Toño VS. El Doctor, Parte I: Los Análisis

LleneEsto

El otro día leí una estadística aterradora en una revista: el 75% de las enfermedades mortales para el hombre podrían evitarse si tan sólo acudiéramos a hacernos examenes médicos anuales. También dijeron en la tele que el 94% de las estadísticas en revistas son inventadas, pero ¿quién tiene tiempo para preocuparse por nimiedades estando la vida de por medio? Para acabarla de amolar, comencé a echarle cuentas para estimar cuando fue la última vez que recurrí a un galeno con el fin de evaluar mi estado de salud, y descubrí que fue en aquella desafortunada ocasión en que conocí a una chava en un bar de la colonia Agrícola Oriental y desperté en un hotel garaje de la carretera a Pachuca, dentro de una tina con hielitos y con una sospechosa cicatriz de sutura en las inmediaciones de lo que era mi riñón izquierdo. Por cierto, vieja, si estás leyendo esto, de lo último que me acuerdo es que la susodicha me estaba vendiendo una membresía a un club hípico, así que no pienses mal.

Así pues, opté por tomar una decisión sensata y responsable, sometiendo mi físico de Adonis retirado a una auscultación profunda, capaz de revelar si alguno de mis órganos puede estar a punto de colapsarse como construcción de Santa Fé. Aquí comienza la reseña de mi misión:

Día 1
5:30 AM –
Suena el despertador. Tengo una hora y media para bañarme, vestirme y llegar al laboratorio a la cita de las 7:00 AM, para que rinda el día.

5:30.2 AM – Apago el despertador, pues quiero regresar al desenlace de mi sueño donde mis habilidades para bailar break-dance salvan al barrio de un desalmado millonario, que quiere convertir el parque público en un complejo de oficinas.

9:40 AM – Se me pegaron las sábanas. Tomo nota de ello, pues no descarto que dormir de más sea síntoma de alguna posible enfermedad grave, y no de padecer de “huevos largos” como asevera mi mujer, que ni doctora es. Inculta. Bueno, es obvio que no llego ya al laboratorio a las cita de las 7:00 AM, así que tendré que esperar hasta mañana.

Día 2
5:30 AM –
Suena el despertador. Tengo una hora y media para bañarme, vestirme y llegar al laboratorio a la cita de las 7:00 AM, así que prendo la tele para espabilarme.

5:32 AM – ¿Por qué sigo bajando pornografía de la lentísima internet cuando puedo disfrutar de toda la sensualidad y el erotismo de las chavas que dan el reporte del tiempo en los noticieros? Además es gratis. Ya me estoy espabilando. Bueno, digamos que partes de mi lo están haciendo.

5:34 AM – Chin. Se acaba el reporte del tiempo. Empiezan las noticias financieras.

10:14 AM – Creo que otra vez se me hizo tarde. Tengo que cambiar de estrategia para mañana. Tomo nota: “Las fluctuaciones de los mercados bursátiles producen somnolencia extrema en el paciente”. Espero que la ciencia médica esté a la altura de este extraño mal.

Día 3
5:30 AM –
Suena el despertador. Tengo una hora y media para bañarme, vestirme y llegar al laboratorio a la cita de las 7:00 AM, así que prendo la tele para espabilarme y me levanto a hacerme un cafecito.

5:34 AM – ¿Dónde guardará mi mujer el café?

5:38 AM – No hallo el café, pero en mis pesquisas encontré un sobre de atole instantáneo sabor moka, así que seguro debe tener algo de café. Inicio los preparativos.

5:45 AM – El atole está listo, pero así solo como que no me sabe. Será mejor maridarlo con un par de conchas untadas de frijoles refritos.

8:02 AM – La chacha me despierta. Aparentemente me quedé dormido sobre la mesa de la cocina. Me limpio apresuradamente los bigotes de atole y lucho por desprender los restos de una concha que se me quedó pegada al cachete gracias a la untada de frijoles, que ya secos adquieren la consistencia de engrudo. Tomo nota: “los carbohidratos complejos también acrecentan la somnolencia del paciente”. También hago otra nota para recordarle a mi esposa que compre frijoles de mejor calidad, o al menos de latas que no expiraron en 1991. Demonios, otro día perdido.

