Globeando por un sueño

420x600balloon-boy-cnn-420x0

En cuanto vi la primera imagen del dichoso globo y el reporte noticioso sobre sus dimensiones, supe que era imposible que un niño –por esmirriado y desnutrido que pudiese estar– hubiera logrado ascender por los procelosos cielos gringos en calidad de pasajero involuntario. No soy Ingeniero Aeronáutico. Soy padre de familia. Sé lo que pesa mi hija de 6 años cuando se queda dormida y hay que llevarla en brazos a su cama, tan sólo un piso arriba. Les juro que apenas el zeppelin de Goodyear hubiera sido capaz de hacerla levitar por las alturas.

Y claro, en cuanto mencionaron que Falcon Heene, el presunto niño desaparecido a bordo de dicho globo, tenía por padres a una pareja con previa trayectoria en el mundo del reality TV, bueno… Digamos que me senté con mi algodón de azúcar y palomitas de maíz, con toda la intención de disfrutar del circo subsecuente.

¡Corran por sus vidas, chamacos piojosos!

¡Corran por sus vidas, chamacos piojosos! (imagen descubierta por Gabo Rodríguez)

Una vez que te conviertes en padre o madre, te unes forzosamente a la legión que mira con desdén a otros padres de familia. Es una condición normal. Nuestros niños nunca son maleducados, ni ignorantes, ni salen feos en las fotos. Los escuincles ajenos sí, en su mayoría. Creo que las presiones que pesan sobre la crianza y manutención de la progenie se ven mitigadas tan sólo por ese pequeño sentimiento de superioridad sobre los demás padres y madres del mundo. O eso queremos creer. Pero lo cierto es que es fácil desarrollar este sentimiento cuando analizamos a los papis y mamis que pueblan esa subraza dedicada a vivir el surreal mundo de los realities. Esa gente tiene que ser de probeta, toda, por el simple hecho de que no tienen madre. Así sean las mamás infelices que quieren lanzar a la fama a sus hijas vistiéndolas de zorras para concursar en “shows de talento”, los estúpidos padres famosos caídos en el limbo de la atención pública que pimpean a sus familias para que las hordas televidentes vean “qué locas vidas tienen que vivir”, o los vomitivos progenitores cuya realización personal implica el exponer a sus descendientes al morbo del escrutinio en cámara (“¡Las 24 horas! ¡7 días a la semana! ¡NO TE LOS PUEDES PERDER!”), es sencillo asumir que, por borrachotes, huevones y descuidados que podamos ser nosotros, no llegamos a ser peores que todos ellos.

Se habla de la droga, el capitalismo consumista y el etnocentrismo gringo como síntomas de la decadencia de una nación por entero. No creo nada de ello. Lo que mata a grandes pasos la grandeza percibida del American Way of Life no es más que ese afán desmedido por obtener la fama efímera en los medios masivos. El cliché escupido por Andy Warhol sobre esos dichosos 15 minutos en el candelero que están destinados a experimentar todos los norteamericanos ya ni siquiera necesita atribución: es tan real como… bueno, como un reality.

Esa “realidad” que venden los medios es, sin embargo, una exageración de la realidad misma. Basta con analizar un reality show cualquiera durante unos cuantos minutos para entender que el dramatismo es sobredramatizado, los conflictos son magnificados, la sexualidad carece de raíces hedonistas y las vidas de sus protagonistas no es, ni por error, tan llena de “vida” como quieren aparentar las intrusivas cámaras y las confesiones ante las mismas. En el momento en que un descerebrado “realitista” rompe esa “cuarta pared” y se dirige al público directamente, anunciando sus planes idiotas o sus sentimientos vacíos para llevarnos de la mano hacia lo que en una obra de ficción sería “avanzar la trama”, se acabó la realidad. Punto.

Nosotros no podemos hacer conjeturas sobre los motivos y las acciones inminentes de quienes forman parte de un reality, pues ya todo nos llega digerido. Si tu compañero de oficina se te acerca un día y dice: “Voy a ser honesto contigo: la única razón por la que te dirijo la palabra es porque quiero aprender algo sobre ti que en el futuro pueda utilizar para sabotear tus labores en la empresa, facilitando así mis posibilidades de ascenso, pero quiero que tú no reacciones mal ante mi confesión, y que sigamos pretendiendo que nos interesa mutuamente lo que hicimos el fin de semana, además de compartir opiniones lascivas sobre las nalgas de la secretaria del Lic. Obdulio”. Bueno, como plan maquiavélico y secreto deja mucho que desear, ¿o no? Obviamente, ésa no es la realidad. Pero sí es la realidad que nos vende la tele.

