Musicales Para Machines Contemporáneos

Para que se enoje el Beibi Yisus: una escena musical en una de mis películas favoritas, "Monty Python's Life of Brian"

Dicen que aún los aficionados cinematográficos más generosos en cuanto a la gama de géneros que ofrece el séptimo arte tienen uno que simplemente no se les da. Confieso que durante mucho tiempo pensé que el mío era el de los musicales. No sé a ciencia cierta a qué se puede atribuir ese rechazo.

Quizá crecí un poco enajenado por el gusto que algunos miembros de mi familia sentían por las películas de Charros Cantores, donde uno de estos peculiares protagonistas inmaculadamente vestido con botonadura de plata y refulgente revólver de utilería al cinto interpretaba, a santo de cualquier situación, una evocadora y folklórica melodía animada por una orquesta invisible.

También es posible que me haya desilusionado profundamente de seguir tramas enteras a través de una canción tras otra, sin dar un respiro para que haya algo de actuación legítima en el proceso. De ahí mi falta de paciencia para películas como Evita (Güevita) o Rent, por citar sólo un par de ejemplos. Es plausible que mi odio a ese videoclipzote enmelcochado y sobreindulgente  titulado Moulin Rouge (sí, la odié, sobrepónganse), con su estructura de mediocre karaoke con sindrome de déficit de atención, aunado a su mashup incoherente del Top 40 histórico, haya propiciado mi intolerancia hacia el musical fílmico.

O a lo mejor tan sólo me encabrita que los Globos de Oro premien en la misma categoría a “Comedia o Musical”, como si fueran conceptos francamente intercambiables. El caso es que durante años, cada vez que alguien me preguntaba qué tipo de cine me gustaba más, mi respuesta solía ser “prácticamente todo menos los musicales”.

Y como es costumbre cada vez que me pongo a reflexionar sobre lo que sale de mi gran boca, estaba equivocado.

Sí, el género masculino suele desarrollar un rechazo automático hacia los musicales, posiblemente a causa de una extraña concepción acerca de lo que representa para nuestra hombría el disfrute de ver a un tipo con sonrisa perpetuamente calada en la jeta bailando y cantando como si nadie más lo estuviera viendo en el mundo. Tenemos muchas inhibiciones respecto a este liberador signo de que nos vale madres lo que digan los demás, la verdad. Y el riesgo de ver cuestionado nuestro estatus como “Machines-Alfa” al admitir que nos late Mamma Mia (que no me late, aclaro, pese a que sí me gusta ABBA) suele pesar sobremanera en nosotros.

Sin embargo, es un miedo infundado. Nadie tiene porqué pensar menos de uno por disfrutar de un musical. Y es que hay musicales eminentemente disfrutables por el machín de hoy. Todo es cuestión de saber por dónde buscarle.

Las reglas del musical

Para hacer mi lista de Musicales Machines tuve que hacer algunas distinciones simples:

  • De entrada no podemos contar los biopics sobre artistas reales como musicales. Ray, Walk The Line, La Bamba… Todas esas son películas biográficas donde el sujeto es, incidentalmente, miembro de la industria musical. Es obvio que haya música, pero eso no califica la peli como un musical.
  • También saqué de mi lista los incontables filmes animados de Disney. Salvo sus honrosas excepciones, la fórmula de estas películas incluye los obligados números musicales que sólo sirven para recibir Oscares. No hay porqué reenlistar La Sirenita una vez más.
  • La trama tiene que avanzar a través de las melodías. Ya sea explicando sucesos esenciales para desarrollar la historia y sus personajes o como piezas centrales de la trama en sí (como el gran concierto hacia el final de The Blues Brothers).
  • Y tampoco entran los concert films como Let There Be Rock. Esas son cocaínas de otros pasones…

Dicho sea lo anterior, he aquí una lista de películas que disfruto enormemente y que creo que pueden ser igualmente disfrutadas por quienes afirman odiar los musicales.

Sweeney Todd.
La historia es muy fácil de seguir: un hombre que lo perdió todo regresa a Londres en busca de venganza, y su mejor forma de hallarla es desempeñándose como barbero (asesino) y desapareciendo los cadáveres con ayuda de una mujer que vende empanadas. Brillante. Tim Burton creó un Londres de auténtico miedo, Johnny Depp sacó el buey de la barranca con una interpretación musical oscura y convincente, y el resto del reparto cumple de todo a todo. Hay sangre a montones, traición, engaño, revancha… Y las canciones no están nada mal. Dénse un quemón:



The Blues Brothers.
Joliet Jake Blues (el finado genio John Belushi) y Elwood Blues (Dan Aykroyd) están en una misión divina. En el camino reformarán su banda, harán enemigos de ambos lados de la justicia, destrozarán cantidades inusitadas de vehículos y evadirán varios atentados mortales perpetrados por la Princesa Leia. John Landis tomó un sketch exitoso de la época dorada de Saturday Night Live y lo transformó en un soberbia comedia llena de acción y blues. Chequen el tráiler original y su enorme reparto musical (y por favor eviten la desafortunada secuela del año 2000):

The Muppet Movie. Es fácil desdeñar las películas de los Muppets como cine infantil. Gran error. La original película estelarizada por las inmortales creaciones de Jim Henson no sólo está llena de números musicales memorables, sino que es además un road-movie bastante llevadero y plagado de buenos gags visuales (como la escena del restaurante con Steve Martin). Rainbow Connection y Movin’ Right Along fueron los temas más populares, pero mi escena preferida corre a cargo de Dr. Teeth & The Electric Mayhem…