10:00 AM – Tomo una sabia decisión. Como mi precaria salud me está evitando llegar temprano a los laboratorios, quizá sea mejor preparar mis muestras de antemano y llevarlas al hospital con más calmita y en horas sensatas. Siendo honestos, nunca he estado despierto a las 7:00 AM, así que mejor será no tentar al destino exponiendo mi persona a esos madrugones infames.

10:05 AM – Llamo a la clínica para preguntarles si puedo llevar mis propias muestras de laboratorio. Empezamos bien, pues lo que me van a pedir lo puedo proveer, de sobra: orina, sangre, coprocultivos (lo que el diccionario explica como “excremento” y mis lectores como “caca” o “popó” común y corriente) y semen. Vamos, para que vean que no hay bronca con los requerimientos y que soy un paciente modelo, voy a llevarles también algo de babas y de mocos. La prevención es un remedio infalible. Y la risa, según el Selecciones.

10:10 AM – La señorita del teléfono me empieza a decir no sé qué tantas tonterías de recipientes esterilizados, y que no es seguro llevar las muestras si no son tomadas ahí mismo, y bla bla bla… Estas personas sólo quieren darse importancia tratando al paciente de ignorante. La interrumpo dándole las gracias y me pongo a buscar recipientes propios para mis fines científicos.

10:30 AM – Mi mujer no está, pero entre la chacha y yo hemos reunido suficientes envases para guardar mis muestras. El termo metálico de café que ya no uso desde que me regañaron en la oficina por echarles a perder el microondas sirve perfecto para la orina, así que procedo a llenarlo de inmediato, después de pedirle a la chacha que se tape los ojos. Hay dos botecitos de plástico con salsa de soya de aquella ocasión en que ordené sushi, hace como dos años, preocupado por mejorar mi alimentación. Tirándoles la soya y con una lavadita deben quedar perfectos para el semen y la sangre. El moco ya va cómodamente ubicado en su recéptaculo tradicional: un pañuelo que llevo en el bolsillo. Y la saliva la puedo escupir ahí mismo en una probeta, para que les llegue fresca. Es la ventaja de tener boca y cachetes para almacenarla, creo yo. El coprocultivo es el que está complicadón. Llevo tres días estreñido, así que anticipo que mi muestra, una vez producida, será por demás generosa. No encuentro más que un recipiente a la altura de las circunstancias: un “topergüer” que usa mi mujer para llevar ensalada de coditos con mayonesa a los picnics.

10:32 AM – Encontré los recipientes justo a tiempo. Me dan de súbito unas ganas bestiales de ir al trono para aliviar mis estreñidas tripas, así que agarro el “toper” como va y corro al baño de visitas. En ese sentido soy como Bruno Marioni: mi desempeño es mejor cuando voy de visitante. Tras el sonoro rugir del cañón, cierro triunfal la tapa del recipiente. Tengo ya la segunda muestra. ¿Laboratorios madrugadores, a mi? ¡Ja! Y tres veces ¡Ja!

10:45 AM – Hora de recolectar la muestra de semen. La chacha hizo bastante buen trabajo lavando el botecito de salsa de soya, casi se ve transparente. Bueno, me imagino que la gente que va a analizar esto son profesionales, y que saben distinguir en un microscopio entre la oscura salsa para aderezar sushis y la perlada sustancia que es capaz de traer nuevos herederos a este mundo. Voy a ver si todavía hay algun noticiero al aire que no haya dado el reporte del tiempo, para la inspiración…

11:58 AM – Pues no, no hubo meteoróloga sexy para ayudar en la recolecta. Ordinariamente recurriría a Internet para facilitar la búsqueda de materiales eróticos para la inspiración onanista, pero está suspendido por mis múltiples intentos de hackear la página de la Secretaría de Protección y Vialidad (mi abogado me prohibe hablar del caso, y me ha suplicado que intente arreglar mis multas de tránsito como cualquier ciudadano). Tengo dos opciones: hablarle a mi esposa a su oficina para ver si me funciona de operadora de “Hot Line” (ni crean que voy a pagar por un servicio que me pueden proveer gratuitamente) o recurrir a mi imaginación.

12:00 PM – Mi esposa me colgó el teléfono. Yo pensé que eso de “estoy en una junta, en el speaker” era una excusa para no ayudarme. Mala mía, pues.