Cuando Papá Heene anunció a los medios que su pequeño mocoso quizá estaba a bordo del globo casero, básicamente confesó a la cámara su imbécil plan macabro. Después de que él y su familia pasaron por uno de tantos realities (Wife Swap, de la cadena ABC), el chango en la espalda empezó a hacerse más y más difícil de cargar. Así es la adicción, en la mayoría de sus versiones. Richard Heene probó las mieles de la fama… y en el fondo sabía que tenía que probarlas otra vez.

¿Vale la pena arriesgar tanto para ser famoso, y a ese nivel? Vamos, las posibles formas en que los Heene hubieran podido capitalizar ese módico de atención pública tampoco les hubieran garantizado una villa en Beverly Hills y un Maybach en la cochera. Aún los reality stars más exitosos tienen broncas para pagar a sus “estrellas” algo más allá de las pingües (“pinches”, en el original corriente) tarifas que prevalecen en el género. Casos como, por ejemplo, la familia Osbourne, se cuecen aparte, pues Doña Sharon es una negociadora artística de fama legendaria que exprimió a MTV por cada minuto a cuadro de su roquero clan. Y dejando de lado el éxito económico y las simpatías despertadas hacia el sufrido Ozzy, ya sabemos lo que tanta atención pública les trajo a sus hijos (drogas, alcohol, alienación total).

Pero el resto de los protagonistas y concursantes de estos realities están tan condenados al olvido eventual como el artistilla padrote que liga un papelucho sin diálogo en una telenovela matutina, y que tras diez años de audicionar (y meserear en Rodeo Drive) acaba haciendo un anuncio de hemorroides cuando se le termina de caer el pelo y empieza a mostrar en sus arrugas tempranas las huellas de una vida difícil buscando consagrarse. De que el medio es perro, es perro.

¿En qué estaba pensando el globero Heene? Digo, ninguno de estos güeyes se caracteriza por su sagacidad, pero aún así el sentido común debe servir para algo, ¿o no? Quizás este hombre está al tanto de que, pese a todo, sí hay una audiencia hasta para la peor bazofia semidisfrazada de “realidad”. Por cada programa legítimamente interesante (The Amazing Race, Pesca Mortal) hay una plétora de pendejez que acaba por ser interesante para uno de los millones de ignaros que encuentran en la tele simplona un remedo de entretenimiento y escapismo.

Así pues, la tierra del Jazz y el Blues tiene por artistas de éxito a uno de los olvidables egresados de American Idol. Los creadores del Pollo Kentucky y la Big Mac ponen a sudar a sus víctimas en The Biggest Loser. La sociedad que más madres solteras ha generado en la última década ansía ver el programa de la madre de octillizos, cuyo único aparente talento parece ser el haber confundido su vagina con un carrito de payasos.

Mi hija es chistosa. Canta bien. Baila mejor. Y es ovio que actúa de maravilla, pues me convence de casi cualquier cosa que su mente sea capaz de urdir para sacar algo de provecho de parte de papi. Ahora bien, muchas personas (y uno que otro familiar) han querido convencerme para que la lleve a castings para anuncios televisivos y agencias de modelos infantiles. Y mi respuesta sigue y seguirá siendo un “NO” rotundo. No porque yo crea poder sucumbir ante la tentación del dinero que pueden llegar a ganar los niños en los medios (y créanme, en los Estados Unidos es MUCHA feria). Simplemente creo que la fama debe ser más meritoria, más memorable. Si a un niño de seis años le vendes la idea de que salir a cámara es un logro inmenso, ¿cómo puedes motivarle a buscar algo mejor a medida que crezca? Digo, YA SALIÓ EN LA TELE, ¿qué más se le puede pedir a la vida?

Mi gusto personal por hablar en el radio, escribir en revistas o postear idioteces en este blog no tiene un móvil de celebridad tras de sí. Es puro gusto, la verdad. Vamos, si estuviera pensando que es mi pasaporte a la inmortalidad, creo que postearía diario, para empezar.