Little Shop of Horrors. La peli original de 1960 es una curiosidad del cine B que sólo vale la pena para ver a un chavísimo Jack Nicholson. Pero la versión musical de 1986, con la poderosísima voz de Levi Stubbs (The Four Tops) como la planta come-hombres rifa, en serio. Tiene la cantidad justa de ciencia ficción (la planta de origen alienígena), romance improbable (entre la superficial Audrey y el nerdazo Seymour) y humor negro. Y buena música, claro. Steve Martin (de nuevo) se vuela la barda con una breve intervención como el novio malote de Audrey, cuya profesión es… bueno, se explica solo:

Por cierto, acabo de notar un patrón curioso: Frank Oz dirigió Little Shop Of Horrors… Pero también es la voz de Miss Piggy, Fozzie, Animal y muchos otros Muppets… Y además sale en la primera escena de The Blues Brothers, cuando Jake deja la cárcel. ¿Será Frank Oz el hombre más valioso en la historia del cine musical? Hmmm… OK, regresemos a nuestra lista…

Singin’ In The Rain. Un clásico del género, que funciona a la perfección como parteaguas: si lo toleras nada más, ni intentes ver otros musicales de esta época… Pero si lo disfrutas, se debe a que estás viendo una excelente demostración en todos los elementos que conforman el musical: el baile, la música, la coreografía, el ritmo dramático. La historia es una humorística remembranza sobre la transición del cine mudo al cine sonoro, y está llena de detalles jocosones para mantener tu interés. La escena de Gene Kelly chapoteando entre charcos es un must de todo montaje del cine clásico, pero no se queda nada atrás la demostración salvaje de Donald O’Connor en el tema Make ‘em Laugh:

Once. De vez en cuando los musicales emiten una auténtica joya, algo que nos rebasa. Eso es Once. La sencilla historia de un músico que se desgañita con sentidísimas rolas de amor y pérdida en las calles de Dublín, y que conoce a una tímida pianista inmigrante que conecta con él en el plano menos obvio: el de la realización artística. Todo apunta para mostrarnos una insulsa historia de amor, hasta que nos damos cuenta de entrada que la música nos revela quienes son estos dos personajes en realidad, cuáles son sus sueños y sus motivaciones mutuas. Saben que el futuro no luce como una posibilidad para permanecer juntos, pero también saben que el momento que están viviendo va a determinar el curso de sus respectivas vidas. Y la música es el vínculo que tienen que cultivar para sobrevivir. No en vano ganaron el Oscar a mejor canción original. No en vano Jon Stewart, anfitrión de los Oscares ese año, hizo lo inusitado y pidió que regresaran al escenario a completar el discurso de aceptación que fue abruptamente interrumpido por la orquesta (por favor vean el video completo, es uno de los momentos más cool en al historia de estos premios). No les digo “Véanla”. Les digo “Cómprenla”. Y no les voy a arruinar la experiencia con un clip de la película, pues la tienen que experimentar en su totalidad. Pero aquí está el tráiler:

Paint Your Wagon. Los Finísimos Lectores saben de mi idolatría por Clint Eastwood, así que no les debe extrañar el incluir este Western musical en la lista, pues además añade la presencia de otro de mis actores favoritos: el irrepetible borrachote pendenciero de Lee Marvin. La historia de un par de gambusinos que comparten esposa (¡Oh, escándalo!) durante la fiebre del oro es bonachona y entretenida, pero los tanates del director Joshua Logan para poner a cantar al desafinado Marvin con su voz de alcohólico que hizo gárgaras con fibra de vidrio es lo que vende la película. Al lado de Marvin, la voz apagada y atónica de Clint Eastwood suena como un xodido Pavarotti. Cuando me muera, pongan Wandering Star en el velorio, plis:

La Trilogía Musical de Trey Parker y Matt Stone. Así es, hagamos un poco de trampa. La verdad me fue imposible elegir entre las tres películas musicales que reúnen la vulgar, hilarante, inteligente y melodiosa obra de los creadores de South Park. Vamos por partes…

South Park: Bigger, Longer & Uncut. Es imposible recapitular lo brillante que es esta película, partiendo de su retorcida premisa involucrando a la censura cinematográfica, un conflicto armado entre EEUU y Canadá, y los planes malignos del difunto Saddam Hussein y su amante homosexual, Satanás. Basta decir que la Academia de Hollywood no pudo ignorar la estupenda labor que Parker, Stone y Marc Shaiman, inspirados por grandes musicales clásicos (Les Miserables, Oklahoma!, The Sound of Music) lograron con las ingeniosas letras que narran la épica saga, y nominaron a Blame Canada entre las mejores canciones originales. Aquí está La Resistance, un gran resumen de la trama en preparación al tercer acto:

Team America: World Police. Parker y Stone se arriesgaron aún más con esta parodia de las series de acción norteamericanas, la política exterior gringa durante la administración de Bush y el pensamiento liberal hollywoodense… todo interpretado con marionetas. En un estilo que homenajea a series como Los Thunderbirds, pero con un humor ácido capaz de escandalizar y provocar a la reflexión al mismo tiempo (¡Aprende, Seth McFarlane!), la película brilla tanto por sus anodinas situaciones como por un soundtrack que se burla lo mismo de el talento directorial de Michael Bay como del multivenerado musical Rent, pasando por los estereotipos raciales (en la sentida voz del malévolo dictador norcoreano Kim Jong Il) y el sexo kinky. Legendaria:

Cannibal! The Musical. La menos conocida de la trilogía es esta increíblemente inepta película escrita y dirigida por Parker mientras aún estudiaba en la universidad. Originalmente titulada Alferd Packer: The Musical, narra la historia real de un explorador norteamericano del Viejo Oeste que fue enjuiciado y absuelto bajo cargos de canibalismo. Las evidentes carencias de la producción hacen la película aún más graciosa: echando manos de amigos japoneses para interpretar a indios, luciendo las peores barbas y bigotes postizos en la historia del cine y rentando caballos por día (en vez de hacerlo por la duración del rodaje), con el resultado de que nunca vemos a los protagonistas cabalgando sobre el mismo corcel. Troma Films vio potencial en el producto y produjo el DVD, y es recomendadísimo tan sólo por el audio con los comentarios a cargo de Parker, Stone y varios miembros del reparto, quienes deciden emborracharse mientras recapitulan la vergonzosa película. Y recuerden, cuando todo salga mal… ¡Hagan un muñeco de nieve!