12:02 PM – Intento fantasear con un escenario donde soy el galante maestro de prepa y se me acercan dos sensuales colegialas dispuestas a arreglar sus calificaciones con “tarea especial”, pero Elba Esther se aparece en mi fantasía para pedirme mis cuotas bimestrales al sindicato y pierdo la concentración. Diantres. Esto me va a tomar al menos tres horitas de recuperación. ¡Maldita seas, Elba Esther!

3:10 PM – Nada. La musa del “solo de palma” no aparece. Voy a poner la tele, a ver si hay algo que ayude.

3:11 PM – Mmmmhhh… El 22 está pasando un documental sobre diagnóstico casero del cáncer de mama…

3:12 PM – OK, segunda muestra lista y envasada. Después de todo no estuvo tan complicado.

3:20 PM – Bien, sólo falta la muestra de sangre. Aquí puede haber problemas, pues le tengo pánico a las agujas. Creo que en los libros de Twilight (CRAPúsculo) debe haber alguna mención sobre cómo se puede extraer sangre sin tanta bronca, pero he bebido tanto alcohol barato para olvidarlos que no estoy cien por ciento seguro. Voy a hablarle a mi esposa, a ver si ella se acuerda…

3:22 PM – No sé cómo es que el acto de meterme los libros de Twilight en partes que el pudor calla pueda servir para extraer sangre, la verdad. O mi mujer de plano no se acuerda bien de la historia, o de plano esa dichosa junta de consejo le tiene muy distraída.

3:28 PM – Recórcholis. Me acabo de dar cuenta de que en mi afán por llenar la muestra de coprocultivo ante la urgencia intestinal que me atacó súbitamente, no me dio tiempo de esterilizar el “toper”. Y la bronca es que no cabe en mi pequeño microondas, que es la mejor alternativa a la mano para matar bichos. ¿Cómo lo sé? Digamos que la próxima cucaracha que se aventure a pasear por mi cocina no encontrará una rápida muerte por zapatazo, pues tengo métodos mucho más sofisticados y crueles para lidiar con los de su especie. ¡JA, JA, JA! En fin, se me ocurre otra gran idea: ya medí el “tóper” de copro y cabe apenitas dentro de la olla exprés. Diez minutitos a fuego intenso y quedará más que esterilizado.

3:29 PM – Abro el refri para sacar el recipiente de coprocultivos, mientras miro orgulloso mis muestras previamente almacenadas de orina y semen, pensando en llamar a mi doctor para obtener instrucciones. Así debieron ser las últimas horas de Michael Jackson… Mejor pienso en otra cosa. El “toper” a la olla exprés, la olla exprés a la estufa y el Toño a buscar cómo sacarse sangre sin dolor. ¡Qué día tan productivo!

3:30 PM – Estoy buscando en la tele a ver si pasan Van Helsing o Drácula, a ver si sale algo respecto a la extracción de mole a nivel casero, pero ya llegó la chacha a interrumpir diciendo que la cocina está empezando a oler a té de coliflor…

3:33 PM – Nada sobre la sangre en Grey’s Anatomy hasta el momento. Y los párpados de la china que sale de doctora cada vez semejan más prepucios que no han sido circuncidados ¡Cómo estoy aprendiendo de terminología médica, carajo! La chacha vuelve a la sala de tele, con la cara verdosa y sendos tapones de algodón en las fosas nasales. Medio le entendí que la cocina está oliendo ahora al cadáver de un tlacuache que falleció por darse un atracón de carne de zombi. La chacha es muy delicadita, de veras…

3:38 PM – Empiezo a pensar que a lo mejor algún videojuego sangriento de mi colección puede tener alguna información valiosa sobre el tema que me ocupa, pero mi fino olfato detecta un peculiar olor en el ambiente. Es como si un brócoli a medio hervir hubiera tenido que ir de súbito al baño y se le olvidó limpiarse al terminar… pero hace como seis días. ¿Qué estará pasando?

3:39 PM – Entro a la cocina, donde la chacha se arrastra moribunda hacia la ventana, en un intento desesperado por abrirla y ventilar el recinto. Huele como el interior de una prótesis después de que su dueño ha corrido una maratón a través de fosas sépticas. ¿Será una fuga de gas? ¡Tengo que apagar la estufa! ¡Y salvar la muestra de copro que está dentro de la olla exprés!

