Recuerdos de Reserva

Hace unos minutos, el estimado Twittero @colosseum reveló que estaba viendo Reservoir Dogs (Perros de Reserva) por primera vez. Me dio mucha envidia, claro. No por estar viendo la película en sí, que ha estado a mi alcance en formatos VHS, LaserDisc y DVD en todo momento. Sino por experimentarla por primera vez.

No sé cuál vaya a ser su veredicto, y a lo mejor no es maravilloso, siendo que está viendo la primera película de un Quentin Tarantino que nos ha acostumbrado a experiencias fílmicas superlativas cada vez que se sienta en la silla de director. Tarantino es un salvaje, un geek sin destilar que vierte todos sus traumas fanboyescos y sus fantasías visuales en cada nueva obra. Así que ver su filmografía de adelante hacia atrás podría parecer poco favorecedor.

Y hay que añadir que sus pelis pueden gustarnos en mayor o menor grado, pero nunca nos podemos mostrar indiferentes. Yo disfruté Inglourious Basterds, por ejemplo, pero la verdad esperaba más de ella. Aún así tiene docenas de detalles geniales, de cosas que me hacen erguirme en la butaca del cine y pensar “¡Este guey está cabrón!”. Cuando un director logra estos estándares de calidad y maneja las expectativas de su audiencia en niveles reservados a los de obras clásicas, hay que reconocerle el mérito.

Pero regresar en el tiempo a mi primera experiencia Tarantinesca es maravilloso. Fue en 1994, durante el Mundial de Futbol de EEUU. Sí, la película data de dos años antes, pero estamos hablando de una época pre-Cinemark / Cinemex / Cinépolis, donde las pocas salas de cine disponibles preferían recetarte interminables ciclos Stallone / Schwarzenegger / Van Damme antes que mostrar una pequeña gema de cine independiente gringo que, aparte de todo, no tuvo gran impacto en taquilla dentro de los Estados Unidos.

A mi eso me valía madres. Las revistas que consumía en esa época (especialmente esa joya editorial inglesa llamada Empire) mencionaban que un joven director americano, empleado hasta hacía poco en un video club, había logrado realizar una de las mejores películas de los últimos veinte años, una obra destinada a influenciar al género durante mucho, mucho tiempo. Y yo estaba más que dispuesto a creer el hype.

Mr. White y Mr. Pink, estableciendo un patrón de confianza mutua...

Claro, las opciones estaban limítadísimas. Reservoir Dogs sólo estaba exhibiéndose en dos cines dentro de todo el Distrito Federal. El más cercano (por así decirlo) era el Cinema Lumiére, situado a dos cuadras del Ángel de la Independencia. Yo vivía aún con mis papás, un poco más al sur del Estadio Azteca. Pero la fortuna estaba de mi lado, porque ese día jugaba México contra Italia.

Al contrario de mucha gente, mi vida no se rige por las andanzas del Tri en Copas del Mundo. Así que llamé por teléfono a una amiga que había acordado acompañarme al cine en la próxima salida. No estaba. Ni hablar, me lancé a su casa, cerca de la mía, y la encontré llegando de la calle. Le mencioné que teníamos una cita con un tal Tarantino. Y empezó la bronca, pues ella decía que le daba flojera ir hasta allá, y que nunca había oído hablar de esa película, y que tenía ganas de ver El Rey León y qué sé yo qué otras sandeces. Sobra decir que hice mi merecido berrinche y emprendí el vuelo en solitario.

Escuché por radio el gol del empate a cargo de Marcelino Bernal. Marcador final: México 1, Italia 1. El partido terminó un par de minutos antes de mi llegada al cine. Encontré un lugar de estacionamiento magnífico, a tan sólo un par de cuadras de mi destino. Pero al doblar la esquina antes de llegar al Lumiére, me percaté de que algo andaba mal. Las calles aledañas a Reforma empezaban a colmarse de aficionados al fut, enfundados en casacas de la selección o arropados con la bandera mexicana. Cornetas, matracas, tambores. Y el alcohol fluía libremente. Un grupo de aficionados estaba descaradamente bloqueando el tráfico vehicular en la calle previa al cine para pedirle a los automovilistas “para la chela”. Sí, de hecho estaban asaltando a transeúntes, sin necesidad de mostrar armas o amenazas directas. La fuerza de la turba era suficiente. Comencé a pensar en lo afortunado que había sido al estacionarme un par de cuadras más lejos.