Pink Floyd The Wall. ¡A huevo! La película que me hizo alucinar de adolescente no es más que un musical atípico, lleno de nihilismo, decepción, dolor, totalitarismo, lujuria, depresión profunda y rolas que nos hacen decir “¡Ooooooootssss!” cuando aparecen de la nada en el shuffle o en la reunión. Desde el momento que Pinky, el protagonista, se queda huérfano al compás de When the Tigers Broke Free hasta la climática demolición de la pared que le ha aislado de la vida misma, Alan Parker nos provee con un viajesote que mezcla animación y vistas reales en un mundo oscuro y aniquilador. En musicales no tod es bailar tap con cara de idiota, señores. Una de mis escenas favoritas:

Merecen mención…

The Nightmare Before Christmas. Otra de Tim Burton, con su lúgubre visión de lo que sucedería si el mundo de Halloween se apropiara del espíritu navideño. Sigue siendo la mejor en su estilo.

Grease. O como yo la recuerdo: la saga de una flaca birriosa pelos de elote que se convierte en una flaca birriosa pelos de elote con pantalones ajustados gracias al rocanrol cincuentero.

The Rocky Horror Picture Show. Explicar la trama de este clásico de culto sería perder el tiempo. Basta saber que juega con alegorías sobre la lujuria, el incesto, el hedonismo extremo, los placeres de lo oculto y las oscuras intenciones de “un dulce travesti de la Transilvania transexual”, citando al icónico Dr. Frank N. Furter

Jesus Christ Superstar. La única obra de Andrew Lloyd Webber que puedo tolerar. En la puesta en escena original sobresale la voz de Ian Gillan (Deep Purple!) como Judas Iscariote, pero la versión fílmica es pacheconamente visible.

The Sound Of Music. Ni un cínico como yo puede negar la brillantes de la música de Rodgers y Hammerstein. ¿Y a quién no le interesa ver cómo una aspirante a monja rehúsa tomar los hábitos para acabar huyendo con un ricachón y sus hijos de garras de los Nazis?

Cualquiera de Los Beatles. Tanto A Hard Day’s Night como Help! y Yellow Submarine pueden ser inocentonas e incoherentes, pero la verdad nunca resultan aburridas. El puro soundtrack las hace disfrutables.

No califican como musicales, pero rifan: The Commitments, That Thing You Do!, Streets Of Fire, Velvet Goldmine, A Mighty Wind

Anuncios

73 comentarios en “Musicales Para Machines Contemporáneos

  1. increíble que te haya gustado Sweeney Todd yo la deteste, tanto así que me dormí mientras la veía, solo dos películas han logrado esto, la otra es The Attack of the Clones. Y claro que The fuckin great Wall no podía faltar, de hecho esta entre mis películas favoritas, verla bien pedo no tiene madre. No puedo creer que haya gente que piense que es un videoclip de hora y media.

  2. Jajaja no manches! Lo de Lee Marvin creí que solo era un gag de los Simpson!

    Agradezco profundamente la omisión de Dancer in the Dark, predilecta de tipos cool y “alternativos”.

    Romance & Cigarettes de John Turturro, la habría incluido en mi lista! La viste?

    Gran post! =D

  3. ya me eche la mitad y la neta a mi las peliculas musicales las evito, pero recorde q a mi me gustan mucho las peliculas mexicanas de antano, (soy fan de pedrito, miguel aveces mujia, jorgito, blanquita entre otros ) la neta ando muy crudo y te comentare manana con mas calma
    ME DECLARO TOTALMENTE ALCOHOLICO

  4. Ahhh, Sweeney Todd, yo tuve que bajar el soundtrack y siempre lo traigo en el carro, me encanta, además ese Sweeney no está nada mal. Ohhh sí

    ♪ For what’s the sound of the world out there?
    Those crunching noises pervading the air! ♫

    Y la de south park, ♪ Afuera, afuera donde el cielo y el mar es azul ♪
    Sorry la ví en español, en aquellos días no había torrents ni banda ancha.
    Había prodigy turbo 😛 pa los popis.

    Y viene una pregunta el ver que no está una de mis favoritas y eso que hablaste de ABBA, ¿Priscila, la reyna del desierto no es un musical?
    Tiene que ser de machines porque sale Elrond, El agente Smith y además “V”.

    ¿A quién no le dieron ganas de subirse al techo de un autobus a cantar en un zapato de tacón?, a ver ¿A quién no?

    ¿Y Vaselina? ♪Tell me more, tell me more♪

    ¿Y las Películas de Luis Miguel, Lucerito (MILF!!) y Pedrito Fernandez?

    Por cierto un dato de trivia about me, me gusta que las películas terminen con baile y número musical completamente innecesario.
    como Zatoichi

    y Slumdog Millionaire

    Además creo que faltó “Moonwalk” tus detractores del post de Michael te van a volver a decir de lo que te vas a morir.

    Pero muy buen post no sé si moviste alguna fibra sensible o ando en mis días, whatever.

    ♪ There was a Sutorp and his wife
    And he was beautiful
    A proper hater of the mac
    But they transported him for ilife
    And he was beautiful…♫

  5. ¿Y la del Sentido de la Vida de los Monty Python? Memorable la canción “Todo esperma es sagrado”, al igual que “La canción del Universo”.
    La verdad es que los musicales no me gustan mucho, ni siquiera los de Family Guy (desde que quitaron a Humberto Vélez, ¡malditos de la Fox!).