3:58 PM – Los paramédicos me reaniman en el jardín de la casa. La chacha me mira fijamente desde su camilla, sin retirar la máscara de oxígeno de su rostro. Al fin logra articular palabra, y me explica que la tapa de la olla exprés explotó mientras la metí al refri, en mi afán por proteger sus contenidos. El impacto me dejó noqueado. El paramédico me dice que tengo la nariz rota, pero me niego a aceptar el diagnóstico de un monigote que no tuvo la dedicación y constancia para convertirse en un médico respetable y cobrar 750 pesos por consulta, así que me rehúso a recibir más atenciones de esos amateurs (conozco mis derechos, malandrines). Despacho a los paramédicos, le digo a la chacha que se reponga y vuelvo a entrar a la casa, que sigue oliendo a una combinación de fosa común regada con el agüita que queda al fondo de las bolsas de basura tras una semana de añejamiento.

3:59 PM – Estoy en la cocina. Hay popó regada por todos los rincones, incluido el techo. Explicarle lo sucedido a mi mujer va a estar complicado, la verdad. ¡Piensa, Toño, piensa!

4:45 PM – ¡Listo! Los humeantes escombros de lo que solía ser mi casa están siendo apagados por el escuadrón de bomberos. Le explico al señor del seguro que detecté un olor a gas, ya que la incompetente chacha debe haberse descuidado al encender la estufa. Logré escapar de la casa en llamas salvando tan sólo unas preciadas posesiones: el Playstation, el álbum de fotos de mi esposa, mi cuadernillo de notas, algunos documentos personales, mi iPod y una hielerita con muestras médicas de vital importancia.

5:10 PM – Mi mujer llega a la carrera, llorando a mares al mirar lo que quedó de nuestro domicilio. Intento aliviar su pena diciéndole que me encuentro ileso, fuera de una lesión en la nariz, pero esto parece mortificarla aún más. Debe ser lo que los médicos denominan como “histeria”. Ya se le pasará. Ahora que se han ido los bomberos y el del seguro, puedo quitarme los algodones que me puso el paramédico en la nariz después del madrazo con la tapa de la olla. Logro recolectar bastante sangre de mis fosas nasales para llenar el segundo botecito de soya. Del coprocultivo no pude rescatar más que una pequeña porción untada en un naipe, antes de la conflagración (accidental, claro), pero debe ser suficiente. Y si no, mañana habrá que fabricar más, seamos prácticos. La descuidada e incompetente chacha decidió regresarse a su pueblo, así que me alivió el mal rato de despedirla y de desmentirla a la hora de que se suelte diciendo quién empezó el incendio. Dentro de lo que cabe, la cosa salió bien. Subo a mi esposa al auto y nos vamos en busca de un hotel garaje en la carretera a Pachuca, donde pasaremos la noche en una improvisada “segunda Luna de Miel”, espero. Mañana temprano, a la clínica a dejar las muestras. Bueno, tampoco muy temprano…

¿QUIERES LEER LA SEGUNDA PARTE?

102 comentarios en “Toño VS. El Doctor, Parte I: Los Análisis

  1. Y tu hija donde estuvo durante todo el desaguisado? La verdad creo que tu primer error fue tratar de cambiar a tu veterinario de confianza por un doctor común y corriente.

    Estuvo excelente mi Toño saludos a la family.

  2. Seeee, yo por eso voy al consultorio del Dr. Simi de a $20.00 y nunca me piden muestras de nada.

    Jajajaja, la risa remedio infalible, twilight por donde no da el sol, las últimas horas de Michael, te luciste Toño.

    Ramza, Quizás eso pasó antes de tener a Natalia, ah no, Michael estaría vivo.

  3. Me reí bastante, pobre de la chacha (aunque me la imaginé como Tanya Song para neutralizar el horror de imaginarte zurrando un tupper), es de lo mejor que he visto desde los días de CM, y bastante más detallado. Al menos no eres de los que pueden entregar las muestras de heces, sangre, saliva y semen en un solo pujido y por el mismo orificio, jajaja.