¿Podría encariñarme con la fama barata, con los 15 minutos que mencionaba Warhol? Creo que sí. Soy tan humano y tan débil como el que más. Por eso mejor me regocijo con mi fama actual (casi nula), y con el aire de superioridad que me asalta cuando veo a mi hija de seis años mirándome, segura en el saber de que, al menos hoy, su Papá no va a dispararla en un globo hacia el firmamento. Aunque me lo pida llorando, la muy manipuladora.

–== AVISOS Y NOVEDADES ==–

  • El jueves por la mañana termino de editar y mezclar el Chilaquilcast con Pacasso Almaraz y Oliver Meneses, así que lo subiré en MegaUpload y MobileMe durante el día. Creo que el fin de semana también estará disponible este “chou” (y el resto de los Finísimos Podcasts) en iTunes, si mis experimentos salen bien.
  • Hablando de fama y cómo le va llegando a los que le echan ganas, Ivonne (nuestra modelo-lectora-emprendedora-Finísima Amiga) escribió para dar gracias al Beibi Yisus por haber salido en su primer video clip, con los norteñísimos del Grupo ConTODO y su sencillo “Dos Amantes”. Aunque no es mi clase de música, me divertí como apache marigüano con la rola y la historia. ¡Y taconéyele, pelao! Recuerden que los comentarios soeces para la Finísima Modelo serán castigados con el largo brazo de la caballerosidad disfrazada de censura.
  • El jueves en la noche se graba el primer SuaderoCast™. El Pollo Dávila nos acompaña con sus sesudas reflexiones sobre la era de la información que está chutándose a los periódicos del mundo y obligándonos a buscar la información en Internet, todo ventilado al calor de los Tacos Charly y su endemoniada salsa.
  • El fin de semana habrá anuncio importante en Finísimos Miembros. Estén pendientes…
Anuncios

28 comentarios en “Globeando por un sueño

  1. Más que comprobado la srita. de la Mansión Sampere, Natalia I [conocida entre la gang como RATTalia] es el carisma encarnado. Esa niña, si Uds. como papás siguen cultivando esa imaginación y todas esas habilidades que [dice Toño, papá Cuevo… ¡y qué cuervo!] posee, puede llegar muy lejos. Prepárate Monsivaís, hoy eres tú, mañana Natalia Sempere Magloire [uta ni necesidad de nombre artístico necesita. Lo dicho, la niña lo tiene todo pa’ triunfar]. Ojalá se acuerde en un futuro no tan lejano, de éste cabrón que le hacía la barba en el blog de su papá como Fínisimo Subsecretario.

    Hablando de los realities pues, si existen es porque alguien los demanda… y si hay gente que pueda sustentar su existencia bajo esos programas [y un galón de helado de vainilla con nuez] pues esta[mos] mal!

    Esperamos el Chill-aquilcast! Y si, Toño eres todo un Family Guy http://prayingtodarwin.files.wordpress.com/2008/12/peter_griffin.jpg

  2. jajaja no mames esas personas que meten a los realitis son ejemplos a seguir, de hecho hace poco estaba viendo uno, la verdad no recuerdo cual, el caso es que una de las concursantes dijo algo como: “no soy como Susana Zabaleta” osea quiso dar a entender que no es tan puta como esa mujer, obviamente “la zabaleta” estaba por ahi de invitada y lo unico que dijo fue: “bueno, al menos yo no me meto a un programa a enseñar las nalgas” PWNED. Lo unico que pude pensar fue, que lastima… me gustaria verle las nalgas a Susana Zabaleta. Pero ya enserio, ¿que pedo con esas mierdas de programas? La Academia y similares todos son iguales, deprimentes y súper culeros, la gente debio de haberse aburrido desde la segunda edición de esas mierdas, digo tal vez la primera vez, lo vez por morbo (y por ver si hay pelos) pero se torna aburrido. El unico “Reality” que me gusta es el de Gene Simmons, el cabron es una broma de si mismo. Pero no da pena como Ozzy Osbourne, ademas su hija y esposa están bien ricas.