  6. Genial el post, yo fui fanático de los “Hermanos Caradura”(hermosa manera de referirse a los Blues Brothers) es todavía fecha que si la veo, aun con el pésimo doblaje aun así la veo e nuevo y ya no menciones el hecho de que muchos darketos salieron del closet gracias a Tim Burton y su querido Jack Skellington, muy buena.

    Después de pensarlo, creo que hay bastantes películas musicales que me gustan, espero no ganarme el odio de nadie, saludos.

  7. Ignoro si no la habrá visto (lo dudo), pero usted omite no sólo uno de los musicales más ácidos y divertidamente negros de la década, sino mi película favorita de todos los tiempos: Hedwig & The Angry Inch. No he encontrado musical (100% rockero, además) que pase de la pateticidad al humor negro y de ahí a lo ridículo de un modo tan soberbio.

    Saludos, mi estimado.

  8. Bueno pues me encantan los musicales. Los que me gustan-gustan tienen el privilegio de ser tocados 24/7 por semanas hasta que se me pasa la emoción y vuelve a regresar como Joseph and the amazing technicolor dreamcoat, o Mamma Mia, me gusta cantarlas con los diálogos y todo,sino que chiste.

    Ya se que es imposible enlistar todos pero se me hace que faltó Chicago es genial, sobre todo la parte del tango; por el tango creo que también me gusta Mouline Rouge y bueno sus memorables diálogos y el mejor motivo para no tener una relación:

    – You, you will be mean.
    – And I, I’ll drink all the time

    Evita me encanta pero la versión en español con Paloma San Basilio, que por cierto he buscado y buscado y en ningún lugar la venden 😦

    Cuando sientas que cae tu telón,
    querrás que te entierren como a Eva Perón

    Vs.

    When they’re ringing your curtain down
    Demand to be buried like Eva Peron

    No tiene comparación.

    Lo que si es que nomás no puedo ver a Bellatrix Lestrange cantando jaja.

    Genial post, aunque tengas los hilos en la mano, vaya que le investigas.

    Saludos!

  9. Across the Universe estuvo muy aburrida y ñoña, Moulin Rouge verdaderamente es caotica (además que Nicole Kidman nunca se verá sexi, por más que quieran)… Tommy también es un viajesototote estilo The Wall. Pero la mejor, creo yo, es La novicia Rebelde.

  10. La primera y última vez que vi un musical en el cine fue the fhantom… el Fantasma de la Ópera. Eso si es que la segunda mitad de moonwalker no cuenta, de hecho creo que fue la última que dejé que mi madre me llevara al cine, sospecho que si me hubiera seguido llevando habría visto con gusto moulin rouge y chicago.

    No se si mi tv o mi dvd estaban mal calibrados, pero cuando vi en Sweeney Todd que la sangre parecía mermelada o salsa bolognesa en ese smomento supe para que era el botón del cuadrito que esta junto al botón de play.

    Los Muppets en español solo escuchado he; recordar a Frank OZ solamente por un peronaje puedo. Saber cual ustedes deberían, mhh, mhh.

    Nightmare Before Christmas y the Bride Corpse es lo más parecido a un musical que me ha gustado. A exepción del barbero sangrón he disfrutado todas las de películas de Burton que he visto.

    Las demás pelúculas no las he visto ni de cerca. A excepción de Grease y Jesus Christ Superstar cuyos 20 minutos que he vssto de ambas (en total) han tan entrañables y disfrutables como darse un balazo en el pie.

  11. Genial el post, por igual yo siempre me he alejado de los musicales, tan asi que no he visto RHPS ni LSOH (escribo desde el cel. asi que mejor abrevio ok?) y ni mencionar la reciente oleada de Broadway meets Hollywood, asco. Solo recuerdo que un amigo intentaba convencerme de lo merecedora de premios que era Chicago y su argumento visual fue ponerme la cancion del Hombre Celofan interpretada por John C. Riley, tache! El dia que hagan Loney Tunes The Movie y escojan a John C. Riley para interpretar a Elmer Grunon, me puedo morir en paz.
    los unicos musicales de los que puedo opinar porque si he visto y ademas estan entre mis peliculas favoritas son Nightmare Before Xmas, Sweeny Todd y Dancer In The Dark y eso porque creo que son como versiones bizarras del tradicional musical joligudense… Ahora que si tomando esas como referencia alguien me recomienda alguna, con gusto la veria. Sobra decir que Rent y Fama pasaran de noche para mi como Moulin Rouge y Chicago en su momento.
    Y el podcast apa?

  12. con todo respeto para quienes la disfrutaron pero yo no pude aguantar across the universe, creo que el musical debe guiar una historia y creo que en el caso de esa pelicula buscaban la forma de meter las canciones… pero bueno, en gustos hay mucha variación.

    Salud!

  13. ah y para que vean que a mi tambien me gustan entre mis pelis compradas esta soñadoras, o dreamettes como prefieran… dura mucho pero guia la historia

  14. No he visto sweeny todd

    The blues brothers es grandiosa (en especial la persecución y que el auto aguante todos los madrazos y finalmente se desarme una vez que se bajan xD)

    Yo solo conozco “los muppets toman manhattan” (alguien viene a casaaaaarse xD)

    No he visto little shop of horrors y he tenido oportunidad

    Con singing in the rain ahora me acuerdo de a clockwork orange =O

    No conocía once

    “La vieja carreta, vamos a pintar”, los simpson ya me arruinaron esa xD

    La de south park es grandiosa, la canciones están bien chidas

    No vi team america ni conocia cannibal

    The wall…tengo que volverla a ver

    ¿Qué no es “A nightmare before christmas”?, lástima que la cara de jack esté en todos lados, preferiría una camisa de oogie boogie. Grease me da risa xD. Solo me se timewarp de “the rocky horror picture show”. Algo evita que vea jesus christ superstar, siempre pasa algo que evita que la vea. Ya no recuerdo mucho de “the sound of music” excepto el principio cuando canta en la montañita.