  4. Por eso prefiero a yerberos, brujos, chamanes y demás para aliviar los males que atacan a mi cuerpo. Según ellos, hay gente que me tiene un chingo de envidia y sus malas vibras me afectan.

    Collar de ajo macho y cruz de ocote pa’ los malos espíritus

  5. Y me pregunto toño, ¿porqué no tienes tu propio programa de radio?
    Gracias por las risas, no me habia reido tanto desde las columnas que publicabas en CM:)
    Espero con ansias la parte 2

  6. D’oh! She call you Jackass… Perhaps you’re losing your style?

    As a matter of fact, i must say i was LMFAO when i was reading… specially by the fact that you ain’t a early bird… and the poo stuff was kind of nasty, even for you

  7. * Naufig: NUNCA!!! Soy tan soez como el Toño. Te puedo hacer sonrojarte el día que quieras… Simplemente hubo demasiados fluidos corporales para mi gusto🙂

    * Pacasso: Sin duda alguna puede ir mucho más “low”. Y yo aplaudo su bajeza, pero este no ‘mi’ gusto, pués.
    Cuando vas a venir a visitarme para por fin concerte, Paco?

  8. Vaya que han sido días productivos… Tal vez sea hora de buscar patrocinadores para tu blog… ¿o alguna vez piensas regresar a un trabajo “normal”? Puedes intentar la publicidad subliminal, algo así como: “Y finalmente, recuperé la calma gracias a los precisos estudios que me hicieron en “Laboratorios del Chopocho”… Nel, ni madres, mejor no te vendas, sigue regalando tu sabiduría al mundo, tal como Einstein, Gandhi, Carlos Cuauhtémoc Sánchez, Velasco Piña, y demás genios… Besos

  9. @chilangozangano: No mames… ¿Carlos Cuauhtémoc Sánchez?

    A veces siento que la prosa de Anilú es extremadamente parecida a la de Toño, pienso que quizá, como pasó en Paiki, donde crearon a Hipatía, acá el Toño haga el esfuerzo de hacer “como que su esposa comenta” para darse rating

  10. A ver, ¿Alguien me puede explicar como el Subsecretario de Relaciones Públicas, Promoción y Difusión para la Costa del Golfo (sin remuneración) hace esas declaraciones? Si tuviera que inventarse una esposa pasa subirse el rating, ciertamente el de RP está haciendo mal la chamba.

    Además hay pruebas de la existencia de Anilú.

    Ahora bien… Toño… YA PAGA TUS MULTAS! /&$&%$&%$… Y LOS HONORARIOS DE TU ABOGADO TAMBIEN.

    Te llegó un citatorio de la Secretaría de Salud por una exrtaña lluvia de miércoles… Y una demanda de doña Gordillo. No me preguntes cómo, pero logró encuadrar como delito el hecho de que te le rajaras a media fantasía, ella esperaba el pago de tus aportaciones… en especie.

    Y por último el MP te está siguiendo una averiguación, quesque declaraste públicamente tender al estupro y te van a configurar tentativa acabada.

    Y ya en lo personal… coincido con Anilú.

  11. * Dan††e, yo sabía que poco a poco todos iban a caer en mis redes… BWAHAHAHA!!
    Claro que coincides conmigo🙂

    * Really, JD, crees que el Toño podría haberse inventado una muñeca como yours trully? NOOO!!!!

  12. Jajajajaja lo que es darle la vuelta a ir con el doctor y tenerle miedo a que te saquen sangre. A mi el año pasado me mandaron a hacer análisis de sangre y eso de los recipientes esterilizados es puro cuento; en esa ocasión vi como la gente cargaba su frasquito de café o mole con su muestra, “muy orgullosos’ todos ellos. No falta el primerizo que lleva el frasco más grande de lo que encuentre y para colmo, hasta el tope!!!!

    En esa ocasión me sacaron 3 tubitos de sangre, todo salió bien, salí con anemia leve… pos cómo no si los desgraciados me sacaron más que a nadie, yo era la última de la fila y me di cuenta que a los demás les sacaron de uno a dos tubitos y a mi tres!! Por cierto, tengo IMSS y ahí me hicieron los estudios, yo tampoco soy de levantarme temprano, pero ni modo, la salud es primero.