  3. @Esaú como prudly member de la KISS Army debo decir que no es una broma de Gene para sí mismo… sino un intento para conseguir más lana “vendiendo a su familia”. Por algo Nick decidió “vivir” aparte y a Sophie y Shannon ya no les está gustando tanto, pero mientras les genere dinero para vivir, tendrán que aguantarlo; porque siendo realistas [y aunque me duela] Gene y KISS ya no vende [y menos sin Frehley y Criss]. Tan así que aquí llegarán contaditas las copias de Sonic Boom ; el nuevo disco de la banda vía Wal Mart

  4. Ah, y en un capítulo Shannon le dice a Gene: “Me pregunto si Ozzy tuvo un libro como ése [refiriéndose al “anuario” que Gene sostiene mientras habla de su familia en el opening]”

  5. Lo de los realities es basicamente alimento para el morbo ya que la gente los ve nomas pa ver que pasa, si a Austroberta se le ven las chichis, o si fabiruchis enseña los webos a nivel nacional o nomas para perder el tiempo sin nada mas que hacer.

    Ademas un gran porcentaje de las personas son chismosas y morbosas por tradicion, conviccion o herencia genetica (?) basta ver si un par de personas se pelean en la calle, luego luego se hace una bolita y ni se diga si hay algun muertito tirado, todos atentos viendo fijamente el cadaver y cuchicheando entre ellas.

    Y bueno lo del globito pues se veia a leguas eso, tanto medio cubriendo la nota de la “tragedia” por que pa empezar el globo se veia desinfladon, o no se quiza medio EU se creyo que globos normales podrian elevar incluso casas (el fenomeno de Up se traslado a los medios!) y se la tragaron todita =(

    Por cierto la salsa del Charly no es infernal, pica mas una raja de chile san marcos, quiza el estar lejos de “la tierra donde naciste” te aneno el sentido del gusto.

    Pd: Hablamos de los tacos que estan por la zona de hospitales…. verdad? =D

    Salu2~

  6. A pesar de qe naco soy, no acostumbro a ver Reality Chows, cuando lo intento me pasa esto: http://1.bp.blogspot.com/_iJayHHFD94E/SfkQ8coI3qI/AAAAAAAACHE/NDJil5RWw1U/s1600-h/I-quit.jpg

    Y hablando sobre nuestra finísima-modelo pues solo quiero decir que amo esa primera toma…. además de que esas kilométricas piernas que te maneja con el vestidito tutifruti son sublimes.
    Es raro como el tipo mide 1 metro menos que ella, pero seguro pesa como 3 veces más. Es como un Fail con patas.

  7. No mi Lic, pues uste’ sí que escribe bien requetebonito, hasta estoy pensando que uste’ podría dedicarse a ello…

    Sí que tienen torcida la mente los papás que no pudieron obtener ellos la fama y venden la vida de sus retoños con tal de obtener la atención masiva de las personas, como aquellos que entregaban a sus hijas a Sergio Andrade con tal de verlas “triunfar”

  8. Pingback: Twitter Trackbacks for Globeando por un sueño « Finísima Persona [finisimapersona.wordpress.com] on Topsy.com

  9. El reality de la guera esa que luego de ser modelo de guess y de playboy se casó con un viejito y luego se murió en Bahamas si era bueno, era impresionante ver lo gorda que se había puesto la pobre.

    Ya en serio, el que es terrible es toddlers and tiaras, mamás que ponen a sus hijas de entre 3 y 5 años a pintarrajearse y bailar exotico que brillante futuro.

  10. No sé cuáles realities son peores: aquellos que te muestran dizque la vida diaria de algún perdedor o ex famoso venido a menos, o los que tienen a inestables y dudosos jueces que arman más broncas que los supuestos protagonistas (claro, todas ellas bien planeadas y estudiadas).

    No cabe duda que lo peor que le pudo pasar a la televisión fue la creación de los reality shows.

  11. Pues yo creo que la idea toca varios puntos:

    Primero, para vivir de la fama, hay que tener un talento especial que haga merecerla, puesto que de otra manera no se puede tenerla, es decir, un escritor o pintor, tiene u talento que le permite crear, esa creación le da fama y vive de ella porque le permite vender mas; un pendejo que salga en televisión y su talento es decir sandeces y lucir bien, no vive de la fama, vive de su imagen, que no es lo mismo. Fama es un anacronismo para decir “buen nombre”, aunque ahora se utilice como aquel dicho de “que hablen mal de mi, pero que hablen”.

