por fallitas en el tema de la resistencia a las bacterias.

    Una correcta administración y el esfuerzo del equipo, puede llevar al negocio un nivel más arriba, el ‘Toño’s House’. Siempre habrá algún conocido que nos pueda dar el tip sobre alguna propiedad (una casa, obvio) que haya sido abandonada, embargada por el banco o quedado intestada, en la cual pueda hacerse un modelo de negocio donde nuestra clientela sienta que come y es atendida como en su misma casa. La idea es poder hacer un sondeo local sobre las costumbres gastronómicas del mercado ‘target’ y llevarla a cabo mediante la implementación de un equipo de meseras gritonas que lleven a nuestros comensales sus platos a la mesa con un sonoro “te lo tragas” o “cuidadito y dejas algo” un “me paso todo el día en la cocina pa’ que me hagas esos gestos” o cualquier otra frase o elemento que nuestro departamento de marketing (a estas alturas obvio que ya contamos con uno) pueda aportar como valor agregado. En esta etapa, con licencia (o sin ella, es igual) podemos ya expender y servir bebidas alcohólicas en la modalidad de copeo, botella abierta en la mesa, o botella adulterada para grupos con cara de funcionarios de gobierno.

    Indudablemente, el éxito a estas alturas del partido será un vocablo que continuamente emplearemos en nuestras conversaciones, principalmente por estar ya consolidando el ‘Toño’s Garden’ tope de nuestro modelo de negocios y punta de lanza para la inminente transformación de lo que -alguna vez- comenzó en una esquina (hace solo unos párrafos ¿te das cuenta de lo rápido que funciona esto?) y ahora se perfila como un modelo de franquicia nacional e internacional. Nuestro hábil equipo legal ya habrá gestionado (o enviado al ‘cleaner’ en avanzada) la instalación en centros comerciales de alto nivel y perfil socioeconómico nuestro vistoso y atractivo diseño, mezcla de mexicaneidad, ambivalencia ideológica (a ambos nos vale lo que opinen los demás), eclecticismo artístico que vá de lo kisch a lo minimalista, pasando por el neoclásco y el art-decó (o sea… una fonda-new age-restaurant del centro histórico-Samborns-Rainforestcafé-Hardrockcafé-Bennigan’s-Italianni’s-Tony Roma’s [a quienes podríamos hasta demandar por el nombre]).

    ¿Ves qué fácil? Lo difícil, la creción de los nombres para los platillos del menú… ¡ya lo hiciste! Ahora solo falta seguir estos sencillos pasos para que en poco tiempo puedas ver tu nombre, sí, tu nombre en enormes letras de acrílico adornando las paredes de los ‘Toño’s Garden’ en Beiging, Londres, Paris, Berlín, Chalchicomula de Palma, Apizaco, Santa Ana Chiautempan y anexas.

    Animate, tú eres un triunfador en potencia, solo tienes que verte triunfando.

  13. Ponemos a sus órdenes estos nuevos platillos. Nada más no se ofenda por nuestro EmineMesero:

    -Nachos con A-ha Lapeños: Los probará una vez y le gustarán. pero nunca más. One Hit Wonder garantizado.

    -A Flock Of Sea-golosinas: A veces empalagosas, pero debe probarlas para decir que ha vivido.

    -Pato Aaliyah Naranja: Bastante tieso, pero desaparece a tiempo de dejarle un sabor agridulce.

    -Abaddonas: 10 círculos infernales de sabor endemoniado.

    -Pie de Ace Frehleymón: Añejo postre con polvo de estrellas.

    -AC/DC Cheesy: Botana de queso en plato de metal.

    -Sopa de Tortuga After Forever: Tarda demasiado, pero es un favorito por algo.

    -Frijoles Air Supply: Para que cargue poder a la hora del pex.

    -Guiso Al anís Morisotto: Platillo de arroz condimentado con anís. No sabrá si pedir más o pedir un reembolso.

    -Alits Cooper: Alitas de murciélago en sangría. Ozzy Osbourne las recomienda.

    -Coctel Amy Winehouse: Sólo miembros exclusivos. Mezcla de heroína, ketamina, alcohol, éxtasis y cocaína. Baja en calorías.

    -Andrea Bocelli Bocatti: Mezcla de platillos pupulares con salsas italianas. Se sirve en la oscuridad, sin cubiertos.

    -Maní Lennox: Botanita light pero llenadora.

    -Tapiocalyptica: Reinterpretación de la receta legendaria con ingredientes clásicos.