    No le saques Toño, no pasa nada😀

  13. Excelente post, maese Toño. Carajo, tengo que dejar de leerlo en la oficina porque no me puedo reír a mis anchas. Es sorprendente la serie de tonterías que le piden a uno para ir a hacerse análisis. ¿Para qué necesita la mierda un frasco esterilizado?
    ¿Cómo no va a salir uno anémico en los resultados si te hicieron ir en la madrugada, en ayunas, y te sacaron como quince litros de sangre? En fin.
    Un abrazo

  14. RAMZAONLINE: Natalia en la escuela, como la gente de bien. No como su padre. Saludos. Y al rato le hablo al Beibi Yisus.

    MIGUEL A.: ¿Consultas de 20 varos? Apúntame!

    VERTEBREAKER: “Al menos no eres de los que pueden entregar las muestras de heces, sangre, saliva y semen en un solo pujido y por el mismo orificio”… ¿No que ya no íbamos a hablar de Michael jackson?

    NAUFIG: Usté sí sabe… chiquiadores pa’ las reumas.

    YANAGISAWA: Toda risa extraída por este blog tiende a ser pendeja, no te apures.

    GUSI: Sí tengo mi programa de radio. Pero es “La Radio del Iméil”, que le llaman… La Parte 2 la subo la semana entrante.

    KYLEDRKNS: Te echo a mi abogao. Un día demandó a su vieja por no darle el besito de las buenas noches. Es un as, el Dan††e.

    ANILU: Lady, this is like the first rounds of a Limbo contest: I WILL go much lower, that’s a guaran-fucking-tee!

    TIPICO: Gracias, pero de momento estoy a gusto en este particular medio de comunicación. Y si cuando seas grande vas a meter un tupperwear con caca al microondas… no sé qué aconsejarte. Saludos.

    THE MIGHTY JD: No puedo creer que mi propio Subsecretario de Relaciones Públicas, Promoción y Difusión para la Costa del Golfo (sin remuneración) sea capaz de considerar que me pasé de grotesco. Esto huele a traición. Me siento como Julio César en los idus de marzo (referencia culta para compnesar la naquez). Y aparte dudas de la existencia de mi vieja… AiKentBilibIt!

    PACASSO: Al menos alguien aquí SÍ me conoce… ¿cómo andas de tiempo el viernes en la mañana?

    CHILANGOZANGANO: Aprovecho para felicitarte por tu casting para la película de Alex Peligro: estuvo genial. Y espero que lo de CCS sea puritito sarcasmo…😉

    MISS JANE: Más de 20 comentarios pasaron antes de que alguien se preocupase por mi salud… ¡Gracias mil!

    DAN††E: Esteee… Ok, mándame una factura por el monto de tus honorarios, y después descuéntame el monto de lo que te debo… Después de una breve guácara al pensar en “el arreglo del litigio” con la Gordillo, y de buscar mi amparo antiestupros, necesito que vayas preparando una demanda contra mi Subsecretario de Relaciones Públicas, Promoción y Difusión para la Costa del Golfo (sin remuneración). Deja el motivo en blanco, ya lo llenaré cuando se me ocurra algo.

    YORKPERRY: Que todo salga bien, dude!

    AMANDITA: Pues a lo mejor me animo a la aguja, pues tanto madrazo en la nariz me la está dejando como la de Thalía, cuando empezaba. Parece chile relleno. De sangre.

    CHICLES DE FUEGO: La experiencia me lleva a consejarte que te esperes a que te las pidan. Las muestras.

    VUTTER: Tienes un estómago a toda prueba, enhorabuena. Besos.

    OLIVIER: Enormes observaciones sobre la ridícula naturaleza de las muestras médicas. Una de esas les voy a llevar Clight de tamarindo en vez de pipí, a ver qué gestos hacen. ¡El abrazo de la cuatitud para usté!

  15. RAMZAONLINE: Beibi Yisus es fan de todos los productos auspiciados por Google. Cualquier empresa multibillonaria que se preocupe por consentir a sus empleados dándoles a tragar sus dulces favoritos a cualquier hora que se les antoje tiene que ser buena, por definición. Y la integración de Crome con todas las demás aplicaciones de Google le suman puntos extra. Beibi Yisus está cada vez más contento con este navegador, aunque Opera es el favorito sentimental.