    Segundo, hay que estar muy necesitado de dinero o ser un vividor de primera para explotar aun hijo y mas en la tv, cuando niño compartí momentos con varios niños talentos infantiles de televisa, pobres cabrones, su vida se les iba en pensar en el programa de televisión y en que eso no les gustaba, cierto, humanos somos y te llamaba la atención lo que esos weyes hacían, pero recordando a su padre, el hijodeputa no trabajaba de nada, mas que de “manager”.

    La realidad depende de quien y cómo la aprecie, cierto, pero la televisión no puede dar realidad porque jamás fue pensada para eso, puede haber programas mas o menos realizados, que incluso te infundan sensaciones y sentimientos como miedo, ira o gracia, peor no es la realidad.

    Cierto, hay que infundirle al hijo el sentimiento de superación, y no creo que ser actor de televisa o tv azteca, al menos aquí en México, sea ser una persona superior, puedo estar equivocado, pero ante la perspectiva de ser actor de medio pelo que ni siquiera le crees la actuación o un medico o maestro o alguien que tenga un verdadero talento, mil veces aquello, y no solo es dinero, les aseguro que un buen medico gana mas que los “artistas” de la tele.

    Ojo, hay quienes trabajan de actores y saben que como tal es el esfuerzo aquel que te da la satisfacción y actúan para vivir, no viven para el escándalo o el chisme.

    Para finalizar, ta chido el video, felicidades por ese trabajo.

  12. Nota mental: No consultar con Sam mi plan para ser famoso que incluye un submarino hecho de Tetrapack, dos niñas de 9 y 6 años ocultas en un lugar seguro y una llamada al noticiero de Loret para pedir ayuda…

  13. Totalmente de acuerdo con usted Licenciado. No encontré jamás lógica en la rapidez del vuelo del globo y el hecho de que un niño fuera ahí, debió ser un niño hueco o imaginario.

    Los realities estilo E! tienen hasta la madre mi paciencia televisiva, ¿quién carajos encuentra interés en ver qué calzones usa Sharon Osbourne (aunque los calzones de Kim Kardashian son harto interesantes :)).

    La fama de su hija crece a pasos agigantados. No necesita llevarla a castings. Natalia comienza a tener su fandome en este blog que también se va proyectando (no sea usté humilde, bien que sabe que lo queremos mucho). Al rato si aquí surge el club de admiradores de Natalia no se sorprenda.

    Y con la inercia del podcast, me quedo esperando a ver con quién se avienta usted el ArracheraCast™ o el TacosalPastorCast™

    Saludotes.

  14. Carrito de payasos!! jaja. Los realitys son la verdadera basura de la TV, no les veo el chiste a casi ninguno aunque yo sé que a algunos de ustedes les gusta ver a las conejitas o a la Kardashian en calzones (neta, no tengo idea de porqué tiene reality, no sé quién es o qué ha hecho)pero de todos modos sigue siendo basura

  15. Yo no le veo el caso a ser famoso si todos te conocen por ser un pendejo de talla mundial. Así te paguen por millones, en el momento en que entregas nalgas y dignidad a los medios por el placer de que te reconozcan en la fila de las tortillas aunque sea para pendejearte, tu vida no vale el revolcón casual que la generó.

    Pero si me dieran 1 mes para ser famoso por algo, como en plan de apuesta, tendría que hacer algo así de morboso y amarillista. En vez de dedicarme a lograr algo noble y de valor humano, porque la verdad no nos interesa quién hizo algo que no pueda ser trivializado y vendido en tiempo aire. Se tendrían que alinear una cantidad inusitada de factores y patrones nocivos para que me dieran ganas de eso. Aunque, como todo vicio, seguramente ya en el círculo buscaría la manera de no tener que salir de él.

  16. ÇLos realitys son una salida facil de las televisoras para no pensar en algun concepto… obviamente se necesita un publico pendejo para seguir enganchados despues de innumerables versiones de la academia o bailando por {nserte-aqui-la-meta-deseada}, afortunadamente ya esta al alcance de casi todos la tv de paga, aunque los realitys ahi tambien existen, son un poco mas divertidos que los de la tv nacional, ver a Flavor Flav rodeado de negras exuberantes era cagadisimo, ver al oaxaqueño, del que no me acuerdo su nombre, que era de xalpatlahua o algo asi, cantar y que la gente se pusiera de pie por que cantaba re’bonito, sinceramente era patetico…
    Un buen reality seria el canal del congreso, pero con mas camaras mejor ubicadas, mas microfonos para oir los cuchicheos en los pasillos, las alianzas formandose, las puñaladas traperas… y que el publico vote por ir expulsando diputados y senadoress cada semana….