    -Vaso de Aqua: simple y sin mucho chiste, pero repetirlo una y otra vez es inevitable.

    -Margaretha Franklin: Coctel de tequila con cuerpo robusto y altas notas al pasar por la garganta.

    -Pastaroth: Spagetti con jamón endiablado, se sirve en platos de pentagrama a la luz de velas negras. Puede acompañarse de pollo sacrificado.

    -Apioslave: Adictiva ensalada de apio y vinagre, algo amarga.

    -The Beef-52: Recomendables cortes bovinos, en total 52 onzas.

    -Backstreet Pollos: Para las niñas. Más crema que substancia.

    -Pastel de Baha-Menta: Postre jamaiquino ligero, con hierbas.

    -Bananarama Split: Un chingo de frutas fálicas para su deleite.

    -Especial Barenaked Ladies Night: Versátil mezcla de chiles, chorizos y embutidos para esa noche de damitas.

    -Curry Manilow: Picoso y meloso a la vez, para acompañar su velada romántica.

    -The Beach Bollos: Rellenos de guisos californianos típicos.

    -Cardigansito: Pastelito estridente y sabroso, con chispas y relleno tradicional inglés.

    -Daddy Twinky: Pegajoso, rasposón y corriente. No puede faltar en su festejo.

    -Los Dandy War-joles de Olla: Receta posmoderna tardía de un favorito de generaciones de posers.

    -Licuado Eagle-Eye-Cherry: Mejor mezcla, imposible.

    -Fiona Apple Pie: Un clásico de sabor americano. Favor de no preguntar por el Shrek Apple pie.

    Fleetwood Macarrones: Delicia setentera. No servirlo a la prima del Toño.

    Gloria Esteflan: Montón de masa gelatinosa con sabor latino.

    Goo Goo Moles: Varios moles en un platón, acompañado por igual con aderezo punk que soft rock.

    Hanna Montana Banana: Pa’ tu hermana.

    Ill Niño Envuelto: Revoltijo heavy pero consistente. Ordenar para llevar.

    Interpozol: Receta americana y sabores europeos. O al revés.

    K.D. Langosta: Marisco en tortilla. Personalmente pescada por Licha, el Marinero Sin Salchicha.

    Lionel Richimichurri: Aderezo afro de trompa. Dulzón, embarrado en carne blanca.

    Dona Loca Madonna: Cambia de sabor sin avisar. Nueva receta kosher.

    Raspado Nat King Cold: típica golosina que le deja la voz grave y melodiosa.

    Weird Tamal Yankovik: Parodia de otros platillos, a menudo con mejor resultado.

    ‘N Syncronizadas: Quesadilla doble de jamones sin mucho valor nutrimental.

    OutKastañas asadas: Para acompañar los tragos, sabor hip hop con soul.

    Suzanne Vegan: Ensalada traída directo de Tom’s Diner.

    Flan Halen: Alto en hierro, bajo en grasas. Gran variedad de sabores.

    ZZ Tupperware: Recipiente para llevar. De pelos.

  14. buen menú… mi favorito sin duda sería la IRON MAIDENESA CON PAPAS…

    El Hard Rock Café también es el único de este giro que me late y mucho.
    Antes iba muy seguido. Y aun estando fuera de Mexicalpan, trato de ir
    aunque sea a echarme una chela para comprar el respectivo
    DRAFT SOUVENIR GLASS (el de chela, no el del huracan) para mi
    barrita y poder servir chela en buen vaso.

    No recuerdo bien el menú en estos momentos, pero lo único
    que sí tenía nombre temático era las 3 opciones de alitas…

    POP – con muy poquito picante, ideales para mariquitas como yo que no aguantamos ni los cazares
    HARD ROCK – las tradicionales con el picante ideal
    HEAVY METAL – con vasos de agua de chaser para apagar la lengua…

  15. Por cierto, nunca le pidan a su abuela traerles una “cachucha” del HRC de Buenos Aires, por mas que la instruyeron a que pidiera una “gorra” a la mera hora flaqueo y pidio cachucha, menos mal que nada mas le dieron la gorra o ya tendria otro tio.

  16. JAJA no inventen! que imaginación del finisimo posteador y todos los participantes están kñones con su inventiva, lo mejor fueron los The ChilaKillers y se me antojaron grueso. Le tendré que dar una mega pensada para estar al nivel, excelente post!

    • Yo espero con ansia y gusto tu comment, Bberrystop, eres del comentario ingenioso y conocedor como pocos entre nosotros. A ver si TOÑO pasa aunque sea tarde a comentar sobre nuestros comments (hint, hint).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s