  16. Pinches ogt’s me dejaron un equipo de mierda en el draft del Fantasy Football. Pero no hay pedo, me voy a encomendar a Baby Yisus y saldré avante de esta situación.

  17. Si entre los participantes que acudimos a este blog por un poco de sabiduría, hay alguno, o varios, que no aprecien en todo lo que vale la delicada prosa de Carlos Cuauhtémoc Sánchez, quiere decir que me he equivocado de lugar, así que, ¡HASTA NUNCA, FINÍSIMOS IGNORANTES!…

    Chale, me extraña que siendo araña… por supuesto que todo es SARCASMO… Digo: ¿acaso pude parecerles taaaaaaaaaaaaaaaaaaaan imbécil? Dios mío, algo debo hacer al respecto… En fin, haré de cuenta que nunca pensaron que hablé en serio… Besos.

  18. @Anilu Magloire: no se déjame te informo que no podría resistir la vista del cuerpo del Toño encuerado (el solo pensarlo me da nausea) si tomamos en cuenta tu estabilidad mental como un referente no hay muy buenas noticias.

    Por otro lado si Toño me ve desnudo luego no me lo voy a quitar de encima no podría vivir con la culpa de destruir un hogar de ese modo (no otra vez)

  19. Toño: Si mandas a la verga a tu verga a tu Subsecretario de Relaciones Púdicas (digo Públicas), y difusión del costa del Golfo, te ofrezco mis servicios como tu representante y mecánico de confianza.

  20. @Anilu Magloire: no tendrás una toalla sanitaria que te sobre por hay? Usada por supuesto necesito empezar a juntar la sangre que le debo al voluble este

  21. monsieur sempere para presidente¡¡

    ¡Bandera de Toño!

    Legado de nuestros héroes,

    Símbolo de la unidad

    de nuestros padres

    y de nuestros hermanos,

    te prometemos ser siempre fieles

    a los principios de libertad y de justicia

    que hacen de nuestra Patria,

    la nación independiente,

    humana y generosa,

    a la que entregamos

    nuestra finisima existencia.

    soy su fan,quiero ser como usted me he cagado de risa hoy, tambien soy fan de su esposa y aun mas del beibiyusus un saludo larga vida al rey!!!

  22. Chingá! ¿que pedo con el Naufig? Como todo buen secretario debo tener mi opinión contra el sistema durante mi gestión [no remunerada]. Admiro el hecho de crear toda una historia digna de publicarse en el Selecciones del Reader’s Digest con un hecho tan cotidiano, sin embargo, this fucking time, reí, mas no volveré a ver un “topergüera” [como dijera one maid de mi madre decadas atrás] de la misma manera.

    Por cierto, que candidez y lindura de Natalia en esa foto de Paiki. Toño y Anilú: disfruten a su hija [Anilu, please! Don’t let Toño to carry her to the dark, lazy and dirty side]

    @Naufig: [I’m Gonna] Kick Your Fucking Ass!! I Want You Out of this issue, you prick! Are you professional or not? What The Fuck Are You Doing?

    You’re a nice guy, you’re a nice guy but I don’t fucking cut it when you BULLSHIT and fuck it around like this on me and my job.

    We’re fucking done professionally… Fuckin Ass! ¬¬

  23. Lo reconozco, me porté como imbécil… No te preocupes Ramza, no es necesario juntar sangre… a mí, tampoco me gustó “CRApúsculo”… Te mando la pipa de la paz

  24. @chilangozangano: en verdad que desperdicio mi sarcasmo contigo

    @Anilu Magloire: que tienes contra la mestruacion femenina? Llevas al menos unos 10 años con ella (tienes como 22 no?) y todavía te da asquito hablar de ella?

  25. Una pregunta nada mas ¿Por que chingados se llama El Síndrome Premenstrual (PMS Premenstrual Syndrome) cuando están como pinches locas antes, durante y dos días después?

  26. No manchen, hace falta que entren más viejas, no que todos le tiran filo a la misma, ¿me uniré no me uniré?.

    ¿Y el Toño?, Bien gracias, mareándose con la misma chela de la tarde, de seguro hay que moverlo “de cuervito” a estas alturas.