    Si de agregar se trata, yo pondría “Se acabó la escuela: el musical” de los padrinos mágicos

  15. A ver, con una cruda de por medio ahí les va mi comment:

    No te gustó Moulin Rouge????? Es de las películas que amo, no se supongo que el exceso de absenta, la sexerrima Nicole Kidman o el amor imposible.

    Sweeney Todd está muy buena, lo sufuciente gore para hacerla masculina.

    Siempre pensé que One era algo muy choteado, obvio siempre fue un prejuicio ignirante pues nunca lo he visto, pero en cuanto pueda lo veré

  16. Licenciado, le faltaron Across The Universe y Dancer in The Dark.

    O bueno, habrá razones para que las haya usted omitido, pero a mi parecer son merecedoras del lugar.

    No concuerdo con el buen yorkperry, Dancer in The Dark no se me hace para alternativos. Y a mí me hizo berrear como ninguna (ni Titanic… nosierto :D)

    Saludísimos.

  17. ESAU: “Rawhide” era mi rola favorita de la peli cuando la vi por primera vez (a los 10 años!), pero ahora me quedo con “Sweet Home Chicago” o “Shake Your Tailfeather”. Pero es una GRAN muvi de todo a todo.
    YORKPERRY: No he visto Romance & Cigarrettes, pero con tu recomendación me basta. La checaré tan pronto como pueda.
    FERRARI1: Cuídate esa crudita, de eso se muere la gente XD
    REAPER: Tampoco he visto Across The Universe, aunque sí está en mis planes. He escuchado opiniones divididas, así que razón de más para formarme mi propia opinión
    MIGUEL ARALUCE: “Priscilla, Queen Of The Desert”, pese a ser una FENOMENAL película, no califica. Es una película donde hay interpretaciones musicales por parte del reparto por el hecho de su profesión (como “The Commitments” o “Streets Of Fire”). Y las muvis con finales musicales sí pueden ser muy chidas (40 Year Old Virgin!) o muy xodidas (El Bulto). Y “Moonwalk” es cero para machines. FAIL.
    PACOandMOLOTOV: Muy buen ejemplo la de “Monty Python’s The Meaning Of Life”, pero son sólo dos números musicales. De hecho es uno, pues “La canción del universo” va sobre los títulos. El numerito de “Every Sperm Is Sacred” sí es fenomenal, pero no convierte a la película en un musical. Auqnue sí hay un musical de Monty Python llamado “Spamalot” que muero por ver.
    RYU75: “Los Hermanos Caradura”, ¿qué onda con ese título, cierto?
    WILLIAM SAINTS: “Hedwig & The Angry Inch” es grande, pero no sé si aplica el denominarla “para machines”. El rollo de la punketa transsexual no es lo más asequible para el público no familiarizado con los musicales. Además también tenemos la música como parte de la profesión de los personajes, ¿o no? No obstante, es genial. La volveré a ver!
    LESSERGOD: No sé cómo omití a Labyrinth, quizá mis recuerdos de ella están aún muy amarrados a haber estado muy chavo. Bowie rulea de todo a todo. No he visto “Interstella 5555”, la investigaré.
    BBERRYSTOP: “Chicago” no me desagradó, pero la siento más convencional, más en la onda de los que sí disfrutan los musicales. Onda “Dreamgirls”… Y ya me despertó curiosidad la posibilidad de “Harry Potter: The Musical” (por lo de la Bellatrix!)
    GANGHIS: La de Bjork (Dancer In The Dark) se me ha hecho siempre sobrevaluadísima y manipuladora, pero es nada más mi opinión. Y no es que me desagrade por la música (que considero buena), sino porque la historia se me figura un cuadro de crueldad injustificada que está ahí sólo para mangonear los sentimientos de la audiencia.
    FREUD’S DAUGHTER: Coincido contigo en lo de Nicole Kidman, nunca se ma ha hecho atractiva. ¡Gusto en verte por acá de nuevo!
    XUY: El Fantasma de la Ópera es otra que no pude terminar de ver.
    STINKFIST: Hubo dificultades técnicas con el podcast del sábado, espero tener chance un día entre semana para ponerme al corriente.
    HAPPIX: “Dr. Horrible” es muy chido… pero no es exactamente una peli, ¿o sí?
    FER: Más opiniones encontradas sobre Across The Universe. La verdad es que los que me dicen que es muy buena sólo argumentan las canciones de Los Beatles, pero nadie ha hablado maravillas de la historia.
    IXTEPAN: Es “THE Nightmare”, no “A Nightmare”. ¿WTF con los padrinos mágicos?
    NAUFIG: Lo siento, en Moulin Rouge pinto mi raya. Ésa sí me hace un videoclip de dos horas. ¿Y porqué tengo tanto lector crudo?
    ARCHANGEL: Reitero, debo ver “Across…” y no me latió “Dancer…”, pero en gustos se rompen madres. ¡Saludos!

  18. Creo que Norma decía del Musical de Bellatrix, porque en Sweeney canta Helena BC, que es la que sale de Bellatrix en las movies de HP, Y pues ya la tiene identificada como Bellatrix, no porque vaya a haber un Musical, aunque con eso de que va a haber un parque de diversiones, pues igual es una maquinita de hacer dinero.

  19. Team America está subvaluada, yo la compré en un super a 49 pesitos y al 2×1 (la otra fue Temporada de Patos, así que me vino saliendo como en $25). La ví sola y me reí diamadres, la he visto con otras personas y no entienden los gags, WTF? A mi me gusta harto.