  17. Yo siempre he creido que eso de la fama es muy relativo. A saber:

    Llevo 21 años tocando en todo tipo de lugares, desde puteros en la Doctores, hasta “Barón Rojo” en Wings, bares en la Zona Rosa (en un tiempo fuimos competencia directa de la banda del nefasto Rudy de “Otro Rollo” ¡bleagh!… ¡y nos los chingábanos!) pasando por eventos sociales desde los XV años organizados en un corral de casa, junto a los puercos, hasta eventos masivos (en otras partes de la República, no aquí… snif!) Salones muy encopetados, bares chingones alternando con grupos de más renombre… A consecuencia de esto, un chingo de gente que ni conozco me saluda en la calle: (“¿y ahora donde andan tocando, pa’ irlos a oír?”) taxistas que no me cobran la dejada (“Tú tocabas en el bar Fulano de tal, a donde iba yo a bailar, y ahi conocí a la que ahora es mi esposa, por que la sacaba a bailar cuando tocabas esa rola de…”) E inclusive, hasta rateros que me perdonaban el asalto (“Nel mi carnal, usté es de la banda chinguetas que tocaba acá… la neta se rifan… llegale mi champion) En alguna ocasión, ya pasé por el numerito de dar autógrafos…

    sin embargo, los miembros de mi grupo siempre hemos estado bien conscientes de que es más importante perdurar por tu calidad, que por otras circunstancias… Por ejemplo, nunca me expondría a ir con mi grupo a concursar a la televisión, (vía programas del canal 4) porque no considero que sea la forma de perdurar en la gente; es exponer tus carencias al criterio de, en su mayoría, músicos frustrados… por otra parte, gente que conozco se dejó llevar por la supuesta fama, se fueron “de promoción a Centro y Sudamérica, y sur de Estados Unidos”, tocando de a gratis porque tuvieron un éxito en el radio, fueron estafados, y el día de hoy, están tocando (y peleando) por los lugares donde hasta la fecha, mi grupo siempre ha sido reconocido…

    Lo más gratificante de todo, es poder alternar con asté, y con demás banda que nos encanta perder el tiempo en su bló… y ver que somos tratados por igual, aunque no me invite a comer chilaquiles… Abrazos y besos…

  18. Por que no había leido este post???? en fin mis ocupaciones me lo impedían. Desafortunadamente en México mucha de esa gente no desaparece sino se queda en los medios, así de jodidos estamos.

    Por cierto he tenido el gusto de chatiar con Ivonne y es muy buena onda, aparte de ser muy guapa. La neta del planeta

  19. Lo confieso, me gustaba ver los programas de los domingos de la academia.
    Pero estaba recién casado y no tenía cable, pero sí llegue a disfrutarlo.

    Y este… participar… este, hacer filas de dos días… el casting, creo que fue un sueño en el que intenté entrar a la academia, ¿fue un mal viaje o sí fue real?, Maldita piedra no me deja discernir.

  20. Ja, no sé si la amenaza d ela censura pesó más, o de plano Ivoncita no jaló lo esperado, pero no ha habido necesidad de ajusticiarse a nadie…o será que somos todos unos caballeros y no quermeos decirle vulgaridad y media a la Ivoncita? Por cierto, ese vestidito tutifruti y ese contenido hacen una combinación que…mejor así lo dejo. Pero sí, está ensabanable la Ivoncita…Yo creo que deberías hacer público su portafolios para que Ivoncita tenga una opinión más amplia y confiable. Y creo que las niñas que aparecen en los videos es lo único rescatable (en ocasiones) de esos gruperos.

  21. ¡Ah, cabrito! (para combinar con el video) La verdad no había reparado en que es tu finísima modelo Paty Ivonne… Pues aunque te encabrites, no puedo reprimir los piropos léperos:

    – me como tu ____ en un bolillo, y me la paso con tus ______, y de pilón te bajo la ________ a chupetones

    – si tus ______ fueran sartén, ahi estrellaba yo mis _________

    – si tu ________ fuera lija, yo tendría la lengua lisa

    – te lo _______ después de _____ y si escupo, pierdo

    Saluditos

  22. Pingback: ¡Misiles sobre California! « Finísima Persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s