El Ángel, sitio de celebraciones legítimas (3 ó 4) y de mediocridad (como 100, máomeno)...

Llegué a la taquilla del cine, dándome cuenta de que faltaba una hora y cuarto para la función. Compré mi boleto y me paré en la puerta. El lugar me proporcionaba un ángulo visual incomparable para juzgar el aquelarre que se estaba desencadenando. Los comercios cercanos estaban cerrados, seguramente anticipando los desórdenes. La esquina contigua a la del Lumiére daba cobijo a una vinatería que había bajado la cortina metálica desde muy temprano. Eso no le importó a la afición: se arrojaron sobre el lugar con entusiasmo y mala leche, y procedieron a derribar parte de la puerta, forzar la entrada y saquear el negocio en cuestión de minutos (no, la policía no mostró señales de vida). El cuadro era dantesco.

De pronto dieron vuelta a la esquina tres niñas de entre 14 y 16 años, muy bañaditas y planchaditas ellas con sus camisetitas verdes, acompañadas de un chavillo que no podía pasar de los 15. El cuarteto tenía una cara de pánico indescriptible. Avanzaban a toda prisa mirando hacia todas partes. Les hice una seña rápida en dirección al cine, por mero instinto. Y corrieron hacia la puerta. No hicieron más que entrar al vestíbulo cuando descubrí el motivo de su miedo: un grupo formado por al menos una docena de antropoides, más ebrios que la D’alessio y posiblemente más calenturientos, escudriñaban la calle y le preguntaban a los pobres incautos si habían visto “a unas güeritas bien chidas”. Yo me metí al vestíbulo del cine, le dije al espantado chavillo que comprara entradas para la película y que se quedaran ahí hasta que pasara el desmadre. Las escuinclas (su hermana y sus dos primas) le dijeron que sí, que haber ido a celebrar al Ángel era mala idea.

Así pues, me metí a ver la película de mis sueños junto a cuatro fresas muertos de miedo. Charlamos brevemente, me enteré que vivían en Lomas de La Herradura (big surprise) y que pensaron que el ambiente no iba a estar tan pesado. Al parecer el chavillo no intimidó a la turba ebria, quienes comenzaron a mostrarse demasiado cariñosos con sus desafortunadas parientes. Cuando optaron por dejar el lugar y regresar al coche, un grupo de borrachos decidió seguirles, y por eso acabaron donde estábamos los cinco en ese instante…

A punto de tener una experiencia cinematográfica singular.

Al fin, tras minutos interminables de espera, las luces se apagaron. El caos de afuera resonaba tenuemente en el interior de la sala, donde Tarantino daba rienda suelta a su especial concepción de la violencia. Los ingeniosos diálogos sobre temas triviales se confundían con los aullidos de sirenas policiales y de ambulancia en torno al Ángel en su columnota. La música, desde The George Baker Selection hasta Harry Nilsson, enmarcó a la perfección esa peculiar narrativa, llena de saltos de tiempo y de largas historias que se entretejían hasta lograr coherencia. Un deleite puro.

"Are you gonna bark, little doggie... Or are you gonna bite?" Pocos han logrado ser tan ojeis y tan "cool" al mismo tiempo como Mr. Blonde.

Terminó la función y volví a mirar la luz del atardecer. Ya no había casi nadie en las calles aledañas a Reforma, la mayoría de la gente se encontraba concentrada en torno a la Columna de la Independencia, echando vivas a México y argumentando un empate de primera ronda como base para decir que éramos los mejores. En eso no hemos cambiado mucho. Tarantino no sólo me acompañó al coche, en forma de recuerdos vivos de su impactante opera prima, sino que siguió a mi lado muchos años más, siempre dejándome con la expresión de sorpresa en el rostro gracias a alguna genialidad, algún instante indeleble que logra con naturalidad en sus pelis. En eso él no ha cambiado mucho.

¿Yo? Yo tampoco creo haber cambiado mucho. El Tri sigue sin emocionarme profundamente, el cine sigue siendo una gran pasión y sigo aventándome ocasionalmente brutales recorridos para ver alguna película que me interese sobremanera.

Pero eso sí, he cambiado el hábito de ir a cines cerca de turbas alcoholizadas y destructivas. Y es que uno tiene que madurar algún día, vamos.

Anuncios

33 comentarios en “Recuerdos de Reserva

  1. Película chingonsisima que me toco ver en el canal 7 de Guadalajara, si, canal del gobierno raramente; me toco ver varias joyitas en ese canal que mis amigos quinceañeros decian que eran peliculas enfadosas.
    Quede cautivado por esos diálogos interminables que generan interminable tensión, el soundtrack con canciones que conocía gracias a una estacion que se llama HK y nombran los títulos en español, la escena de la putiza al policia con todo y la orejita cortada, tsssssss y los Steelers Wheel cantando stuck in the middle with you.
    Por cierto solo la he visto 1 vez dumbass que soy

    • El canal 7 rockeaba con las pelis que pasaban, me acuerdo que antes de la leva impuesta a la pelis logre ver “El Exorcista”, “Naranja Mecanica”, y un buen mas de grandes pelis, lastima que ya no pasen.

      Y bueno, “es hk” esa estacion si es la onda: “acabamos de escuchar ayer de los beatles”

  2. Ah, la primera vez con Tarantino. A mi me dolió el ánimo un par de semanas. Yo la vi en la muestra, precisamente a unos metros del Lumiére, en el Electra.

  3. Gran crónica! =D

    Yo, confieso que a Tarantino lo conocí hasta Jackie Brown, una película que a su modo me voló la cabeza, había leído poco antes la novela de Elmore Leonard y lo que hizo este tipo para adaptarla es cosa de genios.

    Por otro lado, tu crónica del Cinema Lumiére… me recordó un episodio de (casi) año nuevo, que me prometí subir al blog pero nunca lo hice… creo que es buen momento…

    Gracias man! 🙂

  4. Aquí es donde el Ixte decepciona a todos al decir que de Tarantino solo ha visto Kill Bill y un pedazitititito de Pulp Fiction, y de Perros de Reserva…nada. Cierto, tengo Little Green Bag en mi lista de reproducción, pero es todo. Pero ya llegará el momento, yo lo se…

  5. No soy de esos que se paran el cuello citando a Tarantino, Kubrick o Scorcese para levantarse el cuello de que saben de cine. No he visto Reservoir Dogs mucho menos Pulp Fiction, aunque Quentin si es familiar para mi: Mi pubertad fué amenizada por Tarantino así como el cierre de un ciclo en mi vida: La Muerte de Mi Abuelo. No pretendo explayarme aquí, pero Kill Bill nos ayudó a sobrellevar la pena a todos los primos con la situación familiar. Mientras en un cuarto un octagenario daba el último adiós a sus hijos en otro, 5 chicos estábamos pasmados viendo a Kiddo con una katana casi levitar por unas escaleras.

    Bien has dicho Toño, Tarantino es un geek y salvaje que adora que los toques surrealistas y underground cataloguen sus películas. También vi IB, y me mantuvo en el sillón desde principio a fin.

  6. Antes que nada, un comentario aclaratorio Licenciado. El empate en ese juego lo marcó Marcelino Bernal. Yo estaba viendo el juego en mi salón de sexto de primaria y celebré el gol por todo el pasillo (perdóneme, tenía 11 años, hoy en día no haría tal ridiculez XD).

    Ahora sí, sobre Reservoir Dogs. Realmente el hecho de vivir en Toluca priva de mucho acceso a expresiones del séptimo arte de forma cómoda. Los Blockbuster son una plitrafa (peores todavía de lo que me puedan decir) de disponibilidad y el cine ni se diga, prefieren atascar siete salas de un complejo de catorce con Alice in Wonderland durante más de un mes y dejar sólo una semana joyas como Crazy Heart (en caso de que las exhiban y no las pasen por alto).

    Debido a esa situación tan contrariante (cagante, pues) Reservoir Dogs no fue mi primer contacto con el cine tarantinesco. Ese honor se lo debo a Kill Bill (la cual, mis amigos de prepa dijeron que “estaba muy jalada”) y considero que fue comenzar con el pie derecho. No iguala en impacto a Reservoir Dogs pero es una genialidad y el manojo de referencias calmó mi hambre de cine.

    Ya cuando tuve oportunidad de ver Reservoir Dogs (prestada por un compañero de trabajo originario del DF) muchas formas se me hicieron familiares en la ejecución. Los trabajos posteriores de este señor no me han decepcionado (babeo todavía cuando veo Inglorious Basterds) y considero (como muchos) que el pináculo llegó con Pulp Fiction. Pero el génesis de ésta última es evidentemente de las ideas ejecutadas en Reservoir Dogs.

    Hasta en vacaciones no nos deja abandonados Licenciado. Y la referencia a las celebraciones del ángel son enormes para la gracia necesaria en días tan tediosos.

    Saludotes y besitos.

    • Muy cierto lo de Marcelino, para variar me hice bolas. ¡Corregido! Y coincidimos con Pulp Fiction en primerísimo lugar, algún día postearé sobre ella… Besotes y abracitos.

  7. Perros de Reserva es una joya inconmensurable de Tarantino, creo que solo igualada por Pulp Fiction yo no tuve la suerte de verla en el cine, por que si como tu dices los cines del DF en esos tiempos estaban piteros te imaginas los de las ciudades de provincia como luego dicen pues peor. Yo conoci los perros tiempo despues en la magia del VHS y a partir de ahi me ha acompañado en VHS y DVD por cierto compre la edicion especial en DVD en la cual la caja era una simulacion de un galon de gasolina y la funda interior del DVD como una matchbox, genial, se la regale a un muy bien amigo para que descubriera la genialidad de Tarantino, ya que a sus 19 años lo acababa de descubrir con Kill Bill y le tenia que mostrar que Mr. Tarantino hacia tiempo atras que ya era un genio. La explicacion que Mr. Brown da de por que Madonna cantaba Like a Virgin, deberia de ser preservada en la biblioteca del congreso, Por cierto la pelicula ya alcanzo esa distincion?? Bueno si no llega a eso puede ser considerada como la mayor cantidad de veces en menos tiempo que se ha dicho la palabra “Dick´´ en cine y digo que se ha dicho por que si digo que se ha visto cualquier pelicula porno lo supera …..

  8. Esta película la vi por primera vez hace unos pocos meses, y confieso culposamente que me costo quince pesos (soy un pirata), fue uno de esos momentos en que dije: nunca las has visto y ya es hora.
    La película en si me parece muy buena sobre todo por que ya conocía mucho de ella, la entrada de Wikipedia acerca del filme la habré leído al menos una decena de veces, por lo que fue una experiencia gratificante la de aquella tarde con mi DVD pirata, mi fiel portátil y una soda bien fría para completar una tarde de domingo.

  9. UTS, llegué tarde, tanto al post como a la fiesta de Tarantino, Igual, la primer película que vi, fue Kill Bill, y ya para entonces vivía en este pueblo de gran popó, por lo cual la vi en una visita a Monterrey, después de que toda mi banda de Monterrey me decía vía messenger que era un peliculón, además que en la conozca más la elevaron a niveles de culto y con justa razón.

    La segunda parte la tuve que torrentear porque a mi pueblo no llegan esas películas.

    Después vi, death proof e Inglorius Basterds.

    Perros de reserva y Tiempos violentos, no me las he topado ni en el cable ni en los videos, y tampoco las he torrenteado, digo hay prioridades y el porno ocupa mucho ancho de banda.

    Las conozco porque las he leído y releído en la wikipedia, y estoy seguro que algún día las veré y las disfrutaré como se debe.

    Nos vemos, Buenas Noches.

  10. Yo la acabé viendo en VHS con un amigo, por ahí de 1997 o 1998, porque acá a mi rancho no llegó y nos enteramos de Tarantino hasta Ficciòn Pulpa.

    Qué decir que mi amigo estaba contrariado por la falta de acciòn (las balaceras con la policía no se ven, la violencia es contundente, personal y gráfica, pero en momentos selectos más que en una orgía de explosiones a la John Woo, no hay una actriz desbordante de tetas a quién echarle ojos, y tiene mucho diálogo en el que “no pasa nada”), pero yo estaba fascinado con la cantidad de citas memorables y singulares temas prosaicos como para hecerle caso a mi amigo y pendejearlo mientras le explicaba la magnitud de lo que estábamos viendo.

    Lo chistoso es que ese VHS se entregaba hasta el lunes, así que me gané una cajetiza de mi papá porque halló a mi hermana de entonces 11 años viendo una película llena de groserías y donde hablaban de que una canción se trataba en realidad de que a Madonna una verga descomunal la dejó dolida, like a virgin.

    Curiosamente, esa misma conversación es parodiada en Hitman #1, de Garth Ennis, donde un grupo de matones se encuentras sentados en un bar discutiendo de qué se trataba en realidad Perros de Reserva. Un toque de genialidad.

  11. Yo conocí a Tarantino aunque usted no lo crea con KIll BILL casi terminando mi educación de CETis, en esos tiempos (y todavía) en mi pueblo no llegan las películas originales, así que me conformé con la versión en VCD grabada de cine para ver esa obra maestra, sobra decir que me dejó pasmado y curiosamente en el ahora existinto canal USA (ahora Universal) pasaron todas su filmografía (si, incluso Jackie Brown) y fue ahí donde Reservoir, Pulp Fiction, Jackie Brown y 4 Rooms entraron a mi vida.
    La verdad si quedé prendado de la forma de como el dude hace sus películas, con Pulp Fiction al final me quedé con cara de “¿que pedo? ¿así acaba? de Reservoir recuerdo mucho la escena del carro llena de cesos, man! eso era ser gráfico!
    No la he vuelto a ver por respeto a poder tenerla en blu-ray o algo similar donde pueda observarla en toda su gloria. Buen Post mi Le toñe, muchos recuerdos llegaron a mí. Haciendo uso del mal gag: Con toño, Toño !

  12. Pues con Tarantino solo se puede esperar eso y mas , es bestial como director y no deja a medias la violencia, o al menos la muestra desde una manera divertida, después de todo para eso es el cine ni mas ni menos, la primera que vi de Tarantino fue Pulp Fiction, de ahí en adelante casi todas, aunque debo de reconocer que no he tenido tiempo de ver aun Inglourious Baterds, pero próximamente sera así, incluso vi el Mariachi 2(si ya se que es de Robert Rodriguez) solo porque sale Quentin y muere de una manera muy estúpida y violenta como a el le gusta, es un geek y amante de la violencia gráfica, es algo que se le agradece, para muestra, una entrevista que tuvo antes de que saliera Inglourious Basterds, donde se da su agarre con una reseñadora por el uso de violencia en sus películas, el buen Tarantino como siempre, la puso en su lugar, genial manera de darse cuenta de lo que esta hecho este director que es verdaderamente un genio en lo que hace, saludos.

    http://www.youtube.com/watch?v=7L2ukSJFgCM , este es el video de :Quentin Tarantino destroys a movie Reviewer , para que se me mete con el, definitivamente.

  13. Pingback: The Tarantino Experience « -Colossus Life-

  14. ¡Mi estimadísimo maese Toño! Ya puede sentir envidia de mí también porque justo ayer vi también por primera vez Perros de reserva (probablemente esté mal que confiese esto, ya que trabajo en una revista de cine, pero bueno, son vueltas que da la vida). A mí Tarantino me cautivó con Pulp Fiction, pero en su momento no pude ver Perros…
    Pues le digo, la vi ayer, y las 24 horas siguientes, es decir, justo hasta ahorita, todavía estoy digiriendo la película, rememorando las frases y las secuencias. La verdad, es de una genialidad enorme como el señor T pudo resolver todas las escenas para las cuales no contaba con los presupuestos con los que cuenta ahora. Ni hablar, todo un genio. Una cosa siempre he admirado de él y es la genialidad y la frescura de sus diálogos.
    Qué corazón para hacer las cosas, chingao. Quién lo tuviera igual.

    Saludos maese

  15. Quentin Tarantino… es alguien que, de verdad, conocí hasta que me volví lector asiduo de CM… Me gusta el cine muchísismo, pero mis gustos son completamente eclécticos; a lo mejor no tengo un criterio muy establecido al respecto, pues si algo me agrada, no me importa si es Ingmar Bergman, Kusturica, Ismael Rodríguez o “El Güero Castro”. Tal vez muchos pensarán que estoy diciendo una profanidad, pero es la verdad… también he visto que hay muchas personas que hacen del cine una situación pretenciosa, para demostrar que son muy cultos: “¿No has visto la nueva película ganadora del festival de Cine Aburrido de Pepeslovaquia Oriental, y los Canes de Oro de Palma? Estás out, baby” (o alguna verraquez por el estilo).

    La primera vez que oí de Tarantino, fue cuando salíó la edición especial del 10 Aniversario del estreno de la película en cuestión, y lo anunciaron en “Circo” de CM; en ese entonces, mi sección favorita en dicha revista era “Pan, circo y más” por un tal Toño, que acaparaba las mentadas en la sección de “Lágrimas y Risas”… De hecho, aunque ahorita no tengo el ejemplar a la mano, creo que tú escribiste la reseña, y tanto la ponderaste, que fui a conseguirla ipsofacto… (Piratita, of course, porque en ese entonces creo que costaba como 400 pesos, y la revista costaba 15, y las películas en DVD pirata, rarísimas por cierto, costaban de 60 a 80 pesos, no como ahora que las encuentras hasta de a 6 pesos).

    Tras caminar unas cuadritas en Tepito (y mi soundtrack interno tocando “In the City” de Joe Walsh… “Warrioooors!”) la pude encontrar, y puedo afirmar que no me decepcionó, y que valió la pena la caminata… Se ha vuelto una de mis películas recurrentes (es decir, la veo por lo menos cada dos meses) y sigue siendo una grata experiencia…

    Besos y abrazos, Cachetóño

  16. la vimos en el mismo cine y casi en la misma semana
    ahora solo queda el recuerdo
    el lumiere ya no existe pero la plaza sigue y donde estaba el cine ahora es un julio

    la pelicula se volvio de culto y la seleccion sigue jugando con el culo, y emocionando a muchos millones de espectadores para hacerles creer q algun dia sera algo trascendente
    a mi me toco ver como una vez en elangel desnudaron a unas turistas francesas y los policias viendo (q quieres hay pendejos q piesan q agredir es una forma de diversion)
    la Vinateria sugue ahi en la esquina de londres y genova y vende vinos muy chingones

    ya no voya los festejos al angel preferimos cerrarel negocio e irnos a otro lado

  17. VICBOY77: He oído que ese canal pasa pelis decentes. Acá he agarrado un par de veces Perros de Reserva y Pulp Fiction en el soberbio Canal 11 del IPN. Estén al tiro, por si en su blockbuster no las hayan…
    S_COMETA: Me acuerdo del dichoso Electra, ahí también se veían pelis buenas. Y usté tiene un GRAN avatar, licenciado!
    YORKPERRY: ¡Ah, Jackie Brown! El “patito feo” de la filmografía de Tarantino, y no me explico porqué, es una GRAN película. Creo que tuvo la maldición de ser la muvi que siguió a Pulp Fiction, y las expectativas estaban muy cabronas. Y gracias por el link!
    IXTEPAN: No hay de qué avergonzarse, un poco de QT es mejor que nada. Pero debes hacer el esfuerzo por ver las otras, en serio es una recomendación que nunca te hace quedar mal.
    EL JD: ¡Charros con lo de Kill Bill y tu abuelo! Aunque todos hemos tenido una peli que nos recuerda algún rato difícil. La mia fue Amélie. A lo mejor algún día cuento la historia.
    ARTURO: + 100 por haber visto Pulp Fiction a tus tiernos 9 añitos. ¡Aplausos!
    NIFEL: ¡Lánzate a tu pirata de confianza! Digo, por si no la encuentras en versión legítima.
    MORFRA: Esa es una gran edición en DVD. Y cuenta la leyenda que Madonna le regaló un disco autografiado a QT dedicado con un choro sobre Like A Virgin. Algo así como “You’re wrong, it’s not about dick, it’s about love”. Ella es fan. Al menos no se casó con él, nos lo hubiera echado a perder.
    GABRIEL: El fin justifica los medios, Lic. Si no hay posibilidad de verla como la gente decente, veámosla como la gente pirata, pues.
    SOTORPE: Sospecho que debes tener tu pequeño harén de amas de casa desesperadas porque a cada rato se les truena Internet, ya que te quejas harto de tu pueblo pero nomás no te mudas! Picarón! XD
    VERTEBREAKER: Creo que describiste exactamente el embrujo que tiene el cine de Tarantino. Llegas esperando una peli de gángsters con plomazos, viejas buenas y persecuciones a alta velocidad. Y te quedas embelesado con diálogos y actuaciones cabronas. Apelar a la inteligencia tiene su mérito, ¿cierto?
    NANMEX: Bien hecho por haberte puesto al corriente con el Quentin (hasta con su segmento de 4 Rooms, el mejor de la película). Sólo tienes un dato al revés: el plomazo en la choya dentro del auto es en Pulp Fiction, no en RD!
    RYU75: Tarantino el director es un genio, y Tarantino el actor… bueno, nos da risa cuando sale, al menos no te echa a perder nada. Enorme el videín de QT arrastrando a la pendeja gorda “crítica de cine”. Es justo la clase de pendeja que cree que su posición le da permiso para pontificar sobre contenidos que A ELLA no le parecen. Pobre estúpida… Acá estaría a gusto junto a Villalobos, Nelson Carro y todos esos imbéciles de Categoría Premier.
    MAESE OLIVIER: Qué corazón para hacer las cosas, chingao. Quién lo tuviera igual. Usté lo ha dicho todo, ni hablar. ¡Un abrazo!
    CHILANGOZANGANO: Acabas de tocar un punto medular sobre la apreciación cinematográfica: no debe dar cabida a esnobismos. Un profesor de cine al que admiré mucho una vez le dio una gran respuesta a un compañero que le preguntó cómo se definía una buena película: “La que te guste mucho”. Su idea es que el cine está a la altura de tu propio bagaje cultural y tus experiencias de vida, tanto visuales como vivienciales. No le puedes pedir al público que abarrota una sala de cine para ver “Santo contra las Mujeres Vampiro” que se emocione hasta las lágrimas con Atom Egoyan, pero tampoco les puedes convencer de que El Santo no hace buenas películas. A su nivel y dentro de su nicho, cumplen con creces.
    Yo lo mismo disfruto Superbad, The Hangover, Con Air y My Best Friend’s Wedding que Reservoir Dogs, Stano Tutti Bene, Rashomon o La Vida de Otros. Y jamás intento imponer mi gusto fílmico a otras personas, me limito a exponer porqué algo es bueno con argumentos y punto. Y claro, también intento sustentar mi punto de vista cuando algo está mal hecho, como pueden atestiguar los fansss de Crepúsculo. Pero no les pido que no disfruten la película sólo porque a mi no me gusta. Si llena sus expectativas como auditorio, ¡disfrutad y sed felices!
    FERRARI1: Sí, pinches polis que iban al Ángel nada más estaban haciéndose pendejos. Chale con lo del Lumiere! Tantos recuerdos…

    • justo eso, la gente como que esperaba otra cabronada del calibre de Pulp Fiction, sin embargo a mi me rockeó bien cabrón, siempre he tenido fijación por la adaptación cinematográfica (de hecho hice mi tesis sobre Fight Club y la novela original), y cuando vi Jackie… Sentí a un Tarantino tan valemadres y transgresor, había pasajes paralelos del libro que me parecían imposibles de adaptar a cine sin partirle la madre al ritmo, pero Tarantino lo logró, con un recurso menospreciado y medio vetado… dividiendo la pantalla! Y funciona perfecto!

      Bueno ese y todos los detallitos que tiene Jackie Brown me hicieron fan de este muchachón, ya luego cuando vi Reservoir Dogs (haciendo zapping en una noche de insomnio, como a las 2 de la mañana) y Pulp Fiction (en glorioso VHS) me entró esta onda de Wayne’s World, de arrodillarse y “no somos dignos! no somos dignos!”

  18. Uta, aqui llegando tarde y despues del reply de Mr. Sempere =(

    Bueno, pues no quiero dejar pasar de comentar de todos modos, yo si soy fanboy machin del Sr. Tarantino, y afortunadamente lo conoci viendo Pulp Fiction en cine, solo porque acababa de llegar a Juarez y no conocia a nadie. No paso mucho tiempo para que me recetara una copia vhs de bastante pobre calidad de Reservoir Dogs, y nunca pense que me volaria la mente mas alla de Pulp Fiction pero asi fue… desde el dialogo inicial acerca del significado de “Like a Virgin”, que es uno de mis dialogos favoritos de cine, la pelicula simplemente es magistral. Ojala se animara a sacar la historia de los hermanos Vega que tanto se rumoro.

    Tengo TODAS las peliculas de Tarantino en dvd o blue ray, incluyendo True Romance que no dirigio porque no tuvo el $ para hacerlo, pero escribio el guion y tambien es excelente.

    Yo si soy muy mamon con mis gustos de peliculas, lo confieso, y me rio en el cine cuando veo mamadas calibre Avatar y mi esposa lo odia, pero a mi ponganme frente a Tarantino, Chan Wook Parke, Oliver Stone, David Lynch, Scorsece y calladito y contentito comiendo mis palomitas.

    Ah y el nefasto tri… sin comentarios, afortunadamente el unico futbol para mi es el americano, y me aguanto los tomatazos, go niners!

  19. Toño me queda una duda con la dedicatoria del disco al Tarantino de parte de Madonna. ella es fan de Tarantino o fan de la verga ??? creo que esa pregunta merece respuesta tipo Divo de Juarez, lo que se ve no se pregunta, Y si que bueno que Madonna no se caso con QT hubiera destrozado su creatividad como destrozo la de Guy Ritchie obligandolo a dirigir y escribir un bodrio como Swept Away….

  20. No creo que le haya decepcionado Perros de reserva al twitero que mencionas. Por cuestión monetaria, no es la más espectacular de Tarantino, pero no le hace falta, esa movie es guión puro, inteligente, sorpresiva, original y con personajes a los que se les podría dedicar una película entera, algo que no se encuentra fácilmente hoy en día. Está entre mi top 5 de mis movies favoritas.

  21. Bueno, Tarantino representa experiencias interesantes para mí, pero hasta cierto punto, un tanto contradictorias. Cierto, Pulp Fiction es un portento, pero Perros de Reserva es quizá como una declaración de principios; es ver a un Tarantino jugando a hacer cine, con reglas que conoce de haber trabajado en un vieoclub de cuarta y haciendo nuevas reglas. Para mí, una de las mejores películas del Director del bajo IQ. Lo que sí, es que debo confesar que detesté los churros de Kill Bill, y desde entonces ya no lo busco con el mismo entusiasmo. Para mí, la mejor de este fulano es Jackie Brown, una maravilla de guión y de dirección.

  22. Pues curiosamente Resevoir Dogs es mi cinta favorita del Tarantino, fue la que sin duda alguna me impresiono mas, lo que me encanto es que no mostrara el atraco a la joyería y todo lo escucháramos de boca de los matones, Tarantino es un Dios.

  23. debo decir que sin proponermelo he visto todas las peliculas de tarantino y aunque se ven chingonas y los tramas son complejos dentro de un guion violento y predecible, no siempre se me han hehco la chingonería que la gente dice que son, la del doble de riesgo, creo que a prueba de muerte la verdad se me hizo una bola de popo aun y cuando corra el riesgo de que todos se me echen encima.

  24. Yo me acuerdo que la movie de Pulp Fiction se la prestaron a mi jefe en VHS pero yo estaba muy morrillo y a mi no me interesaba. Mi papa solo quería ver esa película porque hay una escena donde sale una rola de Neil Diamond. Y ese wey es fan No. 1 de ese vato. Despues me toco ver esa de Reservoir Dogs porque todo el mundo me la recomendaba… y tenian razón. Aun no he visto Pulp Fiction…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s