    La canción inicial de Little Shop of Horror la traigo en mi reproductor de mp3 desde hace 5 años (el día que la escuché por primera vez) simplemente amo esa canción.

    Hay varias de la lista que no he visto, así que van para mi lista personal de películas a comprar/bajar (lo que se me presente primero)

  20. Con el titulo, solo se lo puedes agradecer a los geniales “sábado de trilogía del 5”.

    “Hermanos Caradura”, es solo algo que en el canal 5 podrías escuchar y si lo escuche, no sabía si llamar para darles un saludo a sus respectivas madres, pero es que tarde mucho en recuperarme de la risa que me dio escuchar ese titulo, saludos a los Finísimos Miembros.

  21. Mi querido Sam:

    Mil gracias por esta nuevo post, pero desde que vi el titulo busque una de mis peliculas favoritas “Chicago”… Ganadora del Oscar a la mejor pelicula, mejor cancion… Mis escenas favoritas son la cancion de Mamma Morton (Queen Latifah) y la de las presidiarias donde cada una va diciendo porque estan en el pabellon de las condenadas a muerte.

    La de Bjork es media rara para mi gusto y hasta me rei en uno de los puntos mas tristes… Moulin’ rouge la odie: no tenian que destrozar con esas versiones “alternativas” rolas que originalmente son muy buenas.

    Y la de Sweeney Todd no la vi, aunque me encanta Jhonny Deep asi que correre a bajarla jejeje no a comprarla como dices tu

    Saluditos

  22. Otro musical que pintaba para padre es aquel que se trataba de la Clínica Betty Ford al que Marge y Lisa van en el capitulo Homer VS. New York.

  23. My mistake, tiene toda la razón maese toño. Pues ese “episodio” dura como hora y media, puede calificar como película musical y pues sale Jorgen Von Strangle, si eso no es suficiente machín entonces no se que sea

  24. francamente el musical no es lo mio en peliculas, pero admito que en teatro si me llaman la atenciony bueno, no se puede ser siempre totalmente alfa, a veces hay que dar el brazo a torcer…

  25. Grease, ha sido mi karma durante un buen tiempo… al principio no me gustaba, pero fue llegando a mis oidos por el soundtrack que uno de mis compañeros de trabajo ponia todos los dias… igual me paso con Pink Floyd… primero llego el soundtrack…

    Mr Todd es genial… un musical digno de recordarse…

    a ultimas fechas, mi sra esta en planes de quemar mi edicion del director de Across The Universe… creo que considera que ver una parte de la pelicula cada dia por un mes, es algo exagerado…

  26. Mi estimado Toñolele
    Pues, como sabes, coincido con aquello del cine musical, y he de decirte que, pese a que considero a The Sound of Music y a West Side Story de las cosas chiras dentro de los musicales, no las trago, me producen urticaria, jejejejeje. Sin embargo, poco a poco le he ido agarrando el hilo al asunto de los musicales. Si me permites, añadiría una que otra cosilla a tu ya de por sí completa lista: Primero, aquella de Fiddler on the Roof, que aunque hollywoodense y de ese cine pro judío chisguetero de los sesenta y setenta, no está nada mal; otra joya, por lo pitero del asunto es Tommy, la película basada en la ópera de rock de los Who. Realmente es mala, sobre todo porque Jack Nicholson “canta”, lo mismo que Oliver Reed; sin embargo, vale la pena echarle un ojo al casting de voces que lograron, está macizo.
    También pudiera ser añadido ese trabajo interesante de Bakshi American Pop, aunque no estoy seguro del todo si es que podría entrar en el género… Pos me vale je, imagino que sí y punto. Coincido ampliamente con Moulin Rouge -que lo único que vale es el diseño de producción- y aquella de Mamma Mia (¡Mamma Mia, qué par de mamadas!)
    Igual la de Phantom of the Paradise, esa cosa rara de Brian de Palma, que si no me equivoco, lleva el rollo musical. Me parece incluso que habría que considerar aquella de Meet the Feebles de Peter Jackson, creo que hay música, pero no me hagas mucho caso, jejejejeje.
    Bueno, he dicho
    El zorro

  27. Yo sí gusto de varios musicales. Me gustaba el de los Muppets, pero no le captaba toda la gama de comedia que utiliza, se necesitaron años hasta que lo volví a ver. No me gustaba Jesucristo Superestrella, porque la verdad me daba hueva el tema. De nuevo, hasta que pasaron años y yo pasé del enojo al cinismo con la religión para que me gustara.

    Uno que sí me gustó, sin más que por que la historia es divertida, es Chicago. Dos actrices aceptables, un coprotagonista simpático pero corrupto, y el cornudo inútil mandilón por excelencia.

    Me gustó Mamma Mía! solamente por Amanda Seyfried. Es un lujo ver a esa mujer. Y eso que no necesariamente me gusta ABBA.

    Y de obras de teatro que tienen potencial como musicales, mi favorita tiene que ser Avenue Q. Tiene todo: blasfemia, fanatismo, racismo, prejuicio y muppets. Mejor combinación, imposible.

  28. pues yo tampoco tolero los musicales…

    salvo CHICAGO, que se me hace muy buena (mas en teatro, pero la muvi está chida),
    GREASE y THE NIGHTMARE BEFORE CHRISTMAS…

    Creo que hay que agregar una característica esencial en la mayoría de los musicales, al menos en mi humilde opinión… es que además de todo lo que dijiste, debe existir un elemento fundamental

    las coreografías… o sease…

    cuando todos los protagonistas se suman al bailongo respectivo de la canción

    Por eso es que para mí THE WALL, que es una obra maestra,
    no califica como Musical… ¿o sí?

    y me pongo de pie para aplaudir al MR. SAM PEREZ, porque como yo
    no tolera EL MOLINO ROJO de Mcgregor y Kidman.

    y creo que te faltó incluir en esa lista de GRANDE MUSICALES…
    uno excelente donde un pobre niño que lo tiene todo, de repente
    sufre un accidente y le tienen que cortar la piernita… esto lo
    tira a un pozo de depresión, hasta que con la ayuda de su padre
    lo supera y vuelve al escenario. Toda esta historia está entrelazada
    entre canciones, magistrales actuaciones y una frase enorme
    del tema priincipal que dice algo así como…

    YA NUNCA MAS SERE FELIZ…

    me refiero a esa gran película llamada YA NUNCA MAS con
    ese gran actor llamado LUIS MIGUEL…
    sobre todo por la gran actuación y gran caracterización
    de niño sin piernita…

    abrazo

  29. Ummm… pues los musicales no son precisamente lo mío. Me encanta Little Shop of horrors, de los muppets solamente conozco la de Manhattan, Singin in the rain nuca me han dado ganas de verla y además también me recuerda “a clockwork orange” entonces menos ganas me dan.

    De las demás que mencionas solamente he visto South park…grease si la he visto y la tolero pero ps no soy fan, The nightmare before christmas es una de mis favoritas, soy súper fansss. The sound of music es innegable que es muy buena pero yo no puedo verla toda, no soporto tanto. No he visto Sweeney Todd porque no la quiero ver pirata ni en interné y lo mismo me pasa con The Rocky Horror Picture Show.

  30. MIGUEL ARALUCE Aaaaah… Gracias por explicarme la correlación entre Helena Bonham Carter en Sweeney Todd y su papel cpomo Bellatrix Lestrange en la saga de Harry Potter, no le había entendido a la referencia. Atte. Fidel Sarcastro
    LETRUSHKA: ¿La rola de Little Shop que mencionas no será “Downtown (on Skid Row)”? No es buena, es PORTENTOSA. Ese coro griego de la peli al estilo de los tríos vocales de R&B hace la película.
    TABASKENA: Chicago, reitero, es muy buena. Pero no es “para machines”. Ojo, no quiere decir que uno como machín no la pueda disfrutar, sino que no está diseñada con el sexo falocrático en mente. Pero sí rifa, la verdad.
    BBERRYSTOP: Los Simpson tienen grandes números musicales (“Un Tranvía Llamado Marge”, o “Who Needs The Kwik-E-Mart?”, entre muchos otros). Y Family Guy también le echan ganas. Pero en versión animada los masters siguen siendo los de South Park, la verdad.
    STINKFIST: El Mago de Oz es un clásico, cierto. Pero no muy machín. Es un “Musical Pachecón”, a decir verdad.
    NIFEL: La realidad es dura, ¿cierto?
    NAUFIG: Ah, Family Guy. Digamos que llevo vistos 20 episodios y mi opinión no es muy favorable. Pronto escribiré algo al respecto…
    JAVO: Yo también me chuté The Wall como 4 años antes de poder ver la peli… y aún no me cansa.
    ISRAEL LION: ¡Enorme aportación con el American Pop de Bakshi, mi estimado Zorro! En efecto, es difícil estimar si es un musical, un videoclipsote, una pachequez monumental o qué demonios… Pero es algo que tiene que verse. Mi escena favorita es la del piano, tocando “Lily Marlene” frente al soldado nazi… ¿y la tuya? (Por cierto, deja de hacerte pendejo con tu aportación a Finísimas Visitas).
    VERTEBREAKER: En cuanto hagan “Avenue Q: The Movie”, ahí estaré. Es brutalmente genial.
    EL JARA: Hasta el momento, tu comentario es el favorito de la tanda, porque todavía me estoy zurrando de risa con tu mención de “YA NUNCA MÁS”… ¡Jara, eres un asno! Y dicho sea lo anterior con el más profundo cariño, admiración y respeto. ¡Tres hurras por Luismi sin piernita!
    STORM: La verdad mencionaste algo muy cierto: la duración de los musicales suele ser lo que desanima a muchos miembros de la audiencia. Creo que no es casualidad que los que te gustan sean animados (o sea, con un ritmo más frenético en cuanto a gags dentro de la historia). También puedes intentar verlos en dos sesiones, como consejo.

  31. jejejeje. Bien mi estimado cienperros, te mando la colaboración (Pasadena) dentro de poco, es que he estado en chinga haciendo que hago. Te lo lavas. Y la verdad no me acuerdo de toda la película, pero mi escena favorita es cuando Luke baila las calmadas con un ewok, jejejeje

  32. Enorme lista!!! La verdad he de confesar que conozco muy pocas, pero lo bueno de ella es que me marca la pauta a seguir para el próximo par de meses. Yo no tengo nada en contra de los musicales, pero aún así no he visto los que debería. Saludos y gracias por la lista mi finísimo Toño!

  33. Se te fue Vaselina que tambien esta buena Maestro Toño.

    Debo confesar que fui de los pocos niños que vio A Nightmare Before Christmas en el año que se estreno y que sabia que existia. Cuando entre en la secu conocí amigos que tambien sabia de esa pelicula. Y de pronto llovieron gente que alega que es mega fan de la pelicula y que siempre la admiro, cuando llevaba casi 10 años de haber sido ya exhibida.

    Sweeney Todd creo que tambien puede considerarse como la pelicula Gore más alegre y artistica hasta la fecha.

  34. Tambien se me fue decir que la pelicula de South Park la considera el musical mas “pelado” de la historia. ¿Quien dijo que no se podia catar alegremente sobre gases, muertes, confeciones gay y profecias satanicas? (n_n)

  35. FERRARI1 y SYCKBOY: “Grease” es “Vaselina”, par de gueyes… En cuanto a “Saturday Night Fever”, no es musical. Es una muvi donde hay un chingo de música disco.
    KIKE: Saludos!

  36. Asté que se las sabe de todas todas, ¿como se llamó una pelicula donde creo que salen los BeeGees (torios) cantando rolas de los Beatles? No recuerdo si existe esa película, o fue un pasón con leche cortada cuando era niño… También me latió “Chicago”… no sé por qué, pero ni la flaca Zellweeger, ni Catherine, sino es Queen Latifah la que me pone horny… “When you’re good to mama, mama is good to you”… y la de Charly, también me agrada, a pesar de las pinchurrientas voces en español (se las pongo a mis sobrinitos: “¿Ya ven cabroncitos? Pórtense bien y dénle los chocolates a su tío”) Saluditos

  37. no leí todos los comments pero: ¿Y Xanadú? La ví hace un chingo, así que ni me acuerdo… me acuerdo que me cagó ver a Michael Beck (“Swan” de “Los Guerreros”… “warriors, come on to play-i-yay”) bailando como jotito, pero la música de ELO, está rifada… ah chingá, pensé que traía hombreras, y es un gancho del closet… Saluditos again

  38. CHILANGOZANGANO: +1 por los BeeGeesTorios… Y estás haciendo referencia a no sólo uno de los peores musicales, sino una de las peores PELÍCULAS de todos los tiempos: “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band”. Algún ejecutivo hollywoodense con las fosas nasales tapadas de coca decidió que sería una buena idea mancillar uno de los mejores discos en la historia del rock con una historia imbécil, pésimamente actuada, utilizando a Peter Frampton (que la había pegado gruexxo con su “Frampton Comes Alive”) en el papel protagónico y forzando con calzador a varios artistas del momento aportando covers de Los Beatles.
    El resultado sólo puede tacharse de grotesco. Pese a que algunos de los covers son rescatables, toda la película es un monumental FAIL. Los de Aerosmith confiesan haber estado tan drogados en esa época que carecen de todo recuerdo de haber participado en ella. En serio, cuando salen tocando “Come Together” (uno de los puntos rescatables), casi puedes ver cómo les corre heroína por las venas.

  39. Y la de “Time Warp” del Rocky Horror’s Show (o como se escriba) me la echó ap erder para siempre Timibirche y “El baile del sapo”… Bleagh!

  40. Charros, y ahora me acordé de la película en donde El Pelos y sus amigos estaban bien amolados y no tenían balón de futbol, hasta que un cuate ricachón les dio uno y luego se los robaron y al final, al querer recuperarlo, un niño negro se muere cuando le cae una barda encima… oh no… y la del chamaco que quería hacer su primera comunión y no tenía traje y se pone a chambear acarreando tezontle… méndigo el Jara, abriste la cloaca del mal cine… uhquéla… ahora me acordé de la de Mi Niño Tizoc que se enferma por comerse un pollo ‘que se murió solito’…

  41. Iba a hacer el comentario que faltaba el Mago de Oz y Willy Wonka & the Chocolate Factory (la antigüita). Me ganaron por estar leyendo todos los comments.

    Grease a mí si me gustó. No pusiste Cabaret. Es buena. Mary Poppins también es musical, pero creo que no entra en el género de machines. También me gusta bastante Meet Me in St. Louis.

    ¿Por qué no está Hairspray? Es cagado ver al Travolta todo gordo y como mujer.

    Que mal que no se pueden las animadas. Me gusta bastante Prince of Egypt.

    ¿No has visto Repo!? Está buena pero no la he acabado de ver. Puro rock operístico.

  42. Uy Pacasso… y te faltaron las de Julio Alemán y Valentín Trujillo (de chamaco) La Risa de los Pobres, o alguna mmd de esas… y las del nieto de René Cardona (creo que le ponian Al Custer, “El Pelos” de la película que mencionas) “Zindy el niño de los pantanos”, y las de Juliancito (¿mande?) Bravo, y el otro pinche escuincle español, Nino del Arco… Chale… el Jara abrió la cloaca, pero tu sacaste el traje de buzo… Toño, pon orden, esas pinches películas ni musicales son… Uta, voy a tener que poner “Los Verduleros”, y “Un macho en la cárcel de mujeres”, pa sacudirme la melcocha…

  43. No son musicales, pero tienen musica metida con calzador y lamento aceptar que las vi: Sufre Mamon (devuelveme a mi chica gracias a la liga de la decencia) y la 3er guerra de los ninos… A pero para pasones, las de enrique y ana “doctor osborrrrrrrne!” jajajaja inches gachupines, nos vinieron a aventar puro scrap…

  44. No me gustan nada los musicales, me aburren. Once, no tan musical, me gustó. Across the universe, solo la terminé por la música. Mamma Mia, me gustó. Lo digo con la boca chiquita.

  45. de todas las peliculas que mencionas como tus favoritas.. la que me encantò fue jesuschrist superstar, las canciones son geniales, otra que tampoco desprecio es la de grease, la de sweeney todd no la he visto.. pero harè el intento.. gracias

  46. Yo he visto sólo una vez la de sweenry todd y recuerdo k no la disfruté tanto como esperaba… pensaba darle una oportunidad pronto xk muxos me han dado opiniones muy wenas acerka de ella. Kreo k tengo k tener en cuenta el factor de k la vi en una época en k mis pinxes exámenes parciales akababan de terminar y había pasado horas sin dormir x dias!! ¬¬

    El show de terror de rocky es una bizarrez k aun no sé si me termina de convencer jajaja y across the universe me parece una excelente película…me parece k aunke tiene una historia muuy simple y sakada al madrazo, la utilización de las canciones está muy xida…aparte sta media viajadona tmb, así k x lo menos los efektos visuales son bastante disfrutables :):). Wen post, me gustó, saludos 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s