  27. Toño ya ni ha de acordarse de sus “fanses”… nos ha cambiado por unas rubias que hacía mucho no degustaba; lo más seguro es que se le haya subido el alcohol y va a ser otro pretexto para sacarle la vuelta a hacerse los análisis. Todo con tal de no ir al laboratorio a que lo picoteen y le analicen su orina y popó. Apuesto a que nadie ha llevado sus muestras en un recipiente tan sofisticado y de renombre como planeaba hacerlo Toño, un “tóper” es garantía, con eso de que todo sella perfectamente al cerrarse el recipiente. (Pobre de el laboratorista que le hubiera tocado la “suerte” de analizar el excremento rezagado de Mr. Anilú)

  28. Ja ja, imagínenselo, en una fiesta de esas de “tópergüer” al Toño,”… y en ésta vianda cabe el lonche de los niños o bien las heces fecales del señor de la casa, viene en color magenta, amarillo y menta…”

    Y vestido como Travolta en la película de mierda de Hair Spray. Ug.

  29. Mmmta… ¿Ya ves cómo es el Pacasso de chilletas, Anilú? OK, estás invitado otra vez, y de nuevo la semana entrante con el Oliver para el Podcast. Tu plan para dobletear desayuno funcionó a la perfección… Pero te advierto que voy a lamer todos los panes dulces antes de que llegues, ¿oíste?

    /sigo editando podcast… creo que hoy mismo lo subo…

  30. Cierto Pacasso, jajaja, ahora hay que hacer categorías en este chat room, yo voy a estar en la categoria de más de 29 años y menos de 31, jajajajaja

    A Anilú, Naufig y Ramza, los aventamos al room de “rayando cuadernos ajenos”

    Pacasso va al room de Invitados desinvitados (el que da y quita…)

    Toño va al room de Berrinches y al de 101 cosas que no sabías que podías hacer con un tupperware.

    Los demás, ¿A cuál finísimo chat room se apuntan?

  31. A mi lo que realmente me horroriza y asquea es que al parecer el Toño lleva 3 días sin bañarse Anilu chiquita sabrosa mamacita mangazo de mujer ¿Como puedes vivir con alguien así? De seguro va a poner el pretexto de que es bien ecologico

  32. A lo mejor Le Toñe está afrancesado, por eso esa costumbre de no bañarse varios días, no por nada los franceses tienen la mejor industría en perfumería.

    Aparte la cáscara guarda el palo, dicen por ahí.

    Además en el D. F. tienen la bronca de que no hay agua.

  33. @Miguel Araluce: eso de que no hay agua no es pretexto por que ha estado lloviendo ademas pa mi que la culpable de que no se bañe es Anilu lo debería de amarrar en el patio y manguerearlo (osea que lo bañe con el agua de la manguera no malpiensen)

  34. Miguel Araluce, mi mamá también vendió tupperware, por eso lo de mi “lunch” en un sofisticado recipiente de esos.
    ¿Chat room en finísima persona? Yo entraría en la categoría de…
    de…
    de…
    Mmm
    seré bien original, sin afán de imitar a nadie…
    en la de más de 28 años y casi de 30😉

  35. Amandita: ¿Haz visto un comercial de Maruchan donde está el niño quitándole la servilleta al lonche?, bueno así estaba yo, nunca me dieron mi lonche en viandas, pero… con lo que acabo de aprender del toño, le doy gracias a mi amá, no haber usado esos porta coprocultivos pa’ mi lunch.

    Ah, y por cierto, ¿No serás de Nuevo Laredo?, me recuerdas a alguien de ahí. jejeje

  36. Mi Semp, que cagado eres, ya se me habia olvidado tanta creatividad que tienes, pero de donde sacas tanta mamada; desde que te conozco siempre le buscaste lo chistoso a todo, te acuerdas el dia que le escribiste a Erwin su “padre nuestro”, iba algo asi: Tapia nuestro, que estas en el fairmont……. , jajajajajajaja, felicidades, saludos y un abrazo

  37. Pingback: El origen de mis traumas o el reloj de la discordia. « Rant-o-pia, La Cornucopia de los Rants.

  38. Pingback: Reencuentro con un amor perdido… - Paiki

  39. Pingback: Toño VS. El Doctor, Parte II: El Hospital « Finísima Persona

  40. Pingback: Toño Vs. El Doctor, Parte III: El Diagnóstico « Finísima